jueves, 25 de noviembre de 2010

Olivia y los tintes

Esta entrada contiene spoilers de los primeros episodios de la tercera temporada de Fringe. Hasta el 3x07, diría. Pero de lo que se habla sobre todo es de la premisa de septiembre y su grandeza.


Me gustaría decir que de Olivia Dunham sólo hay una. Pero no, hay dos. Dos mujeres muy distintas y que obligan a que se me encoja el corazón cada semana por varias razones. Primero porque la nuestra, la que es buena sin lugar a dudas, la sutil diva rubia, no sólo fue ubicada en un universo que no era el suyo (con el pelo castaño), sino que además le dieron una personalidad distinta de tal forma que veíamos un juego de espejos del que era imposible discernir que era propio de Olivia, qué de Bolivia y qué pertenecía a una hipotética Olivia genérica. Esto ya de por sí era un atrevimiento.


Luego se me aceleraba el pulso porque, semana sí semana no, veía como Bolivia, esa cabrona castaña (ahora rubia) que dispara a sordos por la espalda, engañaba al Peter único, el elegido, seduciéndolo cada vez que él estaba a punto de notar algo distinto en su querida amiga, compañera y se supone que ahora también novia. Me gustará ver cómo reacciona la muy cautelosa Olivia cuando descubra que la primera vez con su chico la protagonizó otra, de igual apariencia pero más revoltosa (y seguro que también más cachonda, para qué vamos a engañarnos). Y Bolivia, que se supone que está en el borde entre el bien y el mal (pero en el fondo sabemos que es peor, porque Olivia nunca hubiera cometido un asesinato tan denigrante), encima sigue con una doble agenda y resolviendo casos a su manera como si ella fuera la protagonista cuando no lo es. Esto ya de por sí también era un atrevimiento.


Por culpa de situaciones tan surrealistas como estas, que van más allá de la invasión de cuerpos (el combo “con otra personalidad y en otro universo pero con una identidad distinta” se lleva la palma), la propia definición de qué significa Fringe ha mutado. Primero era un procedimental con elementos mitológicos y después pasó a ser un serial que fingía ser de casos. Pero ahora es un híbrido que respira por si mismo, que es ambas cosas a la vez y que no puede acabar de encuadrarse en ninguna de las dos categorías. Se ubica en la fina línea que separa los dos modelos, es un ejemplo del propio significado de su título. Y es que como comentaban en el podcast de Ryan & Ryan, para ver un episodio y entenderlo no hace falta una guía muy extensa porque con explicar un par de giros uno se puede hacer una idea. No es una serie que acumule piezas de cara a un puzzle final, sino que tiene una evolución que sale a la superficie de la narración. Es orgánica y compleja, pero extrañamente simple en su complejidad. Porque nadie puede negar que jugar en una línea universal distinta en cada episodio con personajes también diferentes podría haber sido un paso en falso y un experimento fallido. Pero cuando cada episodio aplaudes al ver los créditos, sean azules o rojos, significa que ya nadie puede parar esta serie.


Por ello que quienes lo consideren oportuno me perdonen la vida por ser tan categórico y anunciar que actualmente no hay ninguna serie en la televisión tan osada y arriesgada como Fringe. Y lo es por su constante metamorfosis y porque cada cinco episodios puede ser un ente distinto sin perder esencia y su estructura de casos. Y esto, tanto en la televisión generalista como en el cable, es inédito en estos momentos.

11 comentarios:

Dani dijo...

Yo también estoy en tu bando y por ello me duele tanto que pase problemas por la audiencia: si por cualquier cosa la serie no termina como merece, me cabrearé mucho.

Es curioso lo que comentas de la simplicidad y es cierto: para que alguien vea cualquier episodio de la serie, suele bastar con explicarles tres o cuatro detalles de base, no es Lost.

Vanessa dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Me atrevería a decir que Fringe es una de las mejores, sino la mejor, serie que está actualmente en emisión. ¡Esto sí que es arriesgado, porque tengo otras en mente que luchan por ese puesto!
Hasta mi madre se ha enganchado a su primera temporada y la está viendo por TV3. Es genial poder hablar con familiares y amigos de una serie tan grande como esta, y sonreir pensando lo que se van a encontrar al final de la primera temporada, y lo que les queda.
Sin duda, el hecho de que dentro de su complejidad sea bastante simple, es lo que le permite llegar a más gente.
Si la cancelasen a final de esta tercera temporada, sería un palo, pero también sería bueno: no la dejarían morir de éxito, sería una retirada a lo grande, dejándonos tres temporadas maravillosas para revisionar de vez en cuando.

Molt guai el post, un petonet!!

Crítico en Serie dijo...

Dani, está claro que nos caerá el pelo de tanto preocuparnos por Fringe. El primer día que se emita en viernes ya nos veo a todos rezando y cruzando los dedos.

Vanessa, junto con The Good Wife es la mejor serie en emisión. No lo pongo en duda. Quizá hay otras a la altura pero ahora no las recuerdo.
Y sí, una despedida por todo lo alto en la tercera temporada sería genial por un lado, pero terrible por el otro. Y es que tengo la impresión que Fringe no lo dio todo hasta la segunda mitad de la segunda temporada, así que creo que tiene bastante que dar antes de morir de éxito y me gustaría tener más donde agarrarme una vez haya sido cancelada. Gràcies ;)

MacGuffin dijo...

Ya que has traído a colación The good wife, ésta y Fringe deben ser las dos series, fuera del cable, en las que pasan más cosas bajo la superficie. Hay como una corriente de información previa, caracterización de los personajes, expectativas y tensión que hace que nunca puedas fiarte de que lo que estás viendo es exactamente así.

satrian dijo...

Para mí están llevando muy bien lo de los dos universos, no creo que estén liándolo todo, y están manteniendo un cierto grado de serie autoconclusiva, es un experimento difícil y están sacando buena nota, lo malo es que la audiencia no se lo reconoce.

titania (Verónica) dijo...

Gran post y yo completamente de acuerdo contigo. Muchos podrían decir que Fringe no es la mejor serie en emisión y argumentar su respuesta muy correctamente, por eso parafrasearé el último capítulo de The good wife (otra de las grandes, junto con Dexter y Friday Night Lights) y diré que "in my opinion" es de lo mejor que he visto en los útlimos años en televisión. Mucho mejor que Lost, que para mí nunca fue lo más de lo más.

Oscar dijo...

Lo que ha desmostrado Fringe en esta tercera temporada es que sin sostenerse en un caso muy interesante pueden salir capitulos increíbles, porque por ejemplo en el 3x05 que se podria más haber explorado la trama de los gemelos y el amber, el argumento no tuvo mucho enganche, pero el capítulo en general resultó ser una maravilla. Además se ha demostrado lo enorme que es Anna Torv, además de cada vez estar mas guapa. Y por último ha conseguido que sin depender de un guión tan enrevesado como el de 'Lost' se la compare con ésta última, asi que..

Cordelia Naismith dijo...

Nunca lo había visto así pero tienes toda la razón en cómo ha evolucionado la serie y lo fácil que es para cualquiera cogerle el hilo.
Es mi serie number one ahora mismo, no me cabe en la cabeza que la cancelen. Y es todo un arte lo bien que están llevando las tramas over there y over here. Me imagino que no falta mucho para que haya movimiento de Olivias entre planos, pero espero que aun tengamos Over There para rato, porque esa reimaginación del mundo me encanta.

Eloi dijo...

Ojalá FOX no la cancele. De momento, el cambio de horario no lo pone fácil...
Es de las mejores series que se emiten ahora mismo, estoy de acuerdo.

periodistaenbabia dijo...

Estoy muy de acuerdo. La serie ha madurado espectacularmente y ya no es sólo entretenida, sino que te mueres por ver qué va a pasar en el siguiente episodio. Esta tercera temporada está siendo apoteósica y sería una verdadera pena que la FOX no la mantuviera.

ELSA dijo...

Yo desde los inicios de la primera temporada, que a muchos repele, confié en "Fringe" por encima de todo. Ahora, tiempo más tarde, cada capítulo me deja mejor y mejor sabor de boca. La serie se ha inventado una nueva manera de evolucionar a las ficciones actuales y la cancelen o no, ese es el premio que se lleva. "Fringe" y "The Good Wif"e se han convertido en mis obsesiones preferidas de la semana...

Un saludo,

Elsa, de Con Series y a lo Loco