domingo, 1 de agosto de 2010

Covert Affairs, Haven y los parecidos razonables

Cada vez que escribo para el blog, la palabra verano debe aparecer en alguna parte del texto. Es una misión imposible no hacerlo, pues no puede pasarse por alto la estación en la que estamos para analizar lo que tenemos actualmente en la programación. Y con las buenas intenciones también surgen los plagios, o versiones, o remakes, o lo que se tercie. Y no se puede hablar de Covert Affairs sin recordar a Alias, ni se puede analizar Haven sin mencionar Eureka. ¡Malditas comparaciones...!


De Covert Affairs era predecible y quizá por ello muchos la odiaron antes de tiempo y otros la apreciamos sin haberla visto. Las razones eran parecidas: que se hiciera una versión light de Sydney Bristow podía ofender, de la misma forma que se podía valorar el esfuerzo de la USA Network que por una vez tendría que salir un poco de su comfort zone. Tener a una agente de la CIA que lleva a cabo operaciones y se pelea en cada capítulo era subir un poco el listón (Último Aviso podía justificar un look amateur por la filosofía McGyveriana y outsider de Michael Westen). Deberían hacer lo que SyFy o la CW lograban hacer temporada sí y otra también: que con un presupuesto mucho menos cuantioso que las generalistas, el dinero luciera.


El primer episodio salió bien. Teníamos a una Piper Perabo mucho más adulta que en El Bar Coyote y que cumplía, sin necesitar mucha ayuda de los secundarios (incluso de Christopher Gorham que dos episodios después aún no me creo como ciego). Hubo una historia de amor truncada (que volverá) y la acción que se le esperaba (más chuckiense que aliasera). En el segundo, un caso interesante y la llegada del guapo Shendil Ramamurthy, cuyo personaje espero con ansias a que arranque. Y en el tercero... (ay, en el tercero...) las pegas que se le podían presuponer a la USA Network: personajes episódicos sin el más mínimo interés y acción invisible. Sólo divirtió el bien resuelto viaje con el coche, que intentaba suplir aquello que no tendría el episodio (pero que no fue suficiente). Lo que venga, a partir de aquí, supongo que definirá si estamos ante un Alias veraniego (más simple y bastante decente) u otro subproducto de un canal que nunca me suscita el más mínimo interés pasados dos episodios.


Con Haven, sin embargo, las comparaciones van por otros derroteros: no intenta ser la gemela amable (y compañera de parrilla) de Eureka (que ya es excesivamente ligera), sino que intenta ser el reverso tenebroso al pueblo especial de SyFy. Así, cogiendo como excusa The Colorado Kid de Stephen King (que según he leído tiene poco de sobrenatural), crea un pueblo con casos que se salen de la norma. Y seguramente podría no tener a King de referente, que seguiría siendo más o menos la misma serie. Lo único que le otorga el relato literario es una dimensión serializada de la que se debe prescindir si se quiere disfrutar de los episodios. Si no se hace así, se convierte en el enésimo caso menospreciado por parte del público por no ser un culebrón lostiano, en lugar de tomarse como el procedimental que es.


Y al igual que muchos la han vapuleado por no ser Eureka, en comparación yo prefiero Haven. No será nunca una buena serie atemporal (o sea, en otra estación no la vería con los mismos ojos), pero a nivel estético y conceptual no te hace sentir como si estuvieras viendo Barrio Sésamo.

6 comentarios:

Thore Kafka dijo...

De Covert Affairs no puedo opinar, pues no la he visto (y tampoco me motiva mucho, la verdad!).

De Haven, pues me arranqué, pero la he aparcado. La serie es bastante mediocre y tanto la trama general como el caso del episodio no me motivan lo suficiente.
Mira que a mi, a diferencia de muchos, me gustan los procedimentales, pero Haven no me termina de cuajar (y eso que ese escenario de pueblo marítimo me atrae!). Una de las razones es el pésimo actor que han cogido, Nathan (Lucas Bryant). Nunca he visto a un actor principal tan exageradamente poco expresivo. En cambio me ha caído bien la actriz (aunque por la blogosfera a muchos les cae como el culo y no sé bien porqué). Y Eric Balfour, otra de las razones por la cual empecé a verla, está como fuera de lugar, como que no entiendo qué aporta su personaje (por ahora, claro!, que igual conforme avancen las cosas coge protagonismo).

Así que por ahora no he encontrado este verano ningún estreno que me merezca la pena seguir con atención (aunque si alguien tiene alguna sugerencia, que igual se me ha pasado alguna novedad, bienvenido es!)

Adri dijo...

No es que The colorado Kid tenga poco de sobrenatural, es que no tiene nada de nada :P

A mí me ha sorprendido para bien. Ya no es que la trama horizontal me sea indiferente (que lo es) pero el problema es que los personajes son bastante poco interesantes y, hasta ahora, los casos han estado bastante bien pero si no mantiene el nivel, me aburriré por eso, porque los personajes no me motivan nada.

EN cuanto a covert Affairs, la verdad es que los personajes del tercer capítulo me daban bastante igual pero confieso que me divierto mucho con todos los episoidos hasta ahora. Más de lo que me esperaba.

Ah, y al contrario que tú, no quiero que despegue el personaje de Shendil. Sí, es guapísimo pero su cara me aburre muchísimo. Ya lo hacía en Heroes y aquí tiene pinta de que me va a dar aún más pereza :P

satrian dijo...

Al final se han quedado muy normalitas las dos, la de espías está cuidada en sus tramas, pero no acaba de ofrecer nada que enganche fuera de lo normal, y Haven, esperaba un toque más King, pero simplemente se queda en serie de investigación de casos extraños, le voy a dar un par de episodios más de margen, pero no son nada fuera de lo normal.

Crítico en Serie dijo...

Thore Kafka, Lucas Bryant tienes razón que es un actor malísimo, pero como también comentas, la chica no es para tanto. Hace su papel como toca y tampoco la odio por ello. Justamente su personaje no intentar llegar a esas cotas 'housescas' de irritabilidad. Y no te voy a recomendar nada porque luego dices que no tienes tiempo para ver tantas cosas... ;)

Adri, ¿y qué tal es The Colorado Kid? Estoy dudando seriamente si leerlo, para seguir con nuestro frikismo teléfilo. Sin embargo, no sé si me espoileará cierta diversión. ¿Y los detectives están en la novela? Porque diría que solo cogerán el caso del libro, ¿no?

Satrian, no son nada fuera de lo normal, cierto. Pero es verano, ya se sabe que hay poca cosa arriesgada o interesante de verdad. Lo de Mad Men y True Blood es un caso fuera de lo normal. Para que existan, justamente, debe haber programas como estos.

Thore Kafka dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Thore Kafka dijo...

Hombreee, yo me refería más bien a novedades, que simple motiva empezar con alguna serie nueva y conocer personajes inéditos. Y además ya sabes que los realities no me terminan de llamar en exceso. ;-)
Y tienes razón, xiquet... tengo muuuu' poco tiempo para ver todo lo que se ofrece :-(

Anyway, acabo de caer que sí ha habido una serie nueva MUY buena este verano: Sherlock. Aunque más que serie, parece una colección de películas (porque hora y media de metraje es demasiado... aunque nunca se me hace larga).

Por cierto, el video de la juez Judy que has twitteado hace unos momentos ha sido mu' grande!! xD