lunes, 4 de enero de 2010

De la A a la Z, que toca hacer repaso del 2009 (III)

Los días navideños junto con el trabajo me impidieron acabar la lista en la fecha prevista. Aquí tenéis con algo de retraso la última parte del especial 2009:

Q de Queen (ya sea B o J): Blair Waldorf pasó de ser la reina de Constance, a una don nadie en la NYU. Ella es lo peor de una serie que justamente en el momento el que hay más elementos inverosímiles (Chuck de empresario, Nate que pasa por allí continuamente, Tyra y su cameo, Serena más perdida que el Doctor Sheppard) pasa por su mejor momento. Pero un poco al estilo de la Queen B, venida a menos, parece como que Gossip Girl está perdiendo influencia. ¿Soy yo o su presencia en los medios se ha suavizado? Ni tan siquiera su trío consiguió elevar un poco las temperaturas y crear un poco de revuelo (tampoco ha entrado en la letra X).

R de Russell: Es tan malo y perverso, que parece más fruto de la ficción que de la realidad. Russell, uno de los concursantes de Survivor, se dedicó a maquinar las 24 horas del día para hacerse con el millón de dólares y cada persona que se le cruzaba por su camino (y que veía que era turbio) terminaba expulsado de la isla. Mentía a diestro y siniestro, y hacía creer a todas las chicas que tenían un trato (“las rubias tontas del culo”, como las llama él). No hay nadie más despreciables y recomiendo encarecidamente el Suvivor: Samoa. Ya vendrá dentro de muy poco un post sobre el reality.

S de Subway: Lo de las campañas para salvar a una serie ya es una costumbre, y su repercusión es siempre bastante poco fiable. Sin embargo, los fans de Chuck se llevaron el gato al agua (con una operación que tenía a todo el equipo de la serie detrás). Su iniciativa de que el público comprara bocadillos Subway para dar su apoyo fue probablemente la más ingeniosa hasta el momento: a base de tratos, esta empresa de cadena rápida se ofreció a meter publicidad a cambio de product-placement. Incluso Zachary Levi fue a uno de los establecimientos para confraternizar con los seguidores.

T de Taylor: El año pasado ya vimos como Friday Night Lights empezaba a despedir algunos de sus seres queridos con mucha clase, pero este hemos visto cómo los guionistas son capaces de sacar agua del desierto: la división de Dillon y la marcha de los alumnos no ha supuesto una muerte en vida de la serie, sino que con cuatro pinceladas han logrado que queramos a unos desconocidos. De momento me quedo con la vecina de Riggins, que físicamente es una Tyra II aunque de carácter no podría ser más distinta. Y las idas y venidas de los antiguos alumnos tienen un tacto que ni los ángeles. Y los Taylor, como siempre, vertebrando el pueblo a su alrededor.

U de ¡Ups!: Adoro las series y los realities, pero fuera de los platós ha habido unos cuantos deslices dignos de recordar: EEUU se animó con los cuernos que llevaba Kate y su divorcio de Jon; Eric Dane bajó unos cuantos peldaños con su menage y los porros (o algo peor); Mischa Barton desfiló por un psiquiátrico; y Jonathan Togo de CSI: Miami y Charlie Sheen han protagonizado dos patéticos episodios de violencia doméstica (después que Sheen pusiera un cuchillo en el cuello de su esposa, la CBS se plantea cancelar Dos Hombres y Medio (o eso cuentan)). Bueno, y David Letterman tuvo que pedir disculpas por acostarse con una becaria (y seguro que de escondidas le dio las gracias a la chica, pues bien que subió en las audiencias).

V de Vampiros: Los chicos de Crepúsculo han monopolizado la actualidad cinematográfica y juvenil, pero en televisión los vampiros han sido otros protagonistas: por una parte ha habido los descarriados discípulos de la HBO, True Blood, que han revolucionado un gallinero completamente distinto al que se muere por tocar el pelo a Robert Pattinson, y por la otra The Vampire Diaries. Sé que no somos muchos los que le vemos todas sus gracias, pero sigo en mis trece de que se trata de la mejor serie de adolescentes desde The O.C.

W de Wisteria Lane: Cuando ya creíamos que las mujeres de de este suburbio sólo podían ir de mal en peor y con unos augurios más bien desalentadores (el embarazo de Lynette), Marc Cherry nos ha devuelto la fe en las desesperadas. Por alguna parte leí que pocos embarazos habían sido tan bien aprovechados como el último de Lynette (y tenía razón), la familia que acarrea un misterio es la mejor desde los Young y la deriva psicótica de Katherine ha recordado la auténtica mala leche que antes corría por el barrio. Yes, they’re back.

X de sexo: En los Estados Unidos tenemos poco. La pasión, en las series, suele brillar por su ausencia. Pero suerte que tenemos True Blood para ofrecer carne y orgasmos a raudales, responsabilidad que esta vez no recayó en Jason (el hombre-objeto por excelencia). Y me quedo con tres momentos: el polvo entre Sookie y Bill del estreno de la primera temporada, con un muerdo perturbador; la paja en la bañera de Jason, a cargo de una muy devota compañera de iglesia; y por supuesto todo el descalabro de las orgías de los poseídos. Era ver unos ojos negros, que ya todos sabíamos que, en lugar de sangre, tendríamos carne.

Con la Y de Cylon: Toca hacer un poco de trampa, pero es que hay letras que no son fáciles y Battlestar Galactica debía aparecer por alguna parte de esta lista. Por fin, este emblema de la ciencia ficción contemporánea se despidió del público tras cinco magníficos años en los que otorgó respeto a un género socialmente difícil de vender. Y a la espera de ver el tramo final, que tengo el pack de DVDs por estrenar, debo reconocer que Galactica fue la responsable de mi trauma del año: llegar a la tienda de la NBC en Rockefeller Plaza y que te digan que justamente se han agotado ese mismo día las tostadoras cylon. Lo sé, las venden por internet, pero ya no es lo mismo.

Z de Zeta Beta Zeta: Y para el adiós definitivo al 2009 (que ya pasó) toca una nota de alegría: Greek, cuyo sentido del humor sigue intacto tras tantos capítulos de novatadas universitarias, de relaciones en espiral y actividades absurdas. ¿Lo mejor? Que la próxima semana vuelve otra vez para fascinarnos con sus referentes pop de lo más cutres y su inexistente vergüenza ajena por ser lo que es: fresca, intrascendente y divertida. Y aprovechemos la experiencia, pues seguramente será el último semestre que disfrutemos con la hermandad de las cursis Zeta Beta Zeta, los pijales de Omega Chi Delta y los guarros de Kappa Tau Gamma. Por supuesto, tendrán un puesto asegurado en la lista del 2010.

10 comentarios:

Adri dijo...

Ahí esa mención especial a Greek :) Dí que sí, hay que difundir su palabra xD

Hay una cosa que comentas de FNL que es una de las claves de la genialidad de la serie.. y es esa facilidad de hacernos conectar con personajes e historias con pequeñísimas y breves pinceladas.

Ha estado bien este abecedario seriéfilo ;)

satrian dijo...

Vivan los Taylor ole y ole que bien me lo estoy pasando esta cuarta temporada, tanto como mal lo están pasando ellos.

ALX dijo...

A ver que te parece el final de BG, a mi me encantó. Yo no me traje la tostadora cylon porque directamente no tenía sitio donde meterla, una pena, porque me quedé con muchas ganas de llevármela.

MacGuffin dijo...

Yo me he hecho fan de uno de los jugadores muy secundarios de los Lions en FNL, Tinker, que es el Dotcom de Dillon. Cuando se parte la caja como respuesta a la pregunta de la periodista de si van a ganar el partido ya me ganó para siempre ;)

anade dijo...

Lo de Russell es muy fuerte. Pero es que también hay que decir que sus compañeros de tribus fueron unos pánfilos de cuidado. Russell manipulaba a su antojo, pero es que ellos, de tan cortos, se lo ponían a huevo.

Y coincido con tu comentario sobre las desesperadas. Después de la horrible quinta temporada ya no daba un duro por la serie, y este año está siendo una de las que más disfruto.

Crítico en Serie dijo...

Adri, a veces toca hacer un poco de profeta contracorriente para que la gente deje de menospreciar productos como Greek, muy conseguidos dentro de su campo. Bueno, yo es que me parto con estos universitarios. ¿Y sabes que hoy vuelven, no? ¡Estamos de enhorabuena!

Satrian, ahora que lo dices, todos lo pasan muy mal. ¿Pero acaso ha habido alguna parte de la serie en la que no sufrieran todos los personajes? Realmente es un drama-drama donde a veces hay alguna chispa de felicidad.

ALX, el otro día vi los tres episodios finales del primer tramo de la cuarta temporada, que hacía siglos que los tenía pendientes. Este fin de semana espero ver por lo menos 5 de los últimos 10 capítulos :)

MacGuffin, tienes razón que es como un Dotcom muy cachondo. Pero de mientras yo me quedo con la compañera de casa de Riggins. A esa chica le sobra carisma por todos lados. Me recuerda un poco, con el savoir faire de la historia, a la Natalie Portman de Beautiful Girls. Se hace la remolona y le gusta un chico mayor (aunque en este caso se supone que se llevan sólo un par de años, claro que Taylor Kitsch ya debe tener unos 28).

anade, eran unos pánfilos y nadie se atrevió a blindsidearlo como Dios manda. Claro que ellos, por otra parte, lograron afianzarse en el concurso (llámales tontos).

Anónimo dijo...

querido y respetado critico, quizas la presencia de GG se ha reducido pero esto quizas se debe a los multiples proyectos que todo el elenco maneja por separado entre musica y pelis... es cierto que en gral. la tercera ha decepcionado hasta los mas acerrimos (lo he notado en los foros) pero no es que las irregularidades sean novedad y aunque los personajes pequen de inverosimiles no se puede negar que hay una evolucion (inverosimil pero al fin evolucion) en casi todos ellos creo que a los guionistas les urge convertirlos en adultos productivos, me muero por ver a blair en el mundo de la politica o quizas como abogada estilo patty hewes (con su debido respeto claro). Aun mas sorpresiva es la falta de exposicion mediatica de TVD pues es lo mas exitoso en cw desde que surgio en 06 pero casi no se comenta nada mas alla de sus indices w 18-34. por ciero greek regresa el 25 contra damages hoy es make it... sorry por la carta pero tu colocaste a GG en el repaso.
saludos
anonimo de Mexico

Aquilino Pollastre dijo...

Hola.
Estamos preparando el lanzamiento de una nueva serie cómica por internet.
Su título es "El ataque de los Zumbas" y puedes ver varios de los teaser en el canal de YouTube que tenemos habilitado:
http://www.youtube.com/user/ataquezumba#p/a/u/1/-pa4OccgoSg

La serie contiene un alto grado de acidez y crítica, además de un humor en la frontera entre lo gamberro y la sutileza para mentes más avispadas.
Nos encantaría poder añadirte a nuestra base de datos para informarte sobre el estreno oficial de la serie y sobre futuras acciones que hagamos al respecto.
Muchas gracias por tu tiempo.
Un saludo.

fon_lost dijo...

a mí me parece que Gossip Girl con el cambio de colegio a universidad ha perdido el rumbo. está siendo muy irregular, aunque los buenos capítulos lo son y hacen recuperar la fe. a mí los Vampiros y sus diarios me está encantando. somos pocos, pero estos vampiros hormonados molan más de lo que parece. y en Wisteria Lane todo es genial. he visto ya el capítulo de ayer y...toma!!!!

Crítico en Serie dijo...

Anónimo de México, pues a mí no me decepciona, por inverosímiles que sean las situaciones (bueno, cada vez que aparece Chuck me vienen náuseas, pero sobrevivo con el resto). Me quedo con las situaciones inconexas que ofrecen, mucho más cómicas y sin ganas de ir de transgresoras o traumatizar el personal (como sí empezó la serie). Y malas noticias las que me traes: ¡pensaba que llegaba hoy junto con MIOBI! Bueno, cabe decir que con el Team Kmetko de momento me conformo :D

Aquilino, ahora mismo no me iba el link del youtube. A ver si otro momento puedo ver el teaser.

fon_lost, Vampire Diaries es lo mejor que hay en el panorama teen. Y el éxito que tiene me parece bastante descomunal, cuando dobla las audiencias de Gossip Girl, One Tree Hill y 90210 con sus cuatro millones, sin tener en cuenta que su público es bastante de ver la televisión por internet. Es el verdadero éxito de la temporada de todas las cadenas. Es la única serie que ha pulverizado la media de su cadena y se ha alzado como el claro referente (es obvio que sus audiencias están lejos de las grandes networks, pero también cabe comprender que sigue yendo a un público muy definido).