viernes, 13 de agosto de 2010

Una casa sin vida

Esta entrada contiene spoilers de la última semana de Big Brother 12 y en la sección de '¿Qué será... será?' también hay del HoH de la semana próxima. Ya sabéis que si queréis leer otra opinión podéis ir al blog de mi frenemy de Big Brother Anade.


Cuando empezaron las rondas de entrevistas, todos los concursantes menospreciaron la victoria de Jordan del pasado año. Según los más críticos, no podía ser que hubiera ganado una chica bastante corta de luces y que si no fue expulsada fue porque su aliado la defendió a capa y espada y porque tampoco representaba una gran amenaza. Los nombres, en cambio, que más se podían oír eran los de míticos ex concursantes como Will, Janelle o Evel Dick. Curiosamente, todos aquellos que tanto despotricaron acerca de la falta de estrategia de Jordan (que luchó para sobrevivir como la que más y que sufrió el bullying por parte de media casa) son los mismos que este año se niegan a tener personalidad. Por un lado están los miembros de The Brigade que lo han tenido todo rodado (quién les iba a decir que tendrían un target común con el resto de houseguests), y después están los floaters que se han negado a tener personalidad durante todo el juego. Ragan y Britney... sois chusma bigbroderiense. Habéis sido incapaces de pensar y os habéis cargado la edición. Porque sin Rachel, el único personaje memorable tanto por su personalidad como su juego... ¿quién nos queda? De ese alivio cómico llamado Britney no se puede vivir.


Head of Household

No perderé mi tiempo con Matt. Sencillamente diré que es patético que Ragan le diera una vez más el poder de la casa. Vergonzoso. ¿A eso se le llama luchar? Y que no digan que es estrategia cuando realmente se trata de cobardía.


Power of Veto

Otra vez el peso del relato recae en un floater, que para no buscarse enemigos en la casa decide no utilizar el PoV. De acuerdo, con Brenchel lo tenía difícil lo de llegar a la final, porque necesitaría ganar el último HoH. Pero con The Brigade seguramente ni llegará al final five. Lo dicho antes: cobardía. Sin embargo, por lo menos la ceremonia nos brindó una de las mejores escenas de todo el programa: el humilde y honesto discurso de Rachel, y la atrocidad de Brendon (que respeto pues esa era su intención). Y la competición nos devolvió durante unos minutos a los adorables Jeff y Jordan. Se os echa de menos, chicos.


Expulsión

Y a pesar de que Britney y Ragan querían a Brendon fuera, al final decidieron votar a Rachel. Por eso de no caer mal a la gente. O sea, que cobardes otra vez. Si realmente fuerais seres estratégicos haría tiempo que estaríais en su bando: ganan competiciones como churros y os hubieran asegurado un final four con igualdad de oportunidades de llegar a la final.


El semáforo

Rachel: Fue la luz de esta edición tan sólo porque puso todo su corazón en el juego. Fue volátil, tuvo peleas acertadas (Kristen) y otras erróneas (Kathy), pero cuesta imaginar esta edición sin sus extensiones pelirrojas corriendo por la casa. Si las comparaciones no fueran odiosas, diría que era un cruce excéntrico entre Janelle de BB6 y BB7, y Jen de BB8, pues maquinaba como la que más (y tenía tanto coraje como pecho), y por otra parte vivía en otro mundo muy egocéntrico. Ahora, sin ella, no sé qué puede ocurrir en la casa que sea interesante. Ya no queda nadie admirable entre esas cuatro paredes.


Brendon: No me cayó bien y era un afectado de la vida (aunque lo que parecía ser fingido resultó ser de verdad), pero su movimiento en la ceremonia del PoV fue valiente. Me encanta que algunos adoraran a Evel Dick por hacer algo tan artificioso como insultar a todos sus rivales para que dejaran a su hija en la casa, y en cambio a él se lo descuartice por querer cabrear a los concursantes para que lo echen. No hace falta ser un perturbado mental para llevar a cabo la estrategia. Y él podía ser medio imbécil, pero el resto de habitantes de BB lo son por completo.


Ragan: Creo que desde Jen de Big Brother 6 que no veía a una persona tan despreciable como a esta loca egocéntrica. Es incapaz de tener una personalidad propia a la hora de votar y luego necesita aceptar ser el saboteador (que menuda tontería es) “para no dar la espalda a América”. ¡Por favor! Y luego, cuando tiene a los Brenchel acorralados contra la pared, empieza a despreciar a Rachel sin ningún respeto en la cara. Qué asco de tío, que encima se cree listo y especial, cuando se está cavando su propia tumba.


¿Qué será... será?

Y si digo que él se ha cavado su propia tumba, junto con Kathy y Britney, es básicamente porque la próxima semana uno de ellos ya se irá con las maletas hacia el jury house. Y es que si habéis leído quién es el Head of Household de esta semana es de suponer que habréis hecho una regla de tres.


Con Brendon de mandamás y Matt con el Diamond Veto, algo es seguro: si dos miembros de The Brigade terminan en las sillas, Matt pondrá a uno de los floaters en el sofá de los nominados (y con la personalidad que tienen todos ellos, nadie se atreverá a votar en contra de los Brigade, que lo tendrán ganado sólo con sus números). Si un floater y un Brigade son los elegidos, luego Matt probablemente quitará a uno de ellos. Sea como sea, uno de ellos tiene los días contados y una mayoría de Brigade ya tendrá el control absoluto de la casa. Así que ya pueden estar aprovechando sus últimos minutos de fama.


Y, además, tendremos que sufrir las semanas con menos emoción de la historia del programa. Porque da la sensación que ya da igual lo que pase: Enzo, Lane y Hayden ya no despiertan el más mínimo interés (y si se pelean provocarán igualmente bostezos), Britney y Ragan no tienen agallas (y Britney no tiene corazón, a menos que sea para la zorra de Monet), y si alguien es capaz de tener voz en el programa es Kathy y la pobre tiene ya un pie fuera de la casa. Ya veo que estaré obligado a animar a la policía más inútil del país... porque torpe lo es un buen rato, pero es la única persona que ha tenido voz propia en lo que va de concurso (y que no se llame Rachel, por supuesto).

3 comentarios:

ALX dijo...

Tras la expulsión de Rachel he perdido practicamente el interés en esta edición de Big Brother. Como bien dices ¿qué nos queda? ¿Kath? Por favor...

¿Ha ganado Brendon el HoH? Será imbécil, tenía que haberlo ganado la semana pasada.

Voy a descargarme el capítulo de ayer, que tras la expulsión apague el ordenador del enfado y no vi los diez últimos minutos.

Decion dijo...

Me ha resultado muy decepcionante ver como expulsaban a Rachel. Ya no pueden hacer nada para romper la asquerosa alianza que se ha formado entre esos cuatro seres aborrecidos (no sabría decir a cual de ellos odio más porque son basura andante).

El resto de concursantes son simples amebas que no han sido capaces de pensar y reaccionar ante una alianza que saben (o sospechan) que existe. Ya es demasiado tarde y dudo que vea el final de este big brother si llegan los cuatro que se supone llegaran, para que perder el tiempo si gane quien gane no va a tener ninguna emoción... Me pondré con BB11 que esa si que tiene pinta de ser una edición bonita y con un final feliz.

Lo del saboteador es una ilusión porque no hace absolutamente nada, solamente discrusitos absurdos, normal que así nadie sospeche de quien es el saboteador, es MUY fácil sabotear sentado en un sillón hablando a una cámara.

Acabo de ver el capítulo y estoy como Rachel, en estado de shock. Brendon es un poco imbécil va y gana esta semana... en fin...

anade dijo...

Es curioso, llamas borregos a Britney y Ragan por votar con la casa, pero en su día no dijiste nada de Rachel y Brendon y sus votos a su amigo Andrew.

Eres demasiado duro con Britney y Ragan. ¿De qué sirve que votasen a Brendon, si igualmente Rachel se iba a ir a casa? Son ganas de ponerse un target en la espalda innecesariamente, y lo sabes.

En fin, lo cierto es que echaré de menos a la Janelle wannabe. Por muy mal que me cayese, era uno de los personajes más interesantes de la edición (junto a Britney, Andrew, Ragan, Enzo y Matt) y el entretenimiento que nos ha proporcionado durante estas cinco semanas ha sido estupendo. Pero la vida sigue y ahora ya estoy temiendo por mi querida Britney. Espero que Brendon no sea tan imbécil de nominar a dos personas que le caen mal como Brit y Ragan, y vaya a por aquellas personas que se consideran fuerte dentro de la casa (los cuatro Brigade).