sábado, 7 de marzo de 2009

La culpa es de la crisis (Crítica de la 1ª temporada de Privileged)

Las series de la cadena The CW se deben coger con pinzas. Diferenciar entre aquellas series que se adecuan a su público y que son decentes de aquellas que son denigrantes es complicado. Pero, en el caso de Privileged, la resolución es sencilla: es mala desde el primer episodio al último.

Basada en el libro How To Teach The Filthy Rich Girls, acerca de una joven periodista que es contratada para subir la media de dos millonarias adolescentes, Privileged podría haber sido concebida como un placer culpable. Había algunas esperanzas puestas hacia esta posibilidad, con un argumento frívolo y que podía dar para una buena sitcom. ¡Pero qué demonios! Es mejor alargar el metraje, coger unas lamentables chicas para encarnar a las adolescentes, mezclar humor con moralismos, sumar elementos románticos de manual y aderezarlo con el irritante talento de JoAnna Garcia, cuyo mejor papel a día de hoy sigue siendo el de animadora con el síndrome de Tourette en No es otra estúpida película americana.

De haberse quedado en un esquema básico de 20 minutos este mismo cóctel podría haber funcionado, incluso con Garcia de protagonista que, pese a ser repelente y ciencióloga, tiene cierta faceta cómica. Hasta se hubiera podido conservar a Anne Archer, cuyos colagenosos labios podrían dar para más de un gag. Lástima que se confundieron conceptos y se estimó que los acartonados y ostentosos decorados servían para una comedia de 40 minutos y que los diálogos con ínfulas de profundidad también tenían cabida. Si es que con el tiempo pareció que los propios creadores pensaban que esto era un proyecto serio, cuando sólo tenía potencial como vulgar entretenimiento para adolescentes con ansias de ricachonas.

El resultado final, sin embargo, podría haber sido peor en términos de producción. Ha conseguido llegar a rodar y emitir 18 episodios cuando sus audiencias fueron pésimas desde un principio. ¿La razón por la que aguantó? Es de suponer que la misma por la cual Las Crónicas de Sarah Connor también terminarán temporada: sale más caro desarrollar otro proyecto, realizarlo y promocionarlo para ocupar ese mismo vacío. Y en época de crisis no era buen momento para entrar en los enormes gastos de producción, más cuando la cadena en sí está al filo de la desaparición.

Así se hicieron malabarismos con lo que disponían e hicieron el retrato de una caída en picado: probaron con el culebrón familiar y lo eliminaron; intentaron agilizar el romance de la protagonista con un resultado fatal e increíble; recortaron las apariciones de los secundarios para ahorrar gastos; y, aún no se sabe bien porqué, de repente aparecieron unos títulos de crédito tan cutres que ni tan siquiera se hubiera atrevido a hacer un aficionado del youtube. Si logra volver en otoño será un milagro bastante injusto.


Ver a JoAnna Garcia en No es otra estúpida película americana no tiene precio.

8 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Pero en serio has soportado los 18 capítulos? O_O Es que no em entra en la cabeza xDD

No creo que renueve, y si lo hace es para denunciar a la cadena jajaj

Saludos!

Iñaki dijo...

Yo vi hasta el episodio 6 o asi, seguire con la serie cuando tenga tiempo.

Ahora estoy viendo 90210, jajajaja no es mucho mejor pero me tiene enganchado XD la CW es una de las pocas cadenas que veo casi todas sus series.

Adri dijo...

yo la dejé también, pero aguanté más que iñaki xD... llegó un punto en que todos esos cambios ya me volvían loca.. es una serie que no tiene ni idea de por donde va... como bien dices, se van olvidando de los conflictos iniciados antes para probar otras vías.. que si la familia, que si el novio rico... QUE CANSINA..

y lo que más me hace gracia de todo es que la serie empieza con un punto de partida claro y el personaje de joana está suprepreocupadísima de la muerte por sus alumnas.. y, pasados unos episodios, es como si no existieran... Cero, nada.

Pero tengo que defenderte ante el primer comentario.. yo la seguía viendo y a la vez pensando "¿que coño hago viendo esto tan malo?" pero mientras cenaba no hacía daño a nadie xD y los últimos los ví "en diagonal" :P

Jaina dijo...

Eres mi héroe, Crítico, la acabaste con un par jeje!

Irene dijo...

Privileged es una caca importante y la CW ha hecho que una de sus simplezas se haga imposible de ver.

La diferencia con The Sarah Connor Chronicles (entre millones de razones) es que, esta última viene respaldada por la franquicia Terminator. Y a Privileged no hay quien la respalde.

Nahum dijo...

Jo, pues si es mala tiene mérito haber llegado hasta el final.

Eso que nos ahorras.

ALX dijo...

Y yo que me metía con Adri por haber aguantado media temporada. Yo del primero no pasé.

Por cierto, me encanta lo bipolar que eres con las series. Nos hablas de Deadwood, después criticas Dexter o 30 Rock para reconocer que te has tragado 18 episodios de Privileged. Di que sí, eso es huir de gafapastismos.

Saludos.

Crítico en Serie dijo...

ALX, tienes toda la razón: Una cosa es lo que miro, la otra lo que me gusta y la otra lo que es bueno. A veces todo coincide y a veces no. Por ejemplo, Privileged la he visto entera tranquilamente pero no me ha gustado. Dexter vi toda la primera temporada odiándola y no volveré a mirarla nunca más. Deadwood, me fuerzo porque tiene matices de calidad pero me cuesta. Y 30 Rock me gusta y es buena, pero está de bajón.

Hay matices por todas partes. A veces se combina calidad y entretenimiento, a veces hay una cosa o la otra, y a veces ninguna. Y, por encima de todo, yo valoro el entretenimiento: por este motivo defiendo Mujeres Desesperadas, Perdidos y Anatomía de Grey, por más que no sean sublimes. Igualmente, diría que a menudo recalco estos matices. Se tiene que diferenciar entre los productos y no todos pueden ser juzgados de la misma forma. Creo yo, claro.