jueves, 19 de marzo de 2009

¡No disparen al protagonista!

Tener manía al protagonista de una serie no es buena señal. Curiosamente tampoco es un error fatal. Cómo conocí a vuestra madre y Anatomía de Grey pusieron de moda este concepto cuando sus guionistas creyeron necesario empequeñecer a los personajes principales de estos programas con caracteres irritantes. Debían resultar simpáticos sin desmerecer al resto y lo que consiguieron fue despertar antipatías y oscuros deseos de que desaparecieran de la pantalla.

Parte de la culpa de esta inercia de inocente odio hacia Meredith Grey y Ted Mosby es de los guionistas. Encontrar el exacto equilibrio que logró Sexo en Nueva York, con una mítica Carrie Bradshaw en sabia combinación con Charlotte, Samantha y Miranda, no es tarea fácil. Sin embargo, también debe responsabilizarse a los actores en estos dos casos en concreto: Josh Radnor, con déficit de carisma, y Ellen Pompeo, con una actitud borderline, hicieron un flaco favor a los personajes (el caso Pompeo, con diez años más de lo que requería el papel, sigue siendo uno de los grandes misterios sin resolver de la televisión).

Por suerte para ellos, el magnífico elenco que les rodea y unos guiones trabajadísimos, no permiten concebir estas dos ficciones sin los personajes. Caen mal, pero el espectador ya se ha acostumbrado a querer a los demás y cumplen muy bien con la inesperada función de diana de los pérfidos comentarios. Y, por más críticas y odios viscerales que susciten los dos actores/personajes, Cómo conocí a vuestra madre es una buena comedia y Anatomía de Grey un gran culebrón, sobretodo tras la remontada creativa de la quinta temporada. Otro ejemplo que muchos no comparten es el de Jeff Bartlet en El Ala Oeste de la Casa Blanca, pesado, pedante y que encumbraba a todos los miembros de su gabinete. La serie de Aaron Sorkin igualmente es considerada una de las mejores de la historia de la televisión.


A esta poco gratificante lista se le ha añadido United States of Tara, incomparable en cuanto a calidad con los casos nombrados. Para empezar, el guión maltrata a la Tara del título, sin otorgarle ningún rasgo entrañable con el que pueda familiarizarse el espectador, aparte del hecho que tiene múltiples personalidades. Y luego estas nuevas personas que brotan de Tara están interpretadas por una Toni Collette pasadísima de rosca, en una actuación adecuada para una película de los hermanos Farrelly, pero no para el drama con toques de comedia que sirve Diablo Cody. Con estos mayúsculos errores, Cody obliga a aferrarse a unos secundarios bien hallados pero que no dejan de estar siempre en un segundo plano, puesto que United States of Tara está casi íntegramente centrada en la protagonista y en como ella afecta al resto.

12 comentarios:

satrian dijo...

Es difícil ser premio nobel, presidente de los USA, y no creerse más listo que todos los demás, jugaron muy bien esa baza.
Y odio a Ted Mosby, no tiene gracia, de todo el elenco de actores, es el único que no me hace gracia, incluso Allyson Hanningan me hace más gracia, yo estuve hablando del otro extremo, no el resultar antipático para los espectadores, si no el tener que ser borde para gustarles, caso de Barney.

dsm dijo...

a mi personalmente House me cae muy mal pero como sus secundarios son tan pobres no le hacen nada de sombra

NEWS SOCIETY NETWOR dijo...

Podria hacer una lista muy larga de personajes que odio y que desearia matar...

cambiando de tema, no se si lo sabes, pero como si se que te encanta Misha Barton, me entere que actuara en la nueva serie de CW "a beautiful life" y no en Melrose Plase como se habia comentado.

saludos...

Pigonna dijo...

Te dejas The Big Bang Theory donde durante la segunda temporada Seldon se ha convertido en el protagonista indiscutible y eso que al principio de la serie partió como secundario frente a Leonard :)

torpe dama dijo...

Pues yo creo que Ted Mosby es un contrapunto necesario y no creo que el actor sea odioso o carezca de Carisma, es que su papel es precisamente ese. Sólo hay que ver su pasado universitario...

En cuanto a Tara, no sigo la serie y tengo una duda, ¿cada vez que cambia de personalidad se cambia de ropa y maquillaje?

Crítico en Serie dijo...

satrian, es que Allyson Hannigan está hecha para ser cómica. Y en la versión original gana mucho que ese tono medio costipada. ;)

dsm, House no lo he incluido porque está escrito para ser odioso (aunque muchos le quieran). Por este motivo no puedo decir que cae antipático: es el summum de la antipatía.

NEWS SOCIETY NETWORK, gracias por la información. Fue una gran decepción ver que no actuaría en Melrose Place (de hecho, ¡Locklear tampoco!). A ver como le irá esta aventura. Por favor, que tenga éxito y no caiga en un profundo agujero como todas las series de The CW...

Pigonna, la cuestión es que nunca he visto The Big Bang Theory... Sé que es un error que algún día debo enmendar, pero ahora mismo estoy saturado. (Por cierto, nueva quedada, ¿eh? ;) )

Torpe Dama, efectivamente Tara se cambia de ropa cada vez que cambia su personalidad. Y con respecto a lo de Ted Mosby... no sé hasta qué punto realmente no le falta carisma. Sencillamente, cualquier escena en la que salga necesita de otra persona para hacer gracia. Él, por si sólo, nunca lo consigue. Y a veces los guiones sí que lo intentan.

Deyre dijo...

A mí Ted Mosby no me parece odioso. Es cierto que desmerece en comparación con el resto de personajes, pero como dice torpe dama es el contrapunto. Es el personaje más normal, y que identifica más al espectador en relación en comparación con las estrafalarias- y atractivas- personalidades del resto.

Sunne dijo...

Ted Mosby es el equilibrio de la serie.no por ello hay que matarlo XXD

torpe dama dijo...

A mí el personaje me parece un plasta, pero sus escenas me hacen mucha gracia: la escena en que está solo con la pancarta después de convocar a una manifestación para mejorar la comida a través de su programa de radio me parece divertidísima. O el otro día en el restaurante con Karen, cuando mencionan lo pedantes que eran y luego comentan al pobre camarero (¡ex de Lily!) lo del vino y lo de la brusceta. Me partía...

De todas formas, todos los prototipos de los personajes se han exagerado desde que empezó la serie. Ted no era tan repelente ni Marshall era tan cursi.

Irene dijo...

Una cosa es que te caiga mal y otra muy diferentes es que JED BARTLET, es el mejor Presidente que los Estados Unidos ha tenido.

Revisiona la serie, por favor.

JED, JED, JED.

agenteuve dijo...

Os dejais al protagonista más irritante de la televisión mundial de todos los tiempos: Brian Kinney de 'Queer as folk'. ¿Nadie quiso matarlo antes o después?

Ya sé que el personaje estaba hecho para ser odiado. Pero iba más allá.

Y lo peor es que tampoco me caía bien Mike, el que supuestamente estaba hecho para caer bien.

Los mejores personajes de la serie eran Ted y Emmet, que muchas veces quedaban en muy segundo plano...

Un saludo!

Adri dijo...

Yo creo que el fallo de la pasada de rosca de Collete es un problemón de dirección más que de ella. Pero realmente si haces este tipo de serie, los alters tienen que estar pasados de rosca, tienes que llegar hasta la exageración.

Por lo demás, que voy a decir.. si odio a Ted, no soporto a Meredith y siempre he llamado a Carrie "absurda insoportable"

Eso sí, no puedo estar de acuerdo con lo de Barlett. Es pedante porque puede serlo :P