martes, 17 de noviembre de 2009

Los lagartos postgalácticos

Los visitantes no necesitan presentaciones. Son una panda de lagartos, la mayoría con viles intenciones, que se ocultan tras una gruesa capa de piel y pelo. Nadie ha olvidado los peinados cardados de Dianna. Y esto, aparte de atraer a los nostálgicos a la televisión, es un gran obstáculo creativo. El espectador ya sabe por donde irán los tiros (es más, los idealizó con el tiempo) y lograr penetrar esa coraza es una operación complicada. La llegada de los alienígenas, por ejemplo, después de tantos tráilers y tanta ciencia ficción comercial y gratuita, ha sido un jarro de agua fría. ¿Dónde estaba la emoción? A continuación.

La mayor diferencia entre la V inicial y la actual es que han pasado 26 años, y aquí es donde realmente reside su potencial. No sólo es una mera cuestión técnica (aquí anda que no echan mano de los fondos verdes para incrustar imágenes), sino más bien social.

Ahora estamos en la era Obama, la de un mensaje esperanzador pero sin una concreción detrás, y Anna, la líder de los visitantes, aprovecha el timing. Los analistas que han visto similitudes entre el presidente demócrata y la lagarta tampoco es que se esforzaran mucho: las palabras de Anna son obvias, sí, pero forjan el vínculo esencial para relacionar al espectador con la ficción.

El otro gran factor que distorsiona esta nueva versión del clásico es Battlestar Galactica. No sólo se trata de que hace años que los extraterrestres están entre nosotros como los cylons (y que tienen un plan, y que por allí se pasea alguno), sino que me introdujo un chip que me obliga a observar las amenazas no humanas con ojo crítico. Es ver un sociedad distinta, que rápidamente me cuestiono la estructura de poder, organización social y la capacidad de desarrollar pensamientos individuales; todo aquello que nos mantuvo en vilo durante cinco temporadas.

Estos apuntes, sin embargo, seguramente tampoco son del todo fidedignos porque, en realidad, V no es tanto un juego psicológico (que también lo es, con la paranoia de los infiltrados) y de introspección del enemigo, como un producto de fácil consumo del bien contra el mal. Su voluntad es la de entretener con sus dosis de acción, un punto de suspense y sobre todo narrar. Porque lo más importante en una historia como esta es la de atrapar al espectador y no dejarle respirar (el truco Prison Break). Y él debe dejarse llevar y tragar sin rechistar. Doy las gracias por ello.

Y aunque la primera escena no ofrece la confusión y terror que necesita (Independence Day le ha hecho mucho daño), lo cautivador es la primera entrevista entre la líder y el periodista. Hay un estira y afloja ético (ella lo obliga a hacer preguntas de cariz positivo) que aporta la tensión esperada en los minutos iniciales. Hay una caída de máscara que, con lo guapa que es ella, es doblemente atractiva. Y lo más enigmático es que incluso Scott Wolf, el eterno casi heredero de Tom Cruise, seduce a la cámara. Y es uno los argumentos por los que V tiene uno de los mejores cástings de los últimos años.

Es básicamente un flechazo colectivo. Elizabeth Mitchell, que sin lugar a dudas es la revelación tardía de la década, forja un equipo sólido e instantáneo con Joel Gretsch; y la cuestionada Morena Baccarin cuya elección como lagarta fatale fue cuestionada, transmite con las miradas la fuerza y el morbo que toda zorra de armas tomar debe tener, y bebe a su manera de la Número Seis de Galáctica. Y, con ese pelo corto que se rebela contra los cardados de su predecesora, V demuestra que tiene aptitudes para ser la nueva serie del momento, menos refinada de lo que cabía esperar, pero sin las ínfulas de FlashForward. O eso por lo menos me han dicho las emocionadas palpitaciones de mi corazón.

14 comentarios:

satrian dijo...

El casting desde luego es mucho mejor que el de FlashForward, pero no me está enganchando, me gusta la idea de los lagartos/cylons infiltrados desde hace tiempo pero no se si la van a saber explotar, estoy comenzando a verle muchas analogías a la forma de contar las cosas en FF, dejando misterios sin resolver y cliffhanger final, veré que tal el tercero pero con el parón que le sobreviene, no se yo si va a tener mucho futuro.

Adri dijo...

Está tan bien escrita y argumentada la entrada que casi me has convencido para cambiar de opinión :P Desgraciadamente, y sobretodo tras el segundo episodio, yo me quedo en "producto de fácil consumo". Todos esos añadidos sociales, políticos y psicológicos se pierden en el camino y son desperdiciados de la misma forma que (ya que tú lo has sacado a colación) Flashforward hace con sus elementos.

MacGuffin dijo...

Yo aún tengo mis reservas. Desde luego, los duelos Morena Baccarin-Scott Wolf son de lo más interesante de la serie, y todo el rollo paranoico alrededor del personaje de Elizabeth Mitchell (¡ándate con ojo con Tory, que ésa sí es una lagarta!) está bastante logrado.

Pixelwoman dijo...

Pero... ¿no te parece que va todo super-rápido? Ya en el primer capítulo hay manifestaciones contra los visitantes y ni siquiera se sabe por qué ¿qué es eso tan malo que han hecho -públicamente- para que la gente esté en contra?
La resistencia se forma en 5 minutos... Al primer ataque, ala: "¿Qué ahcemos?" Respuesta: "Reclutar gente para la resistencia".
Oye, y no se les ha ocurrido hacer un par de fotos o vídeos y pasarlos por la tele, como intentaron en la vieja serie? Ya cuando les salga mal esa y otras cosas, se entendería lo de la resistencia, pero así, de sopetón, lo veo forzadísimo.

Micaela dijo...

Hola,

Por si os interesa, la serie la emitirá en España TNT. Hay un pre-estreno en diciembre:
http://www.canaltnt.es/series/v

Ah, y en breve se podrá ver el piloto en el Cine Bellas Artes de Madrid, por si alguien se apunta!

http://www.plus.es/festivaldeseries2009

Un saludo

WATANABE dijo...

Para mí todavía es demasiado pronto como para emitir un juicio sólido, no vaya a pasar como con FlashForward. Como no tenia demasiadas expectativas de momento puedo decir que estoy contento con sus dos primeros capítulos. Me parece un producto bien cuidado, y desde luego su casting la convierte en su mayor valedor. Por cierto en contra de tu opinión, su arranque fue de los más estimulante del piloto ¿será que me pierden las invasiones galácticas?.

Saludos.
http://hablemosenserie.blogspot.com/

Crítico en Serie dijo...

satrian, aunque quiera no veo la analogía con FF. FlashForward es de lo peor que se ha estrenado este año (¡y quién lo iba a decir!) y ni tan siquiera la narración tiene ritmo. Yo la veo haciendo fastforward, o sea, reduciendo el episodio a 5 minutos (los dos primeros, uno del medio, y el cliffhanger final).

Adri, ¡gracias! ¡Pero basta de compararla con FF! Yo lo de "producto de fácil consumo" lo digo como un halago. Es como cuando el cine de entretenimiento de los ochenta (y digo ochenta porque quizá hay las que más me gustan), bien hecho, déjate llevar y terminas la película con una sonrisa y la sensación que has pasado un buen sábado por la tarde. No pido más.

MacGuffin, ¿no crees que las arrugas le dan un toque atractivo al siempre demasiado inocentón de Wolf? Es la primera vez que realmente me gusta este chico (ahora hombre).

Pixelwoman, van a toda caña, cierto. Pero no estoy de acuerdo con alguno de tus argumentos: ¿que por qué la gente está en contra? Venga, vamos, estamos en una sociedad que rechaza cualquier cosa que es distinta. Si hay millones de personas que marcharían contra los homosexuales... ¿por qué no tendría que haberlos que rechazaran contra aliens?

Además, lo de reclutar gente ya lo explican: la resistencia hace años que está formada, porque es gente que ya sabía de la coexistencia de marcianos entre los terrícolas.

Y lo de las grabaciones... también lo pensé. Pero hoy en día los efectos especiales son brutales y cualquier te photoshopea lo que sea. Tengo una amiga que se dedicó a quitarle las patas de gallo a Penélope en Manolete (que nunca jamás se estrenó, por cierto). Así que si pueden hacer esto... Hoy en día el "hago una foto con el iphone" quizá no tendría credibilidad.

Bueno, pero también son opiniones y mientras que es cierto que va demasiado acelerada, sentí esas mariposas en la barriga. Vale, lo sé, no es método analítico científico, pero es lo que hay ;)

MacGuffin dijo...

Wolff es más interesante ahora que cuando hacía "Cinco en familia", desde luego. Leí a un crítico yanqui que pedía un capítulo de V dedicado sólo a un duelo Baccarin-Wolf a lo Frost/Nixon ;)

Nahum dijo...

Mucha gente está siendo muy severa con "V", pero a mí me parece un producto muy bien hecho y adecuado narrativamente a sus pretensiones. Los giros del tercer capítulo me parecen brillantes y, sobre todo, como siempre digo, las series necesitan tiempo para un juicio ajustado.

Quizá me está gustando tanto V porque no soy muy fan de Lost. Porque empiezo a notar que el amor a una es inversamente proporcional a otra.

Ah, el gran elemento a favor que intuyo que va a trascender la historia más palomitera es el personaje del sacerdote. Apunta unas cuestiones sociomorales de lo más interesante.

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, y creo que habrá ese Baccarin/Wolf. Tiempo al tiempo.

Nahum, como ves opino lo mismo, aunque aún no he visto el tercero. A veces parece que la gente ha perdido la noción del "dejarse llevar" delante de un producto audiovisual. El entretenimiento por el entretenimiento (y sin pretensiones de más).

Y el personaje del sacerdote es uno de los motivos que me recordaron a Galactica. Tienen muy en mano los dilemas y la cuestión de la fe. ¿Pero cómo no se da cuenta que el sacerdote superior tiene una pinta de lagarto indiscutible? (Bueno, quizá en el episodio que no he visto ya se ha desvelado)

Anónimo dijo...

me encanto el piloto de v y me fascina morena baccarin

Anónimo dijo...

es cierto que despues de lost la gente siempre va a querer mas creo que vi es compleja e interesante soy fan de damages y lost pero disfruto de gg y ya estoy enganchado con v

Pixelwoman dijo...

Bueno, bueno... el tercer capítulo ha levantado el nivel muchísimo, reconozco que me ha sorprendido. La aparición de la quinta columna (con su misterioso líder, que apuesto a que es el tipo que acompañó a Erica a detener al "terrorista"), lo de las chaquetas y el punto del final (por fin aparece la trama de "la niña de las estrellas")... esto ya es otra cosa. :)

Crítico en Serie dijo...

Anónimo I, tu fascinación por Morena es muy común. Quién iba a decir que nos importaría un rábano no tener a Dyanna. Por cierto, igualmente antes de que termine la primera temporada tenemos que verla comiéndose un ratón.

Anónimo II, Las series se deben amar por lo que son y no por lo que querrías que fueran. Con esto quiero decir que no puedes esperar a partir de ahora Losts a punta pala, porque luego pasa lo que pasa (Flashforward es un truño en mayúsculas por querer ser la heredera). Y 'V' hay mucha gente que la ha juzgado bajo el prisma equivocado, bajo el 'lostero', en lugar de entender que es un entretenimiento narrativamente hablando más simple, con menos personajes y sin ganas de crear un universo tan peculiar.

Pixelwoman, vi demasiado alarmismo con los dos primeros. De acuerdo que yo a menudo me entusiasmo mucho con un par de episodios (here it goes Melrose Place o Al Descubierto) y luego me doy de morros contra el suelo. Pero 'V' apunta maneras y me gusta su narración simple, sus ganas de no transgredir, pero que sea efectiva, que fluya y que encima nos dé algún cliffhanger. El de "thanks, mother" me hizo aplaudir en la oscuridad de la habitación y el "recuerdos de la quinta columna" me hizo suspirar de alivio. "We are of peace. Always" es ya una de esas frases que no paran de sonar en mi cabeza ;)