viernes, 20 de mayo de 2011

Haley Reinhart

El lavado de imagen de Jennifer Lopez es digno de estudio. Conseguir que te paguen 12 millones por ir de princesa de Estados Unidos es una maniobra casi infalible si eres una mujer fría y calculadora que sabe cuándo llorar, cuándo reír y cuándo mostrarse compasiva ante las cámaras. Hasta me gasté un euro en su horror de ‘On The Floor’ de tan convencido que me tenía. Pero si hay algo que no soporta una diva de las malas es que alguien no se rinda a sus pies. Y si ese alguien encima sabe cantar y es una diva de las de verdad (de las que se te comen en el escenario y no de las que piden agua embotellada de Kuala Lumpur y un monje budista haciendo la vertical en el camerino), la bruja que reside en su cuerpo debe salir al exterior. Esto es lo que le ha ocurrido a Jennifer Lopez: una chica llamada Haley Reinhart empezó a mirársela cómo diciendo “¿y quién eres tú para opinar sobre canto?” y la zorra malvada que vivía en su interior salió a relucir. Adiós a las buenas intenciones.


Esto es, en realidad, un panegírico en homenaje a esta rebelde obrera del canto que ha sido expulsada justo a las puertas de la final de American Idol, pero es que una cosa no se entiende sin la otra. Haley Reinhart era, desde el minuto uno, la mejor voz del programa, llena de matices, con múltiples registros y encima original, algo que nunca antes habíamos oído. Captad cómo lo demostró en los cástings:




Cuando tocó entrar en el programa empezaron a lloverle las críticas por parte de Jennifer Lopez y Randy, ese troll inculto cuyas expresiones podríamos contar con los dedos de una mano (“Hey, dwag”, “Yo, dude”, “it was pitchy all over the place”, “you’re in it to win it”). Primero el 'Fallin’' era demasiado sexy cuando tenía que ser triste y al final si Jacob y James reventaban tímpanos con sus gallos estaba muy bien “porque demostráis que estáis emocionados” y ella, entonando, “chillaba”, para mencionar algún ejemplo. Fue entonces cuando Haley decidió reírse de Jennifer y Randy en su cara. Con cada risotada irónica quedaba claro que le resbalaba y con una mirada había bastante para intuir qué pensaba. Vamos, que una persona que no compone y que se pegó varias hostias con sus últimos discos no podía dar lecciones sobre elegir canciones; y que una persona que versiona la lambada con Pittbull no se merece la vida (musical). ¿Lo mejor del asunto? Que con cada crítica se creció, dándonos actuaciones como 'Piece of my Heart', 'Bennie and the Jets', 'I Who Have Nothing' o esta que dejó a J.Lo con la pata tiesa...



...y este impresionante dueto con Casey, en el que ella se salió.



La parcialidad del concurso no se quedó allí. Además de la choni de Jennifer, Nigel Lythgoe no le tenía demasiada estima. Mientras que habíamos visto 20 veces la audición de Lauren y oído 40 chistes malos de Scotty (por no hablar de los retretes de Naima y los problemas de James), de ella ni tan siquiera aprovecharon que su padre era músico. No. Lo curioso es que Beyoncé, si algo dijo de ella, era que tenía potencial de estrella y que su voz era distinta a cualquiera que hubiera oído, algo que también ha defendido Adam Lambert hasta la extenuación. Donde algunos veían prepotencia, él veía confianza y seguridad y la mejor voz del concurso.


Al final del día, sin embargo, Haley ya está fuera del concurso y la final de los tweens ya está en marcha (con los concursantes de registro único y repetitivo). Jennifer, que tan afectada se mostraba siempre con toda eliminación, ni tan siquiera fingió consternación (antes he dicho bruja para ser políticamente correcto). Pero quien tiene que triunfar, triunfa. Y quien ha nacido para ser estrella, pues se despide a lo grande. Y Haley se comió a American Idol, a la choni y sus detractores con su última actuación. De un solo bocado.


7 comentarios:

Pieman815 dijo...

Nada mas que decir.
Solo que cada vez que veo su ultima actuacion, piel de gallina

Crítico en Serie dijo...

Intuyo que también formará parte de mi rutina diaria: cada día tocan unos minutos de Bennie and the Jets, Moanin' y I Who Have Nothing. Esta mujer es grande musicalmente (y JLo, en cambio, de grande sólo tiene el trasero).

Rubencito dijo...

Mmmhmmm...me parece que no te agrada mucho la Lopez xD

DIVA Haley por importarle una mierda todas esas críticas y decir que, esa despedida fue enorme.

"I Who Have Nothing" = exitazo.

toray dijo...

Estaba claro que esto lo gana Scotty, que asco por Dios. Yo desde hace semanas que sólo vengo viendo la actuación de Haley y James, y la de Paul cuando éste estaba. Casey me gustaba al principio, luego se me hizo aburrido. Yo a Lauran nunca le vi la gracia, y del ganador, bueno, es que simplemente me aburre a no más poder.

Haley es una diva, baila, seduce a la cámara, muertita me quedé con lo de su padre en el escenario, y despedida apoteósica improvisando las lyrics para incluir a los judges y demás. Su voz es preciosa.

Totalmente de acuerdo con lo de JLo, la cabrona se lo ha montado muy bien.

Crítico en Serie dijo...

Rubencito, la López es una bruja que no soporta el talento a menos que antes se rinda a sus pies. Bah :)

Toray, sí, ganará Scotty, pero hubiera sido interesante ver a Haley en la final. Total, Adam Lambert perdió y superó a su adversario en la vida real, así que tampoco es lo que me importa si alguien gana o pierde. Lo que da rabia es comprobar cómo llegan a la final dos personas que hacen la misma actuación una y otra vez, que juegan la carta religiosa y que se venden como el prototipo de chico americano.
A Haley, en cambio, ni se dignaron en crearle una imagen. Mientras los demás tenían escenas familiares... ella estaba de fondo. Creo que lo máximo que dijeron de ella en el terreno personal era que se llevaba mal con Stefano. Olé.

Adri dijo...

Y ya está. No hay más que decir :)
Haley tendrá una carrera y triunfará mientras que los dos sosainas de los finalistas sacarán un disco, tendrán su momento, y serán olvidados para los restos.

fon_lost dijo...

Bennie and the Jets. Nada más que decir, señores. Haley les dejó a todos con las bragas en el suelo.