domingo, 22 de marzo de 2009

Castle puede ser la alternativa (Crítica del estreno de Castle)

La pasada temporada la cadena ABC quiso retar a la CBS con su propio modelo de serie policíaca: El club contra el crimen, protagonizada por mujeres y en el que las relaciones entre ellas marcaban el ritmo del episodio. Y fue un fracaso: la audiencia no mostró mucho interés y era tan ultraligera que no funcionó como thriller ni como culebrón. Fue una operación fallida pero a la vez admirable ya que retó el estilo de la CBS, frío y con unos productos hechos directamente con un molde. Pero este año la han clavado con Castle.

Richard Castle es un escritor de novelas policíacas que, tras matar al protagonista de sus libros, se encuentra en una fase de colapso creativo. No obstante, cuando la policía de Nueva York le pide su ayuda para capturar a un asesino que emula los crímenes que describe en sus novelas, Castle reencuentra la inspiración y pide a su amigo el alcalde poder quedarse en la brigada de homicidios. Pero trabajar con él no es fácil: es engreído, frívolo, ligón y no entiende de reglas ni disciplina. Y la serie tira por aquí, por un personaje cercano ya de primeras, simpático y cuyas relaciones con su jefa, con su madre y con su hija funcionan a la perfección.

Más que una serie de asesinatos, es una oda al personaje, que tiene en Nathan Fillion a su mejor aliado. Sus rasgos marcados y caballerosa sonrisa dotan desde las primeras imágenes a Castle de un encanto imprescindible, porque él es quien debe aguantar la serie. Y es que, aún y manteniendo la atención del espectador, que disfruta con cada una de las interacciones de Castle y los demás personajes, el guión hace aguas. El caso episódico es básico, predecible y se desarrolla con desapego. Tener grandes papeles y mejores casos debe ser compatible, por lo menos si quiere convertirse en una buena serie. Y, afortunadamente, es algo que se puede remediar. Será necesario estar atentos ante la posible evolución.

Además, la producción tiene un elemento que puede jugar muy a su favor. Mientras que en Se ha escrito un crimen Jessica Fletcher resolvía los casos gracias a sus dotes de observación (que ni Patrick Jane), en Castle el protagonista observa las pruebas y testigos con una mirada descaradamente novelesca. Él contempla la realidad como si se tratara de una narración y a posteriori decide si daría para un buen argumento. Si no es así, hay algo que no encaja. Y de este modo juzga el espectador también la ficción, pidiéndole que haya otra vuelta de tuerca, que haya allí lo que no hay en la realidad.

Esta lectura, que disecciona de forma desenfadada algunos pilares del género en la literatura y a su vez del audiovisual, puede ser un buen estímulo para los aficionados. Claro que quizá toda esta optimista visión está sujeta a los deseos de que aparezca una alternativa exitosa al modelo de la CBS, en el momento actual en el que la programación se inclina hacia las series procedimentales. Es necesario que surja un modelo más humanizado y que atraiga al público. Y Castle, como ya lo es The Closer, puede ser la solución.

13 comentarios:

Adri dijo...

Yo no le veo demasiada diferencia con el modelo CBS, que llamas. Es otro procedimental más protagonizado por un personaje principal medianamente interesante y con carácter que sujeta un formato que no aporta nada nuevo ni trata de hacerlo.

Eso sí, la visión que Castle tiene de los casos es, sin duda, lo mejor de la serie. Mejor que él mismo. Esas miradas de analizar a las personas como a personajes predecibles de una novela de misterio es la característica diferenciadora de esta serie.

Sunne dijo...

Osea que el protagonista lo borda. ¿no? vaya, es la primera vez que leo sobre Castle y me apetece verla.

Van Hessa dijo...

Yo también la veo, y aunque los casos en sí no son el recopetín, los compañeros de Fillion (a excepción de su madre) no son para tirar cohetes, y es un procedimental más (que ya está bien de demonizarlos tanto, no están tan mal), es una serie de personaje. Como The Mentalist.

Sunne dijo...

reescribo mi mensaje que no creo que se entienda bien.

es la primera vez que leo sobre Castle Y me apetece verla. LAS otras veces no me mostraron ningún gancho.jeje (odio las procedimentales)

Crítico en Serie dijo...

Adri, pues a mí me parece muy distinta de las de la CBS. Ésas tienen unos personajes sin prácticamente vida detrás, mientras que en este es todo cotidianidad.

Sunne, pues a ver qué te parece. Las series procedimentales son una opción más. No tienen que ser ni mejores ni peores.

Van Hessa, yo creo que los blogueros se pasan al demonizar las procedimentales. Más cuando muchos siguen muchas de ellas (por ejemplo, Supernatural en su primera temporada era completamente episódica). Estamos mal acostumbrados por culpa de la moda culebronesca de la ABC (que revolucionó la ficción generalista con Perdidos y Mujeres Desesperadas), pero las procedimentales pueden ser igualmente buenas y válidas. Y dentro del género policíaco, tan trillado, Castle creo que podría llegar lejos. Entretener, de momento, lo hace con creces. No pude evitar disfrutar desde el primer minuto al último.

satrian dijo...

No creo que Castle le llegue a la suela de los zapatos a The Closer, la serie de Nathan Fillion es entretenida no más.

Amethyst dijo...

Reconozco que cuando descargo series no suelen ser procedimentales como las llamamos.. Jejeje.. Pero sí que he de reconocer que a la hora de ponerme a ver una serie de sobremesa en la cena o en la comida siempre eligo este tipo de género y me gusta mucho. Creo que todo tiene su momento y la verdad ver series como Without o Cold Case a mí personalmente me gusta, creo que son muy buenas.

Dicho esto, Castle está muy entretenida, y Fillion lo borda... Además es un actor que, aunque ha adquirido cierta fama, a mí me gusta mucho. Es evidente que es un tipo The Mentalist o Eleventh Hour, donde el actor se echa la serie a la espalda.. ¿Pero no lo hacen acaso la mayoría de las series? El problema es encontrar buenos secundarios... y aquí están todavía por definir.

Es pronto, así que comparto contigo en que los casos pueden alcanzar una mejor presentación que sorprendan incluso a la visión novelística del propio Castle... Y espero que no sea una tensión alargada entre los protas y se líen pronto, pues ese tipo de tensiones ya empiezan a cansar...

Bueno, no taladro más, lo dicho, que la serie está entretenida.. Y excelente crítica...

Besets!

Crítico en Serie dijo...

satrian, por supuesto que no espero de ella que se asemeje a The Closer en cuanto a calidad. Brenda es inalcanzable.

Amethyst, a mí no me parece que Castle deba englobarse en el mismo grupo que Eleventh Hour o The Mentalist, puesto que Castle es por encima de todo una persona con una vida propia y un tío simpático y yo no puedo con los demás. Es que, de verdad, todas las CBS me acaban pareciendo iguales. Y con respecto a la tensión sexual... no hay nada claro. Quizá a Castle le encuentran una novia que no será la agente de policía, ya verás. Se debe alargar un poquito la cosa y, con las distancias que pone ella, no será difícil. ;)

Irene2 dijo...

Yo te voy a dar un aplauso y san sacabo.

Thursnext dijo...

¡Estamos de acuerdo Crítico!

Yo también creo que lo que diferencia a Castle, no es sólo la perspectiva con la que aborda/interpreta los casos, aunque es bastante molona, si no que el personaje tiene vida propia. El personaje de su madre y el de su hija están bastante conseguidos, y también la relación establecida entre ellos, en la cual Rick parece el padre de su madre, y el hijo de su hija :P

El carisma y talento natural para la comedia de Nathan Fillion interpretando un personaje encantador, inteligente, seductor, rico y vividor también ayudan.

Crítico en Serie dijo...

Irene2, pues muchas gracias. ;)

Y Thursnext, esto es un avance. Ya me pareció a mí en la cena que no podía ser que ahora por aquí nos fuéramos a llevar mal por Dollhouse. :)

Por más críticas que despierte en algunos la familia de Castle, a mí también me parecen conseguidos. Podrán ser planos, de momento, pero son divertidos. El momento de la hija en el que se pone a llorar en el 1x03 es inmenso. Solamente por los personajes, ya está valiendo la pena (y Kana Katic me está sorprendiendo gratamente. No la veía capaz de aguantar el tipo en lo que creía que sería un personaje muy estereotipado. Y con muy poco lo ha dotado de profunidad.)

Anónimo dijo...

Excelente serie! es digna de ver!

julio dijo...

A la gente que lee criticas en blogs sobre esta fantastica serie, si por ahi leyeron comentarios que dice que podeis ver capitulos salteados sin perder el hilo principal, aconsejo que no lo hagan porque destriparian la tension sexual que tienen los protas y seria una pena ya que la quimica de estos dos actores hacen que no despegueis la vista los 40 y pico minutos que dura el episodio...