sábado, 7 de junio de 2008

Big Love, la cienciología y las sectas (La religión y las series Vol. 4)

Este texto es la continuación de "La fe y los genes (La religión y las series Vol. 3)"

A finales de los años noventa, el panorama televisivo cambió gracias al empeño de la cadena por cable HBO que decidió apostar por productos fuera de lo común. Una serie sobre la muerte, A dos metros bajo tierra, la vida de la mafiosa familia Soprano o las andaduras sexuales de cuatro solteras de más de treinta sin pelos en la lengua, Sexo en Nueva York, fueron las primeras propuestas que dieron un paso al frente en la ficción de EUA, que desde entonces no tuvo límites, sobretodo en el sector privado. Y justamente fue esta misma cadena la que decidió en 2006 llevar a cabo otra obra de alto contenido controvertido y también religioso: Big Love.

La protagonista familia Henrickson, aún en antena, no es un hogar típico. ¿Su fe? El mormonismo. Sin embargo, como todas las religiones en ese país, también esta confesión tiene sus ramificaciones, y los Henrickson se engloban dentro del pequeño reducto de practicantes que siguen creyendo en Joseph Smith Junior, el fundador de la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. ¿Y qué es lo que les diferencia del resto de mormones americanos, la mayoría de ellos emplazados en Utah? La poligamia. Y es que el padre de la familia, interpretado por Bill Paxton, está casado, a los ojos de Dios, con tres mujeres, con las que tiene siete hijos. Forman, así, parte de esta corriente fundamentalista que justo el mes de abril pasado protagonizó todo tipo de titulares después de que el Gobierno americano se hiciera cargo de 400 menores de edad por precaución: según señalaron las autoridades, las obligaban a casarse con hombres mucho mayores de la misma secta con los que tenían que consumar el matrimonio pese a sus reticencias. Pero la juez, al comprobar que no se podía demostrar que las menores custodiadas pudieran sufrir algún tipo de abuso, fueron devueltas a sus familias, los feligreses que se escindieron en 1890 después de que el mormonismo aceptara la prohibición de la poligamia.

Otra serie que también ha pregonado entre sus protagonistas una religión polémica ha sido Nip/Tuck. Escabroso al límite, este drama sobre unos cirujanos plásticos en medio de un mundo de superficialidad no podían elegir una fe mayoritaria sino que escogieron lo que para muchos países europeos se trata de una secta: la cienciología. Como no podía ser de otra forma, el trato que recibió no fue alentador: se mostró la capacidad de lavar el cerebro de esta presunta religión que recibe tantas descalificaciones por ser considerada una empresa comercial con ánimo y lucro y no una creencia. Claro que Nip/Tuck no fue pionera en el trato a la cienciología. Ya en 2005, un año antes, Tom Cruise, una de las caras más visibles de esta fe, fue víctima de la incorrección política de la serie de dibujos animados para adultos South Park. En ella, Stan, uno de los protagonistas, fue considerado por Cruise como la reencarnación del fundador L. Ron Hubbard y, al decirle que su actuación tampoco era como la de Gene Hackman o Leonardo DiCaprio, el actor de Hollywood se encerró en un armario. Al final del episodio, incluso Nicole Kidman tuvo que aparecer para pedirle a su exmarido que saliera del armario.


Los problemas no se hicieron esperar después de esta broma acerca de Cruise y la cienciología. Isaac Hayes, el cantante que ponía la voz al Chef del colegio de South Park, pidió que le rescindieran el contrato con Comedy Central. El doblador, que profesa la cienciología y además es activista, se quejó del trato que recibió esa religión y recomendó a los creadores de la serie, Matt Stone y Trey Parker, que impartieran unas clases sobre la cienciología. Curiosamente, antes del suceso, Hayes nunca había tenido ningún problema con la incorrección política de South Park, donde judíos, cristianos, musulmanes, canadienses, homosexuales o Barbra Streissand son blancos habituales. No entendió que en South Park absolutamente todo está en el punto de mira para hacerse algunas carcajadas de mal gusto.

La explicación de la cienciología y Tom Cruise en el armario.

6 comentarios:

ALX dijo...

Ese es uno de los mejores episodios de South Park, entre ese:
-I'm not in the closet
- Yes Tom, you are

Y el final con Stan gritando a los cienciólogos que le denunciasen. Me encanta esta serie.

Big Love también la comencé y me gustó mucho, pero la tengo un poco olvidada. Pero era un puntazo ver como Bill Paxton tenía que repartirse entre sus tres mujeres y como estas se organizaban para pasar la noche con él.

Ánade dijo...

La sexualidad de Tom Cruise siempre da mucho juego xDD

Tengo el piloto de Big Love descargado desde hace unos meses, pero nunca me he puesto con ella. Y lo mismo con Nip/Tuck. :)

Un telespectador más dijo...

Cada vez se vuelve más interesante este tema.
Siempre he tenido curiosidad por Big Love, pero nunca me he puesto, y la verdad, tengo tantas series en la recamara...
Respecto a South Park...me encanta, menudas risas me hecho con esa serie, me parece muy buena, y siempre con una alta dosis de crítica. A veces se pasan un poco, pero a ellos se les permite jeje

Sunne dijo...

confieso que escribí sobre big love dejandola por los suelos, me metí con ella mucho, tras ver solo 2 capítulos. Ahora my mind es un poco más open y entiendo las series HBO, gracias a Soprano, The Wire, carnivale y sexo en nueva york (la cual estoy viendo ahora con mi mujer). Le daré otra oportunidad a Big Love, y corregiré sobre mis palabras.

Mosky dijo...

"This is what scientologist actually believe". ¡Cómo no adorar South Park después de este episodio! (Aunque antes también nos habían dado motivos, la verdad). Resulta increíble que en realidad haya gente que se crea esa MIEEEEEEERDA, y mira que soy consciente de que el catolicismo y los zombies están sospechosamente emparentados, pero por dios, ¡alienígenas!
Lo del armario... Lo del armario es genial y punto.

Moltisanti dijo...

Como les gusta a los de South park meter el dedo en la llaga, me encanta.

Oye tu profesor ya te habra puesto la matricula pertinente por estos 4 volumenes serie-religiosos no???