jueves, 20 de diciembre de 2007

Estrenos USA: Moonlight, muérdeme

Los viernes son un mal día para engancharse a las series, por lo menos en Estados Unidos. Primero, porque estar cada viernes por la noche en casa no es muy buena señal; segundo, porque es difícil encontrarse con series dignas de ser vistas. Seguramente con ansias de captar un público amplio en un día de restringida audiencia, las cadenas apuestan por productos ligeros, sin pretensiones, fáciles de seguir. Entre Fantasmas, Las Vegas, El club contra el crimen o Men in Trees son algunas de las propuestas que pululan por las cadenas americanas (con excepción de la magnífica Friday Night Lights). Y a esta poco atractiva oferta se le ha sumado esta temporada Moonlight, una de vampiros.

Mick St. John (Alex O’Loughlin) es, por mala suerte, un vampiro. Una morenaza (Shannyn Sossamon) le mordió en la yugular y todo al traste: a depender de la sangre humana durante el resto de su inmortal existencia. Pero a diferencia de otros, Mick es un vampiro muy legal: en lugar de buscar presas, se alimenta de la hemoglobina de los donantes hospitalarios. También es un tipo solitario: solamente tiene un centenario amigo y de código ético muy distinto al suyo (Jason Dohring). No obstante, su vida se vuelve más animada cuando empieza a ayudar a una intrépida periodista (Sophia Myles) con quien le une una peculiar experiencia: cuando ella era tan sólo una niña, Mick la salvó de los afilados colmillos de la maldita morenaza con quien él tuvo menos suerte. Desde entonces, él la ha vigilado.

Moonlight no es, ni de cerca ni de lejos, una buena serie. Ni el ritmo, ni las caracterizaciones vampíricas, ni el argumento son dignas de especial mención. De hecho, en ciertos momentos la serie hasta llega a rezumar olor a serie B. Cómo en la vieja usanza, el protagonista es capaz de conducir sin mirar mucho a la carretera e incluso se nota la artificialidad del movimiento del coche, con la imagen de fuera de la ventanilla añadida a posteriori. Por otra parte, los recurrentes flashbacks también gozan de cierto regusto amateur y no en el mejor de los sentidos, como si de estudiantes de comunicación y audiovisuales se trataran. Además, estos retrocesos temporales ejercen de pequeñas zancadillas al ritmo del metraje, que se resiente de unos viajes casi siempre necesarios.


No obstante, la mayoría de estas contrapartidas tienen un antídoto con nombre propio: Alex O’Loughlin. Su voz merece ser oída en versión original, con el deje masculino y la entonación ligeramente prepotente. Además, este actor australiano aguanta suficientemente bien la blandura de un producto que más vale ignorar si O’Loughlin no convence. Detrás de esa voz, esos músculos y el pelopantene, poco queda de aprovechable en esta nueva revisitación al prolífico género vampírico llamada Moonlight.

5 comentarios:

Sunne dijo...

juasjuajuas, pelo pantene.jejeje.

estaba leyendo la entrada y me decía, esto no es Blood ties? . que pasa que está de moda ser la copia barata de Angel, el vampiro sin alma?

nose, ni Blood ties me convence, (vi 2 minutos y me heché atrás) ni pienso ver esta, vaya argumento más..

se sabe que a la gente le atraen los vampiros, pero por ellos han de hacer series con argumentos en el que le meten un vampiro. por que sí? para eso que vena la película del Will Smith, que también salen vampiros. estan de moda.

Ánade dijo...

Mal horario + malos actores + trama repetitiva = "Moonligth".

Me vi el piloto por curiosidad, y no volví a ver ningún capítulo más. Me pareció taaaan aburrido, taaaan cargado de clichés, taaaan... ¿"Angel"? Que acabé quitándolo por el minuto 27. Y, sinceramente, no me arrepiento.

Anónimo dijo...

Clío dijo...
Para nada, la serie de "Ángel" fue para tetos, era malísima y las actuaciones pésimas, lo mejorcito que ha hecho el actor principal de esa serie es "Bones" y la verdad
tampoco atrapa su trabajo. Moonlight hace un esfuerzo por ser seria en un ambiente lleno de clichés y debería dársele oportunidad, digo, si han aguantado a Smallville que sólo le da vueltas a lo mismo con menos de 6 millones de espectadore, porqué no darle a Moonlight esa misma oportunidad con su 8,5 millones de audiencia.
Gracia por permitirme dar mi crítica.

a fan dijo...

Moonlight, es fántástica, el reparto más que acertado, las tramas individuales y la general muy bien ensambladas en cada capítulo. Siempre se repetirán temas, no hemos visto mil series de polis, abogados o médicos? tan sólo hay que aportar un pequeño toque diferente, y aquí el prota lo tiene!

dadle una oportunidad

y eso, que me encnataría que la gente la viera y las difundiera para que hagan más temporadas

gracias

Betty dijo...

Moonlight es genial, estoy 100% en desacuerdo con todo lo que has dicho.