miércoles, 30 de diciembre de 2009

De la A a la Z, que toca hacer repaso del 2009 (I)

A de ABC: La operación de la cadena norteamericana de relanzar su programación al estilo 2004/05 (Mujeres Desesperadas, Perdidos y Anatomía de Grey) se ha quedado en un quiero y no puedo: el bodrio de Eastwick ha sufrido un siniestro total, FlashForward se hunde como el Titanic y V aún tiene mucho que demostrar en términos de audiencia.

B de Baltimore: Tantos años hablando de Los Soprano y resulta que tres cuartas partes del público habían obviado la existencia de The Wire. Este año, sin embargo, el lanzamiento en DVD de la serie ha puesto esta obra maestra en su sitio. Las alusiones en los medios de comunicación y el boca a boca deben haber ayudado, porque de sopetón han sacado la tercera y cuarta temporada este otoño. O quizá haya sido el amor que públicamente profesa Obama a Omar. Quién sabe.

C de Charlie Crews: Supongo que desde este Estado, que tan bien lo acogió, no se puede entender porqué en Estados Unidos marginaron este detective que supo diferenciarse dentro del género policíaco. Pues básicamente por nacer en el lugar equivocado: si Life hubiera ido acompañada de un CSI en la CBS, seguramente seguiría con nosotros. Pero la creó la NBC y ya se sabe que todo lo que toca esta cadena se hunde. Aunque para el protagonista Damian Lewis se cerró una puerta y se abrió una ventana: ahora está en los escenarios de Londres interpretando El Misántropo de Molière con Keyra Knightley. Afortunado.

D de Depredadora: Samantha de Sexo en Nueva York marcó tendencia (como siempre ha hecho la pandilla de Carrie Bradshaw): puso de moda a las maduritas depredadoras de jóvenes. Y este año la tendencia ha explosionado: Courteney Cox se pasa el día a cien mirándose los chavales en Cougar Town, que me ha seducido; Jenna Elfman se ha quedao preñada de uno en Accidentally on Purpose, un yogurín que se pasa el día enseñando abdominales (y quizá por eso la sigo); e incluso ha habido un reality basura, The Cougar, en que unos chicos de veintitantos debieron luchar para conseguir el amor de una madre soltera.

E de Embarazo: Lexie Grey se dio a la comida para superar la ansiedad, mientras las mesas del hospital la ayudaban a ocultar la barriga. Lilly Van der Woodsen y Robin Scherbatsky, en cambio, optaron por tumbarse en el sofá durante múltiples episodios. Meredith Grey regaló un riñón y se pasó el postoperatorio postrada en la cama, y la detective Reese fue enviada directamente al FBI. Pero la palma, ya lo sabéis todos, se la lleva Allyson Hannigan: los de Cómo Conocí a Vuestra Madre aprovecharon el handicap para reírse un rato con los espectadores.

F de Fey, Tina Fey: El 2008 la coronaron musa de la comedia, pese a que desde Chicas Malas ya había dejado bastante claro todo su potencial (como guionista, porque su personaje era bochornoso). Pero este año ha llegado la resaca y su tan vanagloriado Rockefeller Plaza se queda a medio gas. No recuerdo la última vez que vi un episodio redondo. En la tercera temporada quizá vi un par.

G de Gatillazo: Ironías de la vida, Hung de la HBO no levantó cabeza. Puede estar renovada para otra temporada, pero la crítica la perdonó sin mucho entusiasmo por ser hija del Mesías televisiva. Y ahora que no está en antena, no hay nadie que hable de ella o que se acuerde. Suerte tuvo de tener de lead-in a True Blood (léase la V de Vampiro).

H de Hospital: Urgencias se despidió ante una audiencia mediocre por lo que hubo sido y con ella se fue otro estandarte de la NBC y de su época dorada (a la que sólo le quedan los Ley y Orden). Pero ha habido series médicas noveles para dar y traficar: Hawthorne, Mercy, Three Rivers, Trauma y, la única que se salva, Nurse Jackie. A día de hoy, sin embargo, los chicos del Seattle Grace siguen siendo mis niños mimados: la quinta temporada de Anatomía de Grey fue un soplo de aire fresco y la sexta es aún más deliciosa.

10 comentarios:

Moltisanti dijo...

Lo que dijo Obama de The Wire y sobre Omar, fue la mejor publicidad que la serie pudo recibir. Me alegra ver que cada más y más gente se está animando con ella.

WATANABE dijo...

Lo de la ABC prometía ser grande y se ha quedado en nada. Ojalá The Wire siga expandiéndose así, estoy como loco para que salga un pack en condiciones con las cinco temporadas.

satrian dijo...

The Wire está al nivel de Los Soprano y es una pena lo que nos ha costado hacernos con los packs de DVDs de la serie.
Una pena la desaparición de Urgencias a ver si la acabo uno de estos días y también la de Life que hacemos ahora sin Crews y Reese :(

MacGuffin dijo...

Desde luego, Crews y Reese fueron los alumnos aventajados de las series de policías actuales, y si les hubieran dejado, habrían logrado cosas grandes. Tenían las mejores conversaciones en el coche después de Booth y Brennan (y Mulder y Scully, las suyas eran tremendas).

Sí es cierto que The Wire siempre está a la sombra de Los Soprano. A mí me gustan más los narcos de Baltimore que los mafiosos de Nueva Jersey, pero también es una serie un poco más difícil para el público.

ALX dijo...

The Wire siempre ha estado a la sombra de Los Soprano, aunque ahora mismo, que llevo las dos a la mitad no sabría con cual quedarme. Ambas son magníficas y de lo mejor que ha dado el canal (por mucha rabia que a veces den las series de cable).

Y en lo de gatillazo también incluiría la otra comedia que ha estrenado HBO, Bored to death, de la que tampoco se ha hablado mucho.

Por ahora HBO solo tiene como éxito a True Blood, esperemos que le de luz verde a Canción de Hielo y Fuego.

Crítico en Serie dijo...

Moltisanti, está claro que todo lo que dice Obama va a Misa. Estoy seguro que Borges también aumentó sus ventas después que dijera que le gustaban sus novelas (está claro que este poder no lo tuvo en su momento Zetapé. Ahora menos).

Watanabe, una lástima. Pero yo les reconozco un acierto: para empezar, a mí V me gusta mucho como entretenimiento; y segundo, las Desesperadas y AdG pueden no ser nuevas pero están pasando por su mejor momento desde sus inicios. Pocas series culebronescas, no procedimentales, pueden decir lo mismo en su sexto año.

Satrian, lo importante es que la hemos descubierto. Y por más que en su momento me gustara Los Soprano, creo que The Wire está a otro nivel. Pero pocos lo dicen en voz alta, porque ya se sabe que "es la mejor" y nadie lo puede cuestionar.

MacGuffin, Booth y Brennan tienen cierto encanto y me discuto continuamente con mi madre porque a mí Huesos me fascina. Creo que es un gran personaje, a pesar de lo ligera y a veces bochornosa que es toda la serie. Pero los diálogos de Crews y Reese a mí me ganaban con mucha más facilidad. Eran breves, sí, pero de una intensidad impagable.

ALX, The Wire creo que ofrece algo más que Los Soprano: esa aportación de totalidad que tiene cada una de sus temporadas (que conste que sólo he visto las dos primeras, pero que nadie me penalice por dilatarla en el tiempo). Y coincido con lo de Bored to Death: sus audiencias han sido lamentables, nadie habla de ella y encima ha sido tildada de demasiado pretenciosa, de intentar ser la serie más cool y posmoderna. A mí es que Schwartzman siempre me ha irritado. Así de fácil.

fon_lost dijo...

después de leer en muchas entradas que no está gustando la 6a temporada de Grey, me alegra ver que hay gente a la que como a mí, nos está gustando esta nueva temporada. Cougar Town me gusta, pero podría dar + de sí. FF y V deben demostrar tras el parón que pueden ser mucho más de lo que han mostrado. y Hung tuvo un muy buen piloto, pero sí, se fue desinflando poco a poco. al final remontó, pero vamos, que tiene una 2ª temporada por delante para dar un giro y ser mejor.

Crítico en Serie dijo...

fon_lost, a pesar que el primer episodio me pareció infumable, AdG está teniendo una de sus mejores temporadas, sabiendo aprovechar los secundarios que han pasado a protas (Callie, Arizona, Sloane, Hunt), buscando recursos imprevisibles (ese episodio en el que deambulábamos por el hospital para saber quien había matado al paciente, la llegada de los chicos del Mercy West) y reaprovechando personajes que creíamos agotados (Christina).

Anónimo dijo...

hola, humildemente pienso que los intentos desesperados de abc por tratar de lograr una nueva tripleta es un error grave pues la "estrategia" de colocar defying gravity como la nueva greys no pudo ser peor, no entiendo la insistecia de comparar un show con otro (como fox al llamar a house la csi de la medicina, por los datos iniciales del show ese slogan no sirvio) deberian permitir al publico sacar sus propias concluciones pues otra vez van con lo mismo en la publicidad de the deep end (greys pero con abogados segun el canal) dudo que leah pipes y tina majorino sean heigl y oh, un show deberia probar su valia y no ser victima de la publicidad exacervada como paso co FF y esa necedad de que V sea mas de lo que se puede en 4 episodios (yo culpo a la cadena). otra que tiene posibilidades seria happy town con un misterio que puede invulucrar a las masas pero (ojala me equivoque no creo q pase de sus 7 episodios), las cadenas no deben esperar audiencias como las de 04-05. vamos, creo que me leo muuuy quejumbroso pero lost no va a tener comparacion con nada en el siguiente lustro, acostumbremonos.
saludos
anonimo de Mexico

Anónimo dijo...

Ni de coña 30 Rock se queda a medio gas, vamos. Te puede estar gustando más o menos (la fama también influye negativamente), pero episodios redondos los tiene y sigue en forma. Ya quisieran muchas.