sábado, 3 de mayo de 2008

El agridulce cameo de Dawson

Si hace unas semanas fue Britney, ahora ha sido Dawson. James Van Der Beek, el protagonista de esa aburrida serie llamada Dawson crece (que en su momento nos pareció "lo más"), apareció en Cómo conocí a vuestra madre, en lo que se suponía un cameo. Pero si con la actuación de la princesa del pop pudimos reir, esta incursión del eterno adolescente ha dejado un rastro bastante más agridulce, de amargas sonrisas.

A menudo dicen que reirse de uno mismo es bueno. Este episodio de la sitcom (3x16) demuestra que no siempre es así. Hubo demasiados paralelismos entre el personaje de la ficción y el de carne y huesos como para reir. En su momento, Van Der Beek fue un icono para los jóvenes, que se paraban cada semana delante del televisor para ver si finalmente se quedaba con Joey (que acabó en las zarpas de Tom Cruise), que se morían por saber si había perdido la virginidad con Jen o no, y que esperaban que, creyendo en su sueño, Dawson lograría convertirse en un director de Hollywood.
Las chicas eran ingenuas y no distinguían que el actor quizás debería haber hecho el cásting para ser el padre del mismo Dawson, que su frente cada día avanzaba peligrosamente y que el actor parecía estar condenado a encarnar de por vida al insoportablemente reflexivo joven de Capeside (algo que sólo consiguió abandonar con 'Juego de Campeones').

En Cómo conocí a vuestra madre se aprovecharon de esto. Cogieron al actor y le hicieron pasar por lo mismo. De joven, admirado a ciegas por Robin, cantante promesa e ídolo juvenil. De mayor, aún intentando alcanzar el estrellato en el mundo de la canción, como le pasa al propio Van Der Beek en la vida real. De actor prometedor a parodia de si mismo. Porque así pasó, en un episodio que muchos recordarán por haber aparecido el Sandcastles in the Sand (el follow-up de Let's go to the mall) o porque empezó el Robingate (cómo bien tituló MacGuffin).

Sin embargo, a mí me quedó una amarga sonrisa al acabar de verlo. Fue como ver a una antigua Miss Universo inaugurando el supermercado de la esquina. Tuvo esa decadencia (que los maquilladores se afanaron a remarcar) de los sueños rotos. Van Der Beek ya se rió de él mismo en 'Scary Movie', no le hacía falta volver a hacerlo. Es triste pensar que quizás vaya a pasarse toda la vida recordando a Dawson, que sus apariciones siempre se deberán a esa serie que desapareció hace ya cinco años y que además ha envejecido tan mal. Como él mismo, que no supo (o no pudo) labrarse un futuro en que la palabra "Dawson" no surgiera cada vez que se citara su nombre.

6 comentarios:

quintamaravilla dijo...

A mí también me decepcionó la aparición de Dawson. Así como Enrique lo hizo regular y Britney bastante bien, su actuación hizo de este episodio casi prescindible, y eso es decir mucho en HIMYM.

Un saludo ;)

MacGuffin dijo...

No creo que Dawson lo hiciera tan mal, lo que pasa es que su personaje y todo lo que le hace pasar a Robin eran un macguffin para que pase lo que pasa al final del capítulo...

Ánade dijo...

Yo creo que si decepcionó fue porque quedó totalmente eclipsado por los dos grandes eventos del capítulos: el Sandcastles in the sand y el Robingate. Pero también estoy de acuerdo en que se le podía haber sacado algo más de chicha, como hicieron con Britney.

triki dijo...

A mi Dawson también me tuvo enganchado un par de temporadas, y de la serie me quedo con el incomparablemente ácido personaje de Abbey (uno de mis personajes favoritos de series de televisión).
En cuanto a Dawson ( porque me temo que así se le llamará siempre), en mi opinión, actor mediocre que supo estar en la serie adecuada en el momento adecuado.

LUIH dijo...

A mi me pasó una cosa muy rara: para empezar, me ENCANTÓ el episodio, uno de los mejores de la temporada, a mi parecer, pero no me gustaba nada cada vez que aparecía Dawson.

Será porque no vi nunca su serie o porque simplemente él no me gusta, pero fue claramente el punto negativo en un gran capitulo.

Lo mejor: cuando Barney descubre que hay OTRO video de Robin Sparkles...ah! y también cuando le dice: "Tell me more, tell me more...like did he have a car?" con tonillo de grease XDDD

Crítico en Serie dijo...

luih, realmente eres un auténtico fan de la serie.

Pues yo pensé igual. Cada vez que aparece, se la carga. Es demasiado deprimente! Y no es que tenga mucha vis cómica`, precisamente.

Yo reconozco que no he visto todos los capis de la temporada, pero me encantó el de Britney Spears. Y no solamente porque salga ella (que es un puntazo) sino porque el flirteo entre Ted y la dermatóloga es PRECIOSO.