lunes, 12 de mayo de 2008

Viajeros en el tiempo

La vida es un largo proceso de construcción de uno mismo. Pieza a pieza, vamos juntando todos esos rasgos que nos personalizan. A veces son experiencias, a veces vínculos. Lo que está claro es que, muy a menudo, para entender a una persona debemos investigar en su pasado.

En la ficción sucede lo mismo. Nos plantan a desconocidos en la pantalla y debemos averiguar con sus acciones y sus expresiones qué tipo de persona son. Hay matices que nos quedan claros rápidamente, pero hay que no, que necesitamos de alguna ayuda para entenderlos. He aquí los temibles flashbacks. Y son temibles porque a veces acaban siendo pegotes prescindibles en la historia, tediosos, que rompen el ritmo de la serie. No obstante, tienen otro inconveniente aún mayor. ¿Cómo remontarse a historias muy pasadas con unos actores ya entrados en años? El tiempo no pasa en balde y, remontarse en él, por más botox y liposucciones que le eches, nunca es lo mismo. Pero hay quienes no se cortan un pelo, haciendo disparates de lo más ridículos.

Un recurso para afrontar el reto es caricaturizar a los personajes. Les cambias el peinado, el vestuario y ...¡voilà!. Así las
Mujeres Desesperadas han conseguido interpretarse a ellas mismas 15 años antes, que no quiere decir que nos lo traguemos tan tranquilamente. A Marcia Cross le dejan el pelo un poco más a su aire (y menos pegado a su cráneo) y a Teri Hatcher le ponen pantalones de pata de elefante. Pero aquí no acaba el truco. Con la excusa del flashback, también utilizan una imagen más onírica, más difuminada. De esta manera consiguen convertir los viajes en el tiempo en una especie de sesión de photoshop en movimiento. Canta un poco, pero sirve.

Peor lo tienen aquellos que rebasan cierta edad. Es aquí donde hay los mayores disparates. Uno de los casos que más me ha horrorizado ocurrió en
Battlestar Galactica. ¿El Almirante Adama (Edward James Olmos) con un mostacho, como si eso le quitara todas las marcas de la cara, las ojeras y ese cuerpo serrano? ¿El Coronel Tigh (Michael Hogan) con cuatro pelos mal puestos y coloreados en la cabeza como si eso le devolviera la juventud? Menudo ridículo. Toda persona tiene sus limitaciones y ese flashback de inicio de la segunda temporada chirriaba tanto que uno no podía estar ni atento a la historia que se contaba. Qué mostacho. Qué algo que ni llegaba a peluca. De tan espeluznante que era, que ni he sido capaz de encontrar las fotografías para ilustrar el texto. Claro que sí que he encontrado a Locke intentando parecer un chaval, igual de difícil de ver, aunque a Perdidos se le debe perdonar. Vive de los flashbacks. Y con Terry O’Quinn encontraron un hueso difícil de roer. Rejuvenecerlo es como una misión imposible. Su aspecto final en los flashbacks resulta tan decadentemente cómico que uno se lo puede imaginar con Tigh y Adama en la matinée de un cine porno. No digo más.

Sin embargo, no todo son peros cuando se trata de regresar al pasado. Al contrario, algunas series salen ventajosamente beneficiadas, sobretodo las sitcoms. Friends, Rockefeller Plaza, Cómo conocí a vuestra madre, Samantha ¿qué?... Todas ellas han hecho algún que otro viaje por el espacio tiempo y siempre con resultados hilarantes. ¿Alguién ha olvidado a Monica (Courteney Cox) con 100 kilos de más y a Rachel (Jennifer Aniston) con una nariz de patata? ¿Y qué decir de esos gags de Tina Fey, con looks horribles que nos demuestran lo patética de su existencia pasada, no muy distinta a su vida actual? O... Robin Sparkles (Cobie Smulders). Esta sí que nos deja sin palabras. Quizás el Sandcastles in the sand que ya comenté no nos quitó el hipo, pero el Let’s go to the mall fue antológico. Como también lo fue el peluquín de Locke. Y es que, tanto si la caricaturización es catastrófica como afortunada, el resultado siempre termina siendo inolvidable.





He aquí a Monica y a Rachel haciendo historia en Friends.



Y he aquí a Robin Sparkles haciendo historia en Cómo conocí a vuestra madre.

13 comentarios:

triki dijo...

Los FB de Friends son de los mejores , lo de Mónica y Rachel es cierto pero ¿Ross con su teclado con efectos de sonido? .
Como bien dices los FB favorecen a las series cómicas , ya que uno de los atractivos de estos es poder disfrutar de los personajes con looks totalmente anacrónicos.
Genial el post,siempre me sorprendes ¡Felicidades!

MacGuffin dijo...

Las pintas de Tigh y Adama son demasiado... En la 3ª de Galáctica hay otro flashback, te aviso ya, pero no a 15 años atrás, y es uno de los mejores capítulos que ha hecho la serie.

quintamaravilla dijo...

Yo también me quedo con el teclado de Ross...y su bigote!!! XDDD

Sunne dijo...

jjajjaja, si, la verdad es que mirar el pasado es divertido, si no mira tus fotos de joven...

y las series saben que eso hace gracia, y le dan una vuelta de tuerca mirando al futuro, Marshall de calvo esta guapisimo.jajajajjaa

Moltisanti dijo...

Que grande esta entrada Critico!!.

La verdad es que el flashback de Galactica fue un poco cutre pero bueno yo se lo perdono con creces. A mí en cambio el de Locke no me parece que quede tan mal, si es que no se puede hacer mas con el hombre.

De los que has dicho sin duda me quedo con los de Friends, cuantos grandes capitulos nos regalaron con esta formula, no recuerdo uno malo. La familia Geller se llevaba todo el protagonismo de ello y siempre era bueno.

MaryJane dijo...

No sabes las risas que me eché en el capítulo de Friends que pones en el video, jajajaja, la verdad es que les quedó redondo! jejejejejeje!!
Un abrazo!!

Rebeca Sánchez dijo...

A mi uno de los flashbacks con el que más he flipado fue uno de Dexter. Cuando vemos a Dexter (Michael C. Hall) aún joven y se entera de la muerte de su padre en el hospital. Que pelos por Dios! y también la pinta de su hermana Deb. Le ponen el pelo largo, lacio, gafas enormes y una ropa espantosa. Cuando vi el fb me estuve riendo por lo menos diez minutos.

boyzen dijo...

Jejeje es verdad, el flash-backs en Mujeres Desesperadas se notaba que no podía ser cierto, pero aún así hicieron un gran capitulo, una muy buena season finale.
Por cierto, para "flash-backs" algo más currados los de la serie "Angel", te ayudaban a comprender su historia a lo largo de los centenares de años que ya llevaba vivo, je

A pasate por el comment q me dejaste ayer, te propongo "Marissas " para suplir la que ya no tenemos, jejejeje
un abrazote

LUIH dijo...

La verdad es que el FB ha sido siempre un recurso muy socorrido, por lo util que es para conocer mejor a un personaje o ponernos en situación sobre un hecho pasado, y hay series que lo llevan bien, y otras en las que sobra.

Pero desde luego, los más recordados serán siempre aquellos que se ríen de sí mismos, como por ejemplo, esa monica bailando, y sin poder para de comer.

Albert dijo...

Los de Battlestar Galactica tenía tela, porque era imposible rejuvenecer el marcadísimo rostro de Edward James Olmos y devolverle el pelo a Tight parecía un trabajo de un chico de maquillaje y caracterización en prácticas...

Pero lo horrible de los flashbacks no es el de las Desesperadas, que optaron por algo grotesco y manido como ponerles pinta retro...sino lo que Locke, no solo porque lo maquillaban como si tuviera icteria y el peluquín hacía que te echases a reír, sino además porque le ponían a un padre que tiene su mismo edad y no había forma de creerse esa relación... para mí es un gran fallo de la serie y le restaba credibilidad a la historia, por otro lado, muy bien pensada...

El vídeo de Monica Geller Y Rachel en su juventud, ya lo colgué hace casi un año en mi blog, ¡es estupendo! El mismo tono de la sitcom admite flashabcks como éstos, pasadísimos de roscas, pero descojonantes.

Yo quiero hablar de otro flashback. El de Las chicas Gilmore. En la segunda temporada (creo) sale una Lorelai de 15 años (que evidentemente no es la Lorelai de 30, la fabulosa Lauren Graham). Sin embargo, las dos actrices tienen tantos parecidos que enseguida aceptas a la otra actiz como Lorelai. Por ello, prefiero que se cambie al actor, en lugar de utilizar al mismo y caracterizarlo exageradamente.

Crítico en Serie dijo...

albert, coincido contigo. En casos como Locke o Battlestar Galactica, era necesario, si hacía falta, cambiar el personaje (o en el caso de Locke, tener dos dedos de frente). En OC también hicieron un flashback de Kirsten en la cuarta temporada, y escogieron otra actriz para interpretarla a ella y a Sandy Coen. La verdad: funcionó. Al primer instante, choca, pero después uno se acostumbra. Porque cuando la caracterización chirría, entonces no hay quien pare atención a la historia.

lestat dijo...

Aunque no es un recurso que me apasione, el flashback a veces si que es necesario. Aunque cómo bien dices haya que hacer de crédulos para poder creerse que con un peluquin haya rejuvenecido años. También me quedo con los de friends, que sin duda, son los más divertidos, no ocultan lo que son, sólo lo transforman.

Ánade dijo...

Coincido contigo en lo de Galactica. Casi me caigo de la silla cuando vi el bigotazo de Adama y el peinado de Tigh. Cutre, cutre. Pero bueno, en algo tenía que fallar. :P

Los fb de las desesperadas me encantan. Susan con los pelos a lo afro está genial, muy divertida. Y encima suele aparecer Mary Alice, que nunca está de más.

Y los de How I met your mother también me encantan. No por lo que cuentan o cómo caracterizan a los personajes (la peluca que le ponen a Lily en la 3ª temporada para los FB es horrorosa), sino por lo bien construidos que están. Te recomiendo los capítulos 3x05 y el 3x11, que son una auténtica maravilla en este aspecto.