miércoles, 4 de marzo de 2009

A ver quién se atreve a mentir a Tim Roth (Crítica de Miénteme)

De los actores se presupone que son capaces de enfrentarse a los más imposibles retos. O que deberían poder construir distintas personas. Pero esto es una falacia. Un actor puede, tranquilamente, pasarse su carrera interpretando y reinterpretándose, hasta llegar a un punto en el que se convierte directamente en su personaje. Tim Roth es uno de estos. De mueca retorcida y mirada tan inquietante como la de Thom Yorke, su físico le condujo a escoger unos papeles normalmente siempre en la misma línea, acordes con sus posibilidades fisonómicas. Decir de él que es peculiar sería un eufemismo: repugnante sería más fiel a la realidad.

Pero esta circunstancia no es necesariamente negativa. El ladrón que acosaba a Drew Barrymore en el musical de Woody Allen de Todos Dicen I Love You robaba cada plano. El problema está cuando esa dirección acaba llevando a la caricatura y a la decadencia: tener que participar en Virgin Territory con Mischa Barton o bien fue un duro ejercicio para pagar la hipoteca o un olvidable patinazo, después de participar en el remake de Funny Games dirigido por Michael Hanneke. Por el currículum más bien constante de Roth, en Lie to Me se podía esperar otro protagonista antipático o por lo menos repelente, que es lo que se lleva por culpa de House, Horatio o el novel Patrick Jane. Justamente, todo indicaba que con este último tendría que rivalizar por el mismo concepto de serie: tanto la nueva serie de la Fox como El Mentalista juegan con los dotes de observación para hallar asesinos o, en el caso de Roth, todo tipo de mentiras.

Pese a sus semejanzas, no hay color entre una y otra. Mientras que la primera está protagonizada por un atractivo y enojoso sabiondo que utiliza unos métodos inverosímiles, el segundo es feúcho pero curiosamente encomiable. Porque Roth puede ser desagradable de ver por una parte; no obstante también tiene un don en la reinterpretación de él mismo, en este caso si tener un carácter reprobable. Y lo que se agradece, mucho más allá de el factor Roth, es la voluntad de presentar un nuevo modelo de investigación de los casos: las mentiras y como las facciones nos delatan.

Sin entrar en el debate de si es real (no voy a poner en duda cuánto vea en la televisión, siempre y cuando resulte coherente), el tratamiento de los embustes es estimulante. Hay explicación en cada movimiento e implica al espectador para que juzgue por el mismo cada pequeño gesto. Él debe participar, como debería ser indispensable en los productos de este género. Y, para acercar este modelo, van más allá de la ficción para comparar estas delatantes expresiones con personalidades de la realidad, a modo de flashes. De momento, Richard Nixon, George W. Bush, Mike Thyson, Marion Jones o Michelle Obama ya han servido de ejemplos, algunos mejor parados que otros.

Solamente por esta propiedad, que es un valor añadido bien ejecutado, Miénteme ya es una procedimental a tener en cuenta, mas la ligereza en su tono juega en su contra. La ambición, además de la eficiencia, nunca está de más y aquí se hecha en falta un poco de fiereza y de juego del gato y el ratón en los interrogatorios. Aunque por lo menos tiene fundamentos, que El Mentalista cumple ni con esta norma básica.

12 comentarios:

Becker dijo...

Premiado :-)

Eldemo dijo...

A mi me parece una serie entretenida, sin mas. Se echa en falta quizás una trama central que lleve a los personajes mas allá pero de momento tampoco puedo quejarme.
Mas que de Virgin Territory o del remake de Funny Games yo prefiero quedarme con sus papeles en Reservoir Dogs o el botones de Four Rooms, jeje.

Nahum dijo...

Solo vi el primer episodio y, bueno, entretenida y listo.

Quizá mejora más adelante, pero de momento es un procedimental más, con sus peculiaridades y un gran actor principal. Pero no noté una gran brillantez en la escritura...

Por cierto, para mí, su mejor interpretación es la de ese desastrado detective en "Dark Water".

Rebeca Sánchez dijo...

Premiado. :)

osKar108 dijo...

No la he visto de momento, dudo mucho que la siga a ritmo USA o que me vaya bajando las temporadas que dure, tengo mucho por ver antes. Ya que El Mentalista me parece bastante entretenida y si esta es de ese estilo pero algo mejor a mi madre le gustará, así que si la traen a España la veré probablemente.

¡Saludos!

Adri dijo...

me uno a la opinión general... Me parece entretenido y poco más (hablo con solo el piloto visto). Cierto que el prota es remarcable, pero tampoco demasiado.

ALX dijo...

Discrepo, solo he visto el piloto y me ha parecido típico. Mucho, sin nada especial ni digno de ser reseñable.

Jaina dijo...

Yo en mi línea de no a los procedimenatales, quitando a Bones que tiene gracia. No me llama nada.

Ánade dijo...

Esta vez no puedo estar de acuerdo contigo. El piloto no me motivó nada y noté a todos los personajes muy perdidos. Prefiero El Mentalista, que por lo menos consigue sacarme una sonrisa de vez en cuando.

Crítico en Serie dijo...

Debo reconocer, como dicen las críticas, que es una procedimental más. Pero la cuestión es que, teniendo en cuenta los insufribles personajes "made in CBS", me gustó.

Seguramente si este año no hubiera aparecido El Mentalista, ni hubiera hablado mínimamente bien de Lie To Me. Pero la comparación me obligó a resaltarla. Me gustó la idea de las mentiras y las facciones. Casi crees aprender. Lástima que, lo dicho, le falta ambición. Y lo que no entiendo es como los fans de El Mentalista no os gusta esta. Por lo menos tiene lógica.

(Por cierto, que El Mentalista pudo empezar en La Sexta como la ficción del año pero semana a semana va bajando.)

arcibel dijo...

ME gustan los dos, el mentalista y lie to me, quizas esta ultima me llama mas la atencion por su rigor cientifico, tiene menos de chanta y mas de ciencia pero lo chanta de The mentalist tambien me gusta! JA
Saludos!

satrian dijo...

A mi me parece que siguen sin explotar lo suficiente, el porqué alguien querría saber con un porcentaje bastante alto si le mienten o no, a ver si desde este 5 capítulo que parece que lo quieren dejar caer lo hacen, a mí no me parece tópica.