miércoles, 8 de julio de 2009

El ladrillo-móvil de Cordelia y la Lisbeth Salander del Sunnydale

En una de las típicas noches de bailoteo en el Bronze, Cordelia se sacó un móvil del bolso para hacer una llamada. Era alrededor de 1997, ya que era la primera temporada de Buffy la Cazavampiros, y el aparato iba a conjunto con los tiempos: en lugar de un teléfono parecía un walkie-talkie y estéticamente era como un ladrillo de color negro que debía pesar lo suyo. Pero supongo que los guionistas se dieron cuenta que el uso del móvil aún no estaba tan instaurado y que les salía más a cuenta hacer desaparecer ese utensilio que habría avisado a Buffy y salvado a Cordelia de demasiados apuros. Así que ella hizo la llamada, se metió otra vez el móvil en el bolso y veinte episodios después aún no lo he vuelto a ver.

La tecnología en las series de televisión es ese as escondido en la manga que tanto sirve para un roto como un descosido, además de ser un portal para observar la evolución de la sociedad en cuánto a sus costumbres tecnológicas. Así, mientras que en los inicios de Buffy desaparecen los móviles por conveniencia, actualmente no se puede obviar este aspecto y más en una ficción juvenil. Ahora, por ejemplo, si los escritores de Supernatural necesitan que los hermanos Winchester queden incomunicados, es tan fácil como argumentar que se han quedado sin cobertura (algo por otra parte comprensible, a tenor de los lugares en los que siempre se hallan: sótanos, bosques aislados y casas derruidas). Tengo curiosidad por ver cuando se introducirá el móvil en las tramas de Buffy en un papel fijo y cómo van cambiando los modelos, a la vez que la señorita Summers adecua su look.

Pero si algún avance tecnológico ha influenciado en la sociedad juvenil en las últimas décadas ha sido el ordenador. Y con Buffy también se puede comprobar cómo ha cambiado su rol. Willow, la rata de biblioteca con problemas de socialización, domina las artes de la informática, mientras que Cordelia, la cheerleader guay, no sabe ni tan siquiera cómo mandar un e-mail (“you have to press ‘deliver’”, le cuela Willow para que así pulse ‘delete’). Una situación increíble hoy en día, cuando se ganan puntos por tener facebook, blog y myspace, aunque los chats con desconocidos hayan perdido fuelle. En esto Willow seguiría siendo una pringada: su cita con un demonio informático demostró las carencias que tenía en algunos aspectos.

Su maña con los ordenadores, asimismo, también es hija de los tiempos que corrían. Al ser aún unos medio desconocidos y gracias al tono desenfadado de la serie, Joss Whedon se pudo permitir el lujo de resolver unos cuantos pasos de las investigaciones lideradas por Giles con las aptitudes de Willow, algo que ahora salta a la vista. Y es que si Lisbeth Salander ha enseñado algo es que, por buena que sea, se necesita unas herramientas y un tiempo para lograr los objetivos. Y es bastante improbable que la niña buena y empollona del instituto, con un ordenador cualquiera de la biblioteca, lograra navegar por los archivos confidenciales del ayuntamiento de su pueblo. Claro que con el tiempo la maestría de Willow ha palidecido al lado del personaje de Elena Furiase en El Internado (del cual no recuerdo su nombre de tan decorativo que es). Esta chica si que logra milagros con el teclado sin parpadear y con las (mejores) peores frases de la serie ambientada en el acartonado Laguna Negra. Un ejemplo aproximado de lo que es capaz de hacer (y decir) de golpe (y no es su mítico “a mí esto me da muy mal rollo”):

¿Qué os pensáis, que puedo introducirme en la página web con contraseña encriptada de esta empresa farmacéutica que experimenta con niños, así como así? (Yon González se la mira casi con cachondeo) Bueno, aunque ahora que lo pienso, puedo hacer una página espejo (así, tal cual) y mandar allí los usuarios (suerte que era a prueba de balas) y así poder ver qué contraseña usan. Dejadme un momento... (la hija de Lolita casi logra fruncir las cejas en señal de concentración y teclea sin parar)¡Ya lo tengo!


... y lo que Lisbeth Salander hubiera tardado una tarde en conseguir, la Lolita Jr lo hace en dos minutos con el Toshiba de la habitación. Pero ya me estoy yendo por las ramas que aquí había venido a hablar de Buffy...

17 comentarios:

Montsinya dijo...

Que grande! Lo de las patilladas informáticas me fascina. Esos que teclean cinco segundos frenéticamente y construyen una web. Que vengan a trabajar para mí, esos cabrones!!!!

ALX dijo...

Si quieres ver la evolución de los teléfonos móviles en una serie de televisión, tienes que verte Expediente X, en la que a lo largo de sus nueve años pasan del zapatófono a teléfonos mucho más pequeños y manejables.

MacGuffin dijo...

Pues Elena Furiase deja a Mac, la hacker de cabecera de Verónica Mars, a la altura del betún. ¿También se inventará ella un test de pureza? ;)

satrian dijo...

Siempre que se habla de zapatófonos ahora en lugar de acordarme de Mortadelo, me acuerdo de los modelos ladrillo de móviles que llevaba Mulder, en los primeros Expedientes X.

Rebeca dijo...

Al menos en TBBT son coherentes, todos tienen myspace, facebook, juegan en línea, chatean, tienen wifi etc... todo acorde con estos tiempos. Willow hasta usaba la magia con el ordenador, que tiempos aquellos

Aixa Sanuy: dijo...

jajaja a mi esto me da muy mal rollo! molt bo! ...a l igual qe "l'altre noia" qe no fa més qe posar cara de susto (cara rara per cert...obre els ulls i es qeda agust). A mi l'altre dia em va sorprendre Ana Celia de Armas dient a la tv: no me importaría ir a holliwood el año qe viene....ola? te molt autoestima aqesta noia ¿no? :S

Per cert pere: acabo d'estrenar blog: http://thecoolfinder.blogspot.com/

Allegra dijo...

Ni lo volverás a ver xD
La verdad que no recuerdo muy bien la evolución tecnológica de Buffy... pero si la estilística. Siempre echaré de menos ese estilo serie B de la primera temporada. Entrañable donde lo haya.
A pesar de todo me siguen pareciendo más creíbles los superconjuros de Willow que la coña de la Furiase destripando servidores.

missmole dijo...

Jajaja, lo del internado con la informática es de risa es cierto.

En Buffy todo lo utilizaban un poco libremente y la tecnología no iba a ser menos.

Salva dijo...

jejeje tienes razón, al final has hablado de tecnologia en las series, jop, me ha alegrado saber que tb seguias buffy, es de las series que más me ha enganchado e influenciado, cuando canal + la emitía ahora por verano, qué recuerdos, tio!
asi que espero que pronto hagas un post monotematico sobre esta gran serie, porfa!
un abrazote

NEWS SOCIETY NETWOR dijo...

sin duda la influencia de la tecnologia en las series actuales es muy maracasa. Imaginate a los chicos de Gossip Girl sin sus telefonos celulares.

Adri dijo...

Cuanta verdad tecnológica hay en este post xD

Entre mi círculo de teleadictos llamamos a la furiase en El Internado "La finder". La verdad es que ya es una parodia de sí misma. Los guionistas son conscientes de lo absurdo que es y ya que estan, qué más da! From the lost to the river. Yo lo comparto... que hagan cosas cada vez más locas, que así me río.

Ángel dijo...

En la tercera temporada de Buffy un personaje que se toma muy en serio lo de cazar vampiros dice: "sincronicemos los relojes". willow y buffy se miran extrañadas y enseñan sus muñecas desnudas.
me pareció un guiño muy bueno a la relación con la tecnología de la serie.
ah y no busques evolución estilística,,, la ropa de Buffy es igual de hortera con el paso de los años.

Anónimo dijo...

Asesino , ya veo que vas por la cuarta temporada del Internado, je, je, pues nada a disfrutar , yo particularmente de Ivan, Julia, Fermin, Maria, Hector , Jacinta y el gran Noiret del resto paso .
Lo de disfrutar lo digo porque despues de ver la quinta la cuarta le da cuarenta patadas , en la quinta hay un primer capitulo bestial , seis que son basura, uno medianamente bueno y un final espectacular perooooooo con trampas como el final de la cuarta.

Y si lo de la finder o "salero" que tambien la llaman asi , es de juzgado de guardia , vamos que no se como no la ha contratado Microsoft y la han sacado de ahí.

Con el ordenador hay momentos realemente delirantes , ahora que con lo zopencos que son el resto también se agradece que la chica sea un poco más listilla y tenga dos dedos de frente , sepa donde esta el enter al menos , je, ej

Bueno una petición alguna serie cortita para ver este verano , sin pretensiones sólo para reirme un ratin

Patricia

Crítico en Serie dijo...

Patricia, si quieres una serie para este verano con la que pasar un buen rato... te recomiendo MEN IN TREES con Anne Heche. Ya terminó y es sobre una 'relationship coach' neoyorkina que se va a vivir a un pueblecito de Alaska de 243 habitantes. La he empezado este verano y es con la que mejor me lo paso. Es light, pero perfecta. Ah, y para reírte (y aunque el piloto no convenza) está GREEK. Es muy básica y es sobre hermandades universitarias, pero a mí me parece muy conseguida (es típica, pero aprovecha muy bien todos los elementos). Yo es que, por gafapastadas que mire, soy fan de los productos de simple y llano entretenimiento.

Allegra, aún voy por la segunda temporada de Buffy. Pero al hablar de conjuros informáticos, tengo muy claro que me queda mucho por ver ;)

Ángel, tengo muchas ganas de ver esa escena. Lo bueno que tiene Buffy es que no se toma en serio. Por este simple motivo, no aguanto Dollhouse y en cambio disfruto de Buffy (además de que Dollhouse es muy mala e incluso aburrida). Otro día me tocará hablar de ambas.

Allegra dijo...

Ángel ¿Que no hay evolución estilística? Hemos visto dos Buffys distintas xD
Crítico en serie... lo que te queda por ver no te lo imaginas, yo he visto la serie unas... no sé... doscientas veces, y aún así hay cosas q me siguen dejando O_O (ni para bien ni para mal... simplemente pienso q Joss Wheddon utiliza su cerebro de forma diferente al del resto de los humanos). Creo q podría estar hablando de las 4 últimas temporadas de Buffy durante meses, y no llegar a ninguna conclusión. Eso sí, como las 3 primeras, para mí, no hay otra serie mejor de tipo sobrenatural (reconozco que con Buffy jamás podré ser objetiva y a pesar de lo cachondos que están los hermanos Winchester xD). Lo dejo aquí y esperaré ansiosa tu post sobre Buffy y Dollhouse (dios mío, Dollhouse... uffff madre xD ¡¡¡renovada!!! ¿Alguien se lo cree?).

Ángel dijo...

Allegra: por supuesto que Buffy es hortera antes, durante y despues...
los modelitos de la fith season finale por ejemplo: chaqueta y pantalones de cuero mezclado con camiseta básica blanca de punto, y luego el pantalón de pata de elefante! o ese final de serie con una chaqueta de ante... como diría la Cuore: ARGH!
muy mona, eso sí, en el final de la sexta.

Allegra dijo...

Hombre, yo te reconozco que los pantalones pesqueros acampanados con botas/botines de tacón merecían un puñado de AAAARGs (y tenía mucha costumbre de llevarlos así). Obviamente Wheddon de moda sabe bien poco... pero el cambio de las minifaldas y los tops ombligueros a la ropa más básica y más normal es evidente (así como el maquillaje, el pelo, la nariz (ejem)... me hacen deducir un aumento de presupuesto en este campo). Aunque me refería a todos los de la serie en general, más que a ella en particular. Para mí el cambio grande está de la segunda a la tercera temporada para unos y de la tercera a la cuarta para otros.