domingo, 18 de mayo de 2008

La tele basura y Rockefeller Plaza

En Holanda, como debería suceder en todos los países, pusieron punto y final a un reality show que llevaba 20 meses en antena. Las reglas del juego: los participantes tenían un montón de dinero que gastar dentro de la vivienda y, quien aguantara más tiempo, se haría con un cheque de un millón de euros además de 1.000 euros por cada día encerrados. Según publicó El Periódico, durante el tiempo que permanecieron en cautiverio, los personaiillos que circularon por la casa se insultaron, pegaron, robaron y tuvieron sexo con prostitutas. Suerte que las bajas audiencias dijeron basta y la cadena tuvo que terminar con el degradante ejercicio.

Ahora, a su lado, la nueva sección del programa La Via Láctea de Jordi González, que se emite en la autonómica privada catalana 8TV, parece para niños. Adaptando un formado ya visto en otros países, González liga a tres desconocidos con cadenas de 50 centímetros y los hace convivir cuatro días juntos a cambio de 2.000 euros. Necesidades y duchas incluidas.

Nunca he entendido la dinámica de esta clase de concursos, que no quiere decir que haya estado ajeno a su lejano boom. Grandes hermanos, claustrofóbicos autobuses, famosos aislados o Hotel Glam (a cuyo decadente y cínicamente divertido frikismo debo reconocer que me enganché), son algunos de los ejemplos de cuán de bajo podemos llegar a caer. Incluso Liz Lemon (la patética guionista de Rockefeller Plaza) fue capaz de caer en redes similares.

A modo de crítica, esta serie originalmente bautizada como 30 Rock, contribuyó parodiando estos realities. Y es que ¿qué nos queda por ver? Seguramente, sólo lo que se inventaron en esta magnífica sitcom: 'MILF Island' (2x12). ¿Y quiere decir esto? Pues la isla de las MQMF (Madres Que Me F******). Bullicio de hormonas adolescentes cuidadas por madres de implantes en pecho. Que Telecinco tome nota.

A medida que avanza el episodio, podemos ir viendo partes de la gala final de este concurso. Pero esto no pasa porque sí. Todo el equipo de guionistas de Liz Lemon está enjaulado en una pequeña sala, con la calefacción subida, hasta que alguien confiese haber insultado al jefe. Puro reality. Aunque la cuestión es que el culpable no está ni tan siquiera allí. Liz no quiere pedir disculpas a nadie por haber llamado a Jack “idiota de primera clase” y hará lo que sea para librarse de este muerto.

La música de estilo tribal ayuda a la elaboración de este ácida y recomendable crítica al mundo de los realities en clave de humor. Además, como de costumbre, el episodio queda plagado de citas y situaciones que recordar. Eso sí, las más delirantes provienen de los momentos en que Liz se comporta como la mala de la isla o vemos directamente la final de ese maravilloso programa ficticio.

Ejemplos de la genialidad: las expulsadas, al irse, deben tirar la parte de arriba de los bikinis en una hoguera. En otro momento, una concursante explica la parte más dura de su estancia en la isla:

“Debería decir que han sido las pruebas físicas. Estás cansada, hambrienta, quieres irte a casa y luego buscas dentro de ti y encuentras la fuerza que no sabías ni que tenías. Quiero decir que uno de mis implantes explotó ¡y ni tan siquiera pedí que me sacaran de la catapulta!”
Aunque, por comentarios, el de la ganadora Deborah que, como Liz, explica: “Yo no vine a hacer amigos, yo vine para ser la número 1”. Quién lo diría: pese a ser una parodia de mujer, es tan real como algunas víboras que vemos en televisión.





La presentación de MILF Island.

El torrent de este episodio, en versión original, está en esta página web.

10 comentarios:

Ánade dijo...

Hay cada reality por ahí... A mí me encantan y soy un gran defensor de la telerrealidad, pero hay cosas que jamás vería (como ese GH holandés que comentas). Por cierto, Hotel Glam era muuuuuy grande, aunque en algunos momentos fuese totalmente patético :P

Y en cuanto a 30 Rock, pues no puedo comentarte nada porque aún no he empezado a verla. Será, junto a Damages, la primera a la que le hincaré el diente tras los exámenes de junio. :)

MaryJane dijo...

Hummmm, los realitys, bajo mi puento de vista, no son tan terribles. Quiero decir, deberían haber unoas normas o códigos morales y éticos que se respetaran, pero está claro que no es el caso. Creo que tienen su punto interesante porque en el fondo es própio del ser humano tener una pizca de boyeurismo. Si te paras a pensarlo, todos vemos series y pelis que nos cuentan las vidas de unos protagonistas que, cuanto más jodidos están, más nos interesan.
De este modo, con los realitys, satisfacemos también esa ansia de saber pero desde un punto de vista más real. Como todos sabemos, la realidad supera siempre a la ficción, y sólo hay que ver cualquier reality para comprobarlo...
Un abrazo!!!!

ALX dijo...

¡20 meses encerrados en una casa! O_O No me extraña que acaben todos con traumas...

MacGuffin dijo...

Qué grande MILF Island... La NBC puso a la venta camisetas del falso reality al día siguiente. Como diría Barney, "true story".

Moltisanti dijo...

Como esta el mundo de los realities, se estan quedando sin ideas ultimamente y lo que se les ocurre siempre termina en desmadre.

A pesar de todo, leyendo cosas como esas ya es que casi ni me inmuto, es el pan de cada dia.

Sunne dijo...

fantastico, esa serie la bajo ya!!

MaryJane dijo...

Crítico, no puedo creer que aún no te hayas apuntado al juego del cazador!! Tú eras una de mis grandes apuestas!! ¡Corre, aún hay tiempo hasta que mañana decida quién es el asesino y publique las pistas!
Un abrazo!!

emma woodhouse dijo...

jojjojooooo qué fuerte lo que se inventan para las series de nueva horneada....

Me imagino que la serie debe estar marcada por un cierto tono de pitorreo, porque sino... yo personalmente creo que me mondaría de risa con unas situaciones con estas... jjijijiii

Por cierto... el miércoles pasado vi el episodio de Mujeres Desesperadas en que un huracán arrasa Wisteria Lane... tengo unas ganas de ver qué pasará esta semana..... Me he reenganchado otra vez a la serie....


Besines Crítico

lestat dijo...

No sé en que acabarán los realyties para seguir con el interés, pero "El show de truman" ya no parece tan de ciencia ficción. Ahora que ya he visto unos cuántos capítulos de "Rockefeller Plaza" ya puedo opinar: es la bomba!!!

MaryJane dijo...

Bueno Crítico, siento que no puedas jugar... En fin, lo primero es lo primero! Y habrán más ocasiones como esta, que tengas suerte con tanto trabajo!
Un abrazo!! (ah no, que no te gustan, jejejeeje)
P.D.: Grácias por tomarte la molestia de explicarme porque no puedes jugar, eres un sol!