martes, 20 de enero de 2009

El quiero y no puedo de Canal +

Es muy probable que ningún crítico hubiera prestado atención al estreno de The Beast de no ser por el cáncer de páncreas de su protagonista, Patrick Swayze. En cambio, las circunstancias metatelevisivas que han rodeado el producto modificaron la agenda de los medios, que focalizaron su interés en una serie de la cadena A&E, generalmente prescindible. Pero no solamente echaron un ojo los medios estadounidenses, sino también una cadena española: Canal +. Así, siguiendo la línea que ha marcado sus últimas adquisiciones, compró los derechos de The Beast para su emisión. No hay nada como esparcir cheques para hacerse con las pizcas de calidad del otro lado del Atlántico. En los últimos años, no ha habido serie de reputación que haya escapado al canal de pago.

En este caso en concreto, quizá la calidad no sea su adjetivo más acertado: se trata del eco mediático más que del resultado final (aunque la crítica se haya mostrado entusiasta con el más que probable último trabajo de Swayze). Igualmente, la compra ha puesto en evidencia una vez más las intenciones de Canal +: si han dado que hablar en EEUU, también lo pueden dar aquí. En exclusiva, de momento, ya tienen la colorista Criando Malvas, el drama de Glenn Close Daños y Perjuicios, la nueva de JJ Abrams Fringe, la alabadísima Mad Men, el escándalo de Dexter, la modesta Weeds y casi todos los críos de la HBO, como True Blood o Generation Kill. Nada escapa a las fauces de sus talonarios, ahora teóricamente sin fondos, como bien demuestra la estratosférica crisis del grupo PRISA.

Si gozara de un auténtico presupuesto para realizar una cosecha propia, la voluntad de Canal + seguro que pasaría por calcar los guiones de la HBO. Es su referente norteamericano. No obstante, en el Estado no hay suficiente público para permitir una televisión de pago con productos de ficción de primera categoría. Se deben contentar con comprar aquello que nadie quiere. Asumámoslo: no hay ni una sola cadena generalista que quiera emitir Mad Men o tan siquiera Fringe. Lo que va a los espectadores españoles es Aída y Hospital Central. Tristemente, aquí los targets definidos no existen.

Algo, sin embargo, que escapa a mi entendimiento es la falta de coordinación entre Canal + y Cuatro. Los flujos de aquí para allá, que podrían aportar tanto a la cadena en abierto, han sido prácticamente simbólicos. ¿Tienen los derechos en abierto de estas series? Dexter no funcionó en el primetime como esperaban (es curioso el desequilibrio entre las líneas que se le dedica a algunas series y el auténtico público que las sigue) y Weeds también fracasó (como objeto de madrugadas, en cambio, sí que rindió en su enfrentamiento a las teletiendas). Pero, pese a los malos resultados de estas series, ¿no podrían, por ejemplo, utilizar Criando Malvas para el access primetime del fin de semana? ¿Y vender Daños y Perjuicios como lo que realmente es, una película en 13 capítulos para los domingos? ¿Y cuando haya terminado la exclusiva, acompañarán Cuarto Milenio con Fringe?

Una vez aprovechados en la modalidad de pago y tras más de un año, podrían hacer un favor a la audiencia y darle la oportunidad de disfrutar de la buena televisión. Y es que, en principio, Cuatro debía ofrecer una apuesta cualitativa, objetivo que se vio minimizado al entrar en la guerra por las audiencias. ¿Es legítimo? Por supuesto, que no significa que no haya sido un engaño. Pero queremos Mad Men en abierto, queremos Criando Malvas, queremos a Glenn Close y queremos sangre fresca. ¿Para cuando para todo el mundo?

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Compañero, actualmente es lícito decir que los targets definidos no existen en el país. Como bien sabrás, la razón principal el cantidad de población. No es lo mismo 300 que 40, eso se nota. Pero hay otro factor que nos está engañando. El sistema de medición. Claramente no funciona y sus sistema no está preparado para un sistema de targets definidos. Quizá existen, (en mayor o menor medida, seguro) però las audiencias no los detectan. Debería multiplicarse por 100 los medidores de SOFRES para que estos fueran capaces de detectar la realidad. Actualmente, en BArcelona, si una tele local consigue un 0,3% de audiencia, supone una 15.000 espectadores. Pero en la realidad, eso se traduce en un solo usuario que ha connectado su televisor con audímetro. ¿Por qué no se cambia el sistema? buf...

Dids dijo...

Se agradecería que Canal+ pasara en abierto las series una vez explotadas en su canal de pago, como hacían con Friends, para que un mayor numéro de audiencia disfrutara de ellas, creo que no valoramos en su gusta medida el potencial de la ficción televisiva norteamicana... ¿La razón?
Aquí:
Muchas veces pongo el grito en el cielo cuando oigo a alguien decir que si la serie es americana no le gusta, ¡TOMA PREJUICIO! aunque cierto es que yo también peco de eso mismo en cuanto a las series españolas, así que no se donde estará la solución...¿?

Muy buen post,Crítico de series.
Un saludo.

Alexander Glass dijo...

Por desgracia a día de hoy es utópico pensar que las series de calidad estadounidense pueden tener un hueco en la actual parrila televisiva.

Un ejemplo con Lost: en la semana de estreno de la 5ª, aún están por poner la 4ª en nuestro país. Y ni siquiera en TVE, claro. Aún recuerdo, por ejemplo, que cuando repusieron la 2ª hace dos veranos se saltaron 2 episodios sin ninguna razón aparente (incluido el mas que importante Orientación). Así es dificl engancharse a una serie.

Si realmente te gusta una serie la mejor manera de disfrutarla es o en DVD o por internet.

MacGuffin dijo...

Debe haber problemas de derechos entre Canal+ y Cuatro (que aunque sean de Prisa, son dos empresas diferentes), y no todo lo que compra el Plus puede emitirlo directamente Cuatro en abierto. Aunque confieso que con los derechos de explotación, imagen y la madre que los trajo a todos yo me hago un lío de impresión.

willchebat dijo...

Creo recordar que salió la noticia de que Cuatro habia comprado los derechos de MAD MEN hace ya un tiempo.

missmole dijo...

Yo la verdad es que ya he perdido la esperanza y procuro verlas por otros medios,jeje.

Pero es cierto que es bastante penoso.

Crítico en Serie dijo...

Anónimo, soy consciente de la diferencia de población. Eso tampoco explica la cantidad de bodrios españoles con familias que compren el target de los 4 a los 101 años. No pasa nada por apostar un poquito...

Y las mediciones de SOFRES, a nivel estatal, parecen fiables. No obstante, cuando miras las cifras de alguna comunidad autónoma con baja población, como el País Vasco o las Baleares, te das cuenta de cuanto vale cada persona, porque realmente debe haber (sobretodo en el caso de las baleares), 15 medidores en todo el territorio. ¿Alguien conoce a alguien que tenga uno de estos aparatos de sofres? Yo no.

Dids, muchas gracias. Lamentablemente, el listón de los espectadores españoles me parece nefasto. De la misma forma que yo soy antiespañoladas, hay antiamericanos. Pero siento ponerme despótico: no hay comparación. Qué mala suerte haber nacido a este lado del charco (por lo menos en este aspecto).

Alexander Glass, el funcionamiento de TVE con respecto a Perdidos es un misterio mayor que la bola de humo que corre por la isla. El maltrato al que sucumbieron a la serie, no tiene nombre. No me extraña que no funcionara.

MacGuffin, el mundo de los derechos es totalmente enigmático. Estoy de acuerdo. Igualmente, hay algunas de las que tiene los derechos (no creo que sólo fueran Weeds y Dexter). Pero no se atreven a programarlas. ¿Demasiada calidad? Yo sé de un gran público potencial que disfrutaría a lo bestia con Daños y Perjuicios (y no entiendo como no ha salido en DVD ya).

Willchebat, sí que apareció esta noticia por alguna parte. Jamás se volvió a saber nada de ella. Mad Men quizá tiene un target muy reducido, pero realmente la veo proyectada a las 23.00 después de alguna otra serie. Podría tener potencial a esa hora (claro que aquí el primetime o se llena con un programa de dos horas o nada de nada...).

Missmole, es lo que debes hacer. A ver qué día empiezan a emitir las series con tan sólo una semana de retraso y sin cambios indignos de horario...

Anónimo dijo...

Veo, por tus comentarios, que no conoces concretamente el sistema de medición. También hay 3 razones por las que no conoces a nadie que tenga medidor y nunca lo harás (es parte de la ley nde medición. No se apuesta pq mandan la audiencies y, las mediciones, tiran mas hacia el público familiar que al real. No hay medidores en pisos de jovenes, la representación gay en los medidoeres es mucho menor a la proporción real, noi entran los bares, segundas residencias... y mil limitaciones a parte de lo obvio...

Crítico en Serie dijo...

Anónimo, pues por lo que apuntas, es urgente un cambio.

Nahum dijo...

Bueno, Canal Plus suele dar en el clavo pero, Critico en Serie, sí que ha habido muchas series cultas de los últimos años que se le han escapado: "El ala oeste" o "Six Feet Under" serían los mejore ejemplos, ¿no? Y, estrictamente contemporáneas, The Wire, The Shield o In Treatment se han visto en España en canales de pago diferentes...

Vamos, que no siempre aciertan...

Sunne dijo...

de todos modos se agradece que coja interés por este tipo de series.

Crítico en Serie dijo...

Nahum, está claro que no puede tenerlas todas. Igualmente, con el panorama económico que tienen, está claro que algunas se le deben escapar.

Y sí, no tenían SFU ni TWW, pero sí que tenían las otras dos series de culto de ese momento: Los Soprano y Sexo en Nueva York.

Sunne, el interés se agradece. Pero a ver si con el tiempo todas estas series que no tienen cabida en los grandes canales, acaban en la TDT.

amelie dijo...

qué horror ver la cara del pobre swazye... esa enfermedad es terrible, pero dudo que a pesar de sus ganas de vivir, a los espectadores les atraiga ver la misma cara del cáncer y el sufrimiento reflejado en ella... con lo vital que era swazye en el pasado. dios, qué pena.