miércoles, 2 de febrero de 2011

Olivia y los viernes

Desde que Fringe regresó de las vacaciones navideñas, los norteamericanos tienen el doble de deberes. Primero está el hecho que, quien quiera que sea estudiado por Nielsen y ame la serie, tiene el deber moral de sintonizar la serie cada viernes, por el bien de Olivia Dunham, ya sea rubia o morena. Y después está la imprescindible cita del sábado por la mañana: comprobar si la suerte de la serie ha cambiado o no. Si la audiencia se mantiene y, sobre todo (o únicamente), los demográficos. Los adultos de 18 a 49 años. Aviso: con un 1.9 se puede decir que va bien. Pronosticar cómo irá a partir de aquí ya es otra cosa.


Las páginas de audiencias del otro lado del charco, que hacen un fantástico seguimiento del espécimen de ciencia ficción, se lo están pasando bomba estos días. Saben, porque los contadores no engañan, que el tráfico a su página web ha aumentado gracias al miedo a perder a los Bishop. La otra gran joya que tienen son los fans de Chuck, que semana sí y semana también rezan para que la NBC fracase en todos sus frentes y se vea obligada a renovarla in extremis una vez más. Pero los recientes datos de Fringe en su nuevo horario del viernes, 4,5 millones y el 1.9 en los demográficos, que mantienen y hasta mejoran los peores registros del jueves, tienen un gran reto enfrente.


Para empezar, no se pueden permitir caer. La teoría (y fijaos que digo “teoría”, no “hecho irrefutable”) es que si una serie quiere mantenerse tranquilamente en antena en un viernes, debe mantener en las demos un 70% de la media de las ficciones del canal. Esto es, más o menos, el 1.9. Luego están otros factores que pueden jugar a su favor, como que la Fox tenía unos viernes en estado comatoso (que nunca da muy buena imagen) hasta que Fringe y el reality de Kitchen Nightmares se han volcado en ellos, o que representantes del canal avanzaran que con una pequeña caída también se conformarían. Esto podría darle margen a la serie para caer un par de décimas.


Sin embargo, el peor miedo al que debe enfrontarse la serie escapa de sus manos: se llama primavera. Una cosa es aguantar el tipo cuando las inclemencias metereológicas y el frío asolan el país, y por lo tanto el consumo de televisión de los viernes aumenta, y la otra será mantener a los espectadores cuando lleguen las buenas temperaturas y a la gente le dé pereza encerrarse en casa a las nueve de la noche. Cabe tener en cuenta que por encima de todo la televisión es un negocio y que Fringe debe rentabilizarse a partir de los visionados. Al no estar producida por la propia Fox, sino por la Warner y Bad Robot, significa que no obtienen beneficios como a través de las ventas internacionales y otros derechos (que, para ser exactos, tampoco domino). Y estas dos semanas Fringe se enfrentó a las reposiciones de CSI: NY y Supernatural en lugar de encontrarse con episodios nuevos, algo que ya ha terminado. No obstante, la que más temores despierta por compartir temática, Supernatural, ya demostró con su fuga de los jueves, donde antes también rivalizaban, que no se quitaban audiencia la una a la otra (cuando se fue la audiencia de Fringe igualmente siguió bajando).


Lo que está claro, a pesar de las adversidades a las que se enfrenta, es que Kurtzman, Orci y Abrams no se asustan fácilmente. Mientras que esperaba encontrarme con un Fringe moderado tras el parón, más autoconclusivo y con menos serialización, ha hecho todo lo contrario. Como siempre han tenido un caso en cada episodio, pero se han centrado todos los esfuerzos en los asuntos perennes que afectan la relación entre Olivia, Peter y Walter (y la humanidad entera). Diría que para los inexpertos incluso eran más fáciles de seguir los casos que intercalaban el azul y el rojo (para no ser espoileador soy críptico). Si al final resultará que Fringe habrá inventado un género televisivo, el pseudoprocedimental, cuando en la 2ª mitad de la 2ª temporada demostró que los casos más aislados también le salían a la perfección (‘Johari Window’, con el pueblo-elefante, o ‘Northwest Passage’, con Peter a su bola con Martha Plimpton). Pero yo mejor me callo, que Fringe está en estado de gracia y da igual lo que haga que le sale redondo.

10 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Yo estoy muy contento, tanto con los datos que está cosechando, como por los derroteros que está tomando la serie. Centrándose en el meollo a pesar de lo complicada de su situacion en viernes (donde como dices, una mayor procedimentalizacion no les hubiera venido mal).

Ahora bien, hay que ver qué sucede más adelante con la primavera como bien dices, pero tambien con le regreso de la competencia, que hasta el momento están con reposiciones.

Saludos!

Crítico en Serie dijo...

Telespectador, toda la razón. Hay que tener en cuenta esto de las reposiciones, de lo que me había olvidado. Gracias a ti he agregado un par de líneas al cuarto párrafo. Claro que, como han advertido en otras páginas, el público de Fringe es el que es. Si te acuerdas, cuando se enfrentaba con Supernatural en los jueves, el público no creció cuando los Winchester se largaron a los viernes. Por lo tanto creo que si baja no será por tener competencia, sino por desgaste natural del viernes.

Abril22 dijo...

Espero que los datos se mantengan en ese 1.9 que una no entiende. (Qué es un demográfico?,Esto en España no se hace no?, Cómo se mide la audiencia televisiva USA? Porqué hacen parones cada 2x3 estos estadounidenses? Gracias a quién me aclare estas dudas existenciales)

Sobre el capitulo post Vacaciones Navideñas...

Yo sólo digo una cosa! Quiero que sea Sábado YA, quiero que sea Sábado Ya, quiero que sea Sábado YA!!!! Estoy en un sin vivir. Por no Spoilear nada no escribo pero ais el final del capitulo y ais Peter. Lo dicho Quiero que sea Sábado YA!!!

Crítico en Serie dijo...

Abril22, la audiencia se mide como en España, donde se sabe exactamente el perfil de cada espectador, lo que cambia es la importancia que les da el espectador.
En general, las networks (generalistas) americanas (y también el cable), dan importancia al público de 18 a 49 años. La teoría es que son más difíciles de captar que los de más de 50 y gastan más o están dispuestos a cambiar de marcas, yo qué sé ;)
Y un 1.9 de los demográficos de 18 a 49 años significa que, de TODA la gente de esa franja de edad que tiene televisor en cada, un 1,9% han visto el programa. Por lo tanto, no habla de share (cuota de gente que estaba viendo la televisión en ese momento), sino de audiencia real, de porcentaje de la población con televisor.

Hay cadenas un poco más maduras que para camuflar sus resultados dicen querer captar el target de 25 a 54 años. Y otra radicalmente opuesta, la CW, busca las mujeres de 18 a 34.

Lo de los parones, sin embargo, es otro mundo. Como quieren que las temporadas de las series les duren de septiembre a mayo necesitar hacer pequeñas paradas para poder alargarlas. Además, así pueden emitir reposiciones, que les permiten rentabilizar los episodios. Y como por suerte no me has preguntado qué son los sweeps, de los que también siempre se habla, me ahorro contarte en qué consisten ;)

Hopewell dijo...

Ojalá Fringe consiga resistir porque hoy por hoy es de lo mejorcito que emiten en la tele americana. Yo no me explico que sea una serie en peligro. Bueno, si me lo explico, porque no es una serie apta para cualquiera...

Dimaku dijo...

Los datos de 'Fringe' invitan al optimismo, pero no hay que cantar vicotria... y yo no estoy tan seguro de que 'Sobrenatural' no le vaya a afectar :S.

Ya que te veo puesto en el tema audiencias, hago un poco de off-topic: 'The Good Wife' se ha estabilizado en un 2.2, ¿la ves con posibilidades de volver el año que viene?

Eloi dijo...

Pues a mi el componente procedimental de la serie no me gusta nada, y creo que deberían eliminarlo del todo. Es verdad que FOX lo impone (porque si no pierden audiencia), pero me da la sensación de que la serie no avanza.
Hay series que por ser como son, un ritmo pausado les va de fábula. Pero FRINGE necesita avanzar más rápido.
Ah, y no se qué hace JJ Abrams presentando una propuesta de 7 temporadas a la FOX! ¿?WTF?¿

Crítico en Serie dijo...

Hopewell, el mayor error de Fringe fue arrancar tan tarde. La primera temporada no estuvo mal, pero no tuvo ese 'algo' que se manifestaría entrada la segunda temporada.

Dimaku, TGW tiene unos datos bajos para la CBS, pero si consigue estar por encima de los dos puntos yo creo que la mantendrán. Les importa mucho la pasta, pero todo les funciona tan bien que se pueden permitir tener una serie ni que sea para mirar de igual a igual a las cadenas de cable. Y es que las nominaciones que recibe en todos los premios en la categoría de drama son todo un puntazo. Lucha contra Mad Men y Boardwalk Empire, que no es moco de pavo. Que la cadena siga arrasando y así no le importará tenerla en la programación.

Eloi, el elemento procedimental de Fringe la define. Fringe no sería Fringe sin sus casos semanales. Hay que asumir que siempre será una serie donde las tramas transversales avanzarán poco a poco pero sin pausa. Si no lo aceptas, siempre verás la serie con cierta frustración.
Y ese plan de siete temporadas... pienso exactamente lo mismo. ¡Que le presente uno de cinco, que es algo más realista! (aunque igualmente poco probable, para qué engañarnos)

Abril22 dijo...

Muchas gracias por aclararme el funcionamiento de la audiencia USA...

Eloi piensa que Fringe parte como serie de Policías de ahí sus procedimentales. A medida que vas viendo la serie ves que esos procedimentales tienen un porqué y que No es una serie de Policías más. Digamos que los Polis (o FBI) son un medio por el cual se llega al centro de la serie. Igual no son todos los que están pero gran parte de esos casos policiales entroncan con la trama central y hace que vaya avanzando...

Sobre lo de las 7 temporadas alucinante. Aunque leí un chat con fans de John Noble hace un tiempo por la red y dijo que Abrams tenía como pa 6 Temporadas si la cosa iba bien. Si es cierto este Abrams es un Genio. Vaya Cabeza tiene el tipo!!! Aunque después de lo de la campaña de promoción viral que se marcó con VIOLET SEDAN CHAIR en el capitulo 10 y que llevaba 2 años preparado y me lo empezaría a creer...

P.D: Aquí lo VIOLET SEDAN CHAIR
http://www.elpais.com/articulo/cultura/jugada/marketing/brillante/historia/elpepucul/20110125elpepucul_7/Tes

Adri dijo...

Hoy es la prueba de fuego... Ver si puede sobrevivir a un episodio nuevo de Supernatural.

Estoy contigo en que el mayor error de la serie fue el arranque tan lento de su mitología . Esos primeros episodios tan soporíferos con el novio alejaron al público de una serie que luego ha conseguido llegar a una fórmula perfecta de autoconclusividad y mitología que habría tirado bien entre el público actual. O al menos eso creo.

En fin.. recemos.