jueves, 23 de octubre de 2008

Decepcionado por los Dioses de Kobol

Algunos guionistas escriben sobre la marcha. Entonces suceden patrañas como el incidente del autobús de Veronica Mars. ¿Podía la razón justificar esa estructura de revelación del asesinato? Algunos guionistas no saben muy bien qué hacer con sus personajes. Luego se crean finales incomprensibles para la inteligencia humana como el de la tercera temporada de Anatomía de Grey, un sin sentido argumental, o estupideces con Héroes de por medio. Y también hay guionistas que se dedican a distraer al espectador para que no vea el vacío autoral del producto. Entonces ocurre como en Alias, donde Sydney tenía amnesias innecesarias y los personajes se clonaban que daba gusto. ¿Y por qué este repaso a pifias seriéfilas? Pues por la tercera temporada de Battlestar Galactica. Cómo pudo empezar tan bien y acabar tan mal.

Nueva Cáprica. La dictadura y la resistencia. La integración de Athenna. La vida de los cylons. Aquello comienza siendo, de largo, lo mejor que se ha visto de la serie. Los personajes avanzan, hay historia pasada que contar y, sobre todo, hay un nuevo mundo robótico por descubrir. Y de repente... se acaban las ideas. Los capítulos de relleno se avalanchan en la trama, el asunto de los cinco cylons se estanca, la nave rival desaparece y todo se hunde en unas rutinas de Galactica que ya no importan, puesto que ese mundo militar y político ha vivido tiempos mejores, cuando los ojos que lo miraban aún no sabían el funcionamiento de las doce colonias ni las relaciones interpersonales.

No obstante, lo peor de todo es descubrir la fragilidad de ese microcosmos. La mitología cylon, por ejemplo, empieza a dar síntomas de vacuidad. Será difícil que consigan colar esas escrituras sagradas como algo creíble. ¿Cinco cylons que ni conocen los propios cylons? Muy complicado. Luego los personajes se entorpecen y Lee Adama acaba siendo el bufón de los escritores. Se cargan su esencia. Y finalmente (cuidado SPOILERS para quien no haya llegado) esos cuatro elegidos. Ahora la nave Galactica ya es directamente una colonia cylon. Una cosa es que hagan dudar al espectador de en qué lado se posiciona (sólo dudar), y la otra es que acabe habiendo más protagonistas cylon que humanos. Encima, uno acaba conociendo incluso más tostadoras simpáticas que personas. ¿Un error de cálculo? ¿Realmente algún cerebro de Battlestar Galactica se planteó desde los inicios como sería la Biblia de la serie y qué papel jugarían en él todos los personajes?


...pensamientos de un creyente que perdió la fe en los Dioses de Kobol. A ver si el Dios único, el cylon, me convence. El inicio de la cuarta temporada me da esperanzas de que acabe existiendo una verdad única. Me gusta pensar que tanta mitología cylon acabará teniendo algún sentido.

16 comentarios:

MacGuffin dijo...

Hmmm... Pues no sé qué decirte. Nada que objetar a que, después del arco de Nueva Caprica, tuvieron una seria pájara (con algunas excepciones, yo siempre defenderé "Unfinished bussiness", aunque luego tuviéramos el infame cuadrado amoroso), pero yo creo que remontaron al final, y me da la sensación de que siempre han intentado mostrarnos que cylones y humanos son iguales.

No sé si te convencerá el principio de la cuarta temporada, entonces, porque los cuatro últimos cylones tienen mucho qué decir.

AG dijo...

No había pensado en ello Crítico. Tienes razón que la referencia a los cuatro cylons choca mucho respecto a la serie y nunca sabremos si lo meditaron o no. Personalmente me gustó como lo trataron a posteriori en la 4ª temporada, mirala para tener una visión más completa

Sunne dijo...

yo todavía no controlo tanto como para opinar aquí. tendré que ver más.

Anónimo dijo...

A mi la 3ª temporada me dejó con un gran sabor de boca aunque sí es cierto que hay un par de capitulos de relleno bastante flojitos entre los que yo tampoco incluyo el maravilloso "Unfinished bussiness" que es uno de mis favoritos de toda la serie.

No percibí ningún deterioro del personaje de Lee en esta temporada,me gustó mucho su papel en el juicio de Baltar.

Ánade dijo...

A mí el inicio de la tercera temporada me pareció increíble (los cuatro primeros son mis favoritos de toda la serie), pero sí es cierto que, a partir de ahí, bajó un poco el nivel, por lo menos hasta los capítulos del Ojo de Júpiter (tampoco incluyo "Unfinished Business", que me pareció soberbio). La segunda mitad de la tercera temporada reconozco que se me hizo muy pesada, pero mereció la pena tragarse esos capítulos de relleno para llegar a ese fantástico final.

Y en cuanto a los cuatro últimos cylons, sé que puede llegar a ser un tanto descabellado, pero a mí me pareció un giro muy necesario para la serie. Como te han comentado por ahí arriba, estos cuatro personajes adquieren muchísimo protagonismo en la cuarta temporada, y se vuelven, si cabe, muchísimo más atractivos (Tory es para mí el personaje revelación de la cuarta temporada).

ALX dijo...

Uno de los grandes fallos de Galactica son los tramos finales de sus temporadas, donde siempre te cuelan tres o cuatro capítulos de relleno, que pueden ser mejores o peores (como el terrible Black Market).

Eso sí, todo el primer tramo de la temporada, hasta el Ojo de Jupiter, es una maravilla.

Respecto a los cuatro cylons, a mi me dio la impresión de que era un poco improvisado y muy cogido por los pelos. Pero esa revelación es un poco McGuffin, no importa tanto que sean cylons como las consecuencias que traen esas revelaciones. Que es realmente uno de los temas principales de la cuarta temporada.

Respecto a la sociedad cylon, se sigue profundizando en la cuarta temporada, pero para mi es una de los elementos más apasionantes de la serie. Como en el fondo buscan ser humanos y como esto les lleva a cometer los mismos errores que cometieron los hombres.

Ya nos contarás que tal la cuarta temporada.

Moltisanti dijo...

Sinceramnete no creo que tuvieran pensado desde un principio que esos 4 personajes fueran cylon, eso lo tengo claro. A pesar de esto a mi el final de la tercera temporada me fascino y siempre lo recordare como uno de los mejores que he podido ver.

Es verdad que al personaje de Lee le quitan la esencia y ya veras como en la 4º te preguntaras porque sigue saliendo en la serie pero como siempre, todo sucede por una razon :)

7FoxboroHT7 dijo...

Estoy de acuerdo, en parte, con lo que dices. La tercera se turnó en aburridilla y sin sentido pero la cosa mejora.
Lo que de verdad me molesta es que nos vendieron desde la miniserie el "And they have a plan" y, a parte de eliminarlo de la cabecera, se hace cada vez más evidente que ni plan ni nada. Al parecer lo quieren solucionar con la película que se llama "The plan"

thursnext dijo...

Nunca olvidaré el absurdo del capítulo aquel del combate de boxeo con todos los pilotos dándose golpetazos, si los hubiesen atacado se habría acabado la serie :)

Bueno, prepárate para la cuarta y el cansino cantar de Gaeta... ¿es en la cuarta no?

osKar108 dijo...

Si bien es cierto, como comentabais más arriba, que hay algún capitulo de relleno a los 3/4 de temporada, como en la segunda por ejemplo, es una temporada magnífica, como las anteriores y como la cuarta, bueno, la mitad de la cuarta hasta el momento, siento discrepar crítico.

ALX dijo...

Pero Thursnext, si ese capítulo (el Unfinished business) es uno de los mejores episodios de toda la serie.

thursnext dijo...

Es un episodio de críticas radicales y sin término medio. Yo soy de aquellas a quienes no le gustó nada. A partir de este episodio perdí la paciencia y la fe. La relación entre Adama y Tara ya había dejado de interesarme, y el recurso del ring me pareció patético y peligroso para la seguridad de la raza humana :)
Pero bueno, para eso estamos, para compartir opiniones.

Crítico en Serie dijo...

Primero de todo, fui de los que disfrutó con Unfinished Business. Soy un romántico. Y con la mayoría de vosotros que considerais que hicieron un buen sprint al final, a mí me pareció que perdieron los papeles. La evolución de Lee era no se sabía de donde bajaba y además no le hicieron ni la mitad del bullying que se merecía por ello. Habiendo empezado la cuarta temporada, no entiendo como nadie le ha retirado la palabra. Además, que tampoco se entendió como el almirante votó a favor de Gaius.

Y lo de los cuatro cylons... siento decirlo pero el truquillo de "de repente empezamos a oir una musiquilla" me pareció demasiado cogido por los pelos. La mayoría de veces en BG las cosas empiezan a labrarse desde hace mucho tiempo. En cambio, con los cuatro de hizo de golpe. Muy sospechoso, a mí parecer.

Y por más que me esté gustando la cuarta temporada, sé que cuando termine la serie preferiré no hacer balance sobre cómo evolucionó la trama porque no creo que vaya a cuadrar. Los cylons han matado a demasiados humanos para ser tan buenos, pero han tenido ya demasiadas oportunidades para matarlos a todos. Y la mitología cylon repito que no acaba de cuajar. A diferencia de PErdidos, de la que sospecho que satisfacerán mis ansias, el desenlace de Battlestar Galactica me da miedo.

Warren Keffer dijo...

Pues vas a flipar con la cuarta temporada, eso sí que es morralla y filosofía sin sentido.

Anónimo dijo...

Cuando acabe la serie vuelvete a hacer un post como este. NO antes. Nos gustaría leer tu opinión.

danimatizando dijo...

un año despues creo que todos podemos decir, VAYA DECEPCIÓN!!!!!!!!