lunes, 19 de octubre de 2009

La Super Capulla Tyra Banks

La definición de smize, teóricamente, es sonreír con los ojos. Es un vocablo de nueva creación de la televisión estadounidense y su madre es Tyra Banks. Pero yo abogo por darle otro significado a esta palabra, otro que se adecue un poco más a la realidad: capulla. Y es que siento rebajarme a mis instintos más básicos, pero a ver qué pensáis vosotros después de ver la llegada de Super Smize al reality de Banks, America’s Next Top Model.


No creo que las autoridades sigan este programa, porque de hacerlo seguramente hubieran internado a la supermodelo en un psiquiátrico bajo el código 5150 (o lo que es lo mismo, “Mischa’s Code”), que se aplica a las personas que pueden ser un peligro para ellos mismos o los demás. Nadie supo decirle en su momento, cuando su concepción de ella misma aún no amenazaba con aplastar el mundo, que ella para la interpretación no valía. Sólo hacía falta verla con Lindsay Lohan en Life-Size, un telefilme donde interpretaba a una barbie: su ineptitud era insólita hasta para una topmodel reconvertida en actriz (en comparación, el papel de Ellen McPherson en The Beautiful Life se eleva al rango de oscarizable). ¿La última víctima que se ha cobrado esta ambición de ébano? Gossip Girl.


Las pullas de Joel McHale, que la utiliza como diana en The Soup semana sí y semana también, no pueden con ella y desde que abandonó las pasarelas en 2005 que su ambición no ha parado de aumentar.

En America’s Next Top Model demuestra en cada programa la clase de persona que es. No sólo porque eligió a una chica loca de atar para dar un poco de alegría al programa (algo que dejó el reality a la altura del betún), sino porque intenta robar el protagonismo a sus concursantes, que este año son bajitas. Según Banks, decidió cambiar el rumbo del programa para dar cabida a los pequeños tesoros; la impresión que da, sin embargo, es que las eligió pequeñitas para así destacar aún más a su lado. Aquí unas imágenes de Amber, a la que escogió Tyra, pero que luego no pudo acudir al programa (no es muy difícil intuir que sus padres o bien la ingresaron en un centro o le obligaron a tomarse la medicación):


Además, es falsa hasta cuando quiere pretender ser una buena chica. No cuela. Más le valdría aprender un poquito de Heidi Klum y hacerse la zorra con moderación y clase, que el todoterreno que cree ser. Porque sus modales, como también demuestra en The Tyra Show, también dejan que desear.


Y con la tontería, la Super Smize cobra alrededor de 30 millones dólares al año y es una de las mujeres mejor pagadas de la televisión. Así que, por favor Michael Moore, a usted que le gusta denunciar las injusticias, dedícale un documental a esta Super Capulla.

6 comentarios:

Iñaki dijo...

A mi la Tyra me cae fatal, pero mal mal mal mal mal, es una pedorra e idiota.

Yo este año me baje algun capitulo de American Next Top Model para ver como era el programa, y la verdad es que el programa me gusto, pero Tyra no.

Deje de ver el programa por culpa de ella que es insoportable.

ALX dijo...

No vi mucho de American Next Top Model pero Tyra no me cayó especialmente mal. Aún así me quedo con Heidi Klum y su arrebatadora sonrisa a la hora de decir con buenas palabras que el diseño que tiene delante es un horror. Eso sí que es clase.

marijose dijo...

A mí Tyra me parece superexcesiva y me hace muchísima gracia. También a veces (como en el video que has puesto del supersmize) me da muuuucha vergüenza ajena, pero creo que tiene un sentido muy claro del show y de generar espectáculo y si para ello tiene que hacer el ridículo, lo hace y punto.

Eso sí, en el capítulo de GGirl está sobreactuada hasta el infinito, y eso que su papel era sencillito y, encima de diva, con lo que no tenía mucho de interpretación, pero ni con esas...

De todas formas, es de aplaudir el "(mini)imperio" que ha creado con su productora y la forma que ha tenido de reciclarse después de dejar las pasarelas. Es ambiciosa sí, pero nadie puede negarle que lo que tiene se lo ha currado.

Crítico en Serie dijo...

Iñaki, el programa tampoco es que sea gran cosa al lado de Project Runway u otros realities, que conste. Pero Nicole me tiene absorvido con sus artes perezosas.

ALX, la debiste pillar en algún buen día. De verdad que a veces es para abofetearla. A Klum, en cambio, le gusta pasar más desapercibida y zorrear un rato con los jueces. Lástima que esta mujer nunca me caerá del todo bien: que estuviera con Flavio Briatore durante un tiempo (y tuviera un hijo con él) dice muy poco a favor de ella.

marijose, sí sí, imperio. Tener un magazine diario y un programa que ha vendido el formato por el resto del mundo es un gran éxito. De aquí que tenga una fortuna superior a los 70 millones de dólares y se haya convertido en la topmodel más conocida del mundo (cuando en su momento estaba detrás de las GRANDES, o sea, Naomi, Claudia, Cindy). Pero su sentido del show a veces me decepciona: que eligieran a Amber cuando era una chica que no estaba bien de la cabeza... sonó a operación rastrera para liarla en el plató. Y estoy acostumbrado a que los realities norteamericanos sean más serios.

martinyfelix dijo...

Lo del Moore me ha ha matado. Que crack.

Brenda dijo...

Tyra no está pá matarla en Gossip Girl, tiene hasta un pase. Cuando mejor está, claro, es cuando hace de diva insorportable, ¿demasiado familiar el papel?