jueves, 3 de abril de 2008

...y se supone que debemos reir

Las cadenas no se rinden. Pese a que la época dorada de las sitcoms pareció terminar con Friends, ellas siguen ofreciendo carne fresca para divertir al espectador. Desde el inicio de este 2008, han llegado a la televisión tres series nuevas (por lo menos) y de resultado bastante irregular. No hay un 30 Rock (infinitamente buena). No hay un Dos hombres y medio (incomprensiblemente éxito de audiencia). Welcome to the Captain, Unhitched y Miss Guided se acercan más a la tíbia y también reciente Samantha ¿qué? que a los buenos ejemplos de comedia que se pueden encontrar en televisión.

De peor a mejor, está Welcome to the Captain. La serie se basa en la vida de ciertos personajillos relacionados con el mundo del espectáculo que viven en el mismo bloque de pisos: el Capitán. Pero no se trata de un Aquí no hay quien viva (ojalá). Al contrario, sorprende leer algunas críticas americanas y ver que algunos expertos consideran que esto vale algo cuando a mí me parece prácticamente un insulto a la inteligencia. Todos los vecinos que aparecen son ridículos y las situaciones están más que vistas. Un ejemplo de originalidad, Chris Klein, que básicamente hace de la versión sin gracia del Barney de Cómo conocí a vuestra madre. Un ejemplo de mal gag, tener a Raquel Welch, de 67 años, diciendo que tiene 42 sin aprovechar la acidez (sin mencionar que se pasa el rato con una sonrisa más postiza y falsa que la de Sofía Loren y que la intentan hacer pasar por madurita cañón cuando es una postmenopáusica postoperatorio sin arruga alguna que debe ser la fantasía de los gerontofílicos). Un ejemplo de mal gusto, el portero del edificio, cotilla, que pretende ser graciosamente insoportable y es insoportablemente graciosillo, con una sobreactuación de las que dan grima. Y por acabar, el protagonista, Fran Kranz, que es la versión televisiva de Jason Biggs (¿lo recuerdan de American Pie?), o sea, un correcto actor que parece ser perfecto para el papel pero que tiene "algo" que lo hace incómodo de ver. No me pregunteis qué es, porque ni yo mismo lo sé.

En una posición digna se encuentra la eterna adolescente de Miss Guided. Y es eterna por intentar revivir los años de instituto como mentora del colegio donde estudiaba. Después de pasar una edad del pavo en el anonimato, Becky Freely (Judy Greer) se convierte en la mentora guay del instituto (¡a quien incluso Jamie Lynn Spears le da las gracias!) cuyas inseguridades juveniles se despiertan al llegar como profesora la antigua jefa cheerleader y guapa ligera de cascos. Pero que la gente no se engañe: Becky no es el adorable patito feo que se intuye, sino que es patética y, en el fondo, una marginada de la cabeza a los piés. Y de acuerdo que el patetismo ayuda mucho a crear situaciones cómicas, que todas las sitcoms tienen personajes patéticos... ¿pero hace falta que lo sean tanto? Porque, pese a que la idea es buena, resulta un poco difícil aguantar un episodio de (¡tan sólo!) 20 minutos con una protagonista a la que no extraña que le hicieran bullying. Claro que el ritmo ya es ágil, simple y tiene una estética muy colorista (el centro educativo tiene las paredes pintadas de millones de colores distintos). Lástima que al ver la serie, es inevitable pensar qué hubiera ocurrido si la creación hubiera recaído en manos de Tina Fey (30 Rock), la diosa que mejor ha sabido retratar un colegio, con mucho humor y aún más inteligencia, en la película Chicas Malas.

Y por último (en este podio tan irregular), la propuesta de los hermanos Farrelly: Unhitched. Es fácil de explicar: tres solteros y una soltera intentan encontrar su media naranja en un mundo de circo. En la serie hay lo que uno puede esperar de un producto avalado por los creadores de Dos tontos muy tontos o Algo pasa con Mary: un poco de incorrección política, situaciones incómodas y algun gag gracioso (quien no riera con Dos tontos muy tontos sería porque se reprimía). Además, empieza con las cartas en la mesa: en la primera escena, la cita de Craig Bierko le pide que haga el gorila para practicar el sexo y, de repente, su animal de compañía (un mono) se confunde... No obstante, al ser simplemente sucesiones de gags se corre el riesgo que cuando no funcionan, la sitcom decae estrepitosamente. Desafortunadamente, ocurre a menudo. En los cuatro primeros episodios que he visto no ha habido un pleno: siempre ha fallado alguna cita o no se le ha acabado de sacar el jugo. En la otra cara de la moneda (y el motivo por el cual la serie es la que mejor ha salido de la nueva y precaria hornada de sitcoms) es que no tratan a los personajes como estúpidos. Quizás tienen multitud de momentos en que son ridiculizados, pero de por si no son patéticos.

Pese a las indicaciones y haberme tragado más de un episodio de cada una de estas series, no hay ninguna que realmente valga la pena recomendar. No son ni muy inteligentes, ni muy entretenidas, ni parece que vayan a aguantar mucho tiempo en la programación. Eso sí, alejaos de
Welcome to the Captain.

12 comentarios:

Adri dijo...

No digo nada de 30 Rock porque ya viste mi comentario en el blog ;) yo ya me he puesto al día con la segunda temporada y es que es TAN GENIAL. Tina fey rules!

Y en cuanto a miss guided, que es la otra que he visto, pues estoy totalmente de acuerdo contigo. Es digna y entretenida, no tiene mucho más.

Crítico en Serie dijo...

Adri, yo sólo he visto el 1x01, 1x02 1x03 y... 1x11. Es que no tengo ningún otro episodio bajado del todo. ¡Y qué rabia! Porque para mí es toda una revelación. ¡Qué tonto fui de no subirme al carro antes!

Ah, y por carro al que me subo, al de Battlestar Galactica. Empecé a ver la primera temporada ayer. Me la compré. Claro que no he visto la miniserie... Y hoy voy a comprármela y mirarla a modo de flashback. XD

A ver si logro entender esa fiebre por los cylones...

MacGuffin dijo...

Oh, Crítico, me alegro de que los cylones te hayan abducido. Paciencia con la miniserie, que se puede hacer un poco pesada, pero el primer capítulo de la primera temporada lo compensa con creces. Y ya me dirás si Starbuck te engancha o no ;-)

Crítico en Serie dijo...

Macguffin, el primer episodio de la temporada ya lo he visto... sin enterarme mucho de las cosas... No he empezado con buen pie, teóricamente, pero me entretenió igualmente. Lo que no me cuajaba mucho era esa rubia que me tiene desconcertado...

¿y qué dices de Starbuck? Yo en cuarenta minutos sólo tuve ojos para el capitán Lee Abama!

Moltisanti dijo...

La verdad es que estas 3 comedias no me llamaban y viendo como las pones pues creo yo que primero me centraré en las ya consolidadas.

Sobre la serie del mes de abril, Battlestar Galactica decir que la miniserie sirve para quedarte con los personajes y saber de que va la trama. La 1º temporada explota esto mismo pero regalandonos grandisimos momentos. Lo grande de verdad empieza con la 2º y 3º temporada que son de visión obligada.

Ya nos contarás que tal tu experiencia galáctica...

LUIH dijo...

Ninguna de las 3 que nombras me llama la atención. En cuestión de series me considero bastante bien servido con 30 rock, the office, me llamo earl y como conocí a vuestra madre, que son con las que estoy ahora y con las que creo que tengo risas para rato, la verdad.

Y yo espero subirme pronto al carro de BSG, pero quiero hacerle un huequecito cuando tnega tiempo de verdad para dedicarle.

MacGuffin dijo...

Pues cuidado Luih cuando tengas tiempo para dedcarle a BSG, porque como te enganche, te liquidas una temporada entera en dos días en uno de esos maratones tuyos (casi me pasó eso con la segunda temporada...)

ALX dijo...

No sabía que Tina Fey era la guionista de Chicas Malas, pero esa película me pareció divertidísima. Sobre todo por ese tono cruel que también se gastaban en la primera temporada de POPULAR, esa serie que emitía TVE en verano.


En cuanto a BG, ya verás cuando llegues al famoso momento toalla de Lee Adama "Apollo". O_O

Aunque Starbuck es muuucha Starbuck.

Crítico en Serie dijo...

he visto 2 horas y 10 minutos de la miniserie. He parado porque es tarde y mañana me levanto a las 7 y sé que no me quitaría las ansias de seguir mirando la serie cuando terminara la tercera hora.

Starbuck es la caña. Por lo poco que he visto de ella, me ha encantado. Ahora entiendo porque algunas personas eran capaces de aguantar Bionic Woman.

(y el momento toalla ya lo busqué por youtube... yo no soy tonto)

MacGuffin dijo...

Y ahora también sabes porque yo siempre quise que Sarah Corvus se pasase a Héroes... Y todavía lo quiero ;-)

Ánade dijo...

La verdad es que ninguna de las tres comedias me llaman la atención. Yo ahora ando servido con The Big Bang Theory :P

Por cierto, qué tiene BSG que hace que todos os enganchéis tanto y tan rápido? A ver si este verano le doy una oportunidad yo también :)

Sunne dijo...

No había oído de estas 3 series, pero como soy muy masoca me han dado ganas de verlas.jajajjaa, quiero rajarlas como tu, si son tan patéticas lo merecen.. espera, ¿y si luego me gsutan? jajajaja

a Macguffin tendrían que nombrarla capitana del Galactica, allá donde leo habla de ello.jajajajja, incluso en la radio lo nombraste!
yo vi la miniserie del tirón, ahora estoy a la espera de tener internet y seguir. Todavía no entiendo la masificación de fans a esa serie, pero reconozco que me gustó la mini serie. E imagino que la cosa va subiendo el listón.