lunes, 5 de abril de 2010

Castle Dances with the Stars

Los noventa, con El Silencio de los Corderos, Seven o Copycat, demostraron que no había mejor anzuelo que un buen psicópata para atraer a la audiencia. Cuanto más rebuscado fuera su proceso de selección de víctimas y más macabra la escena del crimen, más atrapados solíamos quedar. Y Castle, aprovechando que Dancing With The Stars estrenaba edición justo antes de su horario con una audiencia estelar, no podía dejar escapar el público, así que propuso a un asesino en serie obsesionado con Nikki Heat (la protagonista de los libros del protagonista), de rebote con la detective Beckett (la inspiración) y con una invitada de lujo como es Dana Delany.


La maniobra les funcionó. No sólo porque ejecutara un buen efecto de arrastre y cosechara las mejores audiencias de su historia (14 millones de espectadores, más de un 3 en los demográficos), sino porque la propia serie también subió de nivel. Con una mujer con carácter como Delany, pudimos olvidar que la oficina de policía está llena de palurdos y la química entre Castle y Beckett se reforzó al llegar la extraña; y el psicópata, por efectista que fuera (más al estilo de El Coleccionista de Huesos y derivados), nos entretuvo con su modus operandi, muy distinto de los rudimentarios casos en los que suelen trabajar, que no despiertan mayor interés que el de esperar a que acabe la jornada laboral para que el escritor pueda irse a casa con su estupenda familia.


Gracias a este caso, Castle renovó para una tercera temporada. ¿El secreto? Que disiparon las dudas de que la serie pudiera atraer nuevo público (aunque la próxima semana baje otra vez) y encima también ha demostrado que funciona correctamente en las reposiciones, justo lo que necesita la ABC.


Y es que con tanto culebrón longevo (Mujeres Desesperadas, Anatomía de Grey y Cinco Hermanos), no sólo necesita tener productos en la recámara con los que mantener la programación cuando desaparezcan, sino que le urge cambiar de modelo de ficción, menos serializado y más episódico. Por tres razones: las repeticiones de las series de casos ayudan a rentabilizar la serie, el público no se pierde y siempre está a tiempo de regresar, y además son ficciones que aguantan mejor las pausas publicitarias.


En este plan estratégico, Castle es la primera piedra que debe acostumbrar al público a encontrarse procedimentales en la ABC, de la misma forma que la compra de Scrubs sirvió para dar la bienvenida al humor de veinte minutos y permitir que este año triunfara la noche del miércoles (The Middle, Modern Family y Cougar Town). Ahora la única duda que queda es ver si la cadena buscará tener su propia filosofía procedimental, al igual que tiene la CBS, o si preferirá no tener una identidad propia, como en la Fox. La llegada de Delany el año que viene, con un drama policiaco bajo el brazo, nos dirá cuál es la dirección que ha tomado.

5 comentarios:

MacGuffin dijo...

Y además de la serie de Delaney, tienen por ahí creo que otra más de policías, Boston's finest. Así que sí parece que Castle ha abierto un poco el camino de los procedimentales en la ABC. Aunque, de todos modos, siguen buscando su serial friki que pueda sustituir a Perdidos. ¿Será "V"? Porque lo de "FlashForward" no pinta bien.

satrian dijo...

Yo cai bajo el embrujo del capítulo del asesino en serie, que le vamos a hacer, ha revitalizado la temporada, pero Castle me entretiene casi siempre, a mi me ha enganchado.

Adri dijo...

Ais... no si me haréis retomar la serie U_U

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, ya sabes que espero con muchas ganas que 'V' se quede. De hecho, me gusta tanto que me he bajado la antigua, aunque me parece que estará tan caducada que me dolerán los ojos.

Satrian, si Castle fuera una comedia familiar coprotagonizada por la madre y la hija, no me la perdería jamás.

Adri, yo dejé de ver Castle durante 7 episodios o algo así, he visto este par y ahora veré qué hago. Así que no te estreses: no hace falta que veas la serie, sólo bájate este par de episodios que estaban bien. Lo bueno de que sea una serie autoconclusiva es que puedes ver un par y luego pasar de ella ;)

Anónimo dijo...

UNA MAMARRACHO DE SERIE, IMPRESENTABLE POR DONDE SE LA MIRE. LOS ACTORS DEJA MUCHO KE DESEAR, CASTLE ESTA MUY GORDO JODER, Y SE CREE EL GALAN DE 20 AÑOS, Y LA MUJER, HORRIBLE, TAMBIEN SE CREE HERMOSA Y SENSUAL, HUBIERAN PUESTO A LA DE LAS CRONICAS DE TRMINATOR, ERA UN POCO MAS BONITA.