miércoles, 1 de enero de 2014

La polémica de 'Duck Dynasty', lo peor de 2013

Quería escribir una lista de lo peor del año y sólo puedo pensar en la deleznable polémica de la caza del pato. Bueno, para ser más exactos, de la familia protagonista de ‘Duck Dynasty’, el reality de más éxito del cable americano. Ellos vivían tranquilamente en una zona pantanosa, hacían artilugios para cazar y rezaban una plegaria en cada episodio. Eran la mar de entrañables. Bueno, hasta que uno de ellos concedió una entrevista este mes de diciembre y dejó ir una joya. No solamente citó la Biblia para afirmarse en la idea que los homosexuales son pecadores (idea que también promulga la Iglesia católica y algunos de nuestros vecinos), sino que tuvo la divina fortuna de compararlos con terroristas. ¡Alabada sea la palabra del Señor!

El canal A&E, para que su imagen no se viera perjudicada, decidió suspender a semejante tipejo durante unos cuantos episodios. Un lavado de imagen muy simbólico, si tenemos en cuenta que el rodaje de la temporada ya casi había terminado e igualmente iba a aparecer en la mayoría de los episodios. La audiencia ni se iba a enterar. Pero los fundamentalistas cristianos se movilizaron, recogieron más de 200.000 firmas en dos días y los protagonistas de ‘Duck Dynasty’ se revelaron. No grabarían más programas si no era con Phil. ¡El pobre hombre sólo había ejercido su libertad de expresión y de creencias morales!

No ha existido práctica más enervante estos días que entrar en los medios americanos y observar las secciones de comentarios. El ala cristiana más rancia del país ha salido de sus cavernas para defender esta libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos de profesar comentarios homófobos y racistas. Según su punto de vista, si ellos tienen que soportar “la doctrina gay”, pues ellos tienen derecho a expresar su “doctrina cristiana”. Obviamente ni entraré en mis creencias personales. Me educaron para pensar que mi libertad como individuo terminaba donde empezaba la libertad y respeto de mi prójimo. Pero es que hasta Sarah Palin ha salido de su cueva ultra-conservadora y creacionista para meter cizaña y toda la industria estaba expectante. ¿Qué ocurriría con ‘Duck Dynasty’?

De hecho, uno de los establecimientos comerciales que vendía el merchandising del programa decidió retirarlo y poco después volvió a colocar los productos en las estanterías, viendo que surtía efecto el boicot de los fundamentalistas. Y los analistas de Hollywood analizaron incesantemente el desarrollo de la polémica. ¿Por qué A&E dejó que alguien de ‘Duck Dynasty’ hiciera una entrevista cuando era evidente que el hombre soltaría alguna perla? ¿Por qué el público se sorprende, cuando su perfil era el del hombre homófobo y racista que es? Y, según ellos, el mayor problema es que no entendían a quién tenían entre manos. Esa ridícula sanción (repito: ni se iba a notar) hubiera funcionado con cualquier otro... menos con una familia que cree tener a Dios de su lado y el deber moral de advertir a la sociedad del terrorismo homosexual (que no juzgan).

Al final el asunto se ha zanjado con una bajada de pantalones del canal A&E. Se echó para atrás, atribuyó las declaraciones a Phil Robertson lavándose las manos y ‘Duck Dynasty’ volverá a la normalidad. No podían dejar perder su programa de mayor éxito, que les reporta decenas de millones en publicidad y centenares en productos relacionados. Pero este final también sirve para sacar a la luz una verdad evidente: por más que los derechos de los gays y lesbianas se vayan extendiendo por el país, hay un sector cristiano fundamentalista con poder y que da miedo, que no suele trascender las fronteras porque Hollywood se esfuerza en vender su cara más amable. Y toda esta situación es, sin lugar a dudas, lo peor que ha ofrecido la televisión americana este 2013.

5 comentarios:

HannahBrocken dijo...

Jo-Der, no me habia enterado de nada. Puedo entender que haya algunos elementos que consideren la homosexualidad como algo antinatural, un pecado, algo asqueroso... pero no me cabe en la cabeza de donde les viene tanto odio. ¿Realmente creen que es tan peligroso como el terrorismo? ¿Ven justificados matar a alguien por esto? Me quedo sin palabras

Dexter Morgan dijo...

Es lo que por allí llaman "the culture wars", que va con todo este asunto de los derechos civiles en general, y que ahora con el avance del matrimonio igualitario está en la cresta de la ola.

Pero por mas poder que aún conserven los fundamentalistas cristianos, se está produciendo allí también una secularización de la sociedad (por mucho que USA sea la excepción en temas de religión en un país muy desarrollado) y muchas iglesias están encontrándose con que una parte importante de sus fieles ya no aceptan de buen grado la homofobia. Así mismo, el Partido Republicano está cometiendo una especie de suicidio demográfico al estar ya solo apoyado mayoritariamente por gente mas bien blanca, protestante y de edades elevadas.

Total, que queda mucho por hacer, pero lentamente la cosa va cambiando

Crítico en Serie dijo...

Dexter, espero que esos fundamentalistas acaben recluidos en ghettos y dejen de contaminar los medios con su odio. Porque, de momento, 'Duck Dynasty' sigue cobrando los anuncios carísimos y hasta han sacado rifles con su nombre. Da rabia cuando ganan una batalla.

Dann Natanael dijo...

oh si claro, tengamos libertad de expresión, pero solo para que los gays salgan del closet, solo para que los evolucionistas y anticristianos digan que esta mal ser cristiano, por favor, hay cientos de series, chistes, comentarios anticristianos en la tele, y nadie los cancela, los ateos se comen con risas a los creyentes, y nadie los censura, un anciano con mentalidad de otra epoca hace un comentario de sus creencias y puf, todo mundo hace escándalo, son todos unos hipócritas. Soy un evolucionista teista que no cree que la biblia deba ser tomada como literal, pero aun asi defenderia con mi vida el derecho a expresar cualquier opinion contra mi doctrina o la doctrina contraria a la mia, la mayoria de mis compañeros cristianos me creen de lo peor por aceptar la idea de la evolucion y no por eso voy a ir de marica a quejarme con las autoridades por discriminación, si yo no quiero aceptar la conducta de mi prójimo, eso no les afecta, mientras Phill Robertson (el cual es una persona de principios que ayuda a su comunidad, pero claro, no son los principios de los libertinos pecadores) no dañe ni repercuta en la vida de un homosexual por mi puede decir lo que quiera, y no me salgan con la estupides de violencia verbal, que los cristianos recibimos una lluvia diaria de eso y no nos venimos abajo

Spartacus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.