sábado, 23 de mayo de 2009

A Glee le falta brillo

Pretty/Handsome fue el ambicioso proyecto de Ryan Murphy que se quedó en piloto. Ni la presencia de Joseph Fiennes, ni la de Carrie Ann-Moss fueron razones de suficiente peso como para que un canal se arriesgara con un drama sobre un padre de familia transexual cuyo primer capítulo auguró un intenso culebrón. Así que, después del fracaso personal, Murphy ha decidido cambiar de registro y pasar de su vertiente Nip/Tuck para volver al estilo Popular con Glee, esta vez influenciado por el tirón de High School Musical.

Al tratarse del nuevo hijo de Murphy, no se puede esperar la corrección política de la factoría Disney: Glee coge todos los topicazos del género teen norteamericano, los radicaliza, y los rocía de cinismo y homosexuales. Es como la gemela maligna de la sectaria Vida Secreta de una Adolescente.

Sin embargo, de la misma forma que a la punible serie de la inquisidora Brenda Hampton se le veían demasiado los hilos que guiaban al espectador hacia el camino a la salvación, el nuevo semimusical de la Fox también peca de calculadora. Sabe cómo escandalizar a la parroquia de HSM y, por lo menos en este piloto, no intenta ir más allá. Se queda en una parodia colorista, dinámica y que funciona un poquito a trompicones a base de presentar a unos personajes que se quedan en caricaturas.

La máquina promocional de la Fox tampoco ha ayudado a forjar una mejor impresión puesto que ya colocó los atisbos de ingenio en los tráilers. De esta forma, aquellos que esperábamos con ansias este estreno (ni que sea porque cualquier estreno televisivo es siempre una gran noticia y más si promete originalidad) sólo vimos el relleno que iba entre las buenas líneas de diálogo.

Pero al ser solamente un piloto (cuya continuación llegará en la temporada de otoño) es posible que estos ligeros trazos acaben formando un cuadro más sólido, al igual que también es posible que no vaya más allá de las cuatro anécdotas por episodio. No obstante, mientras haya un par de canciones por episodio que estén a la altura de las que ya han sonado, yo me daré por satisfecho. Ver un número con el Rehab de Amy Winehouse y el de Don't Stop Believin' es una delicia, a pesar de que la voz del solista, Cory Monteith, no dé la talla.








15 comentarios:

ALX dijo...

Tienes razón, el trailer destripaba casi todos los buenos momentos del piloto. Solo espero que tiren más hacia la mala leche y menos a lo High School Musical.

Crítico en Serie dijo...

Yo lo que espero es menos caricatura y un poco de profundidad en los personajes. Y el problema es que, al tirar de la estética de los productos soft, su cinismo pierde fuerza.

ALX dijo...

Puees yo prefiero que tiren a la caricatura. Eso fue lo que me encantó de Popular en su momento, lo extremos que eran sus personajes (esa Mary Cherry) y cuando intentaron darles profundidad se cargaron la serie, convirtiéndola en una del montón.

Crítico en Serie dijo...

Pues lo que yo recuerdo de Popular es que era una serie horrible. Nunca llegué a encontrarle el puntillo y nunca toleré un episodio entero. ¿Será que no la entendía? ¿O es posible que hoy en día siguiera pensando que era bazofia?

(Los Rompecorazones, sin embargo, me parecían lo más y siempre los defenderé. XD)

satrian dijo...

Yo estoy de acuerdo en que el solista no da la talla, el piloto curioso y entretenido, poco más.

Ánade dijo...

Glee me ha encantado, y eso que tampoco esperaba mucho de ella. Pero es que esos números musicales son muy grandes. El Rehab me dejó con la boca abierta. :)

NEWS SOCIETY NETWOR dijo...

En mi opinon personal creo que puede darnos momentos muy agradables sinllegar a ser un super produccion de la FOX. Y lo mas importante es que nos presenta un producto juvenil muy diferente a los estandares establecidos en cadenas como CW. Por cierto me gustaria leer muy pronto tu opinion sobre las nuevas series de la cadena CW.

SALUDOS DESDE VENEZUELA

Pixelwoman dijo...

A mí me ha gustado bastante. Los personajes aún tienen que perfilarse, pero se ve un poco de mala uva detrás de cada escena que hace que la serie merezca de entrada un notable. Vamos a ver cómo continúa.

Un telespectador más dijo...

Acabo de ver el piloto ahora mismo y la verdad es que me gustó bastante, sobretodo los momentos musicales, solo por ellos ya merece la pena seguir la serie.

He flipado con el Rehab O_O (hasta quieor apuntarme a un coro para hacer cosas asi jajaja).

Saludos!

Crítico en Serie dijo...

satrian, es una lástima que el chico tenga una voz tan limitada, porque ellas tienen unos vozarrones muy adecuados.

Ánade, lo que digo: sea como sea la serie, si siguen con estos números musicales por mí perfecto.

News Society Network, tienes razón con esto de que será interesante ver un producto de adolescentes fuera del patrón The CW. Igualmente (ya que no creo que caiga la entrada dentro de poco) estoy entusiasmadísimo con los estrenos de la cadena para el año que viene. Quizá los sneak peeks de Melrose Place son muy sosos, pero Vampire Chronicles de momento parece que se la tomarán en serio y está muy bien hecha, y reencontrarme con Mischa Barton será, por supuestísimo, un placer. Lo que me gusta es que a diferencia del año pasado (con Privileged y una decepcionante 90210) es que se tomarán en serio. The Beautiful Life y Vampire Chronicles, repito, prometen.

Pixelwoman, no las tengo todas conmigo pero puede prometer. Hay gente que ya habla de placer culpable, cuando podría convertirse en una buena serie. Eso sí, el piloto pecó de calculado y le faltó un poquito de falsa espontaneidad. A ver si encuentra su esencia.

telespectador, veo que uno más que ha sido seducido por los números musicales. Los detractores de los musicales que digan lo que quieran, pero si la gente cantara por la calle, el mundo sería un lugar mejor. (Y si fueran covers de Amy, mejor que mejor).

Adri dijo...

Tienes razón en que le hace falta un empujón.. Le hace falta parecerse más a chicas malas o (mejor) freaks and geeks y menos a HSM.

El piloto me resutló muy divertido y dinámico y la cosa tiene potencial, pero sí.. necesita ir un pelín mas allá.. o más acá, lo que ella decida, pero no quedarse a medias.

NEWS SOCIETY NETWOR dijo...

Estoy de acuerdo contigo, tambien creo que Vampire Diaries promete mucho y creo que podria tener un fuerte apoyo de audiencia por eso de los seguidores de crepusculo y si las cosas salen como pienzo, esta seria podria consolidarse y darle un empujan a la cadena que tanto lo nececita, en cuanto a Beautiful Life, aun tengo mis dudas, pero ya veremos que sorpresa nos depara para otoño.

Mlo dijo...

No estoy de acuerdo en que sea High School Musical como he leido por ahi solo porque cantan, es todo lo contrario, aunque no han ido a machete, es una serie sobre perdedores y eso siempre da juego, pero no ´se, no creo que me enganche...

Crítico en Serie dijo...

Mlo, claro que no es HSM, de la misma forma que es su heredera. Básicamente, sin las películas de Zac Efron, esta serie no existiría. Sin embargo, coincido en que es el contrario pero le falta clavar la puñalada de verdad. Se queda un poco a medias con su cinismo, que parece acabar reconciliándose, de forma amable, con el espíritu más HSM. Se nota que, por más que se burle, le tiene demasiado respeto.

Anónimo dijo...

a mi me gusta y me entretiene la serie mas que muchas basofias de la tv como los realltis shows