viernes, 24 de octubre de 2008

Gary Unmarried salva la cosecha de este año

El sentido del humor del anterior curso fue terrible. Las propuestas que llegaron (Welcome to the captain, Miss Guided y Unhitched) fueron insulsas. Ninguna acabó de cuajar, ya fuera por los pésimos guiones (la primera), por la pesadez de sus protagonistas (la primera y la segunda), o por lo irregulares que eran sus gags (la tercera). Samantha Who, sin ser excelente (ni notable, ni sorprendente...) fue la única que logró salvarse de la quema de las cancelaciones con un humor muy ligero pero correcto (y con un justo Emmy para Jean Smart, por mal que le sepa a Kristin Chenoweth).

El asunto este año, al principio, no ha sido tampoco muy alentador. Las comedias de veinte minutos, por el hecho de intentar ser graciosas, siempre tienen las de perder, de la misma forma que cuando uno lanza un chiste al aire, y nadie lo coge, el fracaso social es mayúsculo (y absoluto). Sin embargo esto curiosamente no pasa con las de este año. Worst Week (en la foto de arriba), por ejemplo, que ya ha conseguido afianzarse en las audiencias gracias a secundar a Dos hombres y medio (incomprensible superéxito en Estados Unidos), no busca inocente complicidad. Más bien se mueve por el terreno de los Farrelly, el de la escatología y la incomodidad, pero con una puesta en escena muy sobria, que ni tan siquiera permite establecer algún tipo de vínculo afectivo hacia algún personaje. Personalmente, prefiero otros derroteros. Para morir de vergüenza desde el sofá, mejor reírse con otros. Y éstos tampoco son Kath & Kim, de las que sólo se puede agradecer que duren veinte minutos. Unos segundos más de su ordinariez y patetismo, y quizá el espectador sufriría un desprendimiento de retina.

Gary Unmarried sí que es una sitcom como las de antes: busca complicidad con el público y contiene risas enlatadas. Por esto siempre creí que sería un caballo perdedor desde que oí hablar de ella, ya que olía a rancio incluso antes de su estreno. Además, ¿una serie con Jay Mohr de protagonista? Este hombre antes ya era ciertamente raro de físico, pero con los años, y después de una pérdida de pelo considerable, su aspecto casi da grima. Por esto me sorprendí a mí mismo riéndome de las bromas del recién divorciado de Gary, inofensivas y a la vez completamente efectivas. Su relación con la exmujer, sobretodo, es la mecha que prende mejor puesto que las (cariñosas) puñaladas vuelan entre ellos a diestro y siniestro. Y claro que contiene momentos forzados, pero ¿acaso la idolatrada Friends no tenía muchos chistes no cazados al aire protagonizados básicamente por Ross?

Supongo que muchos criticarán los pilares arquetípicos de Gary Unmarried, que Mohr no está hecho para cargar con esta serie (¡mentira!), que se parece demasiado a todo aquello ya visto antes en el prolífico mundo de las sitcoms, que es demasiado americana o que hubiera funcionado mejor en otra década. No obstante, es una de las comedias de veinte minutos más tolerables que he visto en los últimos años, que no salvará el género ni el mundo, pero con la que se puede pasar un buen rato.

5 comentarios:

AG dijo...

Me has hecho que me entre el gusanillo, puede que consiga un para de capis para ver qué tal está.

Srodry dijo...

Yo baje los dos primeros y todavia no los he visto.
Supongo que me pasaba como a mi al principio, me huele a truño...
Supomgo que los vere y luego emitire una opinion

Moltisanti dijo...

Pues yo me vi he visto los 3 capítulos de Worst Week (hay 2 más pero sin subtiulos disponibles) y la verdad que me está haciendo pasarlo igual de bien que d emal. No se puede tener tan mla suerte en esta vida XD

A mi me está gustando y creo que la mejor baza de la serie, es precisamente su duración, los 20 min se pasan volando

Ánade dijo...

¿Sabes lo que pasa? Que Jay Mohr me cae mal. Es que su personaje en Entre Fantasmas es taaaan repulsivo... (vamos, como el resto de personajes de la serie).

En cambio, Worst Week me está encantando. Aún me falta por ver el capítulo de esta semana, pero a mí de momento me está divirtiendo muchísimo. Kyle Borheimer es todo un descubrimiento. :D

Anónimo dijo...

Bueno, bueno... sobre las comedias estrenadas el año pasado doy por hecho que no has visto The Big Bang Theory, porque hoy por hoy es la comedia con la que mas me rio (junto con The Office y 30Rock), y superando a grandes como Earl o HIMYM.