domingo, 18 de enero de 2009

Souvenir Catódico: Películas, spin-offs y obviedades televisivas

Películas: A nadie le gusta que le dejen a medias y, con las horas que supone seguir una serie, no hay nada peor que un producto inconcluso. Por esta razón, ahora se está produciendo una avalancha de rumores de series convertidas en largometrajes. A la ya realizada Tan muertos como yo o las muy exitosas resurrecciones de Futurama, se podrían añadir Roma, Criando Malvas (Pushing Daisies), Jericho y Veronica Mars. ¿No tendrá ganas Tim Burton de invertir en las aventuras del peculiar pastelero Ned? Es difícil pensar en alguien mejor para dar fuelle y (más) renombre a la propuesta. Igualmente, todos estos rumores, algunos de ellos confirmados (Veronica Mars), son poco fiables: es complicado encontrar gente dispuesta a producir una película que continúen fracasos televisivos, por esto algunos también contemplan la posibilidad de perpetuarse en comic (Criando Malvas, Veronica Mars). Más allá del mercado del DVD (o Blu-Ray), no tienen mucha salida.

Spin-offs
: Y mientras las series incompletas reclaman una muerte digna, las cadenas intentan aprovechar al máximo el tirón de aquellas que cumplen con las expectativas. Ante la desaparición de L, Showtime planea derivar de ella un drama centrado en el lesbianismo pero esta vez ambientado en la cárcel, The Farm. Por el momento, se ha confirmado la participación de Famke Jansen (X-Men, Nip/Tuck), aunque no se ha aclarado si será un personaje puntual o regular. Otro spin-off pretenderá sacar jugo de la exitosísima Navy: Investigación Criminal, donde los fans de Moonlight seguramente podrán saciar sus ganas de Alex O’Loughlin, y el otro derivado será una precuela de Gossip Girl. Y es que pese a los rumores acerca de una serie centrada en el personaje de Jen, resulta que quien llevará la batuta será una adolescente Lily Van der Woodsen, en tiempos de amor con Rufus Humphrey. Un episodio con flashbacks en la serie madre (a modo de piloto) confirmarán o cancelarán la elaboración del programa ambientado en los ochenta.

¿Sí o no?: Estamos en primavera y las afiladas hojas de las guillotinas ya empiezan a caer sin piedad. ¿Pero había alguien que realmente creyera que Swingtown pudiera prolongarse otra temporada después de los catastróficos registros de audiencia? ¿Algún fan realmente tenía la esperanza que Prison Break continuara con su descalabro en un quinto año tras no llegar ni a los cinco millones de espectadores? ¿Había alguien que dudara que Rockefeller Plaza seguiría con vida para una cuarta temporada, pese a tibias audiencias, teniendo en cuenta que ha arrasado con todos los premios habidos y por haber? ¿Qué The Office, siendo una de las pocas series de éxito de la NBC, también renovaría? Y la pregunta que realmente no tiene respuesta: ¿Cómo pueden no descartar la renovación los directivos de la misma cadena con respecto a Mujeres de Manhattan, después de pasearla por todos los horarios posibles con desastrosos resultados y con un final de temporada como el que emitieron, una despedida definitiva en toda regla?

(Y un apunte para los nostálgicos: Puede haber telefilm de Luz de Luna, con Bruce Willis (que ha manifestado su interés en la propuesta) y Cybill Sheperd. Nunca la he visto, pero según lo leído, era de las series con una de las mejores químicas entre los protagonistas. Sin embargo, no se tragaban y, con el tiempo, Sheperd convirtió los rodajes en un infierno de celos hacia su compañero. Por esta razón sorprende la posibilidad de celebrar el XX aniversario con el largometraje. ¿No serán las ganas de venganza de Willis de restregarle por la cara a Sheperd su aún mayor fama, mientras que ella no logró escapar del medio televisivo?)

14 comentarios:

MacGuffin dijo...

Es cierto, David y Maddie establecieron la tensión sexual no resuelta en la tele como se entiende ahora, y también lo que no se debe hacer con ella para no cargarte la serie.

Yo volví a ver algunos episodios en Localia hace tiempo y, aunque la relación de ellos dos se mantiene muy bien, el resto ha envejecido bastante mal.

ALX dijo...

Es cierto, que lo eso de sacar una película de una serie cancelada no puede ser muy rentable. Un buen ejemplo es Serenity, la película de Firefly, que al final no funcionó como se esperaba. Aunque al menos, así le dieron una conclusión a la serie.

Aún así, cualquier noticia sobre película de Veronica Mars, será bien recibida (aunque por ahora con mucho escepticismo)

Ánade dijo...

El spin-off de Gossip Girl me parece lo más innecesario de esta temporada.

Una película de Pushing Daisies con Tim Burton al mando podría ser maravilloso. Pero no, prefiero que la serie termine en sus tres últimos capítulos. Con Veronica Mars me pasa lo contrario: la adoro tanto y tengo tantas ganas de volver a disfrutar de ella, que me da igual si regresa en forma de película o en cómic.

Moltisanti dijo...

La posibilidad de rescatar una serie a base de una película para cerrar la historia es tan buena noticia que muchas veces es más un deseo que una realidad. Muy pocas, vamos solo caigo en los 2 ejemplos que has puesto, lo han terminado consiguiendo. Claro que si al final llegan a buen puerto los rumores, será alegría de muchos.

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, suerte que has avisado: no pienso remirarla (es que me impresiona que esté siempre en los estantes del Fnac).

ALX, que conste que yo no me meto con que hagan las películas. Para mí mejor. Pero entiendo que los productores no quieran arriesgarse. Lo peor de la televisión es que, por más que intentes rescatar algunos programas, cuando están moribundos, se puede hacer muy poco para salvarlos...

Ánade, el riesgo del spin-off de Gossip Girl es que... ¿The CW ambientando una serie en los 80? Creo que puede ser TAAAAN casposo...

Moltisanti, exacto. Los rumores siempre estan ahí y es bastante difícil que realmente se acaben realizando.

Pixelwoman dijo...

¿Nunca has visto Luz de Luna???? ¡Sacrilegio! Las tres primeras temporadas fueron de lo mejor que se había hecho en tv hasta entonces (junto con Cheers). Ignoro cómo ha envejecido, eso sí :-)

Por cierto, a mí Swingtown me gusta tal como quedó. Me gustó el final y no quiero que continúe y le den mil vueltas a todo hasta estropearlo.

Crítico en Serie dijo...

Pixelwoman, yo dije exáctamente lo mismo. Que Swingtown se quede como esté. De hecho, los últimos episodios ya no era lo mismo... Esa fórmula quedó perfecta para una temporada. A ver si algún día la editan en DVD.

Un telespectador más dijo...

A mi lo del Sping Off me parece una idea genial, porque la relacion de Rufus y Lily me gusta mucho, ademas creo qeu podría dar mucho de si.

Ojalá haya pelicula de Pushing Daisies ya que por lo que se, los tres capitulos restantes no cierran todas las tramas como deberían.

Saludos!

Eldemo dijo...

Luz de luna era una serie bastante entretenida, pero como pasa con muchas otras, no veo que tenga mucho sentido hacer a estas alturas un telefilme.
Respecto a renovaciones me alegro de la de The Office (30 Rock aún no digo nada que no la he visto todavía)

Nahum dijo...

Lo de la película de "Luz de Luna" no presagia nada bueno, sobre todo porque Cybil Sepherd da la impresión de estar más desaparecida que Laura Palmer, vamos...

Y ojo con lo de "30 Rock": los premios y el aplauso de la crítica (e incluso un SOS metafílmico en la tercera temporada) no fueron suficiente para salvar a los Bluth en "Arrested Development".

amélie dijo...

Luz de Luna era mi serie favorita de pequeña, aunque a partir de no sé cuál temporada empezaron a matarse entre ellos y la serie perdió toda su gracia.

Adri dijo...

El tema de las peliculas me satura. Me encantaría ver una de Veronica Mars pero dudo que sea factible y rentable, como comentáis.

Pushing daisies quizás es algo más cinematográfica y podría venderse a parte.. el problema es que tendrían que hacer una especie de previously para poder venderla en plan "la puedes ver aunque no hayas visto la serie". Si no, no saldría rentable.

En cuanto a Jericho.. ya ha tenido demasiadas oportunidades.. que se dejen de pelis.

Y el telefilm de liz de luna no lo veo eh? y eso que me encantaba..

ambrozio dijo...

Para opinar con fundamentos sobre algo hay que estar al tanto primero. Eso de opinar de oídas es poco serio. Y lo digo respecto a Luz de Luna, hay que verla para saber de qué se trata. Vi las cinco temporadas (al fin) recién este mes, porque en esa época aquí la pasaron hasta después de la Cuarta Temporada y me parace que después no se supo más... No conocía toda la Cuarta ni la Quinta, ni ese final. Vi el desastroso final que le dieron. La decapitaron, literalmente... Y no me refiero a que simplemente la cortaron, sino que la mataron lentamente ya pasada la Tercera Tempora. Nadie podría hacer un análisis suficientemente exhaustivo de lo que era Luz de Luna, de lo que significó en la televisión. La forma de hacer series se puede perfectamente dividir en un antes de Luz de Luna y después de ella. Marcó no sólo un hito de sintonía, sino que marcó un hito creativo. Viéndola con los años que tengo ahora (y la disfruté y me reí igual) puedo ver todo lo que implicaba, lo guiños cinematográficos, políticos, culturales, el entramado lingüístico, todo, son de una creatividad irrepetible incluso ahora. Los que se quedaron en la lectura superficial sólo vieron lo divertida o romántica que era, o cursi, y nada más.
Estoy de acuerdo con que matar las series como lo hacen por un asunto de vil dinero o sintonía es una atrocidad. Pero no se les puede pedir más a unos señores que guardan el cerebro en una billetera. Lo que es inaguantable es que maten definitivamente una serie, que la hagan pedazos tratando de "salvarla" (tratan de salvar los ingresos en realidad y no a la serie), como hicieron con Luz de Luna. Más allá de los temas personales de los actores en cuestión (una actriz que ya era famosísima en cine y que pasó sin asco del cine a la televisión en una época en que era un sacrilegio hacerlo, y un actor prácticamente desconocido y que empieza a saborear la fama, el dinero y las ofertas; entre estos dos seres la envidia y el divismo tenía que reventar por algún lado, y lo hizo), porque los actores aquí son un tema secundario, la creación de una serie como Luz de Luna implicó un compromiso creativo y un compromiso del espectador que por lo menos merecía una salida digna.
Aparte de lo de la famosa teoría de la "tensión sexual", una teoría estúpida, que más parece una excusa para personas que más allá de la consumación del acto sexual se les acaban las ideas. Tensión sexual o no, Mulder y Scully se fueron al tacho de los desperdicios igual. No se trata de tensión sexual ni nada, ni de celos entre actores o lo que sea (con un guión atractivo hasta el actor más insoportable se hace soportable). Se trata de que simplemente mientras hayan empresarios manejando números detrás de los creativos (del área que sea), la creatividad está condenada a sucumbir, lo mismo que los grandes personajes, series y cuanto hay de eso.
No me molesta tanto que una serie como Luz de Luna haya sido "cortada". Me molesta que algo tan genial, personajes tan sui generis, hayan sido transformados, al final, en unos remedos de sí mismos de las primeras temporadas. Eso no tiene disculpa, porque de una forma mata todo lo que hay en esas primeras temporadas. Esa es una "involución" creativa, y que se vaya al cuerno la sintonía. Por eso, como mucho de ustedes, me asusta que se intente "resucitar" la serie en una película. ¿Qué se puede esperar de eso?

Crítico en Serie dijo...

ambrozio, gracias por la molestia que te has tomado al responder al post. Es una lástima que no la haya visto nunca (y según tú seguro que también un sacrilegio), pero merecía la pena comentarlo en un "punto y aparte", o sea, posts más lights de lo normal.

Me gusta, sin embargo, esta idea que tienes de la "tensión sexual". Una vez ya se han acostado, puede mantenerse el ritmo igualmente. Está claro que no será exáctamente lo mismo, pero los guionistas deberían tener los suficientes recursos como para hacer su relación igualmente interesante para el espectador.

Ahora que has hablado de por qué fue una gran serie, aún me han entrado más ganas de verla. Veo que para ti realmente enmarca una época, esos ochenta. Y ya veo que estás indignado con el hecho de que la rebajaran. Pero no creo que siempre sea culpa de los empresarios, a veces también lo debe ser de los show runners, cuyas baterías a menudo fallan. No duran eternamente, aunque en cualquier persona, sea de la profesión que sea, se espera una constancia y un listón mínimo.

También por este motivo he dedicado esta semana un post a la serie Friday Night Lights en que remarco "la muerte digna". A veces es necesario que una serie acabe cuando esté en su apogeo, así por lo menos te quedas con el buen sabor de boca y no te arriesgas a terminar como tú, decepcionado y con la impresión de que también han arruinado los recuerdos.