sábado, 9 de agosto de 2008

In plain sight y su insolente caballo ganador

Tener un protagonista con carisma es un puntazo. A veces, casi no se necesita nada más. ¿Los secundarios? Para qué tomarse la molestia. Algunas series optan por jugarse toda la partida a una sola carta. House, por ejemplo, es una de ellas, con un tipo grotesco rodeado de planitud. The Closer, por más que me pese, también tiene bastante tendencia a olvidar a parte de los policías que trabajan con el monstruo de Brenda Johnson (la agente Daniels aún es hora que tenga un par de líneas de diálogo).

En cambio, afortunadamente, hay series que se toman la molestia de desarrollar con cariño los demás personajes. ¿El truquillo? Crearlos con incluso más cariño y hacerlos más entrañables que el caballo ganador. Al fin y al cabo, no gozarán de los mismos minutos en pantalla y no tienen tanto tiempo para ganarse el favor del público (¿sino como se explica que Charlie Crews tenga a la gran Reese de compañera?).

In plain sight, una de las pocas propuestas que han aparecido este verano, es otra de estas afortunadas. Pese a contar con una fantástica protagonista que es claramente un caballo ganador, prefiere elaborar un peculiar y definido reparto para así recrear un universo multidimensional donde todos giran a su alrededor, pero a la vez gozan de vida propia.

En esta ficción centrada en una agente que trabaja en el programa de protección de testigos, ese as de corazones es Mary Shannon (interpretada por Mary McCormack). Algunos apuntan que es guapa, pero no lo es. Ella, más que guapa, es resultona. Y no lo es precisamente por su elegancia, o porque sea mona y se cuide. Ella contonea las caderas con desgana y destila la misma clase que las furcias de motel de carretera. Su feminidad, básicamente, reside en sus generosos atributos, y el encanto en su característica insolencia. Ella es, gracias a su mal humor y a su desfachatez, la nueva policía estrella de la televisión.

Sin embargo, esta mujer, que ha sido definida por algunas como una versión adulta de Veronica Mars, no está sola. Como decía antes, tiene en su vida profesional y familiar a personajes de lo más pintorescos que permiten convertir lo que podría haber sido una serie de funcionales casos en un hilarante divertimento de personajes. Y de esta manera ha dado la campanada este verano, pujando por alzarse como la revelación policial del último año con humildad y sin ningún tipo de pretensión.

Una madre desesperada

Aunque me refería al compañero de Mary cuando hablaba de secundarios geniales, no cabe olvidar la participación de Lesley Ann Warren como la madre de la protagonista. Algunos recordarán a esta actriz por haber encarnado en los últimos años también a la madre de Teri Hatcher en Mujeres Desesperadas. Otros, los más cinéfilos, no podrán evitar retroceder aún más en el tiempo y recordar su inolvidable interpretación en el musical de Julie Andrews 'Victor Victoria' por el que fue nominada al Oscar a la mejor actriz de reparto.

No obstante, tampoco me atrevo a alabarla hasta el olimpo ya que todos sus personajes han compartido siempre unos mismos rasgos, bastante histriónicos. Eso sí, es difícil pensar en otra mujer para encarnar de forma más sublime a estas madres tan desesperadas.

10 comentarios:

AG dijo...

Vi un poco del piloto y tuve que dejarlo y no he vuelto a empezar con la serie aunque sí que tengo ganas de verla. A ver si esta semana le doy esa oportunidad...

Pocoyó dijo...

¿De verdad no te gusta Dexter? Ya te han lapidado bastante, pero... qué fuerte. xD

irinaderevko dijo...

Yo la empecé a ver debido a la falta de series en verano y porque su protagonista me encanta desde El Ala Oeste de la Casa Blanca y la verdad es que el primer capítulo con la voz en off y su forma de ser me hizo pensar un poquito en una posible Veronica Mars adulta (o son las ganas que tengo de que algo me devuelva a ese personaje).

Luego la sensación se me pasó pero la series cada vez me gusta más y más.

Un telespectador más dijo...

Lo cierto es que todos hablan muy bien de esta serie, tendré que echarle un ojo, epro ya tengo una lista tan larga que me da pereza añadir más xD

Ánade dijo...

Sólo por eso de "una Veronica Mars adulta" ya merece la pena verla. Ya le comenté a Adri (creo) que me apetecía mucho verla, pero es que me da una pereza...

Adri dijo...

Ya dije que estaba de acuerdo con esa comparación... la prota esta muy bien y tiene mucho carisma..

el problema es que Veronica Mars tenía además unos dialogos brillantes, casos interesantes y unos personajes secundarios molones (bueno, esto no se aplica tanto en la tercera temporada) y sin embargo en In Plain sight, Mary está sola ante el peligro... al menos loq ue yo he visto.

kyra dijo...

Pues a mi esta serie me sorprendió gratamente, y curiosamente, como la mayoría, pensé exactamente lo mismo sobre que era una versión de Veronica Mars en adulto aunque puede que un poco más flojilla por lo que comenta Adri. Al menos a mí la trama de la familia se me hace de lo más pesada e irrelevante.

Pero vamos, por lo demás me parece una serie de lo más decente y sin duda una de las mejores alternativas para ver este verano :)

MacGuffin dijo...

A mí me entretiene mucho, pero sí creo que el resto de la serie no está a la altura de Mary y Marshall (los casos, principalmente). Es un divertimento veraniego bastante curioso.

ASTRAKUS dijo...

A favor, totalmente a favor de Leslie Ann Warren, eterna secundaria catódica y una de las más geniales.:)

Pixelwoman dijo...

ah, Leslie Anne Warren, muy buena actriz. Una de las protagonistas de todo un clásico de culto de los 80 -los comienzos del cine indie- "Choose me", de Alan Rudolph.

Y con ese amor por los secundarios, que no hayas caído enamorado de Ángel Batista, la teniente Laguerta, el sargento Doakes, Masuka, Rita o Debra... aish :)