jueves, 8 de julio de 2010

Emmys y cromos

Justicia divina y realidad nunca suelen ir de la mano, pero debo reconocer que los Emmy de este año se han salido un poco más de lo habitual. Nunca me había entusiasmado tanto al ver entre los nombres a los dos de esta foto. En parte gracias a ellos, se nota en el ambiente que se acercan los aires del cambio (después de dos ediciones calcadas) y a pesar del costumbrismo que impregna las decisiones, hay de qué hablar.


Repe

Que las nominaciones se repitan no siempre es un mal síntoma. Por nada del mundo cambiaría ese dúo de divas formado por Glenn Close y Kyra Segwick (que incomprensiblemente nunca ha ganado el premio), pero lo de Mariska Hargitay ya cansa: no es buena actriz y se pasa todos los episodios de L&O:UVE con la misma cara (de “aquí huele a algo y yo no he sido”). Y debería prohibirse la participación de January Jones en cualquier gala después de su bochornosa participación en SNL. Lo de Jon Hamm, Cranston y Laurie puede cansar pero no hay objeciones (aunque, como veis, a Hall ni lo menciono). Y O’Quinn y Emerson no sé hasta qué punto merecían entrar en las quinielas esta vez: sus personajes tuvieron mejor gloria en otros años. En cuanto a las series... Perdidos ha tenido una mención regalada (al igual que Matthew Fox) porque se trata de un punto y final, y hay series como 30 Rock que bien podrían haber dejado espacio a Community, la gran ignorada del día y con bastante mala leche, por hacer pronunciar las nominaciones a Joel McHale.


Tengui

Por suerte este año alguno de mis sueños se ha cumplido y no descartaría que dos series de las que mencioné ayer se lleven los premios mejor drama y mejor comedia: el amor de la crítica por Modern Family ya se daba por sentado (claro que pocos podían presagiar ¡cinco! actores nominados) y a pesar de que contaba con The Good Wife, era prácticamente imposible pensar que rascaría nominaciones en drama, actriz, secundariaS (Baranski y Panjabi, ambas con papeles agradecidos pero muy reducidos en comparación con otras secundarias que son más bien coprotagonistas), dos actores invitados y varias categorías más (entre ellas dirección y guión, que asumamos que importan más bien poco en estos premios). Pero como siempre apunta MacGuffin, los Emmy son mucho más de promoción que de calidad, y quizá por eso Glee se ha apuntado demasiados tantos: lo de Chris Colfer y su padre en la ficción se lo podrían haber ahorrado. Claro que por promoción bendita la de Friday Night Lights: va y en la cuarta temporada logran colar a Connie Britton y Kyle Chandler entre los nominados (y el episodio “The Son” al mejor guión). No han entrado a mejor drama (donde sí se ha colado True Blood, como el típico macarra al que no habían invitado a la fiesta), pero igualmente el resultado ya sabe a victoria. Tocará hacer campaña para Connie.


Falti

Como he dicho antes, que la batalla de paintball de Community no esté entre las candidatas es un insulto a la comedia más absurda y bien pensada de la temporada. Los mejores gags pertenecen a ella (con permiso de Modern Family). Pero lo que me ha dejado a cuadros es que Courteney Cox, a la que tanto aman en EEUU, se haya quedado sin su nominación, que Anatomía de Grey se vaya casi de vacío tras su increíble season finale (¿dónde está Chandra Wilson?) y, por indignante, el criminal feo de la academia hacia Survivor. Heroes vs Villains ha sido el acontecimiento épico del año y el reconocimiento a Jeff Probst nunca es suficiente.

9 comentarios:

MacGuffin dijo...

Courtney Cox fue la única del reparto de Friends que nunca estuvo nominada para un Emmy. Igual eso ya quiere decir algo :).

Tendréis que ir haciendoos a la idea que Community es demasiado "rara" para los Emmy. No sé si seguirá más allá de esta segunda temporada, pero ser tan referencial, por ejemplo, lastra sus opciones en los premios y a conseguir más audiencia. Por otro lado, ahí están Britton y Chandler para demostrar que, a veces, la tendencia se puede invertir.

Después de los disgustos que me llevaba por ver cómo BSG, por ejemplo, siempre era ignorada, me los tomo con más cinismo, si quieres :)

Holden Caulfield dijo...

MacGuffin se me ha adelantado en el comentario de Cox. Es muy triste que Monica Geller no diese ni una nominación al Emmy o al Globo de Oro a esta mujer. Ojalá la segunda temporada de Cougar Town sea igual de divertida y, después de haber encontrado su hilarante tono, y pueda darle su ansiada nominación. La pobre tiene que estar más frustrada que Annette Bening con los Oscar.

Estoy de acuerdo en lo de Grey: ese final merecía tener candidaturas a guión y dirección. Si basas tus votaciones en el juicio de episodios sueltos, hay que ser coherente. Me cuesta creer que hayan visto cinco capítulos más tensos e impactantes que eso. Si fuese una serie ignorada por la Academia, todavía... pero Grey ha sido muchas veces multinominada.

En fin, que los Emmy suelen dejarse llevar demasiado por el momento pero al menos podemos decir de una vez por todas que FNL es aspirante en las categorías grandes.

Alejandro A dijo...

yo siento que aunque no tiene posibilidades reales Chris Colfer (Ty Burrel debe ganar) se merece la nominación, es un reconocimiento a una actuación acorde con el personaje, lo adoro es eso, de las de The Good Wife no lo había pensado de esa manera pero tienes razón ellas son verdaderas secundarias a comparación de por ejemplo Rose Byrne que es coprotagonista, lo que se me hizo más sobrado son las horrorosas nominaciones de True Blood y de Matthew Fox que las intercambiaría por Damages y John Noble

saludos

Marta dijo...

Antes que nada, adoro House y MadMen pero no creo que les hagan falta más Emmys (aunque la segunda se creció aún más en sus últimos capitulos esta temporada)
Feo feísimo el asunto de Community. Nunca vi una primera temporada de comedia tan intensa y tan bien llevada desde Arrested Development, y a este paso y con el poco apoyo que le dan me da a mi que terminará igual. Seguramente la "anominación" más injusta de este año. Y presentando McHale, como poco de muy mal gusto, aunque tenga experiencia (con "The Soup" paso el mono MChaleiano hasta la próxima temporada, pero no hay nada que sustituya a Albed)En fin, unos emmys, para variar, tipicones. Un saludo y paciencia con ellos que no saben lo que hacen o lo saben y les da igual.
(Sobre Dexter, estoy convencida de que si no nos gusta algo de primeras y en vez de dejarlo estar la gente nos presiona para que lo adoremos y admitamos nuestro error, acabamos definitivamente asqueados hasta el fin de los días. Me pasó con el vodka con limón. Personalmente, creo que esta temporada ha sido grandiosa, el malo nunca ha sido más malo y el final terrible y genial, pero para gustos colores)

Crítico en Serie dijo...

MacGuffin, Courtney Cox al poder. Si por mí fuera, también tendría a Cougar Town a mejor comedia. Cualquier cosa menos The Big Bang. Y a mí los Oscar, por ejemplo, siempre me joden e igualmente sigo ilusionado cada año y sin poder dormir sin verlos. Que yo soy del Team Las Horas y Moulin Rouge, y estuve dos años que casi me pego un tiro mientras veo la gala (por no hablar de Keira Knightley y su orgullo y prejuicio o la Carey Mulligan del pasado año). A ver este año qué tal les va con la adaptación de "No me abandones".

Holden Caulfield, no creo que Cox esté tan traumatizada. Comparativamente tampoco llegan a ser unos Oscar y, por tratarse de tele, Cox está demasiado forrada para estar frustrada.
Lo de Grey yo tampoco lo entendí, la verdad. The Good Wife se quedó con sus espacios. Eh, y no me quejo con TGW, que TIENE que ganar a mejor Drama (y todo lo demás).

Alejandro A, no soy fan de Chris Colfer ni de su personaje. Todo lo que tenga que ver con Glee me parece sobre dimensionado (menos el potencial de otros de sus actores, como LEa Michelle, o el encanto de Quinn). Más justificada, en cambio, veo la nominación a Kristin Chenoweth.

Marta, Mad Men me encantó y ahora creo que le he cogido manía porque cansa que algunos crean que "la mejor tele" sea un producto tan pedante, lento y al que no considero ni mucho menos perfecto. Por eso merece estar nominada, pero creo que es hora de premiar a otras. Por lo que parece Breaking Bad no lo tiene mal, pero preferiría un The Good Wife para variar.
Y lo de Community tú lo sabes, yo lo sé, los estudiantes de GreenDale lo saben, pero parece que los Emmys aún no se han dado cuenta. Debemos perdonar los errores a los que no van por el camino del señor, Marta ;)

Rick dijo...

La no nominación a Survivor me ha dejado alucinado. Pero luego he pensado si se valoraba Samoa o el de Héroes contra Villanos. En cualquier caso Survivor sigue siendo mejor que mucho de los realities que aparecen nominados

Mina Harker dijo...

Pues supongo que ninguno de los dos se llevará el premio (ojalá me equivoque, oye), pero lo que está claro es que los Taylor se han adueñado de la blogosfera xD.

En cuanto a lo demás, pues a mí lo que me duele es lo de Community, que para mí ha sido lo mejorcito del año. Pero bueno...

Y sobre Chris Colfer, pues hombre, dentro de lo que cabe y de las chorrocientas nominaciones de Glee, no me parece precisamente la más inmerecida, porque el chico no lo hace nada mal. Para merecida la de Matthew Morrison, si seguimos con Glee...

Ivo Delgado Rivero dijo...

Lo de Survivor ha sido raro, porque l temporada de The Amazing race ha sido relativamente floja, por no hablar del resto de nominadas.

Lo de COugar town... ¿va en serio? la abandoné por el 7 o el 8 porque me parecía bastante patética ¿mejora luego? Y a mi me alegra mucho lo de Mathew fox, me parece que ha llevado el peso de una serie como Lot y eso es mucho.

Me pongo a bajar el piloto de COmmunity, no sé porqué se me habría escapado. Y creo que en comedia este año el duelo es Glee s Modern Family. En drama creo y espero que se lo den a Lost.

Y me pregunto ¿Qué le ve el mundo a Fringe?

fon_lost dijo...

La ausencia de Chandra Wilson es la que más me ha chocado. De hecho, pensé que ella, Sandra Oh e incluso Sara Ramirez podrían tener su nominación. PEro teniendo en cuenta el olvido de Sally Field como mejor actriz de drama, ya nada me sorprende.