miércoles, 6 de enero de 2010

Survivor y sus mil caras

No son pocos los que igualan los realities a la telebasura. Y tampoco los puedo culpar, pues tras ver qué pasa por los programas de Telecinco (que no sólo hace ediciones de Gran Hermano que son circos, sino que además explotan los animales por todos sus programas) es normal que haya quienes crean en esta ecuación. Sin embargo, a todos los que aún piensen así os aconsejo que veáis el Survivor americano (ya que quizá no todo el mundo está preparado para la maldad de Big Brother). Por supuesto que hay controversia y a veces personajes desagradables, pero así también es la realidad.

Si recomiendo este reality en concreto es porque se basa claramente en la premisa de la convivencia, por lo tanto en la naturaleza de diferentes seres humanos y donde muchos realities pierden el oremus, y también porque a la vez es concurso. Pero lo más curioso es que tras emitirse 19 ediciones y de haber visto yo sólo tres (una del 2001, otra del 2006 y la última del 2009), es otro caso de cómo un formato infalible permite saldar siempre el resultado con éxito.

La ventaja de los productores es que el concurso se graba de un tirón bastante antes de la emisión. Esto permite que en posproducción se pueda depurar el metraje y, en cierto modo, decidir qué o quién tirará del metraje. No se trata de engañar, sino de enganchar, y contándolo todo también le dan un sentido de continuidad.

En la 2ª edición, ambientada en Australia, hubo roces y también una mujer fatal (que más que maligna, sencillamente era irritante), pero fue el concepto de supervivencia en la naturaleza lo que tiró del carro. Vivían alrededor de un lago, sin (casi) mamíferos que cazar y con unos recursos muy limitados en cuanto a la pesca. Además, hubo incendios, diluvios que se llevaron los anzuelos y una aridez y un paisaje que les quitó incluso las ganas de comer el arroz que tenían por defecto. Ver cómo adelgazaban, cómo se quedaban sin fuerzas y cómo perdían cualquier atisbo de alegría fue de verdad un interesante ejercicio documental de supervivencia.

En cambio, en las Islas Cook (la 13ª) la preproducción tuvo claro el relato desde el principio: plagar la incierta historia de trucos y giros par guiarla. Esta edición es, comparada con la segunda, muy artificiosa a la vez que trepidante. Cabe decir también que el título de Survivor quizá le queda un poco grande, pues parece que los peces se arrollen a las lanzas y los cocos caigan por si solos de las palmeras, pero el sentido del entretenimiento tan americano plaga todos los episodios.

Hubo un punto, sin embargo, que les falló a los productores: el intento inicial de dividir a los concursantes por razas acabó siendo más anecdótico que definitorio y el experimento sociológico no funcionó. Pero el cásting era tan formidable y los puntos de inflexión tan bien pensados que de las tres ediciones que he visto es la más adictiva.

Así que puestos a recomendar, las Islas Cook son una buena forma de empezar con este reality que Variety ha considerado el programa más influyente de la década en los Estados Unidos (la primera reunió 50 millones de espectadores ante los televisores, como ningún otro reality ha conseguido). Pero no cabe menospreciar los nuevos tiempos y la edición de Samoa, que ha sido la incubadora del ser más despreciable de cuantos han pasado por Survivor (o eso por lo menos han dicho todos los críticos).

Russell, un tipo barrigudo, con mirada reptil y al que le gustaba fardar de forrado delante de las cámaras, les dio a los realizadores el protagonista perfecto para esta odisea de supervivencia. Él se dedicó a jugar con fuerza en las pruebas, trazar alianzas con todas las chicas (“las rubias tontas del culo”, como las llamaba a sus espaldas”) y despotricar y maquinar con toda la maldad posible ante las cámaras. Gracias a él, lo que apuntaba a un tramo final aburrido y predecible, se convirtió en un camino a la gloria para algunos de los concursantes. Y si bien las comodidades podrían haberse considerado excesivas (estar en una isla paradisíaca no es lo mismo que estar en una selva o el desierto), la constante frustración de una de las tribus junto con un diluvio que duró una semana le dieron el cariz de supervivencia que el concurso necesitaba. Pasar siete días y siete noches con lluvia a todas horas de la que no podéis huir, tiene que ser una putada enorme.

Y si alguno no tiene suficientes alicientes para conocer a Russell, sólo puedo decir que la melodía del programa pone los pelos de punta, que los cuerpos de Samoa valen la pena (en el vídeo que cuelgo lo veréis) y que encima por allí está Shambo (aquí la foto), que es una versión femenina e inintencionadamente cómica de Rambo, con cinta en el pelo y greñas ochenteras incluidas.


13 comentarios:

freddyvoorhees dijo...

No he visto la segunda, pero sí la primera edición, y a mí la opción de que el elemento supervivencia sirva como eje no me llena. Sé que esa debería ser la base de "Survivor", pero mientras que con las últimas 4 ediciones disfrutaba como un cerdo revolcándose en su mierda... con lo otro me quedaba en plan "pues qué bien y qué mérito, pero me da un poco igual".

PD: Tienes que ver la edición de Favoritos contra Fans, tiene un momento tan WTF que dudo que jamás ningún otro reality consiga sorprenderme, porque por comparación diría "sí, pero eso otro lo era más"...

marijose dijo...

Yo tampoco he visto muchas temporadas de Survivor (sólo las tres últimas), pero me tiene también enganchadísima.

Es verdad lo que dices de la diferencia con los realities españoles, cuando yo digo todos los realities que veo (Survivor, TAR, Project Runway, Hell's Kitchen, ANTM...) la gente te mira con desprecio porque sólo tienen el referente de "telebasura" que hay aquí. Pero en USA son unos expertos en este género y lo transforman en algo entretenido y apasionante.

Luego, con relación a esta temporada de Survivor (atención, caerán spoilers), discrepo contigo.

A mí Russell me pareció un jugador magnífico. Al principio es odioso, pero con el paso de los episodios, demuestra, incluso a pesar de la soberbia, que es un hombre de palabra. Me explico: él va y dice que ha ido a ganar y que hará lo que sea para conseguirlo (mentir, robar, traicionar...), que va a ser agresivo. Involucra al público en su juego, aunque luego de cara a sus compañeros sea un rastrero mentiroso, pero él nos ha avisado de que iba a hacerlo.

Y yo creo que ésa es la clave. Si en los confesionarios hubiera sido igual de falso que en la tribu, el público (entre el que me incluyo) no se lo habría perdonado. Pero él se mostraba tan cuál era, explicando su estrategia y mostrando sus pensamientos. Así que a mí me ganó totalmente.

Además, no olvidemos que encontró 3 ídolos de inmunidad (2 de ellos sin pruebas) y eso es algo que jamás había ocurrido antes.

La recta final tras la fusión fue apasionante gracias a él. En el capítulo en que saca el ídolo y consigue que expulsen a Kelly, yo hasta me puse a aplaudir, porque este hombre levanta pasiones xDDD.

Merecía ganar, y si no lo hizo fue porque el jurado estaba picadísimo (Jaison el primero) y votaron más en su contra que a favor de Natalie, pero fue injusto que no le reconocieran el importante papel que jugó en la edición.

Perdón por el comentario tocho, me he excedido, pero Survivor me apasiona y cuando me embalo, no hay quien me pare...

freddyvoorhees dijo...

Secundo lo que marijose sobre la expulsión de Kelly (http://www.youtube.com/watch?v=fjFv2FSpAc4 es que justo estaba viéndolo ahora mismo otra vez xD), en ese momento me levanté, aplaudí e hice una reverencia a Russell (y un poquito a Shambo por teatrera cuando sabía perfectamente lo que iba a pasar xD). Ese finde me vi 2 temporadas del tirón de lo enganchado que me dejó. Russell=God, a ver cómo manejan su presencia en la edición 20, que encima tiene la ventaja de que el resto no saben cómo es.... y la desventaja de que entre la grabación de la 19 y de la 20 pasaron apenas días...

Crítico en Serie dijo...

freddy, siempre es más apasionante si hay giros y personajes interesantes (un eje del mal siempre es necesario, aunque yo nunca vaya con ellos), todo hay que reconocerlo. Pero igualmente Australia me gustó. Y ahora, cuando termine el de Cook Islands, pienso ponerme con el Fans VS Favorites de Micronesia, aunque ya sé quien gana el concurso por culpa de un estúpido spoiler :)

marijose, no te preocupes por el rollo porque yo me paso el día discutiendo acerca de la serie y entiendo que levanta pasiones. Si no has visto Cook Islands, te digo YA que te pongas con ella porque te encantará.

Con respecto a Russell...

**SPOILERS**
Me gusta que hayan personajes malos porque dan vidilla al asunto pero yo soy de los seguidores de las buenas personas. Yo creo que se puede concursar sin ser un hijo de puta que suelta las gallinas y hace desaparecer calcetines. Además, su manera de hablar de las chicas es misógino y como persona me parece despreciable, por sincero que sea con las cámaras. Pero reconozco que por lo menos lo reconoce, no como uno en las Islas Cook, que justifica cada una de sus traiciones. Y sin él los Foa Foa no hubieran sobrevivido: él consigue girar el juego de una forma completamente insólita. Sabe maquinar y lograr sus objetivos, lo sé.

Pero por otra parte creo que la victoria de Natalie era merecida. Primero, porque logró no mancharse las manos y en lugar de joder y faltar al respeto, hizo fácil la convivencia. Yo esto lo valoro.

Segundo, es la única rubia a quien Russell mantuvo con vida. ¿Por qué?

Y tercero: hay quienes critican que no fue un personaje muy fuerte durante el concurso. Además de no estar del todo de acuerdo porque demostró en varias pruebas que ella realmente era una mujer fuerte, cabe tener en cuenta que en este concurso no se valora la fortaleza de las mujeres. Deja que te explique:

En las tres ediciones que he visto, me he dado cuenta que cuando uno de los chicos es un concursante fuerte, suele durar hasta la recta final. ¿Por qué? Pues porque valoran su esfuerzo y antes prefieren cargarse a los polémicos y los débiles. Al final four siempre llega alguno de los héroes o as de las pruebas.

En cambio el caso de las chicas es distinto. Primero, por fuertes que sean hay un tipo de pruebas que nunca pueden ganar y en este aspecto juegan en desventaja. Pero cuando demuestran fortaleza de carácter además de predisposición a competir, las echan rápido. No les tienen respeto.

Mientras que los hombres que mandan en el cotarro saben reconocer las hazañas de quienes están más o menos a su altura, cuando una mujer se erige como una rival les da tanto miedo que ¡pam! expulsión.

Justamente, con esta tercera edición que estoy viendo me he dado cuenta que lo que iba intuyendo no eran casualidades, sino el fruto de un machismo aún latente en la sociedad.

Por eso creo que la jugada de Natalie fue magistral: ella ya dijo que las chicas demasiado fuertes siempre las eliminaban. Y tenía razón, no sólo en esa edición. Así que lista que fue ella, que supo en cada momento donde tenía que estar.

Un día de estos escribiré un post al respecto.

***FIN DE SPOILERS***

Bueno, y también fin de comentario.

marijose dijo...

Estoy viendo que nos vamos a enzarzar... y me encanta! xDDD

La verdad es que estoy bastante de acuerdo con tu comentario. Yo tb suelo seguir a los "buenos" y creo que esta es la primera vez que un "malo" me conquista (por ejemplo, en Tocantins, odié a Coach y a Tyler con todas mis fuerzas). Pero es que no sé si habrá sido cosa del programa o qué, pero tampoco me pareció que Russell fueran tan tan tan rastrero y hay que reconcerle el mérito.

SPOILER

En cuanto a la victoria de Natalie, a mí tampoco me disgustó que ganara, e incluso hubo momentos del juego que fue mi preferida y se merecía llegar a la final.

Si al final no ganó Russell, me alegro muchísimo de que ganara ella porque era agradable, inteligente y en los retos se esforzaba muchísimo. Supo crear relaciones sociales y no despertar antipatías, así que por ese lado me pareció bien.

Pero me dio pena en la reunión cuando Russell está a punto de llorar y le pide que él sólo quiere el título. Ahí se vio cómo se involucró Russell en el programa, lo que nos dio a los espectadores, y habría sido de justicia (en mi opinión), que el título se lo llevara él, aunque la ganadora hubiera sido Natalie.

FIN DE SPOILER

Gracias por tu recomendación de Cook, tomo nota e intentaré verla antes de que empiece la 20, que me veo que me voy a tragar spoilers a lo bestia... ;-)

ALX dijo...

¡Te odio! He puesto a descargar la temporada de las Islas Cook, no se de donde voy a sacar el tiempo pero me has terminado de picar la curiosidad.

La edición de Samoa la dejaré para más adelante, porque aunque me intriga lo que decís de Rusell, pero he empezado con Big Brother 8 y tiene pinta de que solo con eso voy a ir sobrado de maldades.

Ya te iré diciendo que me va pareciendo.

Rick dijo...

Estupenda entrada y magníficos los posts, se nota que la gente ha visto Survivor y lo disfruta. Yo me he enganchado con Samoa, y puedo decir que es el formato televisivo que más me gusta, nada que ver con las versiones españolas. Con respecto al final de Samoa............SPOILERS.... Creo que el hecho de que Natalie ganara, está motivado por el único fallo que Russell haya cometido, que es haber subestimado a Natalie. Ahí demuestra Russell que a pesar de sus "fallos" como persona en el fondo es un tío legal, ya que se ajustó a lo que prometió al principio del programa a sus compañeros de playa; que los llevaría a la final. Jaison, se quedó fuera porque no podían entrar todos, pero no dudo que Russell lo hubiera embarcado en la final si hubiese podido. Es Shambo quien tenía que haber sido su pareja de baile en la final, y como no era tragada por sus compañeros eso le habría dado la vistoria a Russell. Pero, al fin y al cabo es un concurso,...y no la vida real, o eso espero al menos.

Juan dijo...

Fiji fué muy Grande con el chino (no recuerdo ahora el nombre) Ha sido de los mejores jugadores de todo el programa sin dudarlo.

Crítico en Serie dijo...

marijose,

***SPOILER***

Russell quería el título para alimentar su ego y entiendo que Natalie no se lo vendiera. Luego hubiera legitimizado las críticas que decían que no se lo merecía. ¿Y no crees que lo que digo de las mujeres fuertes es cierto? En todas las ediciones que he visto ha pasado lo mismo: los chicos fuertes aguantan y las chicas fuertes son decapitadas

****FIN DE SPOILER****

Crítico en Serie dijo...

ALX, Islas Cook está diseñado para enganchar desde principio a fin, con sus giros. Realmente es muy fácil de recomendar. Y yo al final me retiro del visionado de BB-8. Ya estoy demasiado puesto con Survivor y me queda ver Micronesia (Fans VS Favourites) antes de ver la 20ª edición (Heroes VS Villains). Prefiero centrarme en este programa.

Rick, todos nos vamos viciando poco a poco. Y con respecto a Shambo, creo que es el personaje más patético en las tres ediciones vistas (bueno, Billy de las Islas Cook fue tremendo también). Ella va de 'guerrera de la jungla' y a la hora de la verdad NUNCA es capaz de hacer nada. Ni ganó pruebas, ni cazó peces, ni sirvió de nada. ¿Lo peor? Que ni se da cuenta que no sirve para nada. Ella sigue viéndose como la versión femenina de Rambo.

Juan, la edición de Fiji no la he visto. Ahora veré Micronesia... y luego ya seguiré sencillamente con las nuevas. A ver si en Micronesia veo este personaje que comentas, ya que aparecerán los favoritos del público.

anade dijo...

De las tres temporadas que llevo vistas, yo también me quedo con Cook Islands. Australia fue muy interesante y una edición muy dura tanto física como psicológicamente, pero ahí hacía falta un poquillo de mala leche. Y Samoa tuvo un comienzo desastroso pero una vez se unifican las dos tribus y se produce el momento blind side (que creo que va a ser difícil de superar), la temporada se vuelve terriblemente emocionante y adictiva.

Cook Islands tiene buenos concursantes, twists muy bien pensados y varias alianzas y estrategias que han dado grandes momentos Además, están por ahí Candice y Parvati, las dos sorpresas de la temporada y a las que hay que seguirle la pista muy de cerca.

SPOILERS de Samoa a continuación.

En cuanto a Russell, ya sabes lo que pienso. El tío es un hijo de puta, pero como comentan por aquí, él no engañó a nadie. Todos, tanto espectadores como concursantes, sabíamos que era un ser despreciable que iba a hacer lo que estuviera en su mano para ganar el concurso. Y tanto que lo hizo. Incluso sus detractores deben reconocer que Russell fue el verdadero "sole survivor" de la temporada.

Natalie ganó de rebote, porque había llegado ahí y el jurado (una panda de reventados y malos perdedores) prefería votarla a ella antes que darle el premio a Russell, el verdugo de todos ellos. Que conste que Natalie me gustaba, pero no mereció ganar en una final con Russell.

El jurado de Survivor debería aprender del de Big Brother, que por muy reventados que estén, siempre saben valorar y reconocer al mejor jugador de la temporada (excepto, quizás, en la 11ª en la que se vio una final parecida a la de Natalie-Russell).

fatawart dijo...

Me encanta este programa...en menos de medio año me he visto todas las temporadas que se han hecho del programa. Además de las que habeis dicho, recomiendo también la temporada 7(Pearl Islands), que tiene personajes memorables como Rupert, Johnny Fairplay o Lillian, además de tener unos giros bastante buenos.

Como ya habeis comentado, decir que ves un reality provoca algo de rechazo...pero es normal, sobre todo viendo el tipo de programas que se hacen en España, donde comparando el Supervivientes que aquí hacen con el de EEUU te caes al suelo de lo ridículo que es.

The amazing race también es un gran programa, dándole otras tatas vueltas a Pekin Express.

Crítico en Serie dijo...

fatawart, ¿La siete es el Pearl Islands - All Stars, no? Yo de momento ya he visto Gabon, ahora estoy con Tocantins y luego me iré al primer All Stars (de Pearl Islands) para ver el máximo de concursantes posibles de Heroes VS Villains.

Estoy de acuerdo en que The Amazing Race es genial, aunque la última temporada tenía unos concursantes bastante sosillos. La anterior, con el sordo y su madre, las cheerleaders y las deportistas fue infinitamente superior. Pero bueno, esta próxima edición tendrá a Jeff y Jordan de Big Brother y no te puedes ni imaginar cuantas ganas tengo de verlos en acción. Sólo pido a Dios que lleguen al final 3. Estoy seguro que nos darán muchas escenas para recordar.