jueves, 9 de diciembre de 2010

La séptima vida de las desesperadas

Existe la teoría de que Mujeres Desesperadas no demuestra a qué altura está el listón de la temporada hasta que han pasado las navidades. Es un problema al que se enfrentan la mayoría de las series seriadas de la televisión generalista: que por culpa de las necesidades de las cadenas debe recurrirse a episodios de relleno para llegar a los veintidós o veintitrés. En el caso de Wisteria Lane esto suele ocurrir tras el cliffhanger de diciembre, aunque también me gustaría resaltar que, si bien en parte es cierto, también lo es que pocas series tienen una audiencia 2.0 más crítica. Es lo que pasa cuando una serie no está de moda: que para no quedarse atrás, hay quienes hasta venderían a sus cuatro madres para integrarse en la masa (o sea, diluirse). Lo que seguramente no esperaban, sin embargo, es que tras siete años volverían a alzarse como lo mejor de la programación estadounidense. Y esto pasa por confundir los baches de la edad conque un producto esté agotado.


El secreto de esta segunda juventud se basa sobre todo en comprender los errores del pasado y rectificar. El ejemplo más visible, por ejemplo, lo encontramos en Vanessa Williams, cuyo personaje se ha introducido con mucha más naturalidad de la que habían tenido jamás. El hecho de que no acarree el misterio de la temporada (aunque sí tiene una inesperada agenda oculta) ayudó a que Marc Cherry no se presionara en causar sensación y con las pequeñas aportaciones en cada episodio, al más puro estilo de Eddie Britt, ha podido incluirse en el monstruoso elenco de la serie. Hay espacio de sobras para secundarios jugosos, pero no lo hay para otra protagonista. En esta categoría ya hay cuatro y son indiscutibles e irremplazables.


Además, el creador parece haberse reconciliado con su musa, porque está sabiendo sacar punta a las situaciones cotidianas (brillantes los gags sobre la menopausia de Bree) y no intenta provocar demasiado en la vertiente más seria. El gran filón dramático de Gabby, por ejemplo, está siendo muy bien compensado por la irónica comicidad característica de la serie, sin restar emoción cuando decide ponerse seria. Por suerte no ha optado por victimizar a una de las protagonistas, como sí se hizo con Bree en la tercera y la cuarta temporada, que la gracia de Eva Longoria no se puede desperdiciar.


Y por último, como es evidente, el regreso de Paul Young está dando un aire nostálgico y total a este séptimo año. Él llegó con una rarísima esposa y una vengativa misión, y con el malsano ambiente que se respira en su casa ha devuelto el punto agrio a la serie jugando con una ventaja: no han tenido que esforzarse en presentárnoslo. Y lo más importante: es un personaje vinculado a todas ellas y despierta interés. Desde la primera temporada que no lo habíamos encontrado. Primero porque el misterio de Alfre Woodard estaba mal conectado y encima ella caía antipática; después el embarazo de Marcia Cross se cargó las grandes posibilidades del tercer año; el de Katherine Mayfair tuvo una bonita resolución pero no sabían exactamente qué hacer con ella; el del marido de Eddie no tenía la más mínima gracia; y Drea de Matteo pudo tener mucha presencia pero se notaba demasiado que era un personaje pasajero que no iba a quedarse.


Ahora, en cambio, el misterio está dando totalidad a la serie porque ha sabido integrar todos los elementos que han marcado a las desesperadas. Ellas ya no reaccionan de la misma forma ante las adversidades y las connotaciones que pueda tener el gran plan de Paul toman referencias desde el primer episodio al último. Por esto estoy tranquilo ante los índices de audiencia poco optimistas que registra últimamente. Termine esta temporada (improbable) o la siguiente (muy posible), Mujeres Desesperadas siempre podrá alardear de ser un culebrón que nunca ha jugado sobre seguro y que encima ha logrado no traicionar la esencia de sus cuatro personajes históricos, dejando lo mejor para el final.

10 comentarios:

ALX dijo...

Con esta serie tengo una relación de amor odio. Sus dos primeras temporadas la amé por encima de todas las cosas. Pero después, empezaron a ser muy irregulares y terminaba por aburrirme. Ya la he abandonado y la he retomado dos veces y por tus comentarios, puede que la retome por tercera vez. Todo dependerá de como regresen tras las Navidades, momento en que Marc Cherry echa por la borda todas las buenas intenciones de la primera mitad de temporada.

Mina Harker dijo...

Yo estoy disfrutando mucho esta temporada, la verdad. Y no soy de las que las habría tirado delante de un autobús la temporada pasada, ni nada (tampoco he llegado a ver la serie tan mal como decía mucha gente, aunque algún bajón por el camino haya pegado). Pero esta temporada de momento está bastante bien. Y yo agradezco mucho la vuelta de Paul Young, que es un villano de esos que molan, y que crean situaciones en el barrio mucho más interesantes que otros...

Dieguiko dijo...

Me encanta saber que por lo menos tú siempre vas a escribir algo bueno sobre las Desesperadas. No entiendo las críticas, sinceramente.

Aún así, la sigo a ritmo España (ayer vi en Fox el 7x04) y cabe decir que el arranque de las temporadas 4 y 6 (cuando ya se la criticaba) me parecieron mejores que el de ésta temporada. El misterio no me acaba de intrigar, quizá porque ya conocemos demasiado sobre Paul Yong.

fon_lost dijo...

Yo he sido, soy y seré siempre muy de Wisteria Lane. Las Desesperadas son mi niña bonita, y tras 7 temporadas, puedo decir con la boca bien grande, que NUNCA me han decepcionado. Es una serie de éxito que tiene muy poca repercusión por blos/twitter, per los que la seguimo, hacemos ruido con ella. Y os que no la vean, se pierden a una Longo maravillosamente divertida. Y mira que nunca me gusto Paul Young, pero hay que admitir que su plan es muy grande.

joZeMurci dijo...

Dieguiko tiene razón, siempre nos quedará criticoenserie para leer una buena redacción-crítica y positiva de las housewives.

He de decir, que la temporada 5 recuerdo una temporada muy baja en general, y encima se perdió mucho con la marcha de la bitch más bitch del barrio y se notó y mucho! Y eso hizo una sexta con muchos altibajos. En cuanto empezaron a surgir noticias de los contratos para la septima, y surgieron rumores de última, me alegré por pensar que esta serie acabara con algo de dignidad y si retomaban a Paul Young casi que mejor por hacer a lo Buffy y terminar con un malo que recuerde a todo lo anterior, a los buenos tiempos. Cual fue la sorpresa cuando salió el bombazo de Willemina! Y sin embargo, y a pesar de tener un gran papel secundario, toda la serie vuelve a tener la desesperación propia de los buenos tiempos por las propias protagonistas, y vuelve a ver una perra en el barrio como dios manda.

Cómo tú dices, con humor y si puede ser, negro y ácido mejor!

Eloi dijo...

Yo miré la 1a temporada cuando ya hacía mucho que se había estrenado, y me gustó tanto que decidí ponerme al día. Vi las temporadas 4 a 6, y actualmente estoy por el 7x08. He visto algunas reposiciones de las temporadas 2 y 3.
A mi esta séptima me está gustando mucho, pero me falla muchísimo la trama de Gaby: su comportamiento (sobretodo en esta temporada) es completamente amoral, egoísta y repelente, y lo peor de todo es que (aún con el asunto de la hija biológica) te la pintan como un personaje bueno. Creo que no hay perdón es esto.
Además, el aire de la serie en general es muy de "ricachones", aunque me lo paso muy bien mirándola.
Me ha gustado mucho el post, por cierto. :)

martinyfelix dijo...

Como me alegro de que alguien hable de lo grandes que son las desesperadas. Yo he disfrutado ya seis fantásticas temporadas, y siguiendo. De hecho, la única serie que he revisionado entera.
Las desesperadas siempre serán mi ojito derecho.

Crítico en Serie dijo...

Así en general me gustaría decir que estoy encantado de ver cómo todos salimos de nuestro escondite para defender a las Desesperadas. Todos sabemos que no se les hace justicia y es por ello que tengo preparada una gran entrada sobre porqué son las mejores aunque nadie se lo reconozca. Eso sí, como he actualizado con esto, la oda a Mujeres Desesperadas tendrá que esperar un tiempo.

joZeMurci dijo...

bien!! esperaremos con ansia esa review!! :)

Abril22 dijo...

Esta 7aT está siendo Fantástica. La Williams tiene un personaje que es Genila. Y las 4 están fantásticas. Mi favorita siempre ha sido Gaby y es increíble lo bien que se le da a Eva Longoria el Drama. El último capitulo me pareció de los mejores de Toda la Serie. Qué dominio de la dirección en todos los aspectos. Increíble!!! Veremmos qué nos tienen preparados para la segunda mitad de temporada!!!