viernes, 24 de abril de 2009

Souvenir Catódico: Greys, la NBC y bocadillos chuckianos

Serial Pregnancies: En Life tuvieron que mandar a Reese un tiempo al FBI porque no sabían como evitar lucir la incipiente barriga en los planos. Ella, investigando crímenes, no se podía estar todo el día en el sofá, como sí han podido hacer los guionistas de Cómo conocí a vuestra madre con Cobie Smulders, cuyo bulto aún se conseguía disimular con ropa ancha. Sin embargo, con la otra protagonista de la función, Alysson Hannigan, no pudieron y las técnicas fueron más rocambolescas, con eternas cajas en sus manos y muebles que cubrieran parte de su cuerpo. Y lo peor es que la sitcom se ha resentido de las limitaciones de ambas actrices cuyo talento acapara las mejores escenas (la Barneymanía debería ser ya cosa del pasado). Pero los escritores que ya se están pensando recursos son los de Anatomía de Grey. Si ya tuvieron que lidiar con el de Chyler Leigh, Lexie, ahora es la protagonista Ellen Pompeo quien ha anunciado su embarazo. ¿La mandarán a alguna parte al principio de la sexta temporada? ¿O la pondrán siempre detrás del mostrador del Seattle Grace? Deberemos estar atentos a la posible marcha temporal de Pompeo porque quizá servirá de indicio sobre si Anatomía de Grey puede sobrevivir sin Meredith Grey. Es de dominio público que deseo que Lexie tome el relevo.

Irreconocible: Los canales de televisión suelen ofrecer productos con ciertos rasgos comunes, ya sean formales o conceptuales. Pero la NBC últimamente está irreconocible, utilizando cartas muy dispares para sus últimos estrenos de ficción. Con Kings, ignorada por el público, juega a ser la HBO gracias a un argumento desconcertante y antigeneralista, y la teatralización de Ian McShane. Con Southland jugó a ser la FX con el realismo fotográfico y la crudeza de la historia (aunque no cuenta con el cinismo de The Shield o Rescue Me). Con Parks and Recreation juega a ser ella misma, un The Office femenino y de distinto enfoque pero con una factura visual plagiada. Y el año que viene llevará a cabo su jugada más arriesgada: poner a Jay Leno en la última franja del primetime después de tantos fracasos de ficción. Como algunos ya se preguntan, ¿tendrán los ejecutivos un plan B? ¿Será el principio del fin de la ficción televisiva dirigida al gran público? ¿O sencillamente será el principio del fin de la NBC?

Salvemos a Chuck: Que los fans se alarmen ante una probable cancelación es normal, que lo hagan algunas publicaciones no lo es tanto. A pocos días de la season finale, que seguramente también será el día del cierre definitivo del Buy More, el apoyo de los medios de comunicación no cesa. La revista Entertainment Weekly está abiertamente enamorada de la comedia y no para de pedir a los espectadores que vean la serie (no sólo el tonto de Ausiello, sino más periodistas). El Chicago Tribune también opta por un “this delightful spy dramedy should absolutely get a third season” y Los Angeles Times narra las nuevas aventuras de los seguidores. No solamente se recogen firmas (como siempre) y se han formado grupos en el Facebook (y es que lo que no está en esta red social es porque no existe), sino que se ha organizado una campaña para consumir bocatas del Subway como acto de apoyo. Quizá no se salvará Chuck, pero está claro que esta cadena de comida rápida sí que saldrá beneficiada.

4 comentarios:

Jaina dijo...

Al parecer Subway es uno de los patrocinadores de Chuck. No soy seguidora de la serie, pero a ver como resulta esto.

También ando expectante por comprobar qué pasará con Grey jeje! ¿Se cumplirán nuestros deseos de descansar un poco de esta mujer? Su hermana es mucho más aguantable, desde luego.

AELL dijo...

La verdad es que con Anatomía he agotado toda la paciencia que me quedaba, que no era mucha pero algo era.
Ya los giros que puedan darle al argumento no deberían sorprender a nadie. Luego del muerto parlante (y f___ador) que se han inventado para que Izzy mantenga su protagonismo todo sería posible.
Quizas decidan mostrar la barriga "embarazosa" un episodio si y otro no. Como una especie de flashforward de la protagonista o incluso algun tipo de delirio inducido por algún cambio en su medicación.
ADG termino, mas o menos decentemente en la 3ª temporada. Todo lo posterior sobra.

Ánade dijo...

A mí me da que lo mismo aprovechan, y embarazan también a Maredith. Porque no creo que los responsables de la serie se atrevan a prescindir de ella durante algunos capítulos.

Desde luego, Parks & Recreation es la gran incomprendida de esta temporada. No creo que haya que compararla con The Office porque, dejando a un lado su formato, ambas son totalmente diferentes. Es cierto que aún está un poco verde, pero creo que lo que la serie necesita es algo más de rodaje.

Chuck tiene que renovar sí o sí. Esta segunda temporada está siendo muy grande. Qué pena que ya sólo quede un capítulo...

Sunne dijo...

chuck chuck chuck chuck, pupuuuuuuuuuuuuuuuuuu (dios, que onomatopeya más mala)