jueves, 7 de agosto de 2008

La dura cruzada de Charlie Crews

La capacidad de seducción de Life fue puesta a prueba la noche de ayer. Con el nuevo horario que le han otorgado los miércoles a lo que está siendo la sensación del verano, se verá como se las arregla el detective Charlie Crews sin Grissom y su incombustible CSI. Las audiencias están por llegar. Sin embargo, en el caso de que hubiera un descalabro, no solamente se debe culpar a la serie en si, sino a Telecinco, y es que contra todo pronóstico han intentado hacer lo posible para que la cosa no despegara.

Para empezar, la Chica de la tele ya denunció hace dos semanas que el programador de esta cadena debía estar de vacaciones. ¿El motivo? Que, en lugar de asegurar la mayor cantidad de espectadores posibles para la nueva adquisición de Telecinco emitiendo un nuevo episodio de los criminalistas de Las Vegas, se había optado por comenzar otra vez con repeticiones. ¿El resultado? Life, pese a mantener unos increíbles resultados, bajó acorde con CSI y disminuyó en 600.000 personas la cifra de espectadores.

Es por este motivo que, ansioso por ver a Crews y a Reese en esta noche de miércoles bastante flojita en la competencia, me quedé de piedra después de Camera Café. Primero: porque hicieron como cada día y fraccionaron el medio minuto final de la estupenda serie de humor (los títulos de crédito) para después de la publicidad. Segundo: porque después de estos escasos segundos, vinieron un par de minutos de anuncios. Y tercera: porque, después del resumen de los anteriores capítulos, Telecinco nos volvió a aturdir con un gran bloque de publicidad.

Con esta estrategia es difícil no ahuyentar a aquellos (hasta ahora) interesados en los casos de la nueva pareja de policías de Los Angeles. Menudo servicio le supuso a Life tener a CSI de guardaespaldas para resistir en la siempre desafiante parrilla televisiva. De nada habrá servido que nos pusieran los dos capítulos casi de forma íntegra, sin pausas. Con el flagelador lapso de tiempo comprendido entre el grandísimo telón de audiencia que es Camera Café y la primeriza serie, una nueva bajada parece imposible. Cruzaré los dedos a la espera de las cifras con la esperanza de que Life no sufra un latigazo demasiado fuerte de parte de los hogares y sobreviva a tan dura cruzada.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

Lo mejor del caso es que a CSI le quedan sólo 3 capítulos para acabar la temporada, que me imagino que emitirán en septiembre. Pero "CSI: Miami" no necesita que nadie la lance. Yo no entiendo nada.

Phoebe Kincaid dijo...

Estas cadenas VIVEN y se nutren de la publicidad, nos fastidia pero no podemos culparlas. Al fin y al cabo, no deja de ser un negocio como cualquier otro. Money...MONEY!

Crítico en Serie dijo...

Phoebe, por supuesto que entiendo que la publicidad es lo que permite que podamos ver estas series, pero encadenar tres pausas publicitarias seguidas con intercalos de series de 30 segundos es abusivo. Entre pitos y flautas, el espectador que quiso ver Life tuvo que esperar un cuarto de hora. Tiempo suficiente para abandonar Telecinco. Yo y la gente que miraba la televisión conmigo pensábamos que nos estaban tomando el pelo. Recordé aquella retransmisión de "La niña de mis ojos" por TVE en la que pusieron una pausa de 17 minutos durante la película. Demasiado.

Ánade dijo...

Telecinco se pasa mucho con la publicidad. También es cierto que después de esas tres pausas entre Camera Café, la serie que sea y la introducción al capítulo no vuelve a haber más (o si acaso, una al final), pero, joder, esos quince minutos de espera te matan.

Y en cuanto a la audiencia, a pesar de la enorme bajada de 10 puntos (16.8% y 17.1%), la cosa podría haber sido peor. Esperemos que no le pase como a Jericho el año pasado, que empezó con un 23% y acabó con una media de 14% y emitiendo cuatro capítulos de golpe.

Un telespectador más dijo...

No le ha ido tan mal de audiencia, teniendo en cuenta que se enfrentaba a la peli de la Momia, qeu lleva varios dias haciendo buenos datos.

Esperemos que la cosa mejore.

herb dijo...

Es que ademas, life es una serie mas bien del monton. se deja ver, pero no es como para esperarse 15 minutos.