lunes, 7 de julio de 2008

¡Paso de ti! La gran verdad de Jason Segel

Jason Segel no se ha pasado al cine. Que a nadie le engañe esta nueva película que llegó a los cines la semana pasada titulada, con muy mal gusto, ¡Paso de ti! (Forgetting Sarah Marshall). Pasa por taquilla, sí. Es la nueva del presunto mesías de la comedia, el productor Judd Apatow, sí. Pero por encima de todas estas afirmaciones, nos encontramos ante una carta de amor a la televisión por parte del propio Segel, protagonista y escritor de este ejercicio de veneración a la pequeña pantalla.

Algunos lo conocerán por ser Marshall Eriksen en
Cómo conocí a vuestra madre. Tres temporadas ya lleva delante del reparto de esta sitcom y, por lo que se puede ver, muy prendado ha quedado de todo este mundillo. Tanto, que no ha podido separarse ni un segundo de él a la hora de escribir su ópera prima. Toda ella está plagada de referencias tanto visuales como verbales a esta caja tonta que tanto adoramos. Para empezar, el personaje que se ha reservado es el compositor de una serie de televisión al estilo CSI que se exaspera cuando su novia, la protagonista del drama policial, le deja por otro.

Si habeis echado un vistazo al tráiler, ya sabréis quien es la femme fatale que le rompe el corazón:
Kristen Bell, también conocida como Veronica Mars (y con menos suerte como la Elle de Héroes). Y no es la única archiconocida gracias a la televisión. La otra mujer con la que intenta olvidar a la Sarah Marshall del título original es Mila Kunis, una chica tan guapa que es extraño que no la hayamos visto antes. Y es que, ironías de la vida, ella es la voz de Meg, la marginada, existencialista y poco agraciada hija de Padre de familia.

Asimismo, a modo de secundarios también se puede ver a
Paul Rudd, fetiche de Apatow y marido de Pheobe en Friends; Jack McBrayer, ese surrealista Kenneth de Rockefeller Plaza (haciendo un papel casi calcado); a una revelación muy soez, el presentador Russell Brand de los debates de Big Brother; a dos representantes del mítico programa de entretenimiento Saturday Night Live, Bill Hader y Liz Cackowski en unas actuaciones vía webcam; y en menor medida, casi a modo de cameo, William Baldwin (ahora el mayor de los Darling en Sexy Money) y al recuperado Jason Bateman de Arrested Development, que ha renacido desde su intervención en la joya de la temporada pasada Juno.

Baldwin, además, se encarga de interpretar a la versión verde y barriobajera de Horatio en la serie a la que pone música el protagonista. Las referencias a esta ficción (dentro de la ficción) son la parte más visible de este discurso metatelevisivo que incluye puñaladas traperas a Sexo en Nueva York, que Segel se reserva para él mismo, y reverencias a Los Soprano.

Así, anécdota tras anécdota, ¡Paso de ti! se configura como un ejercicio para descubrir la recóndita curiosidad seriéfila, la última de las cuales se esconde (¡atención!) al acabar el filme: un falso tráiler de la NBC llamado Animal Instinct y que incluso parece peor que Entre Fantasmas.


Sin embargo, en este discurso más formal que profundo también se oculta una gran verdad (por lo menos para Segel, que fue quien la escribió): quien crea que los actores eligen la televisión por la calidad que se le asume, en parte se equivoca. La televisión, en realidad, no es más que un buen seguro de vida para aquellos que no se atreven a correr suerte en el mundo del cine (o cuya suerte ya ha caducado). Un taquillazo garantiza un par de contratos más, pero un pelotazo en televisión significa años de seguridad económica. Y hasta los actores se tienen que preocupar por problemas tan mundanos como el paro.

7 comentarios:

Ánade dijo...

Una de las cosas que más me gustó de la película fue precisamente eso: las abundantes referencias televisivas (la de Los Soprano estuvo genial). Bueno, y Jason Segel y Kristen Bell, que están iguales de estupendos que en sus respectivas series (pero ella mucho más).

Un telespectador más dijo...

Desde que leía a Eldemo hablar tan bien de ella estoy deseando verla, pero no se me descarga, es ella la qeu "Pasa de mi" jajaja

Sunne dijo...

ostras, eso me pasa por verla en la pequeña pantalla, me perdí el trailer ese que dices!

me pregunto si andará por youtube mmm...

la pelicula la verdad no esta a la altura, por lo menos, de mis espectativas viendo los trailers y a los actores, con Marshall en howimetyourmother me parto de risa, y aqui nada, con Kirsten Bell, se me baja todo al verla tan borde y tan.."sosa"!!!

Rebeca Sánchez dijo...

Mila Kunis a parte de ser la voz de Meg, trabajaba en "Aquellos maravillosos 70" serie que todo el mundo debería ver, interpretando a la pija repelente del grupo. Ains, cuantos recuerdos de esa serie.

En cuanto a la peli, si algún día la dan por la tele y me coincide supongo que la veré. Adoro a Marshall Eriksen, aunque no soporto Apatow ni ese tipo de "nuevo humor" que ha instaurado en Hollywood. Supersalidos me gustó bastante pero es que salía Michael Cera y tengo debilidad por el pequeño canadiense.

Adri dijo...

Yo ya comenté en el blog en su momento lo mucho ue me había gustado la peli y el tema de las referenciaas televisivas es genial.. como bien dices es una oda a la televisión y muestra ese cariño sitil y no tan sutilmente...

el titulo español me horroriza (en serio, tanto les costaba traducirlo literal???).

y no está gustando tanto aquí... y no se si será por temas de doblaje o qué porque a mi me encantó y me reí muchísimo y me resulto una comedia de lo más inteligente.

Crítico en Serie dijo...

Yo, supongo que os habeis fijado, no he hablado de la calidad de la película. Como Rebeca, yo no acabo de entender ese nuevo humor de Apatow. A ver, entender lo entiendo, pero gracia no me hace. Además, Jason Segel se me hice de lo más pesado.

Mauro dijo...

Vengo a decir, además de que me encanta el "humor Apatow" y que me decepcionó un poco la peli de Segel (se lo perdona porque es la primera que escribe), que Russel Brand es más que un presentador de GH, es un pedazo de comico, de los más famosos del Reino Unido hoy en día. El 16 de Julio estuvo en el programa de Conan O'Brien y me partía de la risa con sus historias y como se expresa.