lunes, 25 de mayo de 2009

Tres Críticas con C de Culebrón

Mis niñas mimadas de la cadena estadounidense ABC ya se han despedido temporalmente de la programación: Anatomía de Grey, Cinco Hermanos y Mujeres Desesperadas. Todas ellas tienen algo en común: un punto culebronesco que ni las operaciones quirúrgicas del Seattle Grace pueden ocultar. Ellas buscan la identificación con el espectador a base de sueños, amores y frustraciones; y así también suscitan en nosotros las mayores emociones (o por lo menos conmigo funciona). Sin embargo, esta necesidad de explorar y revisitar los vínculos humanos entre ellos, el motor de todo culebrón, también suscita un mayor desgaste y he aquí el examen. ¿Habrá alguna de ellas que deba hacer deberes durante el verano?
.
Anatomía de Grey (5ª temporada)

Es un milagro. Después de dos años en un descenso imparable, los médicos del Seattle Grace han ofrecido una de las temporadas más dignas hasta la fecha, con los mejores episodios de la serie incluidos. ¿Quién hubiera apostado dos duros por esta improbable remontada? Los antiguos grandes personajes han regresado a su esencia (Izzie y Christina), a los bodrios se los ha controlado (Meredith y Derek, básicamente) y a los desaprovechados finalmente les han sacado partido (Callie y Sloan). Empezaron con desenfado y frescor (y unos internos al borde de ser ingresados en una clínica psiquiátrica) y supieron desarrollar nuevas historias y enfoques sin ignorar el pasado pero sin pararle atención. Eso sí, lo han culminado todo con un sprint final que deshidratará a los más llorones. Si Anatomía de Grey siempre ha sido una experta en ejercitar los lagrimales, este curso directamente ha agredido al espectador con unas líneas argumentales que oscilaban entre la carcajada y el sollozo.

Habrá quienes digan que el fantasma de Denny enturbia el asunto o que la season finale (muy reveladora) no aprovecha todo el material, pero algo está claro y es que Anatomía de Grey vuelve a estar en primera línea. A aquellos que abandonasteis el culebrón porque se iba por unos senderos aborrecibles e increíbles... ¡reengancharos! Y es que cuando este drama sabe jugar sus cartas, hay pocas que la superen. Casi había tirado la toalla y ahora no se me ocurre ninguna otra serie que me haya entretenido y emocionado más esta temporada.

Cinco Hermanos (3ª temporada)

A la familia Walker se le deben pasar por alto un par de cosas: primero, que sean tan estúpidos que provocan problemas enormes por culpa de su exceso de comunicación y de su tendencia a hacer una montaña de un grano de arena. Luego, que pasen página tan rápido que casi ni tengan tiempo a enfadarse. Una vez se han aceptado este par de defectos, ya puedes poner las palomitas en el microondas porque toca disfrutar sin prejuicios de los magníficos encuentros entre Sally Field y sus retoños basados en la premisa de “cuantos más mejor”.

Gracias a que en sus inicios Cinco Hermanos eligió el género de la comedia ligera con toques dramáticos, esta serie se puede permitir el lujo de estar en plena forma en su tercer año y removiendo los trapos sucios familiares sin ningún pudor. En el fondo da igual el por qué se pelean, se critican a las espaldas y quienes son los implicados: hay tanta química entre el reparto (con perdón de Balthazar Getty) y tanto ritmo y tanto gancho en los diálogos que no importa si el patriarca Walker tuvo más hijos bastardos que el presidente de Paraguay. Y los que le pidan un tempo más realista a las tramas, menos hermanos sorpresa y madurez a los protagonistas es que no han entendido el concepto. Entretener es el objetivo y durante tres temporadas lo han cumplido.

Mujeres Desesperadas (5ª temporada)

El salto temporal de cinco años debía servir de borrón, dar energías a los personajes y dotarlos de otros bagajes. Se podían introducir a las desesperadas en impredecibles tramas e incluir nuevos vecinos. Sin embargo, ha podido el peso del pasado y las vecinas de Fairview han continuado como en la cuarta temporada: bajas en calorías. No obstante, creo que el desgaste de Mujeres Desesperadas no se debe al agotamiento natural que todo culebrón acaba padeciendo, sino a la evaporación de la magia de Cherry. Las actrices siguen ahí, también las ideas, sólo que han desaparecido las frases punzantes y la desvergonzada acidez. ¿No se puede buscar a otro show runner menos acomodado que sepa aprovechar el precioso plató y los divinos personajes?

Según parece, Cherry se ha apalancado entre las coloristas casas de Wisteria Lane y ha perdido la perspectiva de lo que esencialmente presentó (y con lo que revolucionó el panorama televisivo): una crítica tan cínica que no dejaba títere con cabeza, pero con unas formas tan amables que nadie se sentía insultado. Pero que conste: por lo menos esta quinta temporada ha servido para que la más drástica de las protagonistas, Eva Longoria, pudiera lucirse y demostrar que, además de ser la más joven y guapa, también rivaliza en talento. ¿Será precisamente porque ha sido la única a quien los cinco años no pasaron en balde?

17 comentarios:

Pigonna dijo...

Reconozcámoslo, hay veces en que apetece sentarse delante del televisor con un paquete de Kleenex al lado y llorar sin más y eso AdG siempre lo consigue

Jaina dijo...

La traca final de AdG ha sido gloriosa, no hay más palabras. Me ha dejado sin poder respirar por mí misma como diría la gran Christina jeje! Ella (sobre todo con Hunt) y Karev han estado geniales esta temporada. Incluso Meredith me llegó a caer bien a ratos. Y coincido por fin han sacado petróleo de Callie y Sloan.

ALX dijo...

Es curioso como en los últimos episodios de AdG, era la serie que seguía a ritmo USA que más disfrutaba. Sabía que era poner el capítulo y pasar un buen rato.

Y completamente al revés con las Desesperadas, tras las Navidades volvieron tan aburridas, que después del episodio 100 no las he recuperado y pienso muy seriamente en borrar el resto de episodios y pasar directamente a la sexta temporada cuando se estrene, como última oportunidad para una serie que amé en sus cuatro años anteriores. En eso creo que has dado en el clavo, Marc Cherry se ha acomodado y luego tiene la jeta de ir diciendo que tiene seria hasta para nueve temporadas.

Crítico en Serie dijo...

Pigonna, realmente no exageras cuando hablas de consumir kleenex. El penúltimo episodio de la quinta, por ejemplo, era gritar de dolor, casi. ;)

Jaina, ¿y qué me dices de los últimos cinco minutos? Yo casi tengo un infarto. Una parte no me la imaginaba ni en broma.

ALX, ¿serás capaz de dejar a las desesperadas? Yo pongo a Dios por testigo que, aunque me decepcionen, nunca dejaré de verlas. Demasiados años siendo las mejores como para ahora abandonarlas. Hay series que no se dejan. ;)

Adri dijo...

Comento en lo referente a los Walker y estoy totalmente de acuerdo. He acabado la tercera temporada recientemente y tengo pendiente el comentario, pero realmente Brothers and Sisters tiene ese superpoder del que hablas.. ha encontrado un tono que le va tan bien, que dejamos pasar todos esos giros culebronescos (otro hijo más, los ex-hermanos retozando, la desaparición de Tommy..).

aunque probablemente nunca logre superar la primera temporada (la novedad también es un factor siempre), para mí la serie sigue siendo tan fresca y absorvente como siempre.

Anónimo dijo...

De Cinco Hermanos , pase en la primera temporada, no me decia nada y a lo mejor me equivoqué pero ahora me da un pelín de pereza verme el resto de temporadas.
Mujeres desesperadas fue para mi la mejor un tiempo y luego pues me canse, asi de sencillo , a veces agradeceria menos temporadas y finales de traca, que digas pedazo serie y punto.
Anatomia merece un post ella solita, como ver una serie y querer partirle la cara a la protagonista, la deje en la tercera y la recuperé en la quinta más que nada porque echaba de menos a Cristina pero a Meredith y Derek los mandaba al Sahara rapidamente, no la he terminado de ver, pero como soy curiosa por naturaleza no he podido evitar leer los spoilers y he decidido comprar una caja de pañuelos y ponerme a ello, je, je .

Patricia.

PD: Un día de estos podriamos hablar de series míticas, que si vieramos ahora ¿nos gustarian?
Lo digo porque me baje Poldark y me daba una risa la voz de Demelza .

Un telespectador más dijo...

Yo estoy más que satisfecho con AdG, por fin ha vuelto a ser la que era, y como bien dices, es la que más he disfrutado siguiendo a ritmo USA. Tiene una capacidad para emocionarnos asombrosa (y no es para menos, haciendo enfermar a la más cariñosa).

Respecto a B&S, sigo esperando a que salga la tercera en español, ya que soy incapaz de seguir esos veloces diálogos con subtitulos xD
No sabes las ganas qeu tengo de ponerme con ella, porque es una serie que disfruto muchisimo, ay esas peleas Walker!

Saludos!

Ánade dijo...

Este ha sido el año de Eva Longoria. Sólo por ella y sus dos hijas merece la pena ver la terrible quinta temporada. Y fíjate que a mí como actriz nunca me convenció, pero esta temporada me ha ganado. :)

alter-ego dijo...

Salud por las esposas deseperadas y sus desesperados escritores. Tal parece que Marc Cherry está más preocupado por negociar un contrato millonario por alargar sus temporadas que por crear material suficiente para mantener a su público interesado.

¿Qué ha perdido la acidez? Qué caray lo ha perdido todo y desde hace tanto...

joZeMurci dijo...

Jolin con Grey! Q pedazo temporada!, tienes razon en q esta ha sido una de las mejores temporadas de la serie, pero la 3ª no estuvo tan mal. Para mi la vergüenza es la cuarta, decidme que ocurrió? nada! no pasó absolutamente nada q no hubieramos visto ya antes. bueno, el cambio de acera de callie, pero el resto de personajes perdieron todo lo que le hacian ser ellos, y a parte no pasaba nada para solucionarlo.

Y las maravillosas mujeres de wisteria lane, jolin! me da mucha pena que algo acabe, pero no quiero 9 temporadas donde desde la 4ª está empeorando por momentos,sino las 7 de un principio pactadas, y que las dos últimas temporadas sean más... dios! no sé como expresarlo, desesperadas! Si me tiene más enganchado el Internado, que una producción del nivel de la ABC. en fin...

agenteuve dijo...

Voy por el 5x16 de las Desesperadas y puedo decir sin temor a equivocarme que esta es la peor temporada de la serie, de lejos. Esperemos que la cosa mejore la próxima temporada tras este "anno horribilis"

Anónimo dijo...

Respecto a Mujeres Desesperadas, me parece muy equivocado llamar la serie como culebrón. La trama de misterios y secretos que se desarrolla a lo largo de cada temporada es la que podría tener esos elementos, pero si eso es un culebrón también lo serían Perdidos y muchos otras series. En EEUU se dice que tiene elementos de la soap opera de allí, que podría ser nuestro culebrón de aquí pero que no lo es. En Mujeres Desesperadas tras ese tipo de tramas, y en todas las de la serie, se hablan de temas con calidad y eso no ocurre en un culebrón.

Respecto a la 5a temporada es muy entrentenida, con buena comedia, pero con temas menos serios como los de las primeras temporadas. Merece mucho la pena porque tiene a veces grandes momentos aunque globalmente los capítulos podrían ser mejores. Decir que el capítulo100 es el mejor es un error porque los siguentes son buenísimos cuando tratan la crisis económica, o el capítulo en el que Eddie muere definitvamente y la recuerdan. Me da la impresión de que hay gente que no le gusta cuando se ponen más serios, si fuese asi no debería gustarle la grandísima 1ª temporada, que es de lo mejor que se ha hecho nunca en tv, ni por tanto la serie, porque siempre ha tenido una mezcla de temáticas y géneros.

Eva Longoria no es buena actriz, no lo hace bien cuando pasa apuros económicos, es como cuando nominan o ganan un Oscar las actrices guapas que se disfrazan de feas en sus películas. Teri Hatcher tiene mucho protagonismo esta temporada y lo hace mejor.

J30

Crítico en Serie dijo...

J30, yo no he dicho que el capítulo 100 fuera el mejor, aunque fuera grandioso. Justamente, el que más me gustó es aquel en que Susan cree haber tenido un lío con el vecino gay. Y no me acuerdo de qué pasaba en ese episodio, pero recuerdo claramente como me reí con el duelo Gabby-Susan. Creo que es de los momentos más logrados de la serie, aunque como capítulos enteros siempre nos quedará la impecable primera temporada, que para mi fue una revelación y que es uno de los tres motivos principales por el que me enganché a las series.

Pero estás muy equivocado si crees que Eva Longoria me gusta porque la han puesto no-guapa. Sencillamente tiene gracia, la maqueen con un traje de Dios o le pongan un chándal. Está hecha para la comedia.

Anónimo dijo...

Ese capítulo en el que Susan sale con su vecino gay es malísimo (de los peores de la temporada, sino el peor). Sobre todo lo es por esa trama que no tiene sustancia ninguna (no habla bien de nada, si en realidad habla de algo, y puede estar justificado porque se improvisó ya que el actor, con el que el personaje de Susan tenía una relación, sufrió un accidente que le imposibilitaba rodar la serie). Es que esa trama no es nada original, está muy vista y cae demasiado en el tópico (y la trama de Gabrielle y Carlos de ese episodio es también muy mala). Aunque sí puede ser divetida a ratos porque Teri Hatcher tiene algún momento en el que destaca, y es que es comedia que ella sabe hacerlo (el otro actor también). Sobre Eva Longoria, estoy de acuerdo que destaca pero sólo cuando hace lo que es habitual en su personaje: como mujer frivola, borde con Carlos, que le gusta los billetes más que a un niño un caramelo,....

Jota30

Anónimo dijo...

La serie habla de la vida, del comportamiento humano, de los secretos de las personas, de las relaciones humanas, de la sociedad, .. (por eso no sé puede decir que sea un culebrón, aunque a veces utilice recursos de éste, pero lo hacen casi todas las series). Tiene temas serios detrás de ese entretenimiento con mucha comedia y drama (aunque ninguna de las temporadas llega a la altura de la primera, y en esta última temporada hay comedia más ligera). Me gusta esos temas serios, aunque a veces se traten con comedia (como en House). Me gusta los capítulos de esta temporada en que varios personajes sufren una crisis económica (es gracioso lo de Susan intentando conseguir que su hijo entre en un colegio que no puede pagar, tambien te ries cuando Tom y Lynette ponen a sus hijos a trabajar en el restaurante porque no pueden pagar a los empleados, o es divertido e inteligente cuando Bree le presta dinero a Lynette que lo necesita). Me gusta que no es una comedia tonta, que hay algo serio e inteligente, y me gusta la parte de drama, a la que le pega más esos temas serios.

Me molesta porque parece que hay personas, por lo que dicen en internet, que les gusta la serie porque es cómo si les gustaría ser una especie de Gabrielle y Bree juntas. Tener la frivolidad de Gaby y la clase de Bree, con todo el dinero de ellas junto, que les permita ir de compras todo el día o una buena posición social. Esas personas sólo alaban esos personajes y tienen poco que alabar a veces por su comportamiento aunque también tengan sus virtudes como muestra la serie (que es un acierto). Me gustan esos personajes, que hablan del comportamiento humano, pero con esa crítica que le da a veces la serie. Es que parece que no comprenden la serie.

Jota30

Crítico en Serie dijo...

Jota30, coincido en que son caricaturas pero que a la vez son muy humanas. Yo siempre he sido defensor de Bree pero no por su parte más superficial, sino por lo que esconde detrás. Esa mujer que, aparte de las formas, lucha por su familia e intenta procurar lo que cree que es mejor para los demás. A veces se equivoca (y mucho), pero siempre seguiré fascinado por esa Bree que se acercó a la pistola del vecino para salvar a su hija. Esa segunda temporada, tan criticada por algunos, tuvo la mejor season finale de la serie.

Yo, amante y defensor de las desesperadas, las adoro. Esa mezcla cínica y humana, a caballo del drama y la comedia, me hechizó desde el primer momento. La lástima es que después de esos inicios (y de una serie muy buena hasta el embarazo de Marcia Cross), se perdió en buenas ideas que no se acabaron de explotar. Hay puntas de cinismo, pero les acaba podiendo la amabilidad y esa sensación de que falta un clímax final (además de no haber sabido llevar el asunto de Dave).

Pero bueno, Jota30, viendo lo enamorado que estás de las desesperadas y que eres de los míos (de los que ven en ellas lo mejor de la televisión), quizá te interese leer este artículo que escribí hace tiempo. En él hablo del porqué son tan maravillosas, qué se esconde detrás (bueno, sólo una parte ;) ).

http://criticoenserie.blogspot.com/2008/08/mujeres-desesperadas-un-homenaje-todas.html

Anónimo dijo...

Se nota esa "amabilidad" que dices en estas últimas temporadas. No la tenía lo mejor que ha tenido esta serie, o si la tenía era adecuada para lo que trataba en ciertos temas. Pero la ABC presionará mucho para tener ese tono más amable a veces, porque entienden que eso le llevará a tener más audiencia, aunque luego no es asi porque la serie pierde mucha audiencia. Estoy de acuerdo contigo que la segunda temporada tiene grandísimos capítulos y es mejor de lo que se dice.. Yo tb defiendo la serie, sigue teniendo algunos capítulos cada temporada que sobresalen entre lo mejor de la tv, aunque esas tempordas no esten a la altura de la primera o buena parte de la segunda. Bree es grande como personaje porque también cuenta Rex y sus hijos o el farmaceútico de la segunda temporada (las tramas de ella y Rex en la primera temporada son soberbias, en especial esas comidas o cenas en las que salen a la luz ciertos asuntos que esconden). Eva Longoria me parece la más floja de todas como actriz (aunque se le de bien ciertas cosas de su personaje), no tiene tanta formación como actriz (ella era modelo y pasó a ser actriz). No he visto el final de la 5ª temporada aún, pero recomiendo toda esta temporada, aunque tenga unos cuantos capítulos que no están bien. A mí Dave me parece interesante, sobre todo espero (porque no he visto el final) que sorprenda algo (aunque el final no ha gustado mucho en EEUU) y se le salve o justifique en parte su comportamiento (que es lo que hace la serie a lo largo de la temporada) y que no quede simplemente como el malo o el loco de esta temporada porque sería muy negativo (ya pasó con el final feliz en torno a lo del ex marido de Katherine en la cuarta temporada). A mi me encantaría seguir la serie, pero siempre que tenga calidad, y si eso pasa siempre la defenderé como una de las mejores series de ahora.

Jota30.