domingo, 4 de mayo de 2008

Anatomía de Grey: Da asco quererla

A veces, uno se pregunta por qué ve Anatomía de Grey (creo que no soy el único). Y es que defectos tiene unos cuantos. Hay series que gustan y punto en boca. Hay que uno no las aguanta y cambia de canal cuando se encuentra con ellas. Pero el culebrón clínico no es una de estas. Es un caso aparte, porque uno la ve aunque tengas unas cuantas buenas razones para no hacerlo. Aquí van unas cuantas:

Meredith: Primero (y de manera superficial) está el hecho que la actriz es un fallo con mayúsculas. ¡Ellen Pompeo es demasiado mayor! Hasta tiene código de barras encima del labio. Además, su personaje no es una joya: es la protagonista de serie a quien más gente tiene manía (cuando debería ser House). Maltrata a su hermana Lexie, trata a Derek como si fuera un perro y ya es hora de que madure...

El romance: ¿Cuatro temporadas y aún seguimos con lo mismo? Quien recuerde la primera escena entre Meredith y Derek se dará cuenta de como se echa de menos esa frescura. La primera conversación post-borrachera, ese primer encuentro en el hospital, los "ascensorazos" y los grandes choques con Addison. Es hora que la cosa avance y sean una pareja. Para siempre. Cualquier otro desenlace a su romance será una tomadura de pelo. Asimismo, la serie tiene suficientes ejes y personajes como para sobrevivir a la felicidad de ellos.

La lentitud: Antes era más patente. Cada pequeñez de los protagonistas conseguía durar semanas y semanas... Izzie tardó como ocho capítulos en cobrar un cheque (¡espavila!), cualquier cosa que atañe a Meredith es perpetua, O'Malley y su desliz matrimonial... Anatomía de Grey es así, tiene este estilo. Sí. Debería aceptarlo, pero a veces cuesta. Por suerte, esta cuarta temporada está más cómica y más fluida.

Los maltratos: A menudo parece que los guionistas cojan manía a los personajes. Una temporada adoran a Izzie, a la siguiente la hacen odiosa de tan flowerpower. Con Meredith ya lo hicieron: empezó adorable y mirad ahora que insoportable. Y con O'Malley (cuyo actor, T. R. Knight ha empeorado con el tiempo), la doctora Torres, Derek, Addison... Esta no es una serie de buenos y villanos, pero que sean humanos no quiere decir que su personalidad sea tan variable. Bajo las circunstancias la gente cambía, sí que es cierto, pero a menudo cuesta entender como van por senderos tan pesados.
.
Christina Yang: Sé que está englobada en el apartado anterior: al principio tenía cierto punto entrañable. Se acabó. Esta asiática interpretada por Sandra Oh se ha vuelto 100% robótica, egoísta y despreciable. Antes sabía poner los puntos sobre las íes y escuchaba ni que fuera por cortesía. Ya no. Es terrible que haya acabado tan deshumanizada cuando antes tenía gracia su balance entre el bien y el mal. Han perdido al personaje. Me parece irrecuperable. Si desapareciera, harían un favor a Anatomía. Ahora ya no encaja.

Pero quizás lo más sorprendente es como tantos millones de personas adoran esta serie. Como yo la adoro. Jamás he tenido tanta manía a los protagonistas de una serie, ¿cómo la sigo? Pues será porque tiene un ritmo como ninguna (barajar todos los casos con la vida de los personajes y lograr establecer vínculos y relaciones entre todos ellos... a ver quien se atreve). También porque emociona en cada episodio (por no hablar que hay gente que llora siempre viéndola, señal que funciona). Quizás porque, encima, hace reir (esas escenas plurales que solo superan reinas como Mujeres Desesperadas o Cinco Hermanos). Por Katherine Heigl, que cada día es más estrella y expande más su portentoso talento y adorabilidad innata. Casi da lástima verla en esta serie, con tan pocos minutos comparado con '27 vestidos', donde carga con una peli entera ella sola. Y a pesar de todos los contras, Anatomía de Grey se hace querer. Me da asco quererla, pero qué le voy a hacer...

24 comentarios:

Adri dijo...

Bueno, no creo que haga falta que diga que no me gusta nada anatomía de grey...

El guión me parece muy flojo y es un culebrón con mayúsculas... no me malinterpretéis.. es un culebrón bien hecho, es un producto muy bueno.. pero es un culebron.. sobretodo por eso que comentas de las relaciones.,. una y otra vez lo mismo...

Y no me hagais empezar con meredith.. es el peor personaje protagonista que se ha creado en mucho tiempo... Solo con los 9 episodios de la primera temporada... la odié profundamente.. a ella y a su voz de bebé absurdo..

Crítico en Serie dijo...

Tienes razón. Tiene voz de bebé absurdo y no sabe decir las eses. Un hablar bastante poco atractivo (y demasiado cómico).

ALX dijo...

Discrepo, la tercera y cuarta temporada son una caca de la vaca.
Como bien dices se han cargado a casi todos los personajes interesantes y cuando meten a alguno interesante tardan media temporada en hacerlo odioso. Si es que es difícil encontrar un personaje que caiga bien (Meredith es insoportable, Derek igual, a Izzie y George no hay quien le aguante y a Alex Karev le tienen dando vueltas con la Jane Doe pero sin llegar a nada) Por ahora se salva Erica Hahn y Callie que ha recuperado un poco de su personalidad.
En cuanto a Christina Yang no estoy de acuerdo contigo, sigue siendo uno de los mejores personajes y en su relaci'on con la doctora Hahn se ve claramente.

El porqu'e de seguir vi'endola, supongo que por esperar a ver si mejora, pero cada vez se les est'a yendo m'as.

quintamaravilla dijo...

Yo me cansé muy pronto de ella, con la segunda temporada me di cuenta que lo tenía todo visto y que no me iban a sorprender, así que a falta de buenorras prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas.

triki dijo...

No pasé de la primera temporada, me gustaba mucho el personaje de Sandra Oh. Veo de vez en cuando algún capítulo suelto en Cuatro (y nunca entero) ; la trama de Meredith y Derek se repite cansinamente y parecen atrapados en un bucle temporal, la protagonista es incapaz de generar empatía con el espectador haciendo incompresible el comportamiento de su personaje y si a eso le sumas la máscara imperturbable que tiene por cara...
La cuidada producción tapa tramas mas efectistas que efectivas y personajes cada vez mas desdibujados.

Rebeca Sánchez dijo...

Meredith Grey! Mirarla y sentir naúseas. ¿Cuántos años se supone que tiene? ¿por qué la soportan sus compañeros? ¿y Derek? ¿cuántas veces a estado a punto de palmarla? vamos, matarla de una vez, merece ser sacrificada. Ella y toda la serie. En Anatomía de Grey la vida es un culebrón, los hospitales parecen prostibulos, todo el mundo sufre algún tipo de trastorno mental o problemas físicos, esa gente se odia o se quiere forzando los límites de la realidad. Vamos! GEorge e Izzie? a quién se le ocurrió eso? en serio tengo que tragarme esta serie? lo peor es que te la venden muy bien, es un producto que deseas bien aunque no sabes muy bien porque. Dios como la odio!

LUIH dijo...

critico, no puedo más que suscribir todas y cada una de tus palabras. Me encanta Anatomia de grey, pero a veces cuando termino de ver un capitulo, me cuesta recordar por qué.

De hecho, casi me has quitado la idea de un post que ya tenía casi escrito para mi blog, titulado: "Odiando a Meredith", pero el odio que sentimos todos es tal, que creo que lo publicaré igualmente.

Un telespectador más dijo...

Comparto todos los puntos a excepción del de Cristina, creo qeu es normal que después de lo de Burke se ponga una coraza y solo veamos su lado "robótico".
Esperemos qeu la serie mejore, porque de seguir por estos derroteros me temo qeu acabaré por abandonarla.
Saludos

lestat dijo...

A mí me pasa lo mismo con Kyle xy. Yo la verdad es que no he visto ni un sólo episodio de Anatomía de Grey. La razón, pues que debido a que soy "pelín" hipocondríaco, soy incapaz de ver series que transcurran en hospitales, por eso nunca ví, ni veré "house", "Urgencias", "Anatomía..." una pena, porque seguro que están genial.

MaryJane dijo...

Me he reído un rato leyendo tu crítica a "Anatomía...", es la primera vez que visito tu blog, pero quedas añadido en mis links, sin duda, me gusta como escribes y lo que dices, lo demuestra el hecho de que jamás he visto un capítulo entero de esta serie porque me resulta pelín pastelosa y Ellen Pompeo no me cae nada bien, pero después de leer tu post ya se de qué va la serie y tengo un resumen mental tal, que podría hablar de ella con alguien que sí la vea, jajajaja!!
Muchas grácias por este trabajo, y pásate por mi blog cuando quieras a visitarme!

MaryJane dijo...

Me he reído un rato leyendo tu crítica a "Anatomía...", es la primera vez que visito tu blog, pero quedas añadido en mis links, sin duda, me gusta como escribes y lo que dices, lo demuestra el hecho de que jamás he visto un capítulo entero de esta serie porque me resulta pelín pastelosa y Ellen Pompeo no me cae nada bien, pero después de leer tu post ya se de qué va la serie y tengo un resumen mental tal, que podría hablar de ella con alguien que sí la vea, jajajaja!!
Muchas grácias por este trabajo, y pásate por mi blog cuando quieras a visitarme!

Anónimo dijo...

Sempre llegeixo el teu blog i m'encanta. Jo també sóc una adicta a les sèries!

Comparteixo al 100% la teva opinió sobre Anatomia de Grey, i amb el que més estic d'acord és en que la Meredith fa "pudor" des del primer dia.

Però és el que tu comentes; No sé per què hi estic enganxada!!!!

Gràcies per compartir amb tots nosaltres la teva afició.

Júlia

Warren Keffer dijo...

Yo me enganché a ella tan rápidamente como me harté. La segunda temporada fue de gran nivel, pero la tercera fue cuesta abajo sin frenos, y no seguí con la cuarta.
Lo peor, Izzi, el personaje, que es cansino, y la actriz, que es pésima y desentona en un reparto con buenos actores.
Las historias de romances fueron muy rápido y las quemaron, y no han sabido sacar jugo de los personajes, que, como bien dices en el artículo, terminan dando asquito.

Ánade dijo...

Llego algo tarde, pero es que no me podía resistir a opinar en este tema. :P

A mí Anatomía de Grey me encantó en su primera y segunda temporada. Unos guiones brillantes, unos personajes bien definidos, unas historias maravillosas, una mezcla perfecta de humor y drama... La segunda temporada sobretodo, estuvo realmente genial. La he visto entera 3 veces y jamás me he cansado de ve un capítulo repetido.

Durante bastante tiempo la llegué a considerar mi serie favorita. Hasta que llegó la tercera temporada. Metieron mucho drama, muchas historias absurdas, muchos líos amorosos que no eran creíble. Shonda se cargó la serie.

La cuarta temporada viene a ser más de lo mismo. Los capítulos post-huelga ya ni me molesto en bajarlos, porque los veré por Cuatro ya doblados. Me da mucha pena hablar así de AdG, pero es lo que hay.

Coincido en tu opinión sobre Meredith. Es odiosa y no comprendo cómo puede ser la protagonista. Es lo peor. Sin embargo, no estoy de acuerdo en lo que dices de Christina. Si es la única que realmente merece la pena en la serie! Tan cruel, interesada, insensible. Me encanta. Es genial. Uno de los mejores personajes televisivos, a mi parecer.

Un saludo y perdona por el tochazo. :P

Crítico en Serie dijo...

Ánade, me encanta que la gente comente a destiempo. Hace el blog aun más dinámico ;)

Por cierto, pese a que no coincidimos en todo, debo añadirme a la crítica a Shonda. AdG fue su golpe de suerte. Para mí la cuarta temporada está bien (supongo que porque tendrá buenos asesores) pero lo de Sin Cita Previa (Private Practice) es de juzgado de guardia. ¡Qué mala!

boyzen dijo...

Ostras, lo del codigo de barras encima del labio es buenisimo, mira que me he podido reír, lamentablemente solo he leido lo de Meredith por si hay muchos spoilers, yo aun voy por la mitad de la tercera pero sí, tienes razón, no se entiende que la serie la prota sea ella, pasaba lo mismo con el soso de Ryan en la serie OC, por poner un ejemplo.
Bueno, este articulo lo terminaré cuando vaya por donde va ahora la serie, no vaya a ser que me desvele mucho, je
un abrazo!

SoThen&Now dijo...

Creo que voy a ser la opinión que contradiga a las demás: Las dos primeras fueron increíbles, la tercera estuvo bien aunque no llegase al nivel, y la cuarta está volviendo a sus comienzos. Vale, quizás algún capítulo suelto de la etapa pre-huelga ha sido un poco malo, pero la nueva tanda de capítulo es cojonuda. Si quitamos el 4x12, que a mi no me gusto, los tres siguientes me han sorprendido de una manera impresionante. El que se emitió este jueves rozaba la perfección, sin exagerar.

Este jueves se emite el último, a ver.

Por cierto, me encanta tu blog, es buenísimo, aunque te guste esa mierda de CSI

SoThen&Now dijo...

Por cierto, se me ha pasado xD
El personaje de Meredith está evolucionando, madurando y haciendo cosas no propias de ellas, ya no es tan gilipollas, o al manos lo intenta.

Además de otros personajes, que están cambiando. Muy bien todo, en serio.

Crítico en Serie dijo...

Pues yo soy de los que defiende que la cuarta temporada es muy superior a la tercera. Y tienes razón: en el último episodio que vi, Meredith estaba mucho más calmada.

Pero también me gustaría decir algo: aunque todos digan que la segunda temporada fue tan buena, yo no soy tan partidario. El asunto de Denny siempre me pareció bastante repugnante. No me gusta nada aquel actor. Y el modo con el que llevaron el asunto... ufff... de lo peor que he visto en Anatomía de Grey.

herb dijo...

Yo creo que funcuona por el ritmo, y por el reparto tan amplio, con tantos personajes entre los que elegir, que dan mucho juego, y ademas, tiene una buena mezcla de generos y de tonos, que la hace muy amena de ver.

fallos? pues un monton, si: han dañado mucho a algunos personajes a base de giros absurdos, las tramas amenudo son bastante tontas, Meredith es insoportable, y sus parrafadas en voz en off, amenudo bastante estupidas, fuerzan mucho la verosimilitud, y luego esta que en la tercera temporada dejaran que el nivel bajara tanto.

titania dijo...

También llego un poco a destiempo para comentar, pero lo bueno es que ha ya terminado la cuarta, y después de verla he de decir que me ha vuelto a enganchar. El final me pareció genial, Meredith (a pesar de ser el personaje que menos me gusta) está experimentando, por fin después de 4 años, una evolución, aleluya...
La tercera temporada hizo que perdiera bastante el interés, nunca me creí lo de George e Izzie, me resultaba aburrido el rollo de Meredith y Derek, Cristina había perdido su encanto, como tú dices, su humanidad... pero por suerte siempre le doy una segunda oportunidad a las series, y la cuarta no me ha decepcionado.
De todos modos, la frase del título del post define perfectamente lo que siento por esta serie: da asco quererla... Genial el blog, ya tienes otra ávida lectora... y ahora me voy a subtitular Battlestar, el deber me llama.

Crítico en Serie dijo...

Titania, así que eres una de las altruistas subtituladoras que se dedica hacer el bien en la humanidad?

Por cierto, que nunca se está a destiempo a la hora de comentar. Al contrario, los comentarios que más ilusión me hacen son los que se encuentran en los posts pasados.

titania dijo...

Ja,ja,ja... sí, acabo de empezar hace poquito, pero pongo mi granito de arena. Me sirve para practicar mi inglés (que el vocabulario espacial se lleva mucho, je,je,je...) y así contribuyo, que llevo años y años chupando del bote sin aportar nada.

Vale, ya te iré comentando más entradas antiguas, ¡¡cuando pueda leerlas!! que tienes muchísimas...

Anónimo dijo...

ES UNA DE LAS MEJORES SERIES Y UNA DE LAS MAS VISTAS EN SUD-AMERICA ESPERO QUE SIGAN ADELANTE


P.D.
LAS MUJERES ESTAN SUPER QUE LINDAS