viernes, 13 de mayo de 2011

La chiripa de Chuck Bartowski

Esta entrada la publiqué ayer pero Blogger ha estado muy rebelde estos días. A ver si mañana puedo colgar algo sobre las nuevas noticias que han surgido durante el día de hoy.


Se avecinan días de titulares a mansalva. Los upfronts de mayo ya están llegando y con ellos también los rumores y anuncios oficiales. El primer titular lo proporcionó la FOX con la renovación oficial de House, que tardó más de lo habitual por las difíciles negociaciones entre la cadena y la productora (NBC Universal), y la cancelación de The Chicago Code, Lie to Me, Human Target, Breaking In y Traffic Light. Pero el más sonado, que está a la altura del fringeazo de hace unas semanas, es el encargo de una quinta temporada de Chuck por parte de la NBC.


Los rumores bastante fiables, esparcidos por el muy irritante Michael Ausiello, han consolidado a la comedia de espías como la serie con más suerte de la televisión. Desde su primer año su futuro siempre ha pendido de un hilo y aún así habrá llegado a las cinco temporadas. Chuck ha acabado siendo, contra todo pronóstico, una serie longeva. Los motivos que hay detrás de esta decisión se supone que son dos (aunque nunca sabremos las condiciones exactas): por una parte la NBC sigue con unas audiencias por los suelos y no tiene el dinero suficiente como para rellenar tres cuartas partes de su programación con productos nuevos y encima promocionarlos; y por otra la Warner habrá abaratado aún más sus costes (si esto es posible, pues a este paso ya debe pagar a la cadena del pavo para que la emita) con la esperanza de que al llegar a los 88 episodios puedan sindicarla a alguna cadena (y recibir algo de dinero extra por cada episodio producido hasta la fecha). El pedido, como siempre, será de 13 episodios pero esta vez sí que será definitivo. Ya han avisado que será una temporada corta y que pondrá la guinda a la serie.


A diferencia de otros años, sin embargo, esta noticia me ha dejado más frío que de costumbre. Tras disfrutar con la serie durante tres años como si fuera el fin del mundo, con la cuarta llegó el cansancio y llegué a la conclusión que en el Buy More había bajado el listón de calidad. Siempre había sido una serie light (pero terriblemente divertida y apreciable), pero bajó a unas cotas que no llegaban ni a ser entretenidas. Esto no quita el mérito que, estando en la cuerda floja cada año, Josh Schwartz y Chris Fedak se aseguren despedirse de la audiencia en condiciones y siempre es curioso comprobar como la mayoría de decimoterceros episodios sirven como series finales al igual que los finales de temporada. A esto se le llama respetar al espectador y no como esas series al estilo V que, aún sabiendo que quizá les van a cortar el cuello, deciden terminar dejándolo todo abierto como si sirviera para presionar a la cadena.


De momento, otros titulares que nos están dando estos días previos a los upfronts, cuando las cadenas anunciarán su programación de otoño a los anunciantes, son la decisión de la FOX de adquirir Alcatraz, la esperada serie de JJ Abrams con Jorge Garcia, The Finder, cuyo piloto se camufló en Bones, y las comedias I Hate my Teenage Daughter y The New Girl con Zoey Deschanel. La NBC por otra parte ha encargado episodios de dos sitcoms, Whitney y Up All Night con Christina Applegate, el drama-musical Smash con Debra Messing y Anjelica Huston, y la adaptación norteamericana de Prime Suspect con Maria Bello, todas producidas por NBCUniversal, la productora del conglomerado. Las opciones de Wonder Woman, en cambio, parecen ir menguando tras la dirección que le dio David E. Kelley (Ally McBeal, El Abogado) que, pese a haberle renovado Harry’s Law, ha demostrado que está en baja forma.

4 comentarios:

Sonix dijo...

La verdad es que lamento algunas de las cancelaciones, aunque como aún no estoy al día no sé si son justificadas. Parece que hay buenas series en el horizontes. Habrá que estar atentos.
Buen artículo-síntesis de todas las novedades!
Por cierto, he leído que está en peligro V también...
Un saludo!

martinyfelix dijo...

Yo no sé si alegrarme o no por la renovación, que aún queda ver como acaba la cuarta. Pero esto podría ser el final de la serie, y mucho tendrían que cambiar la cosas para que la cuarta volviera el nivel de las tres primeras.

Julio C. Piñeiro dijo...

Ahora es la ABC quien se ha puesto en plan Fox: 7 cancelaciones y 12 novedades, así de golpe. Unas cancelaciones más entendibles (a excepción, quizás, de Cinco Hermanos) que las de la cadena del zorro (aún no entiendo cómo se les ha dado por cargarse Breaking In, que les estaba funcionando bien).

Definitivamente, la 2010-11 será conocida como la temporada del gran fiasco, general, en las networks. ¿Podemos decir, ya, que se ha acabado esa tópica y manida "edad dorada" de las series, o simplemente lo que se ha acabado ha sido su extensión a las networks yankees? Porque en el cable y en la TV británica, el auge en calidad parece seguir tan fresco como el primer día.

Crítico en Serie dijo...

Julio, Breaking In sólo parecía que les funcionaba bien. Tenía un arrastre pésimo de American Idol y sin el concurso se daría de bruces automáticamente. Es curioso como el programa no les está funcionando nada bien para arrancar sus comedias de carne y hueso, al igual que Raising Hope ha demostrado tener muy poco público (4,5 millones es vergonzoso para la FOX).
Y sí, la edad dorada ha terminado en cuanto a audiencias de las networks. Nada de lo nuevo les ha funcionado de verdad.
Y si se trata de audiencias y datos, casi que también podríamos hablar del cable. La FX no consigue llegar a los tres millones con ninguna serie y sus dos últimas series se dieron de bruces; AMC tuvo un respiro con TWD, pero la audiencia de The Killing ha sufrido una terrible hemorragia últimamente; y nos quedan HBO, cuyo único éxito en años fue True Blood y ahora parece que, en menor medida, Juego de Tronos y Boardwalk Empire (para las que se han gastado lo inimaginable e igualmente no han sido los pelotazos que esperaban). Con un poco de suerte, sin embargo, Juego de Tronos será como True Blood y subirá exponencialmente para la segunda temporada, tras salir el DVD. Esperemos, que sino no llegaremos a las siete temporadas que necesita.