domingo, 11 de enero de 2009

La mala educación de Hugh Laurie

La asociación de prensa extranjera de Hollywood entregará esta noche los Globos de Oro y Hugh Laurie optará, por cuarta vez consecutiva, a un premio al mejor actor de drama que tan sólo se le escapó el año pasado. Y, pese a haberlo obtenido ya en dos ocasiones, sigue sonando con fuerza en las apuestas. Su personaje Gregory House es una delicia para cualquier actor y la cínica interpretación de Laurie no deja de producir alabanzas entre la crítica, aunque la serie no pase por su mejor momento. A punto de cumplir cincuenta años, Laurie es el evidente caso del gran intérprete que tuvo que buscar refugio en la televisión. Y es que su senda hacia el sueño americano fue del todo menos corriente.

Formado en la academia de arte dramático de Cambridge, el actor inició una carrera típicamente inglesa. No hay mito en el que no participara desde que conoció a la oscarizada Emma Thompson mientras aún estudiaba y ésta le presentara a Stephen Fry. Primero, con estos dos apareció en The young ones (Els joves), una pieza de culto absurda y anárquica que forma parte de la conciencia colectiva británica y también catalana. Luego, se apuntó a la tronchante revisión de la historia británica ingeniada por Rowan Atkinson en La víbora negra. Y, finalmente, encarnó a uno de Los amigos de Peter a las órdenes de Kenneth Branagh, una de las películas inglesas con más renombre más allá del canal de la mancha. Sin embargo, sus compañeros de reparto (Branagh, Thompson y Fry) vivirían tiempos mejores justamente a continuación. A Laurie, en cambio, se le resistiría la suerte.

Fue entonces, en busca de mejor fortuna, cuando aceptó papeles en Estados Unidos y, si House levantara cabeza, seguramente lo estrangularía. Uno de los compinches de Cruela de Vil en 101 Dálmatas o el padre de Stuart Little fueron sus papeles de más renombre. La fortuna le llegó de mayor, que no tarde.

Desde que consiguiera el papel de House, sin embargo, la reputación de Laurie subió muchos enteros. De ser ignorado en cuanto a laureles, ahora no hay premio televisivo que no lo contemple entre sus candidatos. Y la opinión de la crítica, juntamente con una millonaria audiencia, le permitieron sucesivos aumentos de sueldo hasta llegar a los 400.000 dólares por episodio que cobra actualmente. La depresión que sufrió en otoño de 2007, que se alegó a la lejanía de su tierra natal, no le obligó a renunciar a su trabajo. A base de golpes de talonario quizá consiga el equilibrio y, por el momento, ya es el tercer actor mejor pagado de la televisión, sólo por detrás de Charlie Sheen (Dos hombres y medio) y Kiefer Sutherland (24).

Y, ahora que el éxito está de su lado, Thompson ha llamado a sus puertas: la actriz lo quiere para interpretar el remake de My Fair Lady que ella está escribiendo. La elección, no obstante, estará a cargo del director del filme que seguro que interpretará Keira Knightley. Los paralelismos entre el Henry Higgins del filme y Gregory House no son casuales. ¿Quién le iba a decir a Laurie que la televisión americana le podría llevar a reinterpretar uno de los clásicos más importantes del cine?

Curiosa suerte le ha deparado el destino a quien una vez pronunció “odio la mala educación”. ¿Qué habría sido de Laurie de no ser por ella?

10 comentarios:

osKar108 dijo...

Como me gusta este actor, las 3 primeras referencias que haces (Els Joves, L'escurçó Negre y Los Amigos De Peter - es que las 2 primeras las conocí por Tv3 XD - son magníficas).
Para intentar hacerse un nombre en USA ha tenido que interpretar papeles en películas muy discutibles, pero que al fin y al cabo es parte de su trabajo también y que algo habrán aportado (aunque solo haya sido que no olvidasen su nombre ¿?) para poder interpretar a Gregory House y poder demostrar lo buen actor que es.
Me parece interesante la posibilidad de que participe en el remake de My Fair Lady (no tenía constancia de que se fuese a hacer). Esta película la vi hace unos cuantos años y recuerdo que me agradó bastante.
Saludos.

Crítico en Serie dijo...

Oskar, no sabia que fossis català. Jo tinc els Joves i l'escurçó negre: són dues sèries mítiques de Tv3.

Aquest remake té molt bona pinta. Apart del fet que la Keira Knightley és una actriu que m'encanta, My Fair Lady per mi era una pel·lícula millorable. Bàsicament, es fa una mica pesada y amb una mica més d'agilitat es podria polir. Primer s'havia especulat que el protagonista podria ser Daniel Day-Lewis. Ara resulta que pot ser en Hugh Laurie. A veure com acaba la cosa (també sona pel paper en Colin Firth i en Jeremy Northam).

En Firth, en la meva opinió, també seria un actor molt encertat. A veure com li sentaria tenir mala baba.

amelie dijo...

Este hombre me encanta como actor, pero creo sinceramente que la serie satura ya. Corre también el riesgo de verse encasillado de por vida en este tipo de papeles de cínico.

MacGuffin dijo...

Alex de la Iglesia también va detrás de él para que interprete creo que uno de los villanos de "La marca amarilla", su próxima peli.

La pareja que hace con Imelda Staunton en "Los amigos de Peter" y "Sentido y sensibilidad" es genial. Y yo aún estoy esperando que pueda producirse el crossover entre House y Bones que sus creadores planearon hace tiempo. ¿Por qué? Porque el personaje que pasaría de una a otra sería un psiquiatra que Stephen Fry interpretó en la 2ª temporada de Bones.

Camisas dijo...

Hola a todo el mundo. Os invito a leer mi cuento colgado en mi blog http://camisaspadrino.blogspot.com/2009/01/sexto-piso.html

Creo que el cuento es bueno. Dicho cuento es parte de mi nuevo libro llamado "La Luz de la Oscuridad".

dsm dijo...

podrias traducir lo que has dicho en catalán?

Crítico en Serie dijo...

Dsm, un "por favor" tampoco estaría mal. He dicho:

Oskar, no sabia que fueras catalán. Yo tngo Els joves y La víbora negra: son dos series míticas de tv3.
Este remake tiene muy buena pinta. Aparte del hecho que Keira Knightley es una actriz que me encanta, My Fair Lady para mí era una película mejorable. Básicamente, se hace un poco pesada y con más agilidad se podría pulir. Primero se había especulado que el protagonista podria ser Daniel Day-Lewis-. Ahora resulta que puede ser Hugh Laurie. A ver como acaba la cosa (también suenan para el papel Colin Firth y Jeremy Northam).

Firth, en mi opinión, también sería un actor muy acertado. A ver como le sentaría tener mala leche.

Rebeca Sánchez dijo...

Firth es demasiado light. Tiene cara de buen tipo, sonrisa desarmante y siempre hace el mismo tipo de papeles.

Adoro a Hugh Laurie desde Los amigos de Peter, en casa tengo La víbora negra dispuesta para ser vista y A bit of Laurie and Fry (que no me entusiasma demasiado pero sale él). Lo cierto es que el cine se le ha resistido siempre, y cuando le dejan aparecer, debe ser debido a su físico, son personajes pueriles o estúpidos. Por fin le ha llegado el reconocimento que tanto se merecía, aunque tal vez por caminos que ni el mismo esperaba. A Kyra Sedgwick le pasa los mismo. El cine nada y ahora es una diosa televisiva. Los caminos de la fama también son inescrutables.

dsm dijo...

perdon por mis malos modales!!, jeje, bueno muchas gracias

Crítico en Serie dijo...

dsm, no te preocupes! ;)

Rebeca Sánchez, cuando preparé este post justamente pensaba en Kyra Sedgwick, que no tuvo ningún papel decente hasta The Closer. Pero pasé de hacer referencia alguna: no quería andarme por las ramas :D