miércoles, 24 de septiembre de 2008

El perpetuo fantasma de la televisión

"Espero que coman una hamburguesa con queso", dijo recientemente Penn Badgley, el protagonista de Gossip Girl, acerca de las chicas de 90210. Y es que, según comentan las revistas americanas, Shenae Grimes y Jessica Stroup no hacen más que perder peso. Hay quien dice que no se las ha visto comer nada durante los rodajes y, al tratarse de adolescentes, además de su propia salud preocupa la impresión que creará a los jóvenes espectadores de la serie. Sus últimas apariciones hablan por si solas. Asimismo, según fuentes de US Weekly, actores del reparto están planeando hacerles una intervención para resolver "el problema" antes de que empeore. Pero Grimes y Stroup no son las únicas que han estado en el ojo del huracán por el perpetuo fantasma de la anorexia.

Las Mujeres Desesperadas, que entraron por la puerta grande en la programación norteamericana, también empezaron a preocupar en su segunda temporada después de que Marcia Cross y Teri Hatcher pasaran a tener cuerpos de modelo a sus más de cuarenta años. De hecho, Cross, conocida por su papel de Bree Van de Kamp, sorprendió la madrugada del pasado domingo en la entrega de los Emmy con su delgadísima figura, que no hace más que disminuir y disminuir desde que tuvo mellizos. Y la cosa no se queda tan sólo en rumores: Felicity Huffman, 'Lynette', ha reconocido haber sufrido trastornos alimenticios, eso sí, cuando se hallaba en la veintena.

Tanta consternación por el incorrecto peso de las actrices de televisión choca con las constantes críticas hacia ellas. Este es el caso de Eva Longoria, la única desesperada que se salvó de los cotilleos, pero que ahora tiene que hacer continuas declaraciones acerca de los quilitos de más que se ha echado encima (y con los que sigue perfecta). Incluso se ha visto obligada a desmentir que esté embarazada. ¿Luego alguien se extraña de que niñas como Grimes y Stroup se vean presionadas por el entorno y vayan bajando de talla? Otra que ya pasó por esto fue Mischa Barton: primero la prensa se metía con ella por sus huesudos brazos y espalda, y luego por si se le había engrandado el culo o había aumentado su celulitis. Yo, por lo que vi, puedo decir que estaba estupenda.

No obstante, son muchas más las que se han visto sumidas en la vorágine de la anorexia o, por lo menos, han estado en el centro de su rumorología. Ally McBeal, por ejemplo, vio como Calista Flockhart se esqueletizaba (algo que, al cabo del tiempo, ha acabado reconociendo), como Courtney Thorne-Smith ('Georgia') abandonó la serie por la presión de rebajar su peso y como Portia di Rossi ('Nelle') acababa padeciendo también trastornos alimenticios (y culpando a la serie de ellos). Y en Friends fue Courteney Cox quien sufrió un alarmante cambio físico ante la atónita mirada del espectador. En Nip/Tuck fue Joely Richardson. En El abogado fue Lara Flynn Boyle. Y así se podría contar y especular pasando por todas las series.

Por esto no creo que la cuestión sea que Grimes y Stroup "coman una hamburguesa con queso", como comentó Badgley sin ningún tipo de tacto. Ellas, en caso de estar enfermas, no son culpables de su condición. Si se debe responsabilizar a alguien, quizás debería apuntar hacia la maquinaria y los estándards hollywoodienses a la que tantas estrellas ya han sucumbido y sucumbirán, o también a su cadena (tanto 90210 como Gossip Girl están en The CW). Además, casi es irónico que el protagonista de una serie tan elitista y superficial vaya dando lecciones, cuando él tenía como madre en la ficción a una muy flaca y consumidísima Susan Misner.

10 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Creo que es un problema muy serío, como para fivolizar con "que coman una hamburguesa con quedo" la verdad.

Recuerdo la frase de Scary Movie 2: como te va a dr miedo un esqueleto despues de ver Ally Mcbeal!

Saludos!

Moltisanti dijo...

La prensa como siempre a lo suyo, creo que el tema debe tratarse con cuidado. Si las chicas tienen un problema habra que tratarselo y a la vez en señar a esos jovenes tan infuenciables como son los americanos de que el no comer no es sano ni para unas estrellitas ni para nadie.

Es increible que en 90210 todos tengan un tipazo, es que no hay ni adulto con algo de barrigota, tanto cuesta meter a gente normal aunque calro en esta serie no es precisamente lo mas correcto...

Alejandro dijo...

pienso que si es preocupante el hecho de que esten tan delgadas porque influyen mucho (aunque no parezca) a las chicas que ven la serie y el comentario de Penn Bagdley se me hizo muy estupido, visitame

Alejandro dijo...

soloseries.metroblog.com

MacGuffin dijo...

Lo cierto es que este tema suele tratarse con frivolidad e hipocresía: "Las de 90210 están esqueléticas, pero nos metemos con Eva Longoria porque está gorda". Así no se hace ningún bien a nadie.

Ánade dijo...

Coincido con MacGuffin. ¿Y qué me dices de Ellen Pompeo? Siempre se ha hablado mucho de su posible anorexia, y con razón, porque cada vez que aparece en un acto público está más delgada.

Por cierto, me muero de ganas por saber tu opinión acerca de lo nuevo de Heroes. ;)

ALX dijo...

Creo que en algunos casos no es tanto anorexia, como la presión de los rodajes.

Aún recuerdo toda la que se montó porque Jennifer Love Hewitt tenía el culo gordo, en unas fotos que le hicieron en la playa.

Amnesia dijo...

tremenda actualización!!

totalment d'acord.

és una malaltia terrible, imposada per uns esteorotips i una presió social massa forta, però s'hauria de fer quelcom urgentment amb tot allò que fa d'exemple i és a l'abast de les masses. siguin actrius, models, cantants, famosos... amb més raó cal posar-se seriosos. les revistes, la premsa i la televisió poden fer massa mal, no s'hi pot jugar.

i a mi em sembla un acudit de mal gust que algú digui que la eva longoria està grassa! siusplau!! si és la sensualitat en persona.

increïble. francament.

Crítico en Serie dijo...

telespectador, ¡mira que Scary Movie 2 era mala malísima! pero veo que con una buena referencia seriéfila. ;)

moltisanti, y resulta que todos tienen cuerpos diez cuando en EEUU la obesidad es uno de sus mayores problemas... WTF! (pero esto pasa en esta serie y en todas, que conste)

macguffin, deberían prohibir estas revistas. Por ejemplo, la Cuore y otras paridas más adolescentes se dedican a fijarse si hay un quilo más o un quilo menos. No me extraña que las celebridades acaben anoréxicas o bulímicas. Casi que las obligan.

Ánade, ahora que lo comentas, tienes razón que Ellen Pompeo cada vez está más delgada. Quizás cree que para simular estar en la veintena hace falta estar como un fideo. Menuda presión tiene esta con la edad. y para hablar de heroes... hasta la próxima semana me parece ;)

alx, ¿hablaron del culo de Love-Hewitt? Debió ser la primera vez que no hablaban de sus tetas. Un avance para que alguien se tome a esta actriz en serio. ;)

amnesia, la Longoria està increïble. No entenc com es veu obligada a dir "no estic embarassada, ¡estic grassa!". I per actualitzar un blog... es necessita dedicació i ganes. Em vaig proposar per aquest curs actualitzar entre 12 i 15 vegades al mes. Espero poder complir-ho.

Mosky dijo...

Joder, la de naranja da asquito mirarla.
Pero en fin, como bien apuntas escandalizarse por un esqueleto con patas no sirve de nada mientras luego vean el culo de Jennifer López y exclamen ¡oh dios mío qué portapeos!.