lunes, 12 de diciembre de 2011

Más allá de Hamlet

He decidido que, ante la duda, es mejor esperar antes de hacer saltar las alarmas. No hace falta, por ejemplo, condenar la quinta temporada de Sons of Anarchy antes de que se haya rodado. De hecho, Kurt Sutter ni debe haber empezado a escribirla (aunque seguro que estará dándole vueltas en la cabeza mientras insulta a sus detractores por Twitter). Sea como sea, es normal que haya dudas. Como ocurre con muchas series actuales, cuando uno se enfrenta a grandes conflictos, siempre corre el riesgo de saltar el tiburón (expresión que en las últimas semanas he utilizado más que en toda mi vida).


En el caso de Sons of Anarchy, este conflicto se centraba en las reminiscencias a Hamlet que tantas comparaciones suscitaron en el estreno hace unos años y que ahora Sutter ha querido desmentir. No es una cuestión de rechazar los parecidos, sencillamente que cada obra tiene su evolución dramática y Sutter ha optado por no ser literal y simplemente acogerse al planteamiento inicial de la obra de William Shakespeare. De aquí que algunos más escépticos, que no ven tanta mecha a la banda de motoristas, se quejen por la doble renovación de la serie. Hemos visto una cuarta temporada y la quinta y la sexta ya están en camino.


El viaje que ha vivido este año la serie sobre todo se ha dividido en dos partes: primero hubo una recepción general por las nubes, aduciendo que había regresado a sus raíces y es cierto que el drama familiar ha sido intenso (y localizado en Charming, que siempre es más verosímil), y después ha habido la contrapartida de haber jugado en primera división. Después de trece episodios que fueron subiendo la tensión y que parecía que nos conducía a una explosión más que a una catarsis, llegó una despedida con la mirada puesta en la próxima entrega. Una especie de “alto, que no quiero perder mi trabajo y cerrar la serie sin querer”. Y Sutter buscó la forma de seguir con Sons of Anarchy.


El tiempo nos dirá si esta decisión estuvo tan acompañada de razones empresariales como otras creativas. Sutter, que siempre ha sido muy verbal y muy explícito a la hora de enfrentarse a las críticas, debe estar seguro de sí mismo por atreverse a comportarse como un macarra que se ha colado en Hollywood. Pero tanto el episodio final que ha rebajado el resultado global de la temporada como su actitud contra los académicos que nunca han nominado a su mujer Katey Sagal por interpretar a la matriarca Gemma Teller, parecen indicar que no tendrá mucha suerte de cara a los Emmys del año que viene.


Siempre dice que no le importan y siempre acaba por insultarles por no incluir a su mujer, así que tanto pasotismo no puede ser cierto. Lo que sí está claro es que ella tiene episodios que mandar. Pocas escenas ha habido más crudas en todo el año que su pelea doméstica. Y hasta aquí puedo leer.


P.D. Podcastero: Para hablar de Sons of Anarchy, esta semana en el nuevo programa de Yo Disparé a J.R. contamos con Vanessa de las TV Slayers, defensora de la serie y firme detractora de Charlie Hunnam como protagonista. Pero no nos adelantemos, que también hablamos de la serie documental metatelevisiva llamada America in Primetime que ahora llega al Canal +, esa revelación catalana llamada Polseres Vermelles, el giro de Cómo Conocí a Vuestra Madre y porqué CSI se merece nuestro respeto.

El podcast os lo podéis descargar aquí o en la barra lateral y aquí la guía:

- 0': Presentación y America in Primetime.

- 9': Polseres Vermelles.

- 22': CSI.

- 38': Sons of Anarchy con spoilers de la cuarta temporada.

- 1h 1': Cómo Conocí a Vuestra madre con spoilers hasta el 7x12.

4 comentarios:

WATANABE dijo...

La verdad es que ver las temporadas por detrás de la mayoría y con distancia, me hace tener una perspectiva diferente de la serie. Ni la segunda me pareció tan increíble como decían (su final me pareció bastante forzado), ni la tercera tan mala. Todavía no he comenzado la cuarta pero espero disfrutarla tanto como las anteriores sin dejarme llevar por la euforia.

Vanessa dijo...

Defensora de la serie cuando a mi me gusta lo que veo. Cuando no, me la cargo, ¡que para eso pago! (bueno, ya se me entiende...).

Y el episodio final fue tan TRISTE, que había que destriparlo. ¡Y qué bien nos quedamos! Besos y gracias por la invitación.

Crítico en Serie dijo...

Watanabe, nunca he coincidido del todo en el tema de la tercera, pero me la vi en dos días, así que cambia completamente el visionado. Me molestó mucho más el cierre de temporada (un tanto... 'tramposo') y menos la deriva irlandesa.

Vanessa, te entiendo. En parte es nuestro deber como espectadores.

Eloi dijo...

Razones empresariales fijo.
Asco de episodio final, joder. Se han cargado una excelente 4a temporada, y la 5a apestará.