lunes, 31 de diciembre de 2012

Lo peor de 2012

La televisión de este año no sólo tuvo buenos programas y momentos para la memoria. Para que estos existan, también tiene que haber mucha morralla fallida o de mal gusto entre la que destacar. Así que aquí tenemos la lista de la basura televisiva de la última cosecha. Lo peor del año.

El No-Do de Sorkin: Se creía que de la suma de la pluma de Aaron Sorkin y el canal HBO sólo podía salir una especie de Mesías que devolvería la fe en los medios de comunicación porque se había propuesto hablar del tratamiento de la información y como puede haber principios en las redacciones. Por mala suerte, The Newsroom dibujó unos personajes hiper-repelentes con tendencia a ser condescendientes (si son hombres) o histéricos (si son mujeres), sermoneó al público del canal y trató noticias pasadas dando por supuesto que él sería mejor director de informativos que cualquier profesional del sector. Un cero patatero.

Los estrenos de otoño: La crítica americana se agarró a Nashville como si no hubiera un mañana porque la televisión estaba huérfana de algún estreno decente. Arrow fue otra de las excepciones que confirmó la regla.

X Factor US: No, Simon Cowell, no hay forma de salvar este descalabro musical. Incluso la nefasta última edición británica, marcada por unas votaciones que se cargaron el programa (Melanie Mason, Ella Henderson), le dio mil vueltas al karaoke con Britney y Demi Lovato.

Los flashes de Shonda: Podríamos emborracharnos cada vez que alguien dice “leader of the free world” o “we’re gladiators in a suit” en Scandal, pero diría que lo que más recrimino a esta serie son las cortinillas. Un festín de innecesarios flashes que separan todas las escenas de lo nuevo de Shonda Rhimes, una serie que cree ser un drama político denso e inteligente y que se queda en mamarrachada.

El avión de Meredith: Otro ataque a Shonda. La creadora de Anatomía de Grey demostró que había perdido cualquier tacto y estrelló un avión para dar un giro dramático a su serie. ¿Por qué escribir tramas de personaje y hacerlas avanzar progresivamente hasta llegar a un clímax cuando puedes liarla parda de forma totalmente gratuita?

La esposa del ejército: Como Claudia Joy no había tenido suficiente mala pata después de perder una hija y sufrir diabetes, los guionistas de Army Wives la mandaron a diálisis porque sus riñones habían dejado de funcionar, recibió un trasplante de su mejor amiga, se quedó fiambre durante unos segundos durante la operación y, mientras se recuperaba en una casa en la playa, fue secuestrada por un violador-asesino al que mató junto a Denise. Esto último en un solo episodio. Puede que una parte de mí crea que es magistral que tengan semejantes agallas, pero no puedo negar que también está en el vergonzoso altar de lo peor del año.

¿Otra vez, Nucky?: Ese desagradecido momento en el que veo la presentación de Boardwalk Empire y me doy cuenta que por enésima vez tendré que ver un montón de episodios aburridos para llegar a un clímax final antológico. No, esta vez ya me niego.

Las renovaciones de contrato: No mencionaré qué series se han visto afectadas por respeto a aquellos que logran vivir al margen de la actualidad televisiva, pero ojalá ningún medio de comunicación cubriera las renovaciones de contrato. Quitó suspense (dos veces) a una de las series de aquí arriba y estos últimos días me han destruido un capítulo muy esperado.

Los trapos sucios de AMC: Primero fue la negociación de contrato con Matthew Weiner, después las discusiones con Vince Gilligan para tener una última temporada de Breaking Bad en condiciones, echaron a Frank Darabont de The Walking Dead y estamos acabando el año con Glen Mazzara y su sonado despido. AMC pudo atraer a la crítica y los premios de forma precoz, pero ahora está aprendiendo cómo funciona el negocio. Y le queda bastante. Le tocaría también una mención especial a la patada en el culo a Dan Harmon por parte de NBC y sus disputas públicas con Chevy Chase, igual de deplorables.

Sé que hay muchas más series o episodios que deberían estar aquí pero ahora no tengo tiempo para seguir con el repaso. Lo importante, que era meterse con Sorkin, ya está hecho. ¿Y vosotros a quién añadiríais?

7 comentarios:

Ester Vi dijo...

Para mi como espectadora lo peor del año ha sido ver el hundimiento total de HIMYM.
Lo que no me gusta como no lo veo, pues no puedo opinar.

Nacho Martín dijo...

Lo siento pero no puedo más que disentir. La tercera temporada de Boardwalk Empire ha sido simplemente espectacular, majestuosa y bien llevada. No me he aburrido ni medio minuto.

Salva dijo...

666 park avenue, la hija de Brody, Revolution, el marido de Kalinda, Terra Nova, Smash...

olhado_lh dijo...

Ciertamente los primeros capis de la 1T de Boardwalk Empire pueden resultar aburridos, para mi lo son, pero una vez has comprado la historia, solo te queda que disfrutarla. Algo similar me paso con Treme, pero multiplicado por dos, seguir con ella fue cuestion de fe (la musica ayudo), pero una vez compre la historia, a su manera es una joya. Tengo pendiente las 3T de ambas.

The Newsroom la catare, basicamente porque aunque tramposa, las trampas las hacen los "buenos".

Lo peor que he visto este año posiblemente haya sido la 1T de Happy Endings. Hell on Wheels, a falta de un capi, tampoco me ha convencido.

Feliz año a todos!

PETER AGULLO dijo...

¡Ostras! El marido de Kalinda es lo pero, peor, peorcito, malísimo...

Julio C. Piñeiro dijo...

Te dejas en el tintero el chustero reset de Misfits, que al final ni reset, ni continuación, ni reinvención, ni nada,... ir directos de cabeza a por un Misfits 2.0 con algún giro en el universo de partida hubiese funcionado mucho mejor.

Crítico en Serie dijo...

Ester Vi, ¿los últimos episodios de HIMYM no te gustaron? Fueron una alegría después de tanta mediocridad.

Nacho Martín, ¡pues cómo te envidio! Yo vi el primer episodio y pensé que tendría exactamente la misma estructura que las dos anteriores temporadas, que arrancaron bien pasado el arco de mitad de temporada. Finales muy buenos, eso sí.

Salva, 666 Park Avenue puede ser lo peor, pero también es de esas series que ni merecen entrar en un ránking.

Olhago, 'Hells on Wheels' no tiene nada. Una lástima. Sobre todo odié que en un canal tan gafapasta como AMC los indios hablaran en inglés entre ellos. Me quitaba mucho de la serie.

Peter Agullo, el marido de Kalinda es lo peor, pero no creo que bajo ninguna circunstancia TGW merezca ser mencionada en una lista de estas características. No puedo hacerle esto a Alicia.

Julio C. Piñeiro, dejé Misfits en la 3ª temporada y veo que no debo arrepentirme. De aquí que ni pensara en añadirla. :)