jueves, 11 de diciembre de 2008

En los Globos de Oro no sólo está Pe

Los Globos de Oro son el primer paso en firme de Penélope Cruz a los Oscar, ya lo sabe todo el mundo (de hecho, la coronan como ganadora desde hace meses). Pero esto no es materia de estudio de Crítico en Serie. Aquí lo que importa son las series y he aquí las nominadas (y, en negrita, las favoritas de esta página):

Mejor serie de drama

Dexter
House
En Terapia
Mad Men
True Blood

Mejor actriz de drama

Sally Field por Cinco Hermanos
Marisma Hargitay por Ley y Orden
January Jones por Mad Men
Anna Paquin por True Blood
Kyra Sedgwick por The Closer

Mejor actor de drama

Gabriel Byrne por En Terapia
Michael C. Hall por Dexter
Jon Hamm por Mad Men
Hugh Laurie por House
Jonathan Rhys Meyers por The Tudors

Mejor serie de comedia

Rockefeller Plaza
Californication
Entourage
The Office
Weeds

Mejor actriz de comedia

Christina Applegate por Samantha ¿qué?
America Ferrera por Ugly Betty
Tina Fey por Rockefeller Plaza
Debra Messing por Divorcio en Hollywood
Mary-Louise Parker por Weeds

Mejor actor de comedia

Alec Baldwin por Rockefeller Plaza
Steve Carell por The Office
Kevin Connolly por Entourage
David Duchovny por Californication
Tony Shalhoub por Monk

Mejor actriz secundaria (incluye las miniseries y películas de TV)

Eileen Atkins por Cranford
Laura Dern por Recount
Melissa Goerge por En Terapia
Rachel Griffiths por Cinco Hermanos
Dianne Wiest por En Terapia

Mejor actor secundario (incluye miniseries y películas de TV)

Neil Patrick Harris por Cómo conocí a vuestra madre
Denis Leary por Recount
Jeremy Piven por Entourage
Blair Underwood por En Terapia
Tom Wilkinson por John Adams

Después de echar un vistazo a las ficciones mencionadas, hay dos aseveraciones de obligada mención: Showtime (Dexter, Californication, Weeds) se ha consolidado como cadena con pedigrí para la crítica y HBO, por mucho que algunos insistan en enterrarla en vida, sigue al pié del cañón: tener a dos nuevas producciones como son En terapia y True Blood entre las cinco candidatas en la categoría de drama es una gran noticia. Además, esta última producción es la única serie de esta temporada que ha logrado levantar polvareda (The Mentalist puede arrasar en audiencia, pero True Blood ha dividido la crítica y el público cómo hacía mucho tiempo que no se veía). Sin embargo, es difícil decidir qué elección hará la prensa extranjera: Dexter despunta en los premios pero se queda merecidamente con las ganas; House empieza a estar caduca y ha vivido mejores tiempos; En terapia quizá es demasiado culta y teatrera para algunos votantes; Mad Men, que ganó en la anterior edición, no se ha superado con la segunda temporada; y True Blood suscita demasiadas iras para ser la firme candidata.

En el apartado de comedia, sin embargo, sería ingenuo no creer que Rockefeller Plaza ganará: la resaca Tina Fey aún está a la orden del día y Vanity Fair incluso la ha coronado como la nueva novia de América. Siendo la creadora, guionista y protagonista, y siendo este su año (con la imitación de Sarah Palin y un éxito en taquilla como actriz) es difícil creer que pueda perder el premio a la mejor comedia cuando el año pasado se le escapó en manos de Extras (aunque todo es posible).

Con respecto a los actores, sólo destacar la entrada de January Jones y Anna Paquin a la carrera por el premio a la mejor actriz de drama, ambas con interpretaciones magistrales. Jones con su Betty Draper y Paquin con su Sookie Stackhouse se han convertido en las nuevas caracterizaciones más emotivas de la televisión.

La ausencia

La cercana desaparición de Criando Malvas (Pushing Daisies) por su falta de éxito en la programación estadounidense ha castrado las opciones a la serie. De haber sido mítica, probablemente hubiera obtenido un empujón por parte de los responsables de los Globos, pero al ser prácticamente novel le han dado un espaldarazo significativo. De ser candidata el año pasado a la mejor comedia, actor y actriz, ha pasado al olvido.

21 comentarios:

quintamaravilla dijo...

No he visto casi la 2ª de 'Mad Men', pero seguro que algún premio se lleva. Es muuuy grande. Me la guardo para disfrutarla en navidades tranquilamente.

'The Office' también se merece algo, no sé el qué. Y aunque se me echen encima, lo mismo digo de 'Californication'. ¿No hay algo de mejor banda sonora? Porque los temazo que ponen no son ni normales, y el capítulo aquel con el 'Guitar Hero' fue lo más de lo más, con este temazo para rematar:

http://quintamaravilla.wordpress.com/2008/10/20/lynyrd-skynyrd-free-bird/

No es spam, es un must-see.

Moltisanti dijo...

Lo importante es que True Blood ha sido considera por los críticos, cosa que no suele pasar siempre por ser una serie de HBO y tener un creador de renombre. Creo que es algo muy positivo para el lejano futuro de la serie.

Sobre actores y demás, nada nuevo que señalar y además seguro que ganran los de siempre.

dsm dijo...

estoy de acuerdo contigo en casi todas, excepto en que creo que Mad Men se puede llevar Mejor Drama y Dianne Wiest por Mejor Actriz Secundaria

Sunne dijo...

hahaha, mejor serie de drama: Dexter

no digo más... solo que te arrepentirías si la siguieras de decir lo que piensas.jeje

Eldemo dijo...

No me parece nada acertada la nominación de Anna Paquin, me parece de lo peor de la serie. Si hay que nominar a alguien de True Blood, esa sería, sin ninguna duda, Rutina Wesley. Su personaje de Tara es de todas, todas, lo mejor de la serie.

MacGuffin dijo...

Que no esté Perdidos ha dolido en la blogosfera, pero adentrarse por la ciencia ficción es lo que tiene, adiós a los premios.

Crítico en Serie dijo...

Eldemo, Tara divirtió y preocupó mucho con sus borderías y demonios interiores. ¿Pero de verdad Rutina fue la artífice? ¿O es que el personaje en si era una joya?

Sí, McGuffin, una injusticia que no esté Perdidos ni ningún actor. De la misma forma que tampoco se entiende que no sea candidata ninguna Desesperada.

Sunne, la intenté seguir así que no me arrepiento ;)

dsm, yo también creo que Mad Men se puede llevar el globo. Es la que tiene mejores opciones aunque personalmente prefiero que se lo lleve True Blood (ni que sea porque el año pasado Mad Men ya lo tuvo). El mayor problema que tiene mad men, además, es que ya lo ganó el año pasado.

Anónimo dijo...

Gran ausencia: The Shield. Última temporada y final tan duro como brillante.

Y sin embargo están Dexter, House (¿?) o True Blood que no llegan, em ningún aspecto, al barro de la suela de los zapatos a aquella... Mi no comprende.

Ánade dijo...

La nominación de Anna Paquin es del todo incomprensible. Así como tampoco entiendo cómo puede estar True Blood en la lista habiendo otras series que se lo merecen mucho más. En fin...

Y creo que ya va siendo hora de que se reconozca la impecable labor de Jim Parsons en The Big Bang Theory. Que vale, la serie es friki, pero Sheldon es genial, y Jim Parsons se supera semana a semana.

Chlöe dijo...

A mi Ana Paquin tampoco me gusta...la serie está muy bien, pero sin dudas, me quedo con Moonlight, si de vampiros hablamos.

Y de Mad men no he visto nada, pero voy a hacerlo, ya que hablas tan bien de esta serie....

A ver que tal!

Mauro dijo...

Echo de menos la presencia del canal Fx, sus producciones son de altisima calidad, bastante por encima de algunas que optan a los premios. Sons of Anarchy tendría que estar en Mejor Serie Dramatica y los actores que hacen de Gemma y Jax tambien se merecen nominaciones. It's Always Sunny in Philadelphia es mucho mejor comedia que Californication y Entourage, pero es demasiado politicamente incorrecta para la critica.

Para mi True Blood no es para tanto, no digo que sea mala pero creo que es un serie que entra mucho por los ojos pero flojea un poco en aspectos fundamentales como el guion o las actuaciones.

Mis preferidos: 30 Rock y Neil Patrick Harris.

Crítico en Serie dijo...

Todos teneis razón: sorprende la ausencia de The Shield y sobretodo esta semana, justo después de haber tenido un final consagrado por todos los críticos.

Ánade, ya sabes que adoro a Anna Paquin. Tengo predilección por esta actriz.

Chloe, Moonlight y True Blood sólo tienen los vampiros en común y me parecen bastante incomparables... Eso sí, si tengo que elegir, claramente me decanto por TB.

Mauro, FX tiene buenas series, eso sí, dos muy importantes no estaban: Damages y Rescue Me regresan este 2009. Así que un año de calma... pero luego seguro que la cadena regresa al esplendor. Por lo menos, Glenn Close seguro que se colará.

David dijo...

Intentaré no ofender a nadie, pero voy a ser políticamente incorrecto... aunque supongo que tampoco es ninguna novedad, nominación tras nominación, premio tras premio.

Esas nominaciones, especialmente en el apartado de "Drama", son escandalosas a poco que a uno le interese la buena televisión y tenga un mínimo de buen gusto. Nunca llegaré a comprender qué clase de profesionales tienen la desfachatez de perpetrar semejantes nominaciones, por absurdas, por mediocres, por aburridas. Pero mi palo no va dirigido a ellos, al fin y al cabo esto de los premios forma parte de una industria cuyos engranajes muchas veces desconocemos y que giran a favor de unos propósitos alejados de algo tan abstracto como el arte. No, mi palo va dirigido a la blogosfera teléfila, más concretamente a la nacional.

Hace poco leí un artículo dedicado a David Simon (creador de "The Wire" y "Generation Kill", junto a "The SHield", las otras grandes olvidadas; de esas que marcan diferencias por su nivel de escritura, por su pericia visual, por sus interpretaciones... eso que solemos llamar calidad) en el que se hablaba sobre la génesis y el postrero éxito "de crítica" (sin premios, eso si) de "sus" series, éxito fundamentado en la labor de sus dos creadores -La otra parte es Ed Burns- que trabajan bajo unas directrices de seriedad y fidelidad autoral que el primero de ellos define así:

"Mis estándares en lo que a verosimilitud se refiere son simples y rigen mi prosa desde que empecé a escribir: que se joda el espectador medio"

Pues bien, no cabe ninguna duda que la enorme mayoría de los blogs sobre televisión están escritos por espectadores medios. Vierten ríos de tinta (es un decir) sobre medianías, cuando no absolutas mediocridades, mientras ignoran con gran desparpajo trabajos que verdaderamente valen la pena. ¿El resultado? Que la audiencia (poca, pero nada desdeñable por su fuerte presencia) cree que el Dr. House es el personaje mejor construido e interpretado de la historia de la TV.

Cuántas entradas habré visto (yo tampoco tengo perdón de dios) sobre "Lost", sobre "Buffy", sobre Fringe", sobre "True Blood" (serie más propia de la CW que de HBO)... y bueno, uno tiene derecho a escribir lo que quiera en su propia casa, pero un pequeño ejercicio de responsabilidad, un arranque de vergüenza creativa, de vez cuando sería bienvenido para los que asistimos perplejos a la cantidad de referecias de Gossip Girl frente a cualquiera de las citadas al principio de este (largo; enorme... lo siento) post de opinión, por ejemplo. ¿Será cosa de la juventud de los escritores? ¿De su desequilibrio hacia el género femenino? O, sencillamente, ¿de falta de perspectiva? Y es que al final creo que es cierto: son espectadores medios y su capacidad de ejercer de referente queda claramente limitada.

¡Ah!, se me olviadaba... ¡excepción hecha del autor de este blog! Que incluso le dedicó una entrada a Deadwood no hace mucho... :P

ALX dijo...

Las nominaciones no han sido para nada sorprendentes. Quizás eso ha sido lo más decepcionante.

En cuanto a True Blood y Ana Paquin, de risa. Esperemos que al menos ella como actriz no gane. Además, hecho de menos la presencia de Sons Of Anarchy, quizás el mejor estreno de la temporada (aunque tampoco sea una obra maestra).

Crítico en Serie dijo...

David, tampoco considero que ser un espectador medio sea una deshonra. Yo creo que la televisión tiene distintos productos. Hay como Chuck, que entretienen con buenas formas y no se les debe pedir más. Hay series como Deadwood, que cuestan un pelín más y que están realizadas magistralmente en todos sus aspectos. Y hay híbridos de las dos formas, como podría ser Rescue Me, según mi parecer. Y los tres modelos me gustan, mientras se sepa apreciar y analizar cada cosa por lo que es. Que mis libros favoritos sean Las Horas y Crimen y Castigo no significa que no pueda leer y disfrutar con Harry Potter y Crepúsculo.

David dijo...

Por supuesto que no es una deshonra, Crítico en serie. Cada uno tiene derecho a entretenerse como quiera y con los productos que considere necesarios. Y sí, estoy seguro de que todos nosotros disfrutamos con productos de diferente calado, unos más profundos que otros, en la medida de nuestra necesidad de entretenimiento más o menos ligero... Pero de ahí a elevar a los altares series que son sólo eso, mero -y socorrido- entretenimiento, ligerezas más o menos estimulantes, y pasar por encima, ignorar por completo, trabajos por los cuales hoy día la TV ha incrementado exponencialmente su consideración entre profesionales y crítica, hay un abismo.

Lo que quiero decir es que no hay en nuestro país medios especializados que traten con seriedad el tema de la televisión. Mejor dicho, la ficción en televisión. En general, la responsabilidad de hablar sobre televisión, de lo que hay que ver y de lo que es mejor huír -y todo ese mundo entre medias que es la gama de grises-, los críticos de TV al alcance de todos, sois vosotros, los blogueros. De hecho, tu propio nick te califica: se supone que pretendes -y en mi opinión, como ejercicio de responsabilidad ante una audiéncia ávida de conocer: debes- asumir una posición de referencia. Dentro de tu/vuestra humilde capacidad.

Por otra parte, soy consciente del gran lastre que impide alcanzar ese estatus de referencia; la equivalencia al crítico de cine (que es precisamente eso; una referencia a utilizar por el espectador): el amateurismo. O quizá no soy totalmente consciente de ello y de ahí mi "frustración". Quizá no debo esperar un despliegue informativo, artísticamente objetivo -si ello es posible-, de alguien que sólo escribe unas líneas sobre algo que ha visto, le ha gustado y quiera darlo a conocer a sus amigos o al que pase por allí; la simple aspiración de compartir ese momento de diversión...

No puedo pedir a un aficionado que actúe como un profesional. Para empezar no dispondrá del tiempo necesario para ver todo lo que hay que ver... Pero sí una cierta amplitud de miras que le permita profundizar, o, cómo mínimo, no desdeñar, las amplias posibilidades que nos brindan las series de TV, pues afortunadamente hay mucho más allá del fenómeno "fan", y que les permita desarrollar por qué hoy la televisión es el último reducto de los escritores en el medio audiovisual... Pero no; probablemente prefieran organizar el envío de un cargamento de caramelos pez para no cancelen su serie favorita.

Mmmhhh... vaya, creo que he ido demasiado lejos en mi digresión y ahora suena a pataleta :P .
Criterio; un poco de criterio que a su vez dará un pelín de perspectiva. Sólo pido eso.

Crítico en Serie dijo...

Humildemente, intento tener mi criterio, como cuando vapulée Dexter ya hace mucho tiempo (no esta entrada reciente), o como cuando escribo sobre Mad Men... Intento dar cabida a todo. Por este mismo motivo intento mirar todos los estrenos, he empezado a ver El ala oeste, he comprado la segunda temporada de Deadwood y también la primera de The Wire (o empecé Twin Peaks y la dejé por horrible). Aunque a veces no lo parezca intento ampliar mi bagaje televisivocultural para analizar las cosas como se debe. Por este motivo también resalto muy a menudo el poder de entretenimiento de algunos productos: para que se entienda que no son joyas. Asimismo, obviamente no coincidiremos nunca en destacar a las obras maestras. Quizá no para todo el mundo Friday Night Lights o Perdidos o la primera temporada de Mujeres Desesperadas (que para mí son híbridos) sean obras maestras al estilo Mad Men o Soprano.

Pero David, también debes entender que este es un blog personal que hago en mi tiempo libre. No puedes esperar intelectualidad. Si algún día alguien decide pagarme para criticar formalmente la televisión, quizá cambiaré mis baremos. Igualmente, creo que cuando toca sé distinguir (y escribirlo) cuando nos hallamos ante una depurada perla de guión con profundidad y cuando nos hallamos con un pasatiempo muy bien hecho (lo que es Anatomía de Grey, Cinco Hermanos). Cada cosa debe ser admirada por lo que es (y no siempre por eso debe ser inferior o superior). Ahora, no obstante, no hay tiempo para referirme a cada caso por particular.

David dijo...

Por supuesto que lo entiendo. No sólo el tiempo disponible, sino el gusto de cada cual: es imposible abstraerse a nuestra filias y fobias. Yo mismo, adoro el policiaco y el western, pero detesto las "sitcom" -por sus medios: detesto su cartonpiedrismo, sus decorados falsos, sus risas enlatadas, sus puertas hacia ninguna parte-.

Pero vaya, no quería parecer un cascarrabias alzando el dedo acusador: me parece loable vuestra labor divulgativa -la de unos bastante más que la de otros-... pero también, como lector, demando dar un pasito más allá: desprenderse, aunque sólo sea de vez en cuando, del fenómeno fan para dar a conocer, aunque sea de pasada, aunque sea de oídas, todo lo bueno que puede esperarnos a poco que nos separemos del camino que marca el gregarismo teléfilo. Saber que hay vida y fantásticos personajes más allá de Gregory House :P

PD: por cierto, Dexter, la serie, el personaje, también me parece sobrevaloradísimos. Y es que tampoco entiendo el revuelo que arma un personaje, mucho menos políticamente incorrecto de lo que quiere aparentar, que se dedica a poner cara de palo dependiendo casi exclusvamente de su voz en off para adornar el conjunto.

Crítico en Serie dijo...

David, ya intento no ceñirme sólo a lo que tenga fans. Sin embargo, hoy en día ¿aún existen series sin fans? Y gracias a internet, toda serie realizada en EEUU goza de una extraordinaria audiencia y capacidad de difusión. Además, quizá desde los blogs hablamos continuamente de Friday Night Lights e igualmente sigue siendo una desconocida. ¿Es esta la función que reclamas a estas páginas de aficionados?

Por cierto, me encantan tus comentarios y saber tu opinión. Estaría bien hablarlo tranquilamente y saber exáctamente qué es lo que te gusta. Me halaga ver que por casualidades entraste en este blog y te dignaste a opinar, siempre de forma razonada y razonable.

(y obviamente también tengo mis filias y fobias. Yo preferiblemente me quedo con los seriales. No puedo evitarlo.)

David dijo...

Bueno... llevo entrando a este blog una temporadilla. E igual he opinado en otras ocasiones, muy probablmente como anónimo o algún absurdo nick... En cuanto al blog, en mi modesta, y más bien poco útil opinión -alguno que me pueda haber leido habrá pensado: "si no te gustan nuestros blogs, ¿por qué no trabajas en uno propio (y dejas de dar la brasa)?" Lo cual sería un "touchè" en toda regla... pero siempre puedo excusarme en que el consumidor o cliente siempre lleva la razón :P - basta con mantener un cierto espíritu crítico sobre lo que vemos, dejando un poquitín de lado las reacciones que pueda crear entre el "gran" -más por ruidoso que por numeroso- público internauta, centrado en unas pocas series muy mediáticas pero cuyos, ejem, valores artísticos pueden ponerse en entredicho a poco que uno vaya aprovechando el bagaje que, seguro, estamos adquiriendo.

En cuanto a mí -Diox, que narcisista-, soy relativamente nuevo en esto de las series de televisión -lo mío siempre ha sido la pantalla grande-. Me incorporé con "The Shield" cuando ésta ya rondaba la 3ª temporada... o sea, en el momento de eclosión del fenómeno "Lost". Y una vez pude comprobar el calibre de los guiones para TV, la libertad creativa de la que puede gozar sus escritores, el riesgo autoral que asumen pues el creador es el rey... espero haber llegado para quedarme :)

En cuanto a "Friday Night Lights", pues sí, considero que es de esas pocas series necesitadas de promoción. No sé hasta qué punto la blogosfera puede influir en las audiencias reales, o si éstas están preparadas para asumir los nuevos y pujantes medios de distribución a través de la red, el impacto que éstas tienen en la adquisición de DVDs y otro merchandising... Pero lo que es seguro es que la serie vale la pena.

Al margen de que el deporte, como catalizador de anhelos y frustraciones, me parece un marco extraordinario para el conocimiento y el estudio de una sociedad determinada, FNL ha sabido desarrollar un fantástico microcosmos que es capaz de transportarnos a la América real, o profunda, va por gustos, que normalmente es ninguneada por la bipolarización intelectual que ejercen las dos costas*. Sus personajes, sus diálogos, sus actores... pero, especialmente, su brillantez visual: me parece fascinante el tratamiento de la imagen. Sus desencuadres, su cámara extremadamente móvil, su fotografía, su grano de cámara digital... factura casi de documental, pero en bonito. La antítesis de "Mad Men", para mi gusto la otra maravilla visual, de estilo diametralmente opuesto, de las series actualmente en emisión (su uso de la luz, de una vistosa paleta de colores en los mejores tiempos del technicolor, el perenne humo de los cigarrillos, los elegantes travellings, los encuadres perfectos... y el ejemplo de que rodar casi exclusivamente en interiores no tiene por qué afectar al resultado final si el diseño de producción y la puesta en escena son los adecuados. Y es que ver contonearse a Christina Hendricks -el Sr. Sterling definió su desplazamiento por la oficina con un acertadísimo "...like a magnificent ship"- a 720p no tiene precio, oiga :D

Se nota que hoy no estoy trabajando, ¿no?

Felicitaciones por el blog, y a seguir luchando por sus propios valores (le apoyo 100% en el caso "Dexter", que lo sepa) que no tienen que ser necesariamente los mismos que los de todo el mundo. Como dije más arriba, un poco de autodrítica entre los declarados fans es lo que le hace falta a este mundillo, demasiado acostumbrado a la condescendencia.


*Pequeña digresión: en ese aspecto, he de admitir que el retrato social me suscita algunas dudas. Dillon, a juzgar por la -estupenda- escena de créditos y otros apuntes, representa a la América (sí, lo sé, son los EE.UU.) más básica; más deprimida. Hasta cierto punto marginal. Y sin embargo, yo encuentro su modelo social demasiado "chick". A ver si me explico: La familia Collette y los hermanos Riggins parecen la excepción y no la norma. Son los desclasados, los marginados, los represantes de lo que los norteamericanos llaman "white trash"... pero en Dillon casi resultan fuera de lugar. No sé... echo en falta al Billy Bob de turno, con su camisa a cuedros, su gorra de baseball y un .357 en la guantera de su pick-up. Dodge, por supuesto.

Y algo parecido pasa con la distribución racial. No hay apenas "pachucos" (Santiago, gracias a dios desaparecido en combate, y Carlota me parecen poco representativos para el estado de la estrella solitaria. ¿El segundo? en porcentaje de latinos en su población, superando el 30%) y los pocos negros -fijáos los estudiantes del instituto, o a las mesas en cafeterías y restaurantes- son ciudadanos rectos, patriotas, temerosos de dios y que pagan sus impuestos.

Todo esto es más una curiosidad que un impedimento, ojo.

Crítico en Serie dijo...

Friday Night Lights, por más promoción que se le haga, es demasiado americana. El público mayoritario de aquí no creo que sea capaz de ver una serie con esa estética tan trabajada (y que también adoro) y que gire alrededor de un deporte tan lejano como es el futbol americano. Una lástima. Sin embargo, desde mi humilde situación hago lo posible para que triunfe, incluso anunciando su aparición en dvd (cuando generalmente no lo hago). Por ahora, toda mi familia ya es seguidora de los Dillon Panthers.

Con respecto a tu reflexión sobre la demografia de Dillon, no puedo rebatir nada, pero no estoy del todo de acuerdo con el enfoque "chick" que le ves al producto. Los Collette y los Riggins, el pobre Saracen, el espíritu primario del padre de Lyla... Creo que todos contribuyen a un modelo deprimido y bastante básico que pocos pueden envidiar. Por más que uno adore a todos y cada uno de los protagonistas, dificilmente querría estar en sus pieles o vivir en el mismo vecindario.

¿Y prefieres a Christina Hendricks que a la maravillosa January Jones (Betty Draper)? Veo que te gustan las formas...

Gracias por tus opiniones y por el apoyo. Tienes razón al decir que en la blogosfera teléfila hay poca crítica destructiva: es una regla general. De hecho, yo mismo muchas veces me daba cuenta de lo condescendiente que era con algunas producciones. Quizá el monólogo del crítico de Ratatouille me influyó demasiado y en algún momento pequé de no querer decir las cosas por su nombre. Ahora intento que no sea así. Pero, aparte de los distintos gustos que tengamos, a ver si me llamas la atención cuando me veas balanceándome hacia el lado blando de la crítica (que tampoco suelo ser duro, que conste). Cada equis tiempo siempre es bueno despotricar contra alguna serie.