lunes, 21 de marzo de 2011

La venganza de los guionistas

Esta entrada es un análisis de la season (¿series?) finale de V, así que contiene spoilers a mansalva.


La incomprensión es una terrible bomba de relojería. Puede provocar que alguien, frustrado, decida coger una arma e ir a sembrar el caos. O, como en el caso de los guionistas de V, decidir tirar el ordenador, el pupitre y toda la casa por la ventana. Puedes decidir que, ya que nadie te toma en serio y se meten con tus cromas sin apreciar su estética... pasada, pues que mejor es liarla parda y marcharte con un buen bang. Y vamos si se han quedado a gusto. Y es que es mentira que nos hayan dejado con un cliffhanger con la esperanza de que encarguen una tercera temporada. En realidad el final ha sido más un “¿a que nadie nos va a renovar? ¿a qué nadie nos echará de menos? ¡Pues que os zurzan!”. Eh, y olé ellos y sus muertes de tres por uno.


Si tengo que ser sincero, yo fui el primero que empezó a dudar del camino de esta serie una vez empezaron a perder el juicio con la búsqueda y exterminio del alma humana. Ya analicé por qué V nunca tuvo posibilidades de triunfar, pero la fijación de Anna por la condición humana, como si ella no fuera la persona más temperamental de la serie, era ridícula. Bueno, de esas cosas que son tan ridículas que tienen gracia, como cada plan de la Fifth Column. Erica y compañía, además de que eran cuatro y el portero, tenían la patética costumbre de tramar misiones absurdas que encima les salían mal por ineptitud. Lo de dar una arma a Lisa para que matara a su madre, como si no hubiera personas menos vinculadas emocionalmente a Anna, era un cachondeo. Y que ella se tragara el falso discurso era de esas cosas que me hicieron apartar la mirada mientras soltaba a la tele: “¡anda ya...!”.


Pero por suerte pusieron la carne de lagarto en el asador. ¿La primera gran revelación? Que tras tener a Diana encerrada en el sótano de la nave espacial durante nueve episodios (y encima cada vez con menos escote), cuando decide armar una revolución, su hija le mete su aguijón por la barriga, le da unos bailoteos en el aire y la mujer la palma antes de comerse un solo ratón. Y todo esto lo hace Anna tras cruzar una sala repleta de cientos de seguidores de Diana y sin que uno sólo de ellos le diga a la matriarca “eh, que aquí viene la zorra de tu hija”. Me gustaría haber visto la cara de Jane Badler cuando le pasaron el guión. No es forma de matar mitos, a menos que decidas participar en una parodia, que entonces ya es lo ideal.


Otro que se deja la piel es Ryan, que tras 22 episodios de “mi hija esto y mi hija lo otro”, cuando por fin va a rescatar a la niña, ella decide romperle el cuello a su padre por haberla abandonado. Y lo hace con una niña actriz de guasa, de esas que hacen clavarte las uñas y a la que sólo le falta mirar a la cámara y saludar a su madre (mientras desnuca a Ryan).


Y ya casi para acabar, le pido al todopoderoso (de vuestra elección) que la tecnología alienígena aún no esté lo suficientemente avanzada como para curar a Tyler. Después de soportar a este adolescente plano y pesado que vendería a su madre por un autógrafo de su suegra, los responsables de V decidieron que, ya que no iban a desarrollar su supuestamente prometedor futuro, mejor se lo cargaban. Un regalito para los pocos amantes que le quedaban a la serie y otra prueba más de que escribieron el episodio ciegos de mojitos y alguna que otra sustancia ilegal. Que levante la mano el que aplaudió cuando vio a la gemela malvada de Lisa abriendo la boca y sacando los dientes para matar a Tyler tras una intensa sesión de sexo (contemplada, a la fuerza, por Lisa). Ea, ea, ea.


Y con tanta caspa, lo único que faltaba era que apareciera Marc Singer como mandamás de una organización supersecreta formada por los gobiernos de todo el mundo mientras las embajadas oficiales le lamen el culo a Anna, le dejan monopolizar los medios de comunicación y le permiten infiltrar el FBI. Claro que sí, todo muy verosímil. Y nosotros nos quedamos con la misma cara que el cura cañón mirando el televisor. ¿Pero esto no tenía que ser una versión un tanto inteligente del clásico de los ochenta? Pues resulta que, según la marcha, decidieron que no.

11 comentarios:

Rick dijo...

Jajajaja, no he dejado de reir mientras lo leía. Lo has clavado. Solo puedo pensar que si desde el principio hubiese sido una serie tan loca, lo mismo hubiese sobrevivido. Echaba de menos más caña, y esta temporada la han sabido dar. El final, como bien dices, ha sido de traca. Un WTF en cada secuencia, pero ha valido la pena.

Crítico en Serie dijo...

Rick, muchas gracias. ¿Te debo algo por la publicidad que me haces vía twitter? ;)

El problema de V, sobre todo en la segunda temporada, es que no era una serie de coña y no tenía ninguna credibilidad como producto serio. Tampoco tenían gracia los terribles planes para cargarse a Anna, Tyler era de bofetada y pocos personajes tenían algo de carisma. Por suerte... nos han hecho callar con esta V de Venganza que se han sacado de la manga los guionistas.

WATANABE dijo...

Parece que hice bien (o quizá no, por lo de las risas) dejándola al final de la primera.

Eloi dijo...

La dejé al comienzo de la 2a temporada y no me arrepiento. Me alegra saber que Tyler y Ryan han muerto. Verdaderamente, parece que a los guionistas ya no les importa la credibilidad.

Saúl dijo...

Me encanta lo malvado que has sido con V en este post (y la verdad, merecidamente). Pero yo me quedo con ganas de una nueva temporada (aunque sean 10 capis más, así como quien no quiere la cosa).

Cuando dejas de tomarte en serio V, la disfrutas por su cutrez. Mira por ejemplo el personaje de Badler: ha aparecido unas pocas veces saliendo de una colmena, pero aún así me hipnotizaban sus apariciones con ese botox tan bien puesto. Son pequeños detalles que hacían mis semanas menos serias. Echaré de menos todos esos detalles.

PD: Lo del cura cañón ha acabado conmigo definitivamente xDDDDDD

Crítico en Serie dijo...

Watanabe y Eloi, os recomiendo bajaros la season finale de la 2ªT para que riáis un rato. De verdad, vale la pena. Hay mucha, mucha grandeza casposa.

Saúl, el problema de una nueva temporada es que intentarán dar trascendencia a una serie que empezó con mal pie. Yo, puestos a elegir, prefiero una miniserie para dar cierre y en la que puedan masacrar a todos los personajes a base de bocados y apuñalamientos orgánicos.
Y Badler y su bottox y sus generosas prótesis mamarias... ¡qué desaprovechadas!

OsKar108 dijo...

No se como he visto ambas temporadas enteras, con la de veces que me he dicho "el siguiente ya no lo veo", pero aunque renueve (que no lo creo) yo sí que "me bajo" aquí.

¡Saludos!

Cordelia Naismith dijo...

Lo vi anoche y todavía estoy procesando la saturación de momentos WTF. No hay duda de que los guionistas llevaron al pie de la letra eso de "morir matando". ¿Dónde hay que mandarles el jamón por lo te Tyler? Le llama su madre para decirle la verdad sobre los Visitors (a buenas horas) y no se le ocurre más que despelotarse y acostarse con el enemigo. ¡Eso es ir pidiendo la muerte a gritos!
Has clavado lo patético que era lo de la quinta columna, cuatro y el gato. Y aunque no es de este último capítulo la escena en que Erika y Hobbes se lían hay un plano que parece que están comparando a ver quien tiene las tetas más grandes XD
Si no te la tomas en serio para mi V es la mar de entretenida. Y confieso que voy a echar de menos a Joshua, que además de parecerme super atractivo es de los pocos personajes congruentes de la serie.

Crítico en Serie dijo...

OsKar108, esto lo dices ahora y en el momento de la verdad me gustaría verte por una mirilla ;)

Cordelia, si les mandas un jamón, dime cuanto te ha costado que yo pago la mitad :) Y sí, que Tyler piense con su otra cabeza tras enterarse que ha vivido engañado durante varios meses... ¡por favooooor!
(Y sí, Joshua era muy, muy atractivo y estuvo muy mal aprovechado)

joZeMurci dijo...

jajajajaja! Me guardé la entrada en favoritos para leerla en el momento en que terminara los 4 capítulos que me quedaban por ver cuando ya había terminado la temporada (o más probable la serie), y hoy me propuse hacer una maratón de cutrez genial, y que mejor que la ronda final de V? xD

No sé porque hubo un momento a lo largo de estos últimos capis que pensé que Anna moriría a manos de su madre, pero que las buenas intenciones de esta eran falsas, y sería aun más mala y vuelta a la seriedad de la saga antigua. O relativa seriedad. jaja.

En fin, no puedo estar más de acuerdo con toda la crítica, aunque añadiría que ojalá las muertes hubieras sido 4 y hubiera desaparecido también el moralista cura ¬¬. Si no continúa, para mi ha sido un final, ya que no cerrado, muy muy WTFFFFFFFFFFFFL!!

Crítico en Serie dijo...

JoZeMurci, el cura no debía morir. Joel Gretsch es un maduro muy atractivo que con tanta sotana no ha sido aprovechado. Pero él es el verdadero hombre de Erica, como muchas veces ya nos hicieron intuir.