lunes, 19 de abril de 2010

La huérfana malcriada

Shonda Rhimes suele ser la experta en construir personajes a los que les deseamos un terrible porvenir. A rachas, en Anatomía de Grey hemos querido estrangular a todos sus personajes (Meredith y Izzie en cabeza) y entre los protagonistas de la bazofia de Sin Cita Previa podría haber una matanza que pocos nos inmutaríamos. Pero, aunque parezca mentira, ha llegado quien desbanque a Shonda como creadora inepta. Liz Tigelaar, la responsable de Life Unexpected, se ha ganado con trece episodios las antipatías de todos los huérfanos de Las Chicas Gilmore y del público en general. Seguro que no es sano odiar tanto a unas personas ficticias.


En los foros actualmente la discusión es decidir cuál es el personaje más irritante de cuantos habitan en Portland. ¿Es Lux con sus rabietas de niña malcriada (pese a que nadie la crió)? ¿Gana la partida Kate, que nació con el don de la irritabilidad y una voz que nunca pasaría las pruebas para ser locutora de radio? ¿Baze, que es tan inmaduro que ni tiene gracia? ¿Natasha, cuya frente y pelos no ayudan a caer bien? ¿Será la telaraña que lleva tatuada Bug en el cuello? ¿O se lleva la palma el patético amigo gordito cuyos celos (que arrastra desde que tenía 15 años) le obligan a comportarse como un imbécil integral? Sea quien sea, cuando nadie se salva, es que nada funciona.


A primeras, hubo la esperanza que el dramón inicial sería simplemente la premisa a partir de la que hilar una amable comedia de enredos, de discusiones irrelevantes y con una dinámica fluida. Pero no ha sido así. Lo que se nos vendió como un cruce entre las Gilmore y Juno (ambas comedias) acabó siendo el drama inmóvil y repetitivo que nunca quisimos comprar.


Las peleas, todas ellas iguales, cansaron al cuarto episodio, cuando vimos que eso nunca iría a ninguna parte, que Life Unexpected no sabía quién era y dónde se dirigía. El difícil proceso de adaptación de Lux y la tensión sexual entre Baze y Kate eran comprensibles y aceptables, pero no expuestas sin coartada en cada capítulo. Los diez minutos finales de cada episodio, con las broncas y las reconciliaciones in extremis, eran para desabrocharse el cinturón y buscar la viga más cercana.


Por esto extraña ver de donde proviene Tigelaar: de escribir decenas de episodios en Cinco Hermanos, una dramedia familiar donde nunca ha importado demasiado adonde van sus personajes mientras nos divirtamos por el camino. Una serie donde los escenarios corales y la interacción definían el producto, haciendo de ella un entretenimiento light y muy agradable. En cambio, Life Unexpected ha sido tan ruda y explícita que, si no vuelve en otoño, nadie la echará de menos.

12 comentarios:

satrian dijo...

Yo desde luego no la echaré de menos, menos mal que ha llegado Parenthood que me está gustando.

Adri dijo...

Nop, no la echaremos de menos.

Y la verdad es que es difícil decidir a quién soporto menos.. pero creo que la cosa estaría entre Lux y Kate. Supongo que ganariá Kate porque a Lux hay veces que la daba de leches.. pero lo mío con Kate es constante. No puedo con ella ni con su voz.

LiPooh dijo...

Ya sabes lo que opino de Lux. A mí me cae bien. Pero está visto que eres una chica madura e inteligente o eres niñata de 17 años. Nos vamos de un extremo a otro. ¿No se pueden ser las dos cosas? Que está madurando!!! Yo a la que no soporto es a Cate y ya que sale a Bug tampoco.
Saludicos.

MacGuffin dijo...

El caso es que los tres o cuatro últimos episodios parecen reconducir un poco el tema, pero todo ese tramo intermedio ha torpedeado él solito sus posibilidades.

Noa dijo...

Uff!, es que esta niñata, a parte de insoportable, su comportamiento es incoherente. ¿Como se explica que alguien que se supone que nunca ha tenido nada pueda ser tan egoísta? e irritante y egocéntrica. ¿Y ese pelo? esos litros de agua oxigenada a su edad no pueden ser buenos. Pero no de Cate es que es igual o peor, porque a su edad tiene menos disculpa. Lo de Baze sigo sin entenderlo, y lo de Ryan... ¡quiérete un poco chaval! Me considero una campeona por haber llegado al final, y menudo final! jajaja ;)

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que ustedes comentan, el unico peronaje que me cae bien es Baze es el unico que no se hace odiar pero para mi merece una segunda temporada The CW no tiene mas series de este tipo y la unica que puede cambiar y mejorar para las otras series ya es demasiado tarde

Irene dijo...

Pues a mí de la serie, la que me saca de quicio es LUX y toda su troupe de niños huérfanos. Cate y Baze pueden caerte mejor o peor, pero a mí sí me caen simpáticos. Vale que la serie se convirtió en el prototipo de pez que se muerde la cola constantemente, pero a mí no terminó de molestarme en ningún momento. Y vale, si no vuelve en otoño no seré yo el que llore por las esquinas, pero si volviese, ahí estaría yo para seguirla.

Mina Harker dijo...

Totalmente de acuerdo. La temporada en sí (y, por el bien del pobre desgraciado que tenga que encargarse de la edición de los capítulos y no le quede otra que verlos, esperemos que la serie al completo) se me ha hecho difícil de ver de lo coñazo que era. Una cosa es plantear el drama en los primeros episodios, pero es que podían haberse ido por un montón de situaciones curiosas y se dedican a repetir el mismo esquema continuamente.
Si Lux no hace las maletas seiscientas veces a lo largo de los trece capítulos, no las hace ninguna.

Y sí, los personajes son a cual más collejeable. El premio a insoportable del año lo comparten Lux y Cate, a cual más niñata y más malcriada. Pero los demás no se quedan cortos.

El único que consiguió caerme bien fue Ryan. Y aun así no entiendo qué leches sigue haciendo al final de la temporada con semejante panda de imbéciles, en vez de haberse ido bien lejos.

fon_lost dijo...

El que firma como Irene era yo. Mi hermana se había metido en su sesión de Google y no la había cerrado!

Pues a mí de la serie, la que me saca de quicio es LUX y toda su troupe de niños huérfanos. Cate y Baze pueden caerte mejor o peor, pero a mí sí me caen simpáticos. Vale que la serie se convirtió en el prototipo de pez que se muerde la cola constantemente, pero a mí no terminó de molestarme en ningún momento. Y vale, si no vuelve en otoño no seré yo el que llore por las esquinas, pero si volviese, ahí estaría yo para seguirla.

Un telespectador más dijo...

Ya no es que no la echemos de menos, es que si no renueva lo celebraremos por todo lo alto! Yo todavia no entiendo como aguanté los 13 capítulos....que pesados todos!

Saludos!

Crítico en Serie dijo...

Satrian, Parenthood por lo menos es digna y no está poblada por seres imbéciles (aunque alguno hay que bordea la línea).

Adri, ¿Soy el único que ha acabado odiando al amigo gordito? ¿Por qué se mete en la vida de Baze y le da lecciones y se hace la víctima cuando no pinta nada en todo eso? Rabia, rabia.

LiPooh, Todo ese rollo de "Kate, me has traicionado porque no adoptaste a mi amiga" era de bofetada. Eso fue la culminación de su niñatez. Claro que Kate y Baze no tienen excusa.

MacGuffin, si te paras a pensar fue todo más de lo mismo y, justo cuando creíamos que podrían avanzar, hacen ese episodio final que reúne todo lo que nos puso de los nervios y lo machacan hasta la extenuación. Lo peor es que ese cliffhanger no augura nada bueno y no nos permite ver una Life Unexpected que gire todo el rato encima de lo mismo.

Noa, lo divertido de Kate es que su voz de delfín es enemiga de los micrófonos y ese programa de radio es inverosímil. ¿De verdad los habitantes de Portland no tienen nada mejor que hacer que escuchar durante horas a una parejita discutiéndose cada día y hablando de sus planes de boda? Por favoooooooor. Un programa de mañanas así es impensable.

Fon_lost, si le quieres decir a tu hermana que se pase por la web tampoco me voy a quejar ;)

Mina Harker, el personaje de Ryan también era el único que no me caía mal. El problema es que los guionistas tampoco supieron nunca como integrarlo sin que nos diera pena. Porque decidir casarte con una chica que sabes CLARAMENTE que está enamorada de otro es patético. De hecho, la serie nunca supo jugar con todas las fichas de las que disponía (¿de dónde demonios salía el padre de Baze ese último episodio? ¿Por qué Lux nunca ha ido a pasar el día con sus abuelos? ¿Por qué la hermana de Kate es la-hermana-de-kate en lugar de la tía novel de Lux? ¿Por qué el amigo afroamericano sólo aparece de vez en cuando y aún somos incapaces de recordar su nombre? ¿Por qué Bug nos cae taaaaan mal?).

Telespectador, aún no las tengo todas conmigo. Creo que hay una pequeña posibilidad de que renueve. Nunca se sabe. Ya dije otro día que 90210, a pesar de haber renovado, tenía unas audiencias tan lamentables que quizá mantendrían LUX y se cargarían el remake de Sensación de Vivir. Ya veremos qué ocurre en las próximas semanas.

dann_gj dijo...

LUX ha sido una de las grandes decepciones de la temporada. Cuando puedas pasaros por mi blog sobre series de tv: afterseries.blogspot.com