miércoles, 8 de mayo de 2013

Benioff y Weiss suben el listón

David Benioff y D. B. Weiss avisaron ya al principio de escribir Juego de Tronos que la mejor temporada sería la tercera. Como tenían la saga literaria de George R. R. Martin a su disposición, por lo menos los cuatro primeros volúmenes (el quinto fue publicado algo después y quedan dos pendientes), podían calcular qué les reportaría más drama y más acción. Y sí, la actual temporada seguramente será la mejor de las vistas. Pero no está bien atribuir todo el mérito, como ellos hicieron indirectamente, a la obra original.

Juego de Tronos está en su punto álgido porque sus responsables parecen haberle cogido el tranquillo a tejer tantas y tantas tramas en diez episodios. A situar al espectador con sus diálogos sin que nos sintamos en una clase de historia, y darle un valor intrínseco a cada escena, ya sea por picante, teatral, dramático, porque la trama avanza o por épica. Bueno, por lo menos a la mayoría. Y esto, por lo menos en los arranques de temporada anteriores, era lo que faltaba.

También se agradece que tengan una visión más completa de la obra. Finalmente están contando la historia con vistas al futuro, tomándose el formato de la temporada televisiva como una herramienta para contar una entrega de la obra completa y no simplemente adaptando el libro. La literatura y la televisión no son iguales y está bien que siembren y desarrollen tramas desde un principio con tal de entenderlas mejor cuando ocurran en uno o dos (o cuatro) años. Debe ayudar que Martin esté tan involucrado en el proyecto y pueda chivarles por dónde irán los tiros en un futuro.

De esto se habrán dado cuenta los lectores de los libros. Los dos primeros volúmenes, Juego de Tronos y Choque de Reyes, fueron adaptados casi escena a escena, quitándole unas cuantas, modificando pequeños detalles (como las inclinaciones sexuales de Sir Loras) y acelerando el arco de Theon Greyjoy. Pero Tormenta de Espadas no está teniendo una adaptación tan literal, aludiendo todavía más en la trama del Dios de la Luz, dándole una dirección, acercándose al concepto de Canción de Hielo y Fuego, el título original de la saga.

Es como si la serie por fin hubiese madurado. Aún tiene aspectos que mejorar: cada escena con Robbie Stark es un agujero negro donde se pierde todo el interés, vemos a Arya una y otra vez estancada, y no saben darle a Jon Snow la honorabilidad y la calidad de héroe de los libros (aunque su última escena en el muro era alucinante y muy Máximo Riesgo). Pero todas sus escenas, de una forma u otra, transmiten su razón de ser.

Se está confirmado, por lo tanto, que esta temporada puede que sea la más entretenida y también mejor. De momento, han dado grandes momentos como la lucha fraternal de egos entre Tyrion y Cerséi, las siempre inquietantes apariciones de Joffrey y los Tyrell (así en general), esa impactante escena de Daenerys, que pasará para siempre a los anales de la historia de la televisión y del género fantástico (y que estuvo muy bien pensada, única escena del personaje en el episodio y justamente la última) o la tortura psicológica a la que es sometida (la pobre) Sansa.

Y el último episodio, el aparentemente menos ágil desde el primero de la temporada, no perdió su capacidad de hipnotizar. No sólo porque dominan el arte de dar algo interesante a todas las escenas, sino porque dio la impresión de colocar las fichas de cara a la traca final. Y, viendo como están todas, no puede ser una idea más prometedora.

2 comentarios:

Liz dijo...

Toda la razón. A mi es que me parece que de Robb no es mucho lo que podemos coger. Sus dialogos no son especialmente brillantes. Y con Arya, que esperemos siga caminando por donde va ;)

besote

Alberto García dijo...

La orientación sexual de Loras no está modificada, en los libros también es gay. Otra cosa es que no se aluda directamente a ello, aunque ya en Tormenta queda claro y hubo anteriores alusiones a ello en los libros.

Sobre lo de Robb, pues no estoy del todo de acuerdo. En esa trama tienen el problema de la enfermera anarquista y tal, que tal como la reflejaron es bastante innecesaria, y es una trama difícil de adaptar, pero creo que el actor de Robb lo suple con carisma. Un carisma que el actor de Jon no tiene. Lo siento profundamente pero es el actor mas flojo de la serie.

Sobre que adaptaron el primer y segundo libro escena a escena, pues tampoco. Sobre todo en Choque, en Juego lo tuvieron mas sencillo y aún así ya fueron introduciendo cosillas, recortando de aquí y de allá, etc. Pero ya en choque cosas como la forma de introducir a los Tyrell y demás, se nota. De hecho en choque hicieron dar vueltas a Jon y a Dany sin propósito claro (la trama de dany y los dragones fue bastante absurder) e inventaron lo de Talisa, en un giro bastante raro e innecesario de cara a meter lo que luego pasa en Tormenta. Innecesario porque no hacia falta cambiar el caracter e identidad de la chavala para lo que ocurrirá ahora (a no ser que haya mas cambios por venir)

Mi teoría sobre la mejoria de la temporada es que tienen dos temporadas para contar lo que antes solo contaban en una. Y aunque Tormenta sea mas extenso, tampoco es extremadamente mas extenso que los otros, y de hecho tiene cosas recortables como viajes, y los eventos se concentran en el tercio final del libro.