miércoles, 22 de septiembre de 2010

A tiros en Hawaii

No digo nunca que no cuando toca ver una película de acción cualquiera, ya sea dirigida por Michael Bay o por algún novel director de videoclips que quiere probar fortuna en Hollywood. Si son lo mínimamente pirotécnicas y entretenidas, no me siento engañado y encima disfruto. Es por esto que esperaba Hawaii Five-O con insólitas ganas: echaba de menos este nicho desaprovechado en televisión por razones presupuestarias. Pero si alguien podía hacerlo era obvio que se trataba de la CBS. Audiencias millonarias y un público acostumbrado a la franquicia de Bruckheimer (que, por suerte, no está en este proyecto). Y el resultado que libran es una película de 44 minutos. ¿Por qué no me iba a quitar el sombrero?


El problema con el que se suelen encontrar esta clase de producciones normalmente está en los actores que van a llevar las investigaciones, en este caso una unidad de elite y al margen de la ley en ese paraíso que es Hawaii. Y que los actores ya fueran conocidos a veces es más contraproducente que ventajoso, pues puedes partir del escepticismo. Sin embargo, en este caso las presentaciones no chirriaron. En cinco minutos nos dieron a un sólido protagonista en el cuerpazo de Alex O’Loughlin (el hombre afrodisíaco), que últimamente no había tenido suerte con los papeles (Moonlight, Three Rivers), un gracioso Scott Cann, que en ese físico robusto sorprendentemente guarda bastante talento, y otros dos que se elaborarán en los próximos episodios pero con la suficiente chispa de blockbuster veraniego, especialmente en el caso de Grace Park, sacada directamente del mar al más puro estilo Los Ángeles de Charlie de McG (¿Boomer? ¿Quién es Boomer?).


Pero las credenciales de Hawaii Five-0 no quedan restringidas en el reparto y los encargados de desarrollar el proyecto dan una absoluta tranquilidad. Por un lado están Alex Kurtzman y Roberto Orci, los responsables de Fringe, y por otro tenemos a Peter M. Lenkov, productor y guionista de CSI: Nueva York y encargado de la cuarta temporada de 24. O sea, primero tenemos la garantía de calidad (no es NCIS) y luego la garantía de efectividad (tiros que nunca son mortales, explosiones y un ritmo que evita que nos planteemos qué nos aporta emocionalmente).


Si encima le sumamos que el quinto integrante del equipo es el archipiélago de Hawaii y que su fotografía le da un toque exótico a pesar de la explotación urbanística (su exaltación del verde es una de esas tonterías que me hipnotiza), tenemos aquí el primer blockbuster del otoño. Le falta mucho por demostrar, pues en los pilotos siempre vuela más chatarra por los aires de lo que será habitual, pero la química entre O’Loughlin y Cann, los presupuestos de la CBS y los nombres que hay detrás del proyecto me obligan a ilusionarme con estos “new kind of cops”.


9 comentarios:

martinyfelix dijo...

Me parece que voy a animarme a verla...

Rick dijo...

Estoy de acuerdo con tu post. Incluso a mi mujer que no le gustan este tipo de series se le hizo muy amena. Lo que me preocupa es que bajen el pistón en los siguientes episodios, pero los personajes tienen suficiente empaque como para enganchar. A mí se me soltó una lagrimita cuando Grace dice "primo" y se abraza a Daniel Dae Kim; mis dos series favoritas se unieron en ese abrazo.

satrian dijo...

XDDD me ha encantado lo de Boomer ¿quién es Boomer?, enseguida se me fue de la mente el mono de BSG.
Es cierto, una película de 44 minutos, trepidante, bien narrada, bien presentados los personajes y su entorno, planteando una especie de trama central, y una acción muy bien rodada, gracias Len Wiseman.
De momento me la quedo, como dices puede que más adelante me arrepienta, pero el comienzo ha sido de fuegos artificiales.

Tokky dijo...

Me parece un excelente ejercicio de acción. Muy del estilo de los noventa con medios del 2010. La trama central piiifhhf mientras solo sea la excusa para ver tiros y acción todo bien.

La pareja de policias me gusta como funcionan juntos. La quimica es dificil de conseguir. A lo facil que se maten a palos

Pese a mi odio visceral a Scott Caan me la quedo.

WATANABE dijo...

Esperaré a ver qué tal cala. Yo también echo de menos en antena una buena serie de acción sin demasiadas pretensiones, y esta cumple los requisitos.

patricia dijo...

Sólo me faltabas tu para decidirme, que volver a "pelo pantene" como lo definiste me alegra la vista y mucho y si además hay acción pues mejor que mejor, que yo no soy muy de series-pastelitos, no tengo vocación de culebrón.
Creo que hasta me esforzaré y la veré en v.o , en cuanto mande a la cama a todos.
Besitos

Crítico en Serie dijo...

MartinyFelix, por lo menos quédate con la conciencia tranquila ;)

Rick, esa unión fue histórica. Y Dae Kim, sin poner acento alguno, te obliga a olvidar a Jin. Pero me quedo con Grace Park, que conste.

Satrian, yo es que quedé entusiasmado, pero cómo tú dices también me da miedo que baje. Por si acaso, que la gente me vuelva a preguntar por twitter con el paso del tiempo. De momento esta unidad de elite creo que será uno de mis entretenimientos favoritos de este invierno.

Tokky, "mientras solo sea la excusa para ver tiros y acción todo bien". Pues eso. Y si además tenemos una química con gracia y un perfecto telón de fondo... ya podemos estar felices y comer perdices.

Watanabe, este año tienes por elegir: Nikita, Hawaii Five-0 y Undercovers. Si no encuentras una para ti... ¡quizá no es problema de la tele sino tuyo! ;)

Patricia, pobres peques. Llévalos a una super academia de inglés y así la podréis ver todos juntos. Y ya te aviso que Alex O'Loughlin está para darle un muerdo en esta serie. Lo prefiero aquí que en Moonlight, quizá porque deja de lado su pelopantene por algo más informal. Y tiene unos ojazos.. Ayay, ya paro, ya paro.

fon_lost dijo...

No tená intención de ver el piloto, pero lo leido en blogs y por twitter me animó. No me pareció una maravilla, pero teniendo en cuanta que quería una de acción en mi particular parrilla, estoy más que satisfecho.

Arantxa dijo...

Ya he visto cuatro capitulos y me ha sorprendido que estos polis hagan tambien funciones de James Bond salvando los intereses del país contra grupos terroristas, como en el espisodio del embajador y sus hijitas. Vamos, con los chicos de Hawai 5.0 que desmantelen la CIA, menudo gasto inutil. Con el ex-marine ligandose a una ex- colega para que le deje usar el satelite militar para localizar a los malos fuera de las camaras de trafico. ¡Asi cualquiera! Los detectives de hoy, con tanto ordenata y artilugio, propio o enchufado, no necesitan darle al cerebro para atrapar a los malos, que juegan con desventaja en ese sentido, asi no vale! ¡Que poco papel dan a la chica, aparte de ser gancho para los malos, rancio rol femenino donde los haya! Y el chino o japones solo sirve para localizar coches, ver ficheros de ordenados y tocar pantallas a menos que Danno este cojo. Aun no se que papel va a jugar la hermana discola, supongo que esta ahí para tontear con Danno -que en todas estas series, la mezcla racial de parejas esta tan bien vista como en pleno Missisippi en los años 20-. Eso sí, los paisajes siguen siendo maravillosos...