martes, 1 de marzo de 2011

El Chicago de Shawn Ryan

Shawn Ryan es uno de esos nombres que aumenta la expectación de un proyecto de televisión. Es garantía de calidad desde que escribió The Shield, esa serie que junto con Los Soprano y The Wire siempre suena en las quinielas a mejor serie de la historia (debate en el que no voy a entrar), y pocas personas de detrás de los focos gozan de tanta fama como él (sólo los pesos pesados de la HBO, Matthew Weiner y Aaron Sorkin).


Cabe decir que la reputación no es en vano: el apadrinamiento de Terriers como productor ejecutivo dio sus frutos e incluso sus más atentos admiradores notaron cierta mejora en Lie to Me desde que él se puso al mando de la segunda temporada como showrunner. Pero tras la genialidad protagonizada por Vic McKey aún no se había puesto al mando de ninguna obra televisiva como máximo responsable creativo. Por eso no es de extrañar que The Chicago Code haya sido recibida en la programación americana con los honores propios de un Mesías, tras la falta de éxitos masivos en las networks (que ésta tampoco ha sido) y sobre todo de nuevas ficciones de calidad y estimulantes.


La nueva propuesta de Ryan para la Fox intenta enfocar la policía desde otro punto de vista, desde un eje del bien que intenta derribar la corrupción del departamento, que se remonta a la esfera política. La responsable de tal misión es la superintendente Theresa Colin, recién llegada a su puesto después de ser nombrada a dedo por un político que la eligió por creerla débil y fácil de manipular. Pero lejos de lo que se esperaban de ella, Colin decide acabar con la corrupción de su departamento y de la ciudad con la ayuda de Wysocki, un detective de policía bastante difícil pero con un estricto sentido de la justicia, mientras Gibbons, su supuesto protector, intenta acabar con ella.


El reto, sin embargo, está en el concepto de la serie, que quiere ser realista pero adaptándose a los cánones de las ficciones destinadas al público generalista; que trata la corrupción desde un ángulo parecido al que The Wire empezó a desarrollar desde su segunda temporada; y que pretende mostrar un caso por episodio pero con una muy latente carrera de fondo, que requiera atención pero permita una fidelidad no excesivamente estricta por parte del público. Y Ryan consigue lo imposible: que todas estas cosas confluyan y que quede un producto elaborado y apto para todos los públicos. Otra cosa es que esta obra vaya a elevarse a la misma categoría de su predecesora o que el nombre de Shawn Ryan haya suscitado una óptica un tanto más favorable que otras coetáneas.


De momento, a la espera de que termine la temporada y veamos cómo avanza la trama seriada, tiene puntos muy a su favor: Jennifer Beals es una muy potente jefa de policía y las presentaciones de los personajes, con pequeños apuntes rápidos de quienes son, son tremendamente efectivas (como se pone a prueba con el final del primer episodio). Pero también es verdad que tramas como la del agente encubierto están un poco cogidas por los pelos y que, en general, una realización un poco más realista (más The Shield, más Southland) la habría ayudado a ser más convincente. Claro que, como siempre pasa con los estrenos (que de ésta ya se han emitido cuatro episodios), aún es pronto para decir exactamente qué quiere ser The Chicago Code, que por bueno que sea su piloto (ejemplar), quizá aún no se ha atrevido a mostrarnos del todo su universo, por miedo a que la audiencia generalista (un tanto menos dispuesta) no fuera capaz de entrar de golpe y a la primera.

8 comentarios:

Labekoa dijo...

Reconozco que por mi devocion por Shawn Ryan esta serie me tenia ganado y la esperaba con mas ganas que por ejemplo a Juego de Tronos.
El piloto me gusto pero me dejo un poco frio, quizas por esas altas expectativas, aunque debo reconocer que el flasback truncado aunque tramposo me encanto.
En el segundo episodio ya nos dejaron ver con la ivestigacion que no todo tiene que ver con el concejal corrupto y que nos vamos a encontrar subtramas e historias autoconclusivas a lo largo del relato. Pero ha sido en el tercero en el que me he vuelto a enamorar de Shawn y de su capacidad para llevar la tension y la guerra mas salvaje de los despachos a las calles en un suspiro. Y si el personaje de Wysocki ya me convencio desde el minuto uno, el de la jefa de policia me ha conquistado en el momento en que se ha metido en el fango y se ha dado cuenta de que si quiere evitar que haya victimas colaterales en su guerra habra momentos en los que tenga que bailar con el demonio.
Enhorabuena por tu Shawn Ryan Week.

Omar Little dijo...

"The Shield, esa serie que junto con Los Soprano y The Wire siempre suena en las quinielas a mejor serie de la historia (debate en el que no voy a entrar)"

Pues el de mejor serie de la historia es un debate en el que no vas a entrar, pero yo sí voy a entrar en el debate a que 'siempre' suena The Shield como candidata a mejor serie de la historia. Llevo 15 años viendo series, leyendo blogs americanos, ingleses, españoles, a críticos de TV de todo el mundo... y nunca, nadie, jamás, había propuesto The Shield como mejor serie de la historia.

The Wire? Sí Deadwood? También Sopranos? Tate, Six Feet Under? Alguna vez. Breaking Bad? A alguien, por qué no. Pero The Shield? Nunca, en mi vida.

MacGuffin dijo...

Promete, la verdad. Es cierto que el nivel de estrenos en las networks ha sido más bien bajo y que cualquiera medianamente decente iba a destacar enseguida, pero The Chicago code apunta a ser algo más. Desde luego, de momento están entrelazando bastante bien los casos de la semana y el arco serial.

Omar Little, yo sí he leído a algún crítico estadounidense incluyendo The Shield entre las tres o cuatro mejores series de la historia. No hay muchos, pero los hay.

Crítico en Serie dijo...

Labekoa, terminé Terriers hace un par de semanas (me la tragué en un suspiro), sigo y disfruto con The Chicago Code y paralelamente estoy viendo la primera temporada de The Shield. Estoy con Shawn a tope.
Pues a mí lo que me deja frío es el agente encubierto. Aunque he de constatar que la culpa quizá no es tanto del guión como del propio actor que interpreta al agente. Me parece extremadamente soso. Es una especie de Aaron Paul mediocre.

Omar Little, con el final de The Shield, llegaron las alabanzas de algunos críticos sobre si era la mejor serie que se había hecho y que peleaba por el título poco detrás de The Wire y Los Soprano.
Le pasó un poco como a la misma The Wire: vivieron un poco tapadas en su época y al terminar se convirtieron en mitos.
O sea, que yo sí he leído críticos diciéndolo.

MacGuffin, gracias por salir en mi defensa. Con el 'boom' de su cierre, The Shield recibió bastantes elogios de semejante altura. Pero hablando de The Chicago Code, apunta a ser algo más, tienes razón y también lo comento. La cuestión es que quiero ver que realmente llegue a tal lugar, que a diferencia del cable, la Fox es una network.
Y los personajes, de momento, son muy sólidos.

Hopewell dijo...

No he empezado con esta serie porque tengo acumulación. Si resiste y no la cancelan, empezare con ella mas adelante. De momento tengo terriers en espera...
Yo tampoco había visto nunca The shield en el saco de mejor serie de la historia, y hombre, voy por la tercera temporada, y me gusta mucho, pero tampoco me parece obra maestra. Claro que The wire tampoco me lo parece. De hecho, me lo parece mucho menos. The shield me gusta pero escupiré mierda sobre The wire siempre que pueda... Jajaja.
Para gustos colores.

Omar Little dijo...

Ok, vale, no problem.

A mí la serie me gustó mucho, pero la vi de una tacada justo después de verme las 4 primeras temporadas de The Wire de otra y me ha quedado el recuerdo de The Shield como la versión 'B' de The Wire. Vic Mackey se me hacía demasiado escurridizo para ser creíble (no puede ser que nadie pueda con él, con lo cafre que es!!). Sin embargo, he de reconocer que el final sí es brutal. Tanto, que cambia en un momento todo el concepto que tenías de la serie.

Ver dos series así, seguidas, y más si es para 'calmar un mono' es contraproducente, porque una serie siempre influirá en tu opinión de la otra. Me pasó con series tan buenas como Carnivále, que la vi justo después de Deadwood y no pude ni terminarla.

Así que nada, parece que ahora The Shield es la siguiente serie que se verá todo el mundo, así que toca vérsela otra vez, y con mucho gusto.

Nahum dijo...

OMAR: Yo no soy crítico americano, pero sí que la incluyo en el podio siempre. ¿Cuál es la mejor? Puff, eso es ya matiz, pero sí que me parece que está entre las tres o cuatro mejores (no incluyo ahí "Los Soprano", por ejemplo). Alguien como Sepinwall le tiene una estima brutal a "The Shield". Y en Time también nombraron a su séptima temporada una de las mejores de la historia, con unas alabanzas altísimas. Aunque hay que recordar lo de siempre: para gustos, colores, je.

Por cierto, "The Chicago Code" me está gustando mucho, Pere. Sabiendo que juega en una network, creo que está sabiendo hacer de la necesidad virtud. Me parece muy inteligente y acertada la mezcla de autoconclusivo con trama de fondo. Muy, muy medido.

OsKar108 dijo...

Con los capítulos que llevamos, ya puedo decir que estoy encantado con la serie. Me parece que el equilibrio entre lo autoconclusivo y la trama más general está muy bien lograda, los personajes (y esos pequeños flashbacks mientras se escucha alguna explicación de su pasado) también parecen sólidos, así que entre esta y Lights Out (que ojalá puedan tener un buen futuro) nos hemos encontrado con 2 muy buenos estrenos de mid-season.

P.D. Yo empecé con The Shield a comienzos de año, y la estoy disfrutando mucho, muchísimo; acabo de empezar con la 5ª temporada, así que aún me queda un poco XD. Yo a The Wire la tengo en lo más alto de mi podio particular (compartiendo puesto con LOST, mi serie más especial, aunque no se las considere de la "misma liga"), a ver cuando termine The Shield donde la podría colocar en mi lista de series jajajajaja.

¡Saludos!