martes, 8 de junio de 2010

Momentos perdidos y otros de olvidables

Que los sollozos cesen y las plañideras se retiren. Que las alusiones a la isla vayan cesando, poco a poco, como un día dejamos de mencionar a Rambaldi. Que la vida catódica regrese a la normalidad, al igual que los avatares del twitter han dejado de tener la cara de Jack, de Desmond y de Locke. Y que los comentarios dejen de ser, de una vez, tan generosos.


Perdidos no era ni tu hermana, ni tu padre, ni tu tía. Tampoco la mía. Era una producción televisiva que generó admiración, rechazo, adicción y también muchos ingresos. Y como una serie de televisión no es ningún ser humano, no hace falta que seamos políticamente correctos tras su desenlace. No es como la vecina del tercero, de la que empezamos a despotricar cuando ya hace unos meses que habita a dos metros bajo tierra. Quisiera o no, sus últimos tres años destruyeron el mito que ellos mismos habían creado y, a pesar de que me apetece seguir el post en cadena, y recordar sus momentos álgidos, hablar sólo de sus virtudes me parece incompleto.


La mejor temporada... La primera.

...y la peor: Ese monje islero-budhista era tan ridículo que incluso el maestro Miyagi se hubiera reído de él, y por eso la sexta temporada se merece este dudoso reconocimiento. Bueno, y si le sumas que toda la mitología dependía de un berrinche de dos hermanos que no pintaron nada de nada hasta el final de la quinta temporada... ya me diréis.


El mayor cliffhanger de temporada... La RAE debería hacer referencia a Perdidos en la palabra ‘escotilla’.

...y el mayor bluff: El “We have to go back” de Jack a Kate nunca me impresionó como sí hizo a la mayoría y nunca me gustó la idea de que huyeran de la isla antes de terminar la serie. Y lo peor es que el tiempo confirmaría mis temores.


La muerte más memorable... La de Charlie fue trágica, emotiva y agonizante.

...y la más innecesaria: La de Shannon. Se hubiera agradecido tener otra secundaria que seguir construyendo, sobre todo cuando la tercera temporada tuvo historias personales muy flojas y los supervivientes de la cola del avión nunca cuajaron.


Un tros de flashback...Abandoned’, o sea, enamorarte de Shannon para luego perderla.

...y los flashbluffs: Permitieron esas catarsis que eran soberbias, pero si echo la vista atrás... ¿qué aportaron la mayoría de ellos?


Un gran personaje (o dos)... Kate y Juliet.

...y prescindible: Si alguien puede explicarme por qué demonios existe Charles Widmore que me muestre la luz, por favor. Porque para describirlo tomaduradepelo se queda corto.


Esa pareja especial... Juliet y Sawyer y esa elipsis que tan poco nos costó creer.

...y la que no cuajó: Las chispas que saltaban entre Kate y Sawyer nunca estuvieron en las escenas de Kate y Jack.


Un momento inolvidable... Con Juliet y su Downtown se me cayó el ojo izquierdo encima del teclado.

...y el que borraré de mi memoria: Cualquiera protagonizado por Jacob y el rencoroso de su hermano en forma humana. Pero, me doy cuenta desde que Perdidos terminó, la fanesia es mucho más fácil de decir que de aplicar.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

Lo de Shannon fue muy cruel, tú lo has dicho. Cuando empiezan a redimirla y nos va cayendo mejor... Paff. Son malas personas.

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, es que no se entiende que se cargaran a Shannon porque tenían demasiados secundarios y demasiadas historias... y luego contrataron a Rodrigo Santoro y la otra víctima de las arañas porque les faltaban personajes interesantes en la selva. Bueno, a esos también los mataron. Que me lo explique quien lo entienda.

(Btw, como ves el peor episodio para mí tampoco es esa mordedura de araña: a pesar de no aportar nada, ese episodio era muy completo por si solo. Si Lost fuera procedimental, ya sabríamos cómo sería).

patricia dijo...

Bueno he de confesar primero de todo , que llore como una magdalena al final, si empece con los coreanos cuando vi a Shanon, ya iba a moco perdido y el magnifico final de Juliet y Swayer ya ni te digo, me dejo fria como siempre Jack, mira que llega a ser pelma . Otro gran momento el nacimiento de Aaron con Kate , Claire y Charlie.
Dicho esto , te digo que me quedé un poco con cara de ay me han tomado el pelo , bueno ya llevaba tiempo pensandolo, porque a mi la explicación de Jacob ( este mucho más pesado que el humo negro que a mi me caia hasta simpático) su hermano, su madre, su otra madre y la madre que los pario me dejo con la idea de que los guionistas no tenian ni idea de por donde salir.
Yo me quedo con las tres primeras temporadas, cuando no sabias nada y todo era perfecto , la cuarta ya fue un poco más decepcionante, la quinta no me gusto mucho y esta última ni te cuento pero aun así era una gran serie y la echaré de menos que son muchos años siguiendola, gracias a dios en Fox.
Me quedo una sensación de vacio , sobre todo porque mi marido no ve nunca series y esa si la ha visto conmigo , a ver ahora a que lo engancho .
Despues de tanto tiempo yo me quedo con Ben , el malo más mentiroso, liante y bueno que ha habido .
Patricia.

PD: La de The Good Wife ya la tenia bajando , vi un día un capitulo suelto y dije a por ella.
No me critiques mucho pero ahora estoy viendo Los protegidos con mis hijos,tienen 10 y 7 años, y me está divirtiendo y a ellos también, tiene fallos de risa pero oye se deja ver.

Adri dijo...

Me parece genial el giro que le diste al meme ;)

Lo que me sorprende es que no te guste el momento flashforward!! A mí me pareció genial que, ese final que odos pensamos que sería el de la serie (salir de la isla), se abandonó completamente ahí y comenzó un mundo nuevo.

Crítico en Serie dijo...

Adri, a mí también me sabe mal que ese flashforward no me gustara más ;) Si hubiera seguido tu meme al pie de la letra me hubiera sentido demasiado hipócrita después de todo lo dicho acerca de la sexta temporada. Pero era un meme irresistible ;)

Patricia, necesitamos fanesia para olvidar lo que ocurrió tras la cuarta temporada. Está claro.
Y dos apuntes: The Good Wife es MUY buena. Una serie de casos de toda la vida pero con una inteligencia y sutileza e interpretaciones ejemplares. Y con respecto Los Protegidos... es mala de narices, aunque entiendo que entretiene. Yo, puestos a preferir placeres culpables, me quedo con FoQ. Claro que tienes dos chavales demasiado influenciables y el toque superinfantiloide de Los Protegidos les debe sentar la mar de bien. Por suerte, no tengo criaturas ;)

Julio C. Piñeiro dijo...

Juliet es simplemente genial desde que inaugura una temporada, apareciendo por primera vez, con su canción favorita, que coincidía con una de las mías. Poco después, en ese episodio, un amargado (pero todavía creíble y coherente) Jack espía a su mujer con Moonlight Serenade sonando en la radio de su coche.

"A tale of two cities", primer capítulo de la irregular tercera temporada, puede que sea mi favorito (excluyendo los series finale). Supone el mayor punto de inflexión, el mayor salto cualitativo en cuanto a la concepción que teníamos de la magnitud de la Isla y todo lo que había en ella.