lunes, 27 de septiembre de 2010

El eterno drama de la CW

Cualquiera que siga las audiencias de la cadena CW desde hace unos años se pregunta asiduamente cuánto tiempo le queda. Uno se sorprende de lo que se llega a hablar de Gossip Girl, por ejemplo, o de cómo sus estrellas consiguen estar semana sí y otra también en todas las revistas de moda. Tampoco existen demasiadas series (aparte de Fringe) con un regimiento de fans tan devoto y minucioso como Supernatural. Pero del dicho al hecho hay un trecho, y cada semana la cadena se ve obligada a enfrentarse a la realidad: los números no encajan y si bien los upper-east-siders son la imagen de la cadena, también son su segunda serie menos vista después de Life UneXpected.


Podría argumentar que los jóvenes tienen otras formas de consumir televisión a partir de internet, pero ni así se podría camuflar el hedor a fracaso que ha rodeado esta cadena desde su nacimiento en 2006 y que se ha acentuado este año. Con el terrible balance de la temporada anterior, ¿cómo se traga que sólo emitan dos series nuevas y no tengan ninguna en la recámara? A excepción de The Vampire Diaries y Smallville, no tenían ningún drama teen que se librara de la amenaza de la cancelación y aún así todas volvieron. Para arriesgar necesitaban dinero y un proyecto firme de futuro y, juzgando a partir de los hechos, no debían tener ni una cosa ni la otra.


No obstante, si algo se les debe reconocer es que hacía tiempo que no sacaban series con un par de ojos en la frente. La filosofía de “series de las que hablar” no les había funcionado, así que pasaron de remakes sin sustancia (Melrose Place) y frivolidades varias (The Beautiful Life) para volver al drama teen de toda la vida (Hellcats) y una propuesta para diversificar su oferta (Nikita). De hecho, si una sola serie puede ser síntoma de algo, Nikita es un primer paso para abrir el canal a un público más generalista, para padres e hijos y no solamente mujercitas que reniegan de sus padres mientras ven la tele desde la cama de su habitación.


Y Hellcats, que sí que busca a estas chicas torturadas, no es ni tan prefabricada ni tan insustancial como sus compañeras culebroneras de programación. O sea, es ambas cosas pero sin llegar a los extremos ortopédicos de 90210, cuyos personajes se relacionan sin ninguna clase de naturalidad, o de Gossip Girl, cuyos problemas son de un absurdo que irrisorio. Podría decirse que es el Make It or Break It de la CW, claro que el espíritu de serie B del Team Kmetko siempre será inigualable.


El público, en un principio, aún no ha dado la espalda a ninguna de estas incorporaciones del canal y si sobreviven al desgaste natural de la audiencia (que perjudica muy seriamente a esta cadena) quizá podrán camuflar un poco lo precario de su situación. Aunque lo que siempre me pregunto es qué ocurriría si contempláramos The CW como una cadena de cable en lugar de la generalista que siempre nos han vendido. ¿Serían tan lamentables sus resultados? No. Ni de lejos.

7 comentarios:

cristina dijo...

Yo creo que Gossip Girl se puede justificar desde un punto de vista de "lo fashion". Es decir, la moda lanzó, en cierto sentido a Sex in the City (no estoy comparando) y de alguna manera también pretendieron unir los dos conceptos; serie adolescente + moda en Gossip Girl. Los blogs están llenos de referencias a la serie, no porque la vean, la sigan o ni siquiera les guste, sino porque llevan las últimas tendencias, tendencias caras que más tarde Zara o Mango clonarán y serán aptas para todos los bolsillos, y ahí, ninguna quiere ser la última.

Por cierto, no te olvides de One Tree Hill, serie que tuvo su momento de gloria, pero no entiendo qué demonios hace todavía en pantalla, está desgastadísima.

Número Seis dijo...

Yo tampoco entiendo qué hace ahí todavía One Three Hill...

Nikita me ha gustado bastante, ha sido una grata sorpresa aunque puede que Lyndsy Fonseca me ciegue. Lo reconozco, en cada capítulo la veo más guapa, como siga así se come a Maggie Q porque la chica no actua nada mal xD

Vanessa dijo...

¿Será que soy muy mayor para conectar con la mayoría de estas series? No creo que sea cuestión de edad, sino de necesidad de 'algo más'.

Veo The Vampire Diaries y Supernatural porque... porque... porque sí. Ejem.

Vi las dos primeras temporadas de Gossip Girl, sorprendiéndome de lo inverosímil de casi todo lo que nos enseña, y dejándola por absurda. Aunque no te creas, a veces me da el punto y digo: la veré. Nada, luego paso... se me olvida y a otra cosa.

Nikita y Hellcats no me llaman la atención, y como ya me han dicho que no me estoy perdiendo una nueva TVD, no me molesto siquiera.

Y de 90210 y Melrose ya ni hablamos: vi las originales en su momento, con 11 ó 12 años, fue una experiencia y ahí quedó. No me apetece repetir tantísimos años después.

Le di una oportunidad a Pretty Little Liars (sé que es de otra cadena, pero por ahí van los tiros) y la que se pega un tiro soy yo, casi. Tampoco soporto a Veronica Mars (¡momento confesióooooon!).

No me cierro en banda a este género, pero no solemos conectar.

Y sí, CW debería ser de cable. Sobre todo por sus aires de 'cadena especializada'. Pero qué sé yo... A mí dame el mando a distancia y ya está. ;)

Crítico en Serie dijo...

Cristina, me gusta tu explicación de Gossip Girl, pero creo que se equivoca en su discurso. Carrie Bradshaw hablaba de moda y estilos de vida muy caros pero a un público adulto que, quieras o no, por lo menos se lo presuponía asalariado. Gossip Girl, en cambio, habla de unas marcas de moda que son 100% inasequibles y hace de ello su sello de distinción. ¿Qué pasa? Que tiene un lenguaje adolescente y una imagen adulta. No casa. De aquí que la ABC Family le pase la mano por la cara bastante a menudo: lo que importa es que tu target se involucre, porque por más que hablen de ti, si nadie te mira, de poco sirve.

Número Seis, OTH sigue por ahí como un zombie, como un trozo de carne sin vida. Eso sí, yo me lo paso pipa viendo los desvaríos de los guionistas. ¿Lo último? El universo paralelo en el que transitan dos moribundos. Ver para creer.

Vanessa, quizá deberías dar una oportunidad a Nikita. No es TVD pero tampoco es CW. Una rareza en la programación y que, si se hubiera estrenado en FOX o NBC, tú habrías visto. Así que échale un vistazo, ni que sea para descartarla a la primera de cambio. Y me apunto a tu club de antifans de las zorrillas mentirosas: yo ya me he espoileado todas las novelas solo para no tener que seguir con ella. Y te aviso que todo acaba siendo muy psicotrópico.

LIFE ON MARS dijo...

tu post tiene mucha razon a exepcion de gossip girl es entretenida eceptuando la 3 temporada y lo que vi de la 4 esta retomando ritmo y un poco de calidad .......life unexpected y 90210 es mailisima aburrida y sin arriesgar nada nuevono lo soportoo ....tvd este bastante bien al igual que nikita pero oth otra que ya deberia estar muerta!!!,,,,,,,,,,,,,,,NO ENTIENDO COMO CANCELARON VERONICA MARS QUE GRAN SERIE QUE GRAN PROTAGONISTA VERONICA SIEMPRE VIVIRAS EN MI CORAZON

manganxet dijo...

Pues lo de Gossip Girl me da mucha pena porque en esta cuarta temporada se han puesto mucho las pilas y desgraciadamente eso no se ve reflejado en la audiencia... pero si OTH sigue por ahí espero que no se carguen a GG

Perse dijo...

He visto toda la temporada primera de "Hellcats" y tengo que decir que me ha encantado. A priori pensaba que sería una chorrada de animadoras, pero la verdad es que hay mucho mas que eso, los personajes están todos bastante bien construidos ( algo no muy habitual en este tipo de series ) y toca muchos mas temas que el baile. Me gustaría conocer tu opinión!