jueves, 28 de agosto de 2008

Obama, Carter y Kennedy al mismo tiempo

Todos lo sabíamos, pero ahora ya es oficial: Barack Obama es el candidato demócrata para ocupar la Casa Blanca. Justamente un día después de que USA Today publicara que el 30% de los clintonianos votarían a McCain o sencillamente no dipositarían su papeleta para el senador de Ilinois, Hillary Clinton Rodham decidió suspender la simbólica votación para así designar a Obama por aclamación. Ahora falta saber si los fieles militantes de la ex primera dama harán caso a la consigna y acabarán apoyando al que es el primer candidato negro a la presidencia. No obstante, éstas no son las únicas elecciones que se deciden en los Estados Unidos.

En Swingtown, Laurie y su profesor de filosofía y también de las artes sexuales están más pendientes de la convención republicana que de la demócrata. No porque ella sea afín al partido al que sí que votan sus padres, sino para saber quien acabará enfrentándose al político por el que ella ha hecho campaña, Jimmy Carter. Finalmente, en ese verano del 76, Gerald Ford es reelegido para enfrentarse al dos veces senador de Georgia y que, en 2002, acabaría recibiendo el premio Nobel de la Paz. Ellos aún no saben que afortunadamente ganará por un estrechísimo margen de votos (50.1% al 48%).

En cambio, en el día de San Valentín del 62, la votación ya está resuelta: Richard Nixon perdió contra John F. Kennedy y su esposa Jackie hace una visita guiada, emitida por televisión, por la Casa Blanca. Destila tanta elegancia, que todos aquellos de Mad Men que posan los ojos en ella dejan el canal e intentan evitar tener sexo conyugal (desde los Draper al armarizado gay de Romano). Todos ellos, además, la admiran ni que sea por la buena campaña que hizo su marido: a diferencia de Nixon, él sí que quiso publicitarse como Dios manda y dio una imagen impoluta encabezada por su mujer, que incluso vimos como pedía el voto en español por la televisión.

Esa imagen es la que también se ha recordado estos días al ver a Michelle Obama leyendo su discurso del prompter en la convención demócrata: la mujer tiene clase y carisma a la hora de dirigirse al público. Aunque sea un discurso milimétricamente calculado, ella consigue insuflarle vida. Es un talento innato y nacen pocas como ella (o Jacqueline Bouvier): sino que se lo pregunten a Laura Bush, a quien Cherie Blair ninguneó, pese a ser una mujer que se admira en este blog (cuando alguien dice que su serie favorita es Mujeres Desesperadas, automáticamente gana puntos).

Otra mujer politizada por contrato matrimonial, Carla Bruni, también ha saltado a la palestra durante el verano a cada intervención oficial que ha hecho. Desde que bajó del avión en Inglaterra y fue recibida por la Reina Isabel, que las comparaciones con Jackie no han parado. Sin embargo, las similitudes entre una y otra, más que naturales, son profesionales. Modelo de profesión, Bruni escogió a Jackie como ejemplo a seguir y ha ejecutado una imitación perfecta. Lástima que, como a un maniquí, le falta personalidad propia y naturalidad, y lo único que deja deslucir con su sonrisa es que se toma su papel como una aventura. Así se comprobó, gracias a las fotografías tomadas, cuando atendió al Dalai Lama en nombre de Francia durante las Olimpiadas.

Aun así, pese al gran interés que suscita el panorama político americano, las series de televisión se han quedado con la visión retrógrada de esa emoción, quizás en un intento de establecer paralelismos con la actualidad. Mientras que Obama eclipsa los medios de comunicación, su nombre ni tan siquiera ha aparecido en la ficción (sólo recuerdo, hace año y medio, cuando Liz Lemon reconoció en Rockefeller Plaza que lo votaría por su sentimiento de culpabilidad racial). John McCain, por otra parte, tampoco ha hecho acto de presencia aunque habrá quien quiera encontrar paralelismos entre él y Cinco Hermanos. Eso sí, que yo sepa, ni Huckabee, ni Romney, ni McCain se parecían al atractivo personaje interpretado por Rob Lowe.

Con el tiempo y el revisionismo se verá si Obama realmente transfigura en el icono que pretende ser. Por el momento, mencionar este gran debate acerca las elecciones presidenciales americanas en las series es arriesgarse a convertirlas en un producto demasiado caduco. De aumentar su aureola o conseguir ganar, seguro que a la larga se convertirá en otro referente temporal para las ficciones, de la misma forma que (sólo si se muda a la Casa Blanca) Michelle podrá ser el nuevo modelo de elegancia, educación y carisma. Con un mal resultado, cabrá ver si habrá dejado huella en el imaginario colectivo y si será suficientemente significativo como para merecer ser mencionado.

12 comentarios:

Amnesia dijo...

muy buena actualización.

blog interesante, entretenido y muy documentado.

Un placer leerte.

"John McCain, por otra parte, tampoco ha hecho acto de presencia aunque habrá quien quiera encontrar paralelismos entre él y Cinco Hermanos. Eso sí, que yo sepa, ni Huckabee, ni Romney, ni McCain se parecían al atractivo personaje interpretado por Rob Lowe."
-----------------------------------
LOL! totalmente de acuerdo... coincido en que no se parecen en nada...

besos

amnesia

Amnesia dijo...

un plaer.

espero igualment exprimir al màxim les sensacions i experiencies que en pugui treure d'aquest blog meu.

una petita pregunta intrusiva, si es permet, el català s'ha tornat idioma oficial arreu d'espanya, o sóc jo que casualment he comentat ens blogs de gent catalana tot pensant-me que eren d'arreu?
resumint,quina casualitat!

hahahaha

petons

amnesia

Crítico en Serie dijo...

No és quelcom del que em senti orgullós. Tinc el blog en castellà per qüestió de visites. Al principi de tot, tenia una versió catalana, però em passava que la traducció mai era tan espontània i perdia en qualitat. A més, absorvia molt temps (ja me n'absorveix prou), i tenia poquíssimes visites (qui busca Mujeres Desesperadas en català si el títol és en castellà?). Em trobava amb masses problemes. Probablement algun dia torni a tenir-lo també en català. Com a catalanoparlant que sóc, em sap moltíssim greu, però és que sinó no em llegiria gairebé ningú. És un blog massa específic amb una massa d'interessats bastant residual que, com t'he dit, utilitza unes paraules de recerca mai en català (només entraven aquells que tenien el google configurat en català).

Amnesia dijo...

perdona, es que sóc nova, i no sé ben bé on respondre... si al meu blog o al teu.


entenc perfectament el que em dius, no ho deia pas com una crítica sino que m'he sentit sorpresa perque he comentat en blogs de certa gent, tots ens castellà, que venien d'enllaços de caceres cádiz madrid... i finalment resulta que torno a les arrels. al català, encara que ocult rere les paraules en castellà
:p

jo possiblement alterni idiomes,segons com em surti de dins. el primer post era estrictament necessari que fos en català. és així com em surten més espontànies les paraules.

ja tens una visitant més i catalanoparlant!

petons

amnesia

MacGuffin dijo...

Bueno, Jenna confundió en "30 Rock" a Obama y Osama en un capítulo tronchante como fue "Hardball" ;-)

Crítico en Serie dijo...

macguffin, ¡cierto! Pero bueno, que sigue quedándose en Rockefeller Plaza lo de Obama. Qué bueno cuando dijo que ella votaría a Osama...

herb dijo...

En eso de quedar en el subconsciente popular, lleva puntos ganados, con eso de ser el primer candidato serio a la presidencia negro... no digamos ya si gana

Phoebe Kincaid dijo...

Muy buena entrada, en pleno apogeo político estadounidense. Si sale elegido, lo más lógico es que se haga referencia en la ficción, desde Padre de Familia /Los Simpsons (dónde han salido casi todos ya), hasta las de carne y hueso.

Saludos

p.d. ¿Y Nathan Petrelli qué?

AG dijo...

Liz tambíen comenta en algún capítulo que convencerá a toda su familia para que voten a Obama, pero que luego ella en secreto votará a McCain (no textualmente, pero algo parecido)

Amnesia dijo...

cierto!

respecto a pheobe kincaid...
i peter petreli?

que se debe entender por eso de que en muchas series algun personajes o marido/novio/rollo de la protagonista sea político candidato a la presidencia?

es algo repetitivo,casi obsesivo...

yo de las pocas series que veo ya puedo decir la de cinco hermanos, sexo en nueva york y heroes.

intentan decir que son personas normales? LOL

PETONS

amnesia

Crítico en Serie dijo...

Nathan Petrelli? Seamos serios. jajaj El trato de la política en Heroes es... anecdótica. Por cierto, ¿de qué partido se intuye que es?

Ánade dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, Crítico. ;)

Creo que a Obama lo nombró Michael Scott en "The Office", aunque muy de pasada (en una de esas charlas que tiene con la cámara). Y a mí también me resulta extraño que su nombre aún no haya salido en "Padre de familia", y más aún sabiendo que en esta serie no se callan nada.